miércoles, octubre 28, 2009

“Pasado y presente”: El primer manifiesto comunista-gramsciano de América


Desde los primeros guevaristas-togliattianos a los últimos socialdemócratas gramscianos.

Por Gabriel S. P. Pautasso – Córdoba - Argentina

El pensador comunista italiano (Cerdeña) ANTONIO GRAMSCI se ha introducido en la cultura hispanoamericana hasta un grado tal que muchas que sus categorías analíticas integran el discurso teórico de los científicos sociales o cientistas sociales como se llama ahora a los sociólogos, a los historiadores, críticos e intelectuales en general y, hasta penetraron “técnicamente”, casi de manera abusiva, el lenguaje común de las formulaciones políticas de izquierda y democráticas.

¿Quién podría razonar sobre los grandes o pequeños problemas de todo orden de nuestros países o nuestra cotidiana realidad sociomórfica, sin apelar a palabras tales como hegemonía, bloque histórico, intelectuales orgánicos, crisis orgánica y revolución pasiva, guerra de posición o guerra de movimiento, sociedad civil y sociedad política, estado ampliado, protagonismo negro, transformismo?
Pero es innegable que la extrema proliferación del vocabulario en clave gramsciana indica un fenómeno cultural que rebasa los límites y el ámbito, siempre restringido, del mundo académico para involucrar al más amplio de la política y de sus lenguajes.
Podríamos afirmar, sin temor a equivocarnos, que la primera tentativa, en ciertos modo, “orgánica” (GRAMSCI dixit) de incorporación del pensamiento de GRAMSCI a la cultura política de la izquierda y neoliberal, surgió en el interior del Partido Comunista en la Argentina de VICTORIO CODOVILLA. En fin, HÉCTOR P. AGOSTI fue, de hecho, en los años cincuenta, el punto de referencia de un movimiento intelectual tendencialmente gramsciano.

Para una aproximación al problema, podríamos trazar una coordinada de la difusión y el itinerario de GRAMSCI en la América hispánica, introduciendo dos fechas límite:
1.- Desde la publicación de los llamados “Cuadernos de la Cárcel” en Buenos Aires por la Editorial Lautaro, en 1950, dirigida por HÉCTOR P. AGOSTI y traducida por G. MONER en 339 pp., siguiendo “Literatura y vida nacional”, prefacio de HÉCTOR P. AGOSTI, Editorial, 1952 en 336 pp. y después, “El materialismo histórico y la filosofía de BENEDETTO CROCE”, traducción de I. FLAMBAUM, Editorial, 1958 en 260 pp. y, por último, en 1960, “Los intelectuales y la organización de la cultura”, traducción de R. SCIHIARRETA, Editorial Lautaro en 181 pp., transcurre una década entera, completa de contacto con el pensamiento, la obra y los escritos del pensador sardo comunista.
2.- Hasta la realización del Seminario de Morelia sobre “Hegemonía y alternativas políticas en América Latinas”, México, 1980: treinta años de adoctrinamiento gramsciano en la América hispánica (1950-1980).
Como antecedente de esta última reunión, en septiembre de 1978, la Universidad Nacional Autónoma de México, realizó un coloquio dedicado exclusivamente a GRAMSCI, con la participación de CHRISTINE BUCI-GLUKSMANN, MARÍA ANTONIANETA MACCIOCHI, GIUSEPPE VACA (PCI) y el argentino JUAN CARLOS PORTATIERO (VC), uno de los “guevaristas-togliattianos” del grupo cordobés “Pasado y Presente”, a partir de 1963.
Estas fechas explican, en esencia, la trayectoria del pensamiento gramsciano en la América hispánica, a lo que se añade el origen y desarrollo del Foro de San Pablo, San Pablo, Brasil, con la revista “América Libre” editada en 1992, en Rosario, junio 1992, en un evento que conmemoraba el aniversario del “compañero” ERNESTO CHE GUEVARA “que es el inspirador de nuestra propuesta”. Por otra parte, el Foro de Sao Paulo se maneja con la troika soviética LULA, FIDEL y CHAVEZ, a la que se suma la Teología de la Liberación TL, con GUSTAVO GUTIERREZ MERINO, LEONARDO BOFF y MIGUEL D´ESCOTO…y porque no, FERNANDO CARDENAL S.J., hermano del trapense ERNESTO CARDENAL MARTÍNEZ, etc., etc. Veáse, revista “América libre”, nº 3 y 4; revista “Benengeli”del Movimiento de Solidaridad Iberoamericana y de RICARDO DE LA CIERVA, “Oscura rebelión en la Iglesia” – Jesuitas, teología de la liberación, carmelitas, marianistas y socialistas: la denuncia definitiva, Plaza & Janés, 1987, Barcelona, 791 pp, y en “Jesuitas, Iglesia y marxismo”, 1986.

El encuentro de Morelia, en México de 1980, se convirtió en punto de referencia de cientistas sociales y dirigentes políticos de izquierda, que acuerdan la actualidad, pertinencia y presencia de las categóricas gramscianas en materia de estrategia política y cultural para “el análisis de las condiciones de CAMBIO de las sociedades americanas”, según sus organizaciones y promotores.
El objetivo estratégico era el pensamiento de GRAMSCI fuera por todos admitido como el instrumento ideológico para experimentar “una forma de trabajar en la teoría que contribuyera a suturar la brecha abierta entre el análisis de la realidad y las propuestas teóricas y políticas de TRANSFORMACIÓN”. Léase: REVOLUCIÓN.

El aparente extraño título de esta comunicación tiene explicación a partir del neomarxista inglés de la Nueva Izquierda – PERRY ANDERSON -, quien, en lo que se refiere al marxismo occidental “actual”, enumera los siguientes lineamientos de pensamiento: “marxistas gramscianos y togliattianos, marxistas hegelo-existencialistas, marxistas neopositivistas, freudodonizantes, estructuralizantes…” (“Praxis, materialismo, y estructuralismo”, Editorial Fontanella, Barcelona, 1973, p. 18).
Por otra parte, se halla suficientemente demostrada la evidencia del origen guevarista-togliattiano de este singular intelectual marxista gramsciano de Córdoba, por el testimonio de uno sus principales inspiradores ideológicos ideológicos, quien afirma:
“…éramos una mezcla rara de guevaristas togliattianos. Si alguna vez esta combinación fue posible, nosotros la expresamos”. En la revista “Punto de Vista”, nº 29, Buenos Aires, 1887, p. 10. JOSE MARÍA ARICO.
Por lo tanto, se debe resaltar el papel decisivo de PALMIRO TOGLIATTI en la difusión, dirección e instrumentación del pensamiento de ANTONIO GRAMSCI en Italia, primero y, después – como estrategia revolucionaria – en Occidente y, especialmente, en la América hispánica. Para ello, remitimos al esclarecedor testimonio del socialista español J. IGNACIO LACASTA, en su obra “Revolución socialista e Idealismo en GRAMSCI”, editorial Revolución, Madrid, 1981, quien el página 80, escribe:
“TOGLIATTI había celosamente en Moscú los originales de GRAMSCI de los Cuadernos. Y en 1938, durante su estancia en Barcelona, comienza a estudiar las fotocopias a fondo, para iniciar lo que notable acierto, denomina GIORGIO BOCCA, la “OPERACIÓN GRAMSCI”. (Subrayado nuestro). Aún hay algo más significativo, que es el método empleado por PALMIRO TOGLIATTI para dar a conocer el pensamiento de GRAMSCI. No se trata de una exposición cronológico ni de conjunto de su obra, ni en vinculación con las condiciones históricas en que ésta se produce. Es una publicación exclusivamente temática, de los temas que le interesan a TOGLIATTI. De este modo, hasta 1956, en que verán a la luz los escritos de GRAMSCI, la visión de TOGLIATTI sobre la producción gramsciana será únicamente “cultural” o “ideológica”. Y GRAMSCI será utilizado así para la política – cada vez más reformistas – del P.C.I., sirviendo directamente “al crecimiento cultural del Parido y a su propaganda” (p. 80-81, o. cit.).
En una palabra, el GRAMSCI de TOGLIATTI fue el GRAMSCI revisado y recortado, el GRAMSCI democrático, amable, humanista, que sirve para las amplias alianzas y no anima la formación de movimientos que se coloquen a la izquierda del P.C.I. Un joven GRAMSCI mutilado que servirá para los dos objetivos reformistas de la política del P.C.I. : “para conseguir gradualmente la hegemonía POLTICA, y que, al mismo tiempo, se asegura la hegemonía CULTURAL.
En ese panorama, GRAMSCI – tributario de algunas notas distintivas del marxismo occidental – se aparta de otros en algunos aspectos esenciales: no fue un FILÓSOFO, estudio científicamente un material empírico, dedicó a la reflexión política todas sus energías y, cuando se ocupó de las superestructuras CULTURALES, lo hizo – a contramano de la tendencial preferencia por las elaboraciones estéticas – para entender su eficacia en el orden social, es decir, también como un PROBLEMA POLÍTICO.
En consecuencia, sí nos importa plantar cómo y por qué GRAMSCI se interesa por la Historia. La reflexión del teórico marxista se inscribe, en ese punto, en un doble debate: contra el fatalismo económico de KARL KAUTSKY y de NIKOLAY BUJARIN, y contra el idealismo de BENETTO CROCE y de GEORGE SOREL. En esta contienda ideológica, GRAMSCI plantea la relación dialéctica entre pasado y presente – tal es el título utilizado para nominar al grupo de intelectuales marxistas de Córdoba – y se ubica en un plano inequívoco.

“La Historia nos interesa por razones políticas, no objetivas” Q. C. III, 1723.
Es decir, como medio de conocimiento del presente que hay que transformar o conservar. En esta orientación, “Si escribir historia significa hacer historia del presente, un gran libro de historia es aquél que en el presente ayuda a las fuerzas en desarrollo a ser más conscientes de sí mismas y, por tanto, más concretamente” Q. C. III, 1983-4.

Más aún:
“Si el político es un historiador (no sólo en el sentido de que hace de que hace historia, sino en el sentido de que operando en el presente interpreta el pasado), el historiador es siempre historia contemporánea, es decir, política” Q. C. II, 1242.
Esta, la política, a su vez es entendida como “historia en acto” pág. 67 o en acción, según la traducción, Q. C. II, 1242.
Ahora bien, la recurrencia a la historia no significa que ésta sea la única explicación de una sociedad. Para GRAMSCI, una sociedad se estudia articulando tres elementos constitutivos: la economía, la política y la filosofía. Cada uno de ellos da cuenta de un fenómeno central: la economía, del valor; la política, de la relación entre el Estado y la sociedad civil; la filosofía, de la praxis. “o sea, de la relación entre la voluntad humana (superestructura) y la estructura económica”. MH, 97; CC, 3, 158.
Por lo tanto, para GRAMSCI, la ciencia unitaria de los fenómenos es la ciencia de la política, la que engloba a las otras ciencias sociales. Es que, para él, la Política no se reduce al ámbito del Estado y de los Partidos, sino que debe ser objeto de análisis en todos los niveles…

GRAMSCI propone que:
“…el análisis sociológico debe ser reformulado como política, vale decir, en los términos de acción para cambiar el mundo y no únicamente para interpretarlo. De ello se deriva que la política no es sólo instrumental. No es simplemente un medio para alcanzar un fin distinto de ella”.
O, si se prefiere, como dice el propio GRAMSCI:
“Todo es política, incluso la filosofía, o las filosofías, y la única “FILOSOFÍA” es la HISTORIA EN ACCIÓN, ES DECIR, LA VIDA MISMA” MH, 91; CC, 3, 173-4.
El interés de GRAMSCI por la historia no es un interés académico, ni tampoco un recurso para alivianar la dureza de la vida cotidiana en la cárcel. Se ocupoa de ella porque:
“La historia es verificación del pasado, actuación del presente y previsión del futuro”.
De allí su esencial atención a la historia de Italia, en especial al período clave en la formación del Estado nacional italiano: IL RESORGIMIENTO.

Para dar respuesta a las preguntas que le plantea ese proceso histórico, GRAMSCI se ve en la necesidad de elaborar nuevas categorías, pues en la tradición teórica en la que él se sitúa – el marxismo – ellas son escasas y/o insuficientes. Así aparecen – acuñadas o reformuladas por él – conceptos como CRISIS ORGÁNICA, HEGEMONÍA, SISTEMA HEGEMÓNICO, SOCIEDAD CIVIL, SOCIEDAD POLÍTICA, ESTADO, DICTADURA, BLOQUE HISTÓRICO, TRANSFORMISMO, REVOLUCIÓN PASIVA, CESARISMO, CLASE FUNDAMENTAL, AUXILIARES Y SUBALTERNAS, entre otras. GRAMSCI puede, con ellas, reconstruir los tramos significativos - a su juicio – de la historia italiana, particularmente, IL RENACIMIENTO e IL RISORGIMIENTO, y descubrir en ellas opciones, posibilidades de acción alternativas para las clases sociales, en especial las clases subalternas.

HÉCTOR P. AGOSTI, prominente y destacado miembro dirigente del P.C.A. , fue quien dirigió la publicación de los “Cuadernos de la Cárcel” o “Cartas de la Cárcel” de la Editorial Lautaro del P.C.A. en 1950, desde Buenos Aires, y comprometió a varios intelectuales cordobeses del grupo marxista-leninista “PASADO y PRESENTE” (como el nombre de un segmento de la obra de GRAMSCI), A QUIENES PUEDE CONSIDERARSE HISTÓRICAMENTE COMO LOS PRIMEROS O PIONEROS GUEVARISTAS-TOGLIATTIANOS, según la termología de la “Nueva Izquierda” o “New Left”, en la tarea de traducirlos, anotarlos, prologarlos, iniciando, de esa manera, según dirtectivas del P.C.A., un movimiento intelectual o político comunista al que consideramos como el primer manifiesto comunista gramsciano de América y uno de los primeros del mundo, dentro de la estrategia revolucionaria diseñada y planificada por el Movimiento Comunista Internacional IC, a partir de los años cincuenta, sesenta, setenta y ochenta. A TRAVÉS de su labor como director de “Cuadernos de Cultura” – PUBLICACIÓN DEL P.C.A – dedicada a temas de CULTURA y temas teóricos, en su condición de consejero de algunas editoriales de izquierda vinculadas a la organización partidaria y como director del semanario “Nuestra Palabra” entre 1958 y 1960. AGOSTI abrió una ventana a la cultura proletaria marxista italiana, cuyo contenido era manifiestamente GRAMSCIANO y TOGLIATTIANO.
La conferencia de PALMIRO TOGLIATTI sobre “El antifascismo de ANTONIO GRAMSCI”, publicada en 1953 por “Cuadernos de Cultura”, proyectar una orientación de lectura de los textos de GRAMSCI que significaban un aporte decisivo y primordial para la elaboración de la teoría marxista leninista de la cultura y por tenían un singular interés para los argentinos y cordobeses por la similitud de algunos problemas, según la visión del P.C.A. de la formación nacional de la cultura y de sus comunes fuentes liberales, esto es, en Italia, el Resorgimiento; en la Argentina, la llamada Organización Nacional de la línea Mayo-Caseros 1810-1852.
En 1962, y con motivo del artículo escrito por el intelectual OSCAR DEL BARCO titulado “Notas sobre ANTONIO GRAMSCI y el problema de la objetividad” - a quien debemos considerar como uno de los ideólogos de “PASADO y PRESENTE” y uno de los fundadores de la corriente de pensamiento guevaristas-togliattiana en Córdoba junto a: JOSÉ MARÍA ARICÓ, ANIBAL ARCONDO, HÉCTOR Naún SCHMUCLER, CARLOS S. ASSADOURIAN, FRANCISCO JOSÉ DELICH, LEÓN ROZITCHNER, CONRADO EGGERS LANG y más todavía, enviado a “Cuadernos de Cultura” para su publicación, se produjo – en el seno de la comisión de cultura del P.C.A. – una ardua discusión.
El tema era, por supuesto, el concepto gramsciano de objetividad, distinto de las concepciones filosóficas de LENIN y en relación con las tesis de FEUERBACH sobre MARX.

En 1962 y, como se venía proyectando desde 1956, ocurrió la quiebra la homogeneidad ideológica y doctrinaria del mundo comunista – conflicto chino-soviética, autonomización del PC italiano, etc., y expansión castro-comunismo y de la estrategia de la LUCHA ARMADA en América hispánica.
Frente a la alternativa de una renovación ideológica y política de resultados inciertos para el futuro destino de la organización – pues le colocaba ante magros
Resultados de una fragmentación que quizás no podría-.

La dirección del P.C.A. eligió encerrarse en la defensa extrema de las posiciones más stalinistas.
El aura de herejía que siempre rodeo a GRAMSCI se extenderá. En adelante, a otras figuras del comunismo italiano y, en particular, al propio PAMIRO TOGLIATTI.

Cuando en 1963 el grupo de choque de intelectuales cordobeses que dio origen a la experiencia de “PASADO y PRESENTE”, título que rememora una de las partes en que fue estructurado la obra de GRAMSCI, “PASSATTO e PRESENTE”, fue expulsado del P.C.A., y a esta sanción le siguieron otras que colocaron fuera del comunismo argentino a la mayoría de su sector universitario de Córdoba, y a grupos de choque de estudiantes e intelectuales de Buenos Aires, Rosario y Mendoza, se cerró por largos años la fugaz y controvertida presencia de ANTONIO GRAMSCI entre los comunistas.

GRATIAS AGAMUS DOMINO DEO NOSTRO!


Editó Gabriel Pautasso
gabrielsppautasso@yahoo.com.ar
DIARIO PAMPERO Cordubensis nº 305

IR a la portada de Diario Pampero Blog

martes, octubre 27, 2009

EL ESCUDO DE LA UNIVERSIDAD DE CÓRDOBA

Las primeras armas y el escudo actual

Hemos demostrado que hay un primer escudo y copias subsiguientes – inclusive al actual -, las cuales no se ajustan al modelo jesuítico. Nos resta averiguar las diferencias que observamos en las armas modernas respecto a las que les dieron origen, para lo cual es indispensable que antes describamos las auténticas.
El primer escudo pertenece a la especie denominada de Comunidad y Sociedad, y al segundo de los dos tipos – de comunidades eclesiásticas y comunidades seculares – en que los dividen los tratadistas.

Para una mejor comprensión, no lo describiremos en la forma apretada que acostumbran los heraldistas ni interpretamos el significado de sus piezas pues sólo haríamos vana literatura. Hasta tanto no aparezca el documento explicativo de sus símbolos, todo desentrañamiento sería completamente gratuito.
Su forma es ovalada, como la de los escudos italianos, que también suelen ser esféricos, y su campo es de la clase llamada lisa, o simple, esto es sin divisiones ni particiones.
En el cantón diestro del jefe se un SOL, parte de cuyos rayos están ocultos por el borde de la tarja; la divisa interior impide la contemplación de los extremos de algunos otros rayos.
La divisa interior, colocada en el jefe, pertenece a las denominadas perfectas, por constar de cuerpo y alma. Su cuerpo lo constituyen las iniciales o abreviatura de “JESUS HOMINUM SALVATOR” ( I H S), con la cruz encima de la H y debajo los tres clavos evocadores de la Pasión, distintivo usado por la Compañía de Jesús; su alma, el lema: “UT PORTET NOMEN MEUN CORAN GENTIBUS”, que se supone extraído del capítulo IX, versículo 15 de los “Hechos de los Apósteles”.
En la parte inferior del campo, trae un águila coronada y azorada, o sea con las alas entreabiertas, como para iniciar el vuelo, y mirando el sol ubicado en el cantón diestro del jefe.
Esta timbrado el escudo – pasando a describir sus ornamentos exteriores -, por una corona real surmontada, aparentemente unida al blasón por lazos cuyas puntas superiores se abren siguiendo el ritmo de aquélla.
El escudo se halla introducido en una cartela, encima de la cual corre la divisa externa, con esta leyenda: “UNIVERSITAS CORDUBENSIS TUCUMANIAE”, que abraza la mitad inferior del mismo.
Descripto el primer escudo, al compararlo con el actual, advertimos que éste difiere de aquél:
1) Por tener el SOL debajo de la divisa interior, cuando en las armas originales hállase arriba y en el cantón diestro del jefe.
2) Por llevar la divisa interior en un punto y en una posición distintos.
3) Por haberse abreviado así el alma de la divisa: “UT PORTET NOMEN MEUN”, cuando es de esta otra manera: “UT PORTED NOMEN MEUM CORAM GENTIBUS”.
4) Por no presentar debajo de las iniciales I H S los tres clavos evocadores de la Pasión y Muerte de Nuestro Señor Jesucristo.
5) Por habérselo cortado en porciones iguales, cuando las armas adoptadas en la génesis de la Universidad eran de campo de la clase llamada lisa o simple, esto sin divisiones ni particiones.
6) Por cuadricularse arbitrariamente el cuartel superior con líneas diagonales que descienden del ángulo siniestro al siniestro inferior. En los escudos que se presentan sin esmaltes, como es el verdadero escudo de la Universidad de Córdoba, éstos se indican únicamente así: el oro, con puntos; la plata, sin señal alguna; el gules, con líneas perpendiculares; el azur, con líneas horizontales; el sinople, con líneas diagonales que bajan del ángulo diestro del jefe; el sable, con líneas transversales y verticales; y la púrpura, con líneas diagonales que desciendan del ángulo siniestro del jefe.
7) Y, finalmente, porque la divisa externa es así: “UNIVERSITAS CORDUBENSIS TUCUMANAE”. Consultado sobre este particular el malogrado profesor de latín en el Colegio Nacional de Monserrat, DON VICENTE MUSCARA, en 1949 nos respondió: “La divisa antigua es más correcta que la actual, porque los sustantivos denominativos que significan agregando el tema el sufijo ia. Ejemplos: Italia, Graecia, Hispania, Gallia, Gernania, etc.”.

En conclusión: comparadas las armas auténticas de la Universidad de Córdoba con el escudo actual, éste difiere notable de aquéllas. Creemos que ningún momento resultaría tan propicio como el presente para recuperar el escudo que campeó en el estandarte de las antiguas ceremonias de colación de grados, y para señalar la iniciación de la ley 13.031, que por patriótico designio del Excmo. Sr. Presidente de la Nación, General DON JUAN PERÓN, regula la vida de las universidades argentinas desde el 9 de octubre de 1947.

*DESDE 1614 HASTA EL PRESENTE, LA UNIVERSIDAD DE CÓRDOBA HA USADO Y EMPLEA ARMAS PROPIAS*.

*Desde 1614, año en que abrieron las puertas de la UNIVERSIDAD DE CÓRDOBA a la juventud americana, hasta la víspera de la fecha en que se aprobaron la “Constituciones” del Padre ANDRÉS DE RADA (primeros días de diciembre de 1664), la histórica fundación de Obispo FRAY FERNANDO DE TREJO y SANABRIA careció de armas propias.
No causará extrañeza la falta de un símbolo en los orígenes del benemérito instituto, si tenemos en cuenta lo dispuesto por el Padre PEDRO DE OÑATE en sus “Ordenaciones”, vigentes con posteridad al 8 de agosto de 1621. El Provincial de la Compañía de Jesús, como Breve de Su Santidad GREGORIO XV no autorizaba a emplear escudo, maza ni pendón, etc., prescribió entonces con toda autoridad de su elevada investidura: no “tomemos armas propias”.
Nos referimos al Breve dado en Roma el 8 de agosto de 1621. El Soberano Pontífice, accediendo a pedidos formulados en nombre del Rey de España, concedió y otorgó por dicho documento a los Arzobispos y Obispos de las Indias Occidentales, y en caso de hallarse vacantes sus sedes, a los Cabildos de la Iglesias Catedrales, la facultad de conferir los grados de Bachiller, Licenciado, Maestro y Doctor a cuantos han estudiado durante cinco años en los colegios formados por los Padres de la Compañía de Jesús en las Islas Filipinas, Chile, Tucumán, Río de la Plata, Reino de Nueva Granada y otras provincias y partes de las mismas Indias donde no hubiese Universidades de estudio general, siempre que aquéllos distasen de las Universidades públicas unas doscientos millas, por lo menos. (Véase Enrique Martínez Paz, Carlos A. Luque Colombres, Luis Roberto Altamira, José R. Peña y Benito Ochoa, Constituciones de la universidad de Córdoba, PP. 75-79, Córdoba, 1944).
Léase el texto completo de la disposición del Padre OÑATE: “No demos a nuestros estudios nombre de Universidad ni tomemos armas propias, mazas, y pendón, como ellas, ni pretendamos ningún género de jurisdicción sobre los estudiantes, que no la tenemos por la bula, ante nuestras constituciones, 4ª.pe. Cap. 11.

*El primer documento que concretamente nos habla de un ESCUDO son las “Constituciones” del Padre RADA, leídas y mandadas observar en Claustro realizado a principios de diciembre de 1664. En efecto, en el Título VII, constitución 46, al ocuparse de la ceremonia del paseo de quien iba a recibir el grado de Doctor, expuso el religioso jesuita:…”y se pondrá el estandarte de la Universidad, que una parte llevará las armas de ella, y a la otra un tafetán, que hará a su costa el Doctorando, donde irán las armas del mismo.
Léase la Constitución 46: “La tarde antes del grado será el passeo del Doctorando (y adviértese que cuando pasare por casa el acompañamiento saldrá la Comunidad a la puerta, y repicarán las campanas) en cuya casa se pondrá el estandarte de la Universidad, que a una parte llevará las armas de ella, y a la otra un tafetán, que hará a su costa el Doctorando, donde irán las armas del mismo, pondráse otro escudo en un bastidor a la puerta de su casa con un dosel. Yrán para este passeo todos los Doctores, y Maestros a casa del Doctorando, y el que faltare aquella tarde perderá de la propina la mitad, y si faltare también el día, toda; pero si falta sólo el día, perderá la mitad. Todo lo cual se entiende, en caso que no lo tenga la misma Universidad ocupado, ó si no fuere por enfermedad. Saldrá delante, después de los atabales, chirimias, y bedeles con sus mazas, el estandarte; luego entre los maestros el Secretario, y seguirán siguiendo los Doctores con sus Capitarotes puestos, y sus Borlas en los Bonetes. El último será el Doctorando, que irá con capirote blanco, y sin bonete entre el Doctor más antiguo de la Universidad, y el Padrino; y assí darán vuelta á las calles más principales de la Ciudad. Y porque suele haver aquí falta de Doctores y Maestros, se convidará al Cavildo seglar, y á los principales Cavalleros de la Ciudad para que acudan al acompañamiento”.

*PARA LA CÁTEDRA DE LA ARGENTINIDAD*

*A DON LUIS ROBERTO ALTAMIRA, Jefe General de investigadores*.


Junto a: DR. ROBERTO I. PEÑA, Director del Instituto de Estudios America-
nistas, y creación de MONSEÑOR PABLO CABRERA y núcleo de la Escuela
de Historia de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad
Nacional de Córdoba,
Con Dn. JOSÉ R. PEÑA, Prbo. Dn. FRANCISCO COMPANY, Dn. EFRAÍN
U. BISCHOFF, con Sra. LELIA NELLY BAZÁN DE MIRAVET, con Srta
MARTA NÚÑEZ, Srta. LEONOR A. CÉSAR LANVERS, Srta. MAFALDA
RINER, Sr. RAMÓN FERREYRA, Sr. CARLOS ALBERTO ZEBALLOS.

Todos bajo la conducción del Delegado de la Facultad de Filosofía y Huma-
nidades, Dr. CARLOS A. LUQUE COLOMBRES.
Y del Rector de la U.N.C Dr. HORACIO AHUMADA.
Siendo Ministro de Educación de la Nación, DR. ARMANDO MÉNDEZ
MARTÍN,
Y Presidente de la Nación, General de Ejército, DON JUAN PERÓN.

*Cuaderno de Historia nº XXI. El Escudo de la Universidad de Córdoba por LUIS ROBERTO ALTAMIRA, Jefe General de Investigadores. Imprenta de la Universidad. Córdoba, República Argentina, año 1952*. (1952-2009: 57 años).

GRATIAS AGAMUS DOMINO DEO NOSTRO!


Editó Gabriel Pautasso
gabrielsppautasso@yahoo.com.ar
DIARIO PAMPERO Cordubensis

IR a la portada de Diario Pampero Blog

viernes, octubre 23, 2009

VI – LA GENERACIÓN LLAMADA “DEL 98”, LA INST1TUCIÓN LIBRE, DEL ATENEO


En los albores del siglo XX, los primeros declaradamente divorciados de su pueblo, de su patria, y de la cultura hispánica fueron precisamente los pertenecientes a la llamada “GENERACIÓN DEL 98”.

Por CONSTANCIO EGUÍA RUIZ

Uno de los principales, RAMIRO DE MAEZTU, más tarde convertido a la hispanidad y a la religión, y últimamente mártir del bolcheviquismo, nos describía cierto día el pensamiento y la finalidad de aquel movimiento pesimista y protestarlo. Avergonzados aquellos hombres de que en Convite y en Santiago los barcos españoles no hubiesen sido tan fuertes como los norteamericanos, se preguntaron el porqué de nuestra debilidad, y pensaron hallar el porqué de nuestra debilidad, y pensaron hallar su remedio en ideales de bienestar y de ilustración, los cuales encerró JOAQUÍN COSTA en la fórmula sabida de “escuela y despensa”. Y miraron al extranjero, como los “Amigos del País” del siglo XVIII, creyendo muy adelantadas fuera de España las ciencias y las artes, suscitaron, sin darse cuenta de ello, el ideal de desespañolizarse, para alcanzar a las demás naciones en la carrera del progreso.

Bien se ve, desde luego, lo que había de revolucionario y destructor de las nuevas doctrinas, ya que por buscar en lo de fuera cultura, riqueza, higiene del cuerpo, se daba de mano en lo de dentro al ideal antiguo, al ideal eterno español, la cultura y la higiene del espíritu, fuente de verdadera riqueza.
De ahí vinieron dos males. Uno fue, formarse una formarse una generación de pleno derrotismo, la cual sobre el desprecio del pasado español engendraba la impotencia práctica de la misma redención que mostraba desear, ya que ahogaba en germen la única rehabilitación posible, la de la tradición cristiana y española. Otro mal, y no menos grave, fue el perderse las ilusiones o esperanzas puestas en todo régimen de verdadero gobierno, y aguzarse así el concepto individualista de la democracia y de la libertad, tan simpático al carácter español. Uno y otro mal abría las puertas al socialismo anárquico, porque éste declara al pueblo en lo humano, árbitro y señor de su destino, al parar que le arranca de cuajo aquel espíritu vital y profundo que le daba su continuidad histórica.
Entre aquella generación o casta de hombres novecentistas, o del 98, los había discípulos o descendientes directos de SCHOPENHAUER, y estos eran, naturalmente una raza extraña de desencantados de la vida (aquí, de la vida española).porque la doctrina de aquel filósofo conduce directamente a ese remate.

“La vida es mala, y hay que trabajar por suprimirla; ella, o es esfuerzo cualquiera que sea”. Pero se daban también entre aquella gente no pocos pedantes, adoradores de NIETZSCHE, y, éste, asimismo, por caminos bien diversos, había conducirlos al pesimismo. NIETZSCHE no lleva directamente a esa conclusión fatalista. Pero, al exaltar, por el contrario, “la vitalidad de la planta humana”, y querer hacerla, a tuertas o a derechas, “lo más tropical posible” en sí y en los otros, y querer brutalmente con todo lo malo, y lo cruel, y lo cínico, si ello contribuye a la vitalidad del hombre, y al rechazar la verdad, la virtud y el bien, si se cree que perjudican a esa vitalidad egoísta, ¿quién no se asustará de las consecuencias de tal doctrina y no se despedirá de vivir suave y honradamente? ¿Quién no se hará fatal y pesimista?
Ciertamente, ese excesivo optimismo en la teoría nos eleva a las grandes decepciones y nos coloca, como orgullosos inadaptados, frente a una realidad que destila para nosotros amargura y desilusión. Por otro lado, el culto a la fuerza por la fuerza, de que hacen gala los nietzscheanos es al fin un corolario del concepto optimista de la naturaleza humana que profesó el liberalismo. Y sabido es que, a la postre, la fe demasiada en la naturaleza abandonada a sí misma produce una ciencia y una literatura sumamente triste, desencantada y pesimista, de la cual fueron ya ejemplo los románticos, y en la práctica llega hasta las convulsiones sociales que presenciamos.
Por eso, la vera España temblaba y se entristecía ante las desviaciones lamentables de aquella generación de escritores de “fin del siglo”, que, buscando el alma española que suponían perdida, no daban con el tuétano de ese espíritu. De ellos los principales, deplorando lo que veían, soñaron a su modo una reconstrucción ideal de España. Pero, ¿con qué resultado en sus lectores?
El mismo GANIVET, graciosamente ingenioso y más español que otros, cuando emitía “la fuerza creadora de su idea reconstructiva”, nos solía dejar humillados y maltrechos con su sátira escéptica y amarga. UNAMUNO, en medio de sus propias inquietudes contradictorias, nos venía siempre a declarar que precisamente en la interna lucha religiosa había él descubierto la característica subjetiva del español. ORTEGA Y GASSET no se hartaba de predicar la renovación de la masa hispana, pero había de ser, (condición desesperante) bajo el influjo externo y europeo de unos pocos. JOAQUÍN COSTA, cuya voz era siempre para España una excitación a la conquista de la fuerza, no le proponía para ello otro instrumento más que las armas de los tiempos nuevos, los libros, la economía, la despensa, y también cierta justicia ruda, pero justicia no encuadrada en las virtudes cardinales. Y parecidas a estas era las predicaciones patrióticas de otros muchos escritores de aquellas calendas.

Pues ¿qué se había de seguir de semejantes principios de resurgimiento, fundadas en el desprecio de la ESPAÑA TRADICIONAL y en la concepción MATERIALISTA de la cultura y de la historia? Que, más o menos tarde, despistado pueblo español, desconfiado de sí mismo, y sumiso en la materia, emplease sus energías más bien en suicidarse ante el fracaso de su impotencia. ¿Es algo diverso de un suicidio de esta clase la revolución COMUNISTA que descargo sobre ESPAÑA?
Otro peldaño directísimo hacia nuestra REVOLUCIÓN COMUNISTA lo pusieron desde sus varios organismos demoledores los intelectuales de la famosa “INSTITUCIÓN LIBRE DE ENSEÑANZA”. Tal vez no ha existido en España jamás un artefacto tan diabólicamente dispuesto para dar al traste con el sentido cristiano y español de nuestro pueblo, como esta colección de doctores sui generis, inficionados todos ellos de raíz de libros, en ambientes extraños y más o menos comprometidos. La fuerza de su veneno se iba enseñoreando poco a poco a poco de toda la España llamada culta, tanto dicente como docente. Y el tósigo era tanto más nocivo para ella, cuanto que se lo iban inyectando suave y disimuladamente, pareciendo más bien que la lamían y halagaban con cariño.
LA “INSTITUCIÓN LIBRE” fue fundación, ya bastante antigua, de DON FRANCISCO GINER DE LOS RÍOS en colaboración con DON GUMERSINDO ASCÁRATE y otros hombres conspicuos de significación claramente izquierdista y anticristiana. Y aunque ya desde el principio tendieron ellos, como quienes eran, a DESCRISTIANIZAR y a DESHISPANIZAR a los discípulos que sus padres incautos o mal intencionados ponían en sus manos; fue sólo más tarde, hará unos veinte o treinta años, cuando los hombres de la Institución comenzaron a influir poderosamente; justamente desde el día que se dieron maña para lograr pingües pensiones sobre el presupuesto del Estado. Hiciéronlo por vía de subvención a una serie de organismos por ellos creados y por el Gobierno de la nación opulentamente pagados y sostenidos. Y el colmo de tales subvenciones culturales fue, en efecto, el momento decisivo y culminante de su predominio.
Todo el mundo fue conociendo desde entonces, dentro y fuera de España, sus bien dotadas obras: la Junta de Ampliación de Estudios e Investigaciones Científicas, el Instituto de Material científico, el Museo Pedagógico nacional, el Museo de Ciencias Naturales, la Estación de Biología Marina de Santander, la Escuela Superior de Magisterio, el Instituto Esuela, la Residencia de Estudiantes, masculina y femenina, y otra porción de organismos culturales, dependientes en absoluto de la INSTITUCIÓN LIBRE y desligados por lo tanto de la inspección y monopolio del Estado. Más bien era la INSTITUCIÓN LIBRE la que amenazaba, por su parte, con monopolizar casi completo la enseñanza pública española; ya que habiendo copado casi en pleno el Consejo de Instrucción Pública, que últimamente se llamó “de Cultura”, comenzó a disponer a su capricho de los jurados para concursos para oposiciones a cátedras; y, teniendo ganados a su merced a muy altos personajes de la política, pudo ya influir notablemente en el nombramiento de los mismos Ministros de Instrucción Pública, autoridad máxima en la materia. Empezó, pues, de ese modo, a correr sin tasa el dinero de la nación por esa vías tortuosas y verdaderamente siniestras.

Alcanzaron pensiones subidísimas los prohombres de la INSTITUCIÓN, como directores de la misma: un COSSÍO, UN BOLIVAR, UN ALTAMIRA, UN RUDIO, UN BARNÉS, UN MOURELO, UN CASTILLEJO, UN JIMÉNEZ, etc., etc., … A varios de ellos y de sus paniaguad se les regalaron cátedras universitarias sin oposición alguna. Se puso en sus manos la prensa venal de gran especulación. Se les facilitaron medios para viajar por el extranjero y captarse nombradía y conocimiento en esferas culturales de otros países. Y mientras con esos medios extraordinarios los tales PRÓCERES institucionistas se apropiaban fuera de España. La exclusiva docencia española; muchos modestos sabios católicos de verdadero mérito veían en su impotencia que se les negaba lo más preciso para desenvolverse ellos mismos. Y, lo que aún es peor, veían que, a pesar de sus esfuerzos, la juventud hispana de uno y otro sexo, guiada por tales institutores, comenzaba a desviarse de los rumbos tradicionales de la vida clásica española. El trabajo de zapa de aquellos hombres funestos, se había enseñoreado de los centros docentes, y estaba modelando a su arbitrio el espíritu de aquella estudiosa juventud, y por ende la futura alma de la Patria.
Y NADA VALÍA que con cauta malignidad se hubiese captado y escogido para colaboradores o pensionados de la INSTITUCIÓN algunos hombres de derecha. Estos eran, en verdad, una mínima parte, y por ventura no los más distinguidos, y lo que es más importante, nada montaban como vocales en las decisiones de la Junta suprema. De suerte que, con ellos y sin ellos, fue minándose, en efecto, día por día, el espíritu juvenil de la España católica, y preparándose la explosión comunista y anárquica. Y es maravilla que, últimamente, al estallar la reacción gloriosa, haya todavía respondido tanta juventud, quier ilesa, quier contraria, el llamamiento supremo de la Religión y de la Patria. La Providencia de Dios nos ha deparado el remedio.
Y esa misma Providencia es, sin duda alguna, la que acabó de desenmascarar también a los hombres del “Ateneo de Cultura” de Madrid, otro gran foco de corrupción y aún de conspiración que padeciera España en estos últimos tiempos.
Días hubo en que el “Ateneos de Cultura” (que así se llamaba) fomentaba una cultura enraizada en la tradición hispánica e identificada con su espíritu. Eran los días de MENÉNDEZ y PELAYO el gran maestro, de BONILLA SAN MARTÍN (en esta parte bien orientado) y de sus fieles discípulos. Pero hace cosa de cinco o seis lustros, que le salió al Ateneo como un quiste maligno. Fue una tertulia o pandilla especial de literatos o periodistas inquietos y amargados, que tomaron posesión plena de aquella docta casa, no para hacer precisamente cultura española, sino para “hacer política”, la política más baja y antiespañola que conociera España.
No hablamos aquí de los socios modestos y sensatos que frecuentan la magnífica Biblioteca, o asistían a las clases y conferencias. Nos referimos tan sólo a los inquietos y bulliciosos que atronaban el salón llamado “La Cacharrería”, punto de unión y sede de muchas medianías fracasadas y de muchos vanidosos petulantes. Aquella especie de mentidero universal era el centro de las discusiones más atrevidas y de todos los más rabiosos prejuicios y sectarismos. El ambiente pútrido y disolvente de la Masonería se mascaba en aquella sala. Todo allí conspiraba a derribar por todos los medios el orden establecido; y al mismo tiempo que se blasfemaba de Dios en la tribuna, se atacaba, entre aplausos y ovaciones inenarrables, al Jefe del Estado, única persona que no podía defenderse.
El Ateneo era en los últimos tiempos de la Monarquía, presidido por don MANUEL AZAÑA, un centro de conspiración republicana y antiespañola, subvenciono por los gobiernos de Su Majestad. El triunfo de la República fue su propio triunfo. Los tertulianos de la “Cacharrería” se esparcieron para tomar su porción en el alegre reparto de los altos cargos. Y puede decirse que la tertulia ateneísta, durante la República, HA ESTADO GOBERNANDO, O DESGOBERNANDO a España y llevándola al abismo con suprema inconsciencia; hasta que ha despertado la espada vengadora del Ateneo, y la ha querido salvar arracándola de las garras del SOCIALISMO, antes que el fracaso de los gobernantes acabase de envolver a la nación entera en su propia RUINA…

*En suma, dice publicista OSCAR R. WAST en su libro “Jesuitas, opus dei, cursillos de cristiandad. (Origen y Finalidad)” México DF, 1971, 217 páginas, a modo de conclusión: “Observamos a JOSÉ ESCRIVÁ DE BALAGUER en sus origines (década de 1920) como capellán de estudiantes en Madrid y profesor de la escuela de periodismo de “El Debate”, periódico que pertenecía a la A.C.N.D.P. El terreno espiritual de España en ese momento es un intrincado laberinto donde el laicismo y el liberalismo – con parte de la INSTITUCIÓN LIBRE DE ENSEÑANSAS”, que dirigió GINER DE LOS RÍOS con auténtico sentido de maestro y que tuvo en distintas generaciones de españoles pensantes un influjo decisivo. Nos permitimos transcribir algunas citas de J. CÉSAR CHÁVEZ mencionando al Instituto y a su director GINES DE LOS RÍOS. (Cfr. JULIO CÉSAR CHÁVEZ: “Itinerario de Manuel Machado” Ed. Nacional, año 1968. En este libro a propósito de la vida del poeta se inserta el desenvolvimiento del Instituto Libre de Enseñanza, páginas 32 y siguientes: La Institución “no era sólo una escuela, sino un Centro de carácter social y político, en muchos cosas semejante a un Orden religiosa, en el que un grupo de científicos del siglo XIX trató de impulsar de una nueva España”. (Páginas 54, 55)*.

GRATIAS AGAMUS DOMINO DEO NOSTRO!

Editó Gabriel Pautasso
gabrielsppautasso@yahoo.com.ar
DIARIO PAMPERO Cordubensis

IR a la portada de Diario Pampero Blog

jueves, octubre 22, 2009

Las atrocidades israelíes

Es innecesario decir que las atrocidades cometidas por los judíos han quedado hasta hoy completamente impunes. En un caso, los EE.UU. hasta le dieron dinero a Israel por haber masacrado a marineros norteamericanos.

Fue durante a principios de 1944 que los judíos en Palestina se volvieron contra el gobierno mandatario británico, apuñaleándolo por la espalda, incluso mientras Gran Bretaña estaba debatiéndose tratando de conquistar a la Alemania nacionalsocialista a los supuestos efectos de rescatar los judíos de Europa.
En febrero de 1944, una de las organizaciones terroristas judías, la BANDA STERN, mató a un inspector de policía británico y a un alguacil. En marzo, los judíos mataron a otros 8 policías británicos, incluyendo al vice-superteniente de Jerusalem.
El 8 de agosto de 1944, la BANDA STERN trató de asesinar – sin éxito, pero fallando por poco – al Alto Comisionado Británico en Palestina, SIR HAROLD MACMICHAEL, aunque mató a ocho alguaciles británicos en el intento. El ¡º de noviembre, dos judíos palestinos asesinaron a Lord MOYNE, ministro de estado residente para el Medio Oriente, en El Cairo. A medida que la guerra se aproximaba a su fin en Europa, la IRGUN – otra organización terrorista judía – acuño la consigna de: “El día “V” de los británicos es el día “D” para nosotros”.
Los judíos incrementaron ampliamente su campaña de asesinatos durante en 1946, llegando a matar a 49 soldados británicos y a 28 policías. Entre los acontecimientos de ese año cabe señalar el ataque del 25 de abril a una playa de establecimiento militar en Tel Aviv (dónde entraron en las carpas de los soldados, matándolos mientras dormían) y el atentado con explosivos contra el Hotel King David de Jerusalem – 22 de julio – que causó la muerte a 81 personas. En diciembre capturaron y azotaron a un Mayor de la 2ª. Brigada de Paracaidistas y a tres sargentos. Uno de los sargentos informó que los atacantes habían estado histéricos de gozo durante la sesión de latigazos.
A lo largo de 1947, los judíos continuaron, con entusiasmo, su campaña de “maten-a-los-británicos”. El 1º de marzo, la IRGUN destruyó el Club de Oficiales Goldsmith en Jerusalem, matando a 13 personas. El 18 de abril los judíos atacaron a un puesto británico en Nathanya, matando a una persona y dinamitando la sala de revisación médica. El 22 de abril, la banda STERN atacó el tren de El Cairo-Haifa, matando a cinco soldados.
El 2 de julio de 1947 se perpetró posiblemente una de las ATROCIDADES más abominables de la sangrienta campaña judía. Dos sargentos británicos fueron secuestros por la Banda STERN y no fue sino hasta el 21 de ese mes que sus cuerpos fueron descubiertos colgando de árboles de eucaliptos en una arboleda de Nathanya. Las manos de las víctimas habían sido atadas a la espalda y jirones de camisa cubrían sus cabezas. Un cartel, sujetado a los cadáveres, rezaba: “ESTA ES LA SENTENCIA DEL ALTO TRIBUNAL DE LA IRGUN”. Toda la zona alrededor de los cuerpos estaba minada y, cuando se procedió a recuperar a uno de los cadáveres, explotó un artefacto cazabobos sujeto al mismo hiriendo gravemente a un oficial británico. Pocos días más tarde, la IRGUN anunciaba públicamente que los dos ingleses habían sido ahorcados por pertenecer al “Criminal Nazi-Británico Ejército de Ocupación”. Una fotografía de la atrocidad fue tomada por un fotógrafo de la Associated Press Y LA COPIA, EN RADIOFOTO, DE LA MISMA APARECIÓ EN LA PRIMERA PLANA DEL “DAILY EXP`RESS” DEL 1º DE AGOSTO DE 1947. La publicación de este fotografía desató una tormenta de protestas judías y, tiempo más tarse tanto la foto como todo registro conectando con ella, fue quitado de los archivos de la Associated Press.
Pero la campaña de terror prosiguió sin mermar. En septiembre, la IRGUN mató a 9 policías palestinos en un atentado con explosivos contra el cuartel general de la policía en Haifa. Cartas explosivas mataron a prominentes políticos británicos. Un informe en la Casa de los Comunes reveló que, desde el fin de la guerra, los judíos habían matado a un total de 127 soldados británicos y herido a otros 31.
Llegó 1948 y los judíos proseguían con su campaña asesina. En febrero mataron a 27 soldados británicos en un ataque a un tren en Rehoboth. Dispararon contra dos policías que yacían en la cama, en el Hospital Wallach de Jerusalem, y mataron a otro policía a otro policía británico cuando asaltaron la clínica Hadassah, también en Jerusalem.

La Banda STERN envío por correo otra banda de cartas explosivas, esta vez a diplomáticos británicos de todo el mundo. En mayo, un paquetes explosivo mató a un hermano de un soldado, en Inglaterra. Un atentado fallido también se efectuó para colocar una bomba de tiempo bajo el asiento del Secretario de Relaciones Exteriores, ANEURIAN BEVAN, en la Casa de los Comunes.
Para el momento en que las fuerzas británicas fueron retiradas de Palestina, en 1948, dejando a los judíos en libertad de tomar libremente las tierras de los palestinos, alrededor de 150 soldados británicos y 70 policías de la misma nacionalidad habían resultado asesinados por los judíos. La mentalidad judía, impulsora de estos asesinatos, se halla escalo – fríamente descripta en “Memoirs o fan Assasin: Confessions of a Stern Gang Killer” de un tal “Avner” publicadas por ANTHONY BLOND, en 1959:
“Para la Lehi (la banda STERN) por el otro lado, un inglés siempre sería un goy (no-judío) MUGRIENTO QUE PODÍA SER MATADO TAN SÓLO POR ESTE MOTIVO…Más tarde vi aparecer este odio biológico durante el curso de las operaciones, como en el caso de un Sabra (judío nacido en Israel) DE 18 AÑOS QUE, después de haber disparado una ráfaga de subametralladora de lleno y directo al cuerpo de un policía, en lugar de salir corriendo, se quedó un buen rato dando vueltas alrededor del cadáver casi frío ya, mientras lo golpeaba con la culata de su arma”.
Estas atrocidades no fueron cometidas por una banda de exaltados, desautorizados por la “moderada mayoría judía”, tal como nos lo quieren hacer creer los israelíes actuales. El Libro Blanco de la Oficina Colonial Británica de 1946 8Referencia: Mmnd. 6873) REVELÓ que el HAGANAH y la Agencia Judía de BEN GURION también fueron partícipes de este PROGRAMA de EXTERMINIO.

Mientras el Gobierno británico se preparaba para rendir incondicionalmente a PALESTINA y al MEDIO ORIENTE a tribus de gangsters judíos, éstos por su parte, se preparaban para redirigir su programa asesino contra los palestinos nativos. El 10 de abril de 1948, sólo un mes antes de que los soldados británicos, las bandas de la IRGUN y de la STERN – conjuntamente – lanzaron un ataque militar contra el pueblito de DEIR YASSIN, en las afueras del propio Jerusalem. Los 600 habitantes fueron cercados y despojados de todos sus efectos de valor. Después, los judíos se pusieron a matar sistemáticamente a los árabes. En esta ocasión, aproximadamente 260 árabes resultaron masacrados. Incluidas en esta cifra están 25 mujeres embarazadas cuyos cuerpos fueron cortados y abiertos a bayonetazos; 52 madres con niños de muy corta edad, así como otras 60 mujeres y niñas jóvenes. Hubo niños descuartizados a la vista de sus madres. Varios cuerpos fueron arrojados a pozo de agua. Algunas de las mujeres árabes, más “afortunadas”, no fueron asesinadas pero resultaron despojadas de sus ropas, arrojadas sobre camiones abiertos, y paseadas a través de las calles del entonces Barrio Judío de Jerusalem en dónde se las insultó y en dónde el populacho local las escupió.
Nuevamente, los actuales apologetas del sionismo tratan de señalar que: 1) los habitantes fueron prevenidos mediante altavoces para que abandonasen el lugar; 2) el ataque fue obra de “exaltados” y 3) los árabes dispararon primero. De hecho, el altavoz no funcionaba ya que el vehiculo (robado) sobre el cual había sido montado se metió en una acequia y la instalación se descompuso. Además, a pesar de que el ataque fue llevado a cabo por las bandas de la IRGUN y de la STERN, el HAGANAH oficial sabía perfectamente bien que estaba planeado. La verdad es que, en una de las etapas iniciales del operativo, la brigada-élite “PALMACH” del HAGANAH participó de la masacre, pero la brigada fue rápidamente retirada cuando las implicancias políticas de su participación comenzaron a ser comprendidas por sus comandantes. Finalmente, es cierto que los árabes el primer tiro pero esto, obviamente, no fue sino un vano esfuerzo por detener el masivo ataque de los enloquecidos judíos. El jefe de la IRGUN que participó en la carnicería de Deir Yassin fue MENACHEN BEGUIN quien, más tarde, se convertiría en el Primer Ministro de Israel y después Premio Nobel de la Paz junto al Presidente de Egipto, SADAT. En una conferencia de prensa, efectuada en Tel Aviv el 28 de octubre de 1956, BEGUIN dijo lo siguiente acerca de los judíos y el humanitarismo:
“Vosotros israelitas, vosotros, no debéis volveros tan clementes al matar a vuestros enemigos. No tendréis misericordia con ellos hasta que hayamos destruido su así llamada cultura árabe, sobre su cuyas ruinas construyeron nuestra propia civilización”.

Cuando este hombre fue llamado a pronunciar un discurso en un banquete organizado por un prominente organismo judío en Londres, hace algunos años atrás, su “curriculum vitae” de atrocidades y carnicerías de ingleses y árabes por igual fue expuesto por manifestantes patrióticos británicos. La visita fue rápidamente cancelada. Sin embargo, BEGUIN continuó disfrutando de su gira por varios otros lugares del mundo; notablemente, también por la República Sudafricana.
Probablemente el crimen de guerra más grotesco, y uno de los más sangrientas, fue la masacre de la tripulación del “USS LIBERTY”; un barco-espía norteamericano anclado frente a las costas israelíes durante la guerra de 1967 o “los seis días”. El “Liberty”, un barco de carga remodelado, disponía de una capacidad defensiva formada por los arcaicas ametralladoras calibre “50”. Su principal función consistía en vigilancia radial y, de hecho, era un barco gemelo del “USS PUEBLO” que sería capturado por los coreanos del norte en enero de 1968.
El 8 de junio de 1967, el “Liberty” fue atacado por tres aviones “Mirage” ISRAELÍES. En cinco o seis pasadas rasantes los aviones acribillaron al barco con el fuego de sus armas y un posterior recuento contabilizó 821 impactos claramente visibles. Antes de que el barco pudiese escapar, volvió a ser atacado pero, esta vez, por tres lanchas torpederas de alta velocidad. La nave fue “trabajada” con más fuego de artillería por las lanchas torpederas y, finalmente, dos torpedos se encargaron de inutilizarlo. 34 tripulantes norteamericanas resultaron muertos y 164 fueron heridos, incluyendo al capitán.

POCO DESPUÉS, dos helicópteros sobrevolaron en círculos el barco, y, a través de un potente altavoz, se les preguntó a los norteamericanos si necesitaban alguna ayuda. La respuesta del capitán MCGONAGLE fue lo que se dice explícita: “¡VÁYANSE AL INFIERNO, BASTARDOS!”. El “Liberty” se desplazó lentamente hacia el oeste y, 7 días más tarde, arribó a Malta. A mediados de julio ya estaba lo suficientemente emparchado como para cruzar el Atlántico, pero fue dado de baja y desechado como chatarra en Norfolk, Virginia, asiento de la flota del Atlántico, poco tiempo después.
Los israelíes pidieron inmediatamente disculpas por el ataque, alegando que habían confundido al “Liberty” con un barco de suministros egipcio: el “EL QUSEIR”. Sin embargo, el “Liberty” no tenía nada que se le pareciese al barco egipcio. Estaba claramente identificado, navegaba bajo bandera norteamericana y se hallaba en aguas internacionales.
Un par de congresales norteamericanos hizo algo de ruido en cuanto a una indemnización por parte del gobierno israelí. Pero, fuera de eso, se produjo un silencio mortal en todo lo referente al asunto; tanto por parte de los normalmente muy dicharacheros columnistas periodísticos. Los parientes de un marino que sufrió daños cerebrales permanentes durante el ataque, reunieron fondos para exigir una demanda por daños y perjuicios ante la Corte Internacional de La Haya, pero fueron visitados por un representante del Departamento de Estado QUE TRATÓ DE PERSUADIRLOS PARA QUE RETIRARAN LA DEMANDA.

La Corte de La Haya rechazó la demanda con la indicación que el gobierno norteamericano debía demandar directamente al israelí. Al principio, los israelíes rechazaron de plano toda responsabilidad, alegando que la presencia del “Liberty” en la zona había sido “provocativa”. Cuando un congresal trató de incluir una cláusula de compensación por el “Liberty” en una ley norteamericana de ayuda financiera a Israel, Washington ni siquiera se dignó contemplarla.
Más tarde, los israelíes pagaron 3 millones de dólares en compensación a las familias de los 34 muertos. Posteriormente, pagaron 3,5 millones de dólares a los 164 heridos. Pero, de acuerdo al congresal JOHN R. RARICK de Louisiana, la “compensación” fue pagada mediante una disposición especial de ayuda norteamericana al exterior votada ex profeso a tales efectos.
Lo absolutamente cierto es que los israelíes nunca pagaron un solo centavo por la destrucción física nunca presionó para obtener pago alguno. Cuando el capitán MCGONAGLE recibió su medalla de Honor por su actuación a bordo del “Liberty”, el lobby israelí en Washington se aseguró de que en su citación no se hiciera ninguna mención a Israel. Dicha citación, en efecto, mencionó solamente un ataque por parte de barcos y aviones “extranjeros”.
A PESAR DE QUE los israelíes prometieron efectuar una Corte Marcial para los involucrados en el “error”, ningún juicio se efectuó jamás. Por el contrario, fueron víctimas y quienes salieron a defenderlas (como, por ejemplo, RARICK) quienes resultaron hostigados por parte de varias agencias gubernamentales tales como la Oficina de Impuestos Internos.
La verdad es que los israelíes atacaron deliberadamente al “Liberty” ya que el barco estaba escuchando las trasmisiones de las radios militares judías. Existía el riesgo cierto de que los norteamericanos descubriesen que Israel no era el “humilde David frente al Goliat ÁRABE” como se pretendía. De hecho, los israelíes habían planeado capturar las alturas del Golan como parte de un programa estratégico de expansión. Con los norteamericanos tratando de llevarse a los árabes fuera de la esfera soviética, hubiera sido factible que los EE. UU. Expusiesen los planes israelíes para ganarse la confianza árabe. El ataque al “Liberty”, el asesinato de 34 norteamericanos y las heridas infligidas a 164 más, terminaron con esa posibilidad.
Hasta hace poco, la única mención a la ATROCIDAD cometida con el “USS LIBERTY” provino de publicaciones conservadoras norteamericanas tales como el “Herald of Freedom” y el Semanario “Spotlight” (300 Independence AVENUE, S. E. Washington DC 20003 USA). Sin embargo, durante el verano de 1976, una conocida revista inglesa publicó una nota en dos partes, con tanto éxito que su autor, ANTHONY PEARSON, decidió publicar un libro un libro al respecto: “Conspiracy of Silence” (“Conspiración de Silencio”), Ed. Quartet, Londres, 1978.

*Extractado de: RICHARD HARWOOD, “Las democracias asesinas”, Editorial Avanzada, pág. 17-24, s/fecha.

GRATIAS AGAMUS DOMINO DEO NOSTRO


Editó Gabriel Pautasso
gabrielsppautasso@yahoo.com.ar
DIARIO PAMPERO Cordubensis

IR a la portada de Diario Pampero Blog

domingo, octubre 11, 2009

Oswald Spengler (1880-1936*)

“La obra de Spengler fue grande y buena. Cayó como una lluvia de tormenta, quebrá ramas podridas, pero fructifico una tierra ansiosa y fecunda”.
Alfred Rosemberg

Una de las personalidades más fascinantes del siglo XX, acentuada sensiblemente quizá por el ostracismo ya que ha sido relegada por los oscurantistas victoriosos en mayo de 1945, es la del filósofo alemán OSWALD SPENGLER, quien naciera en Blackeburgo-am-Harz en 1880 y cuyas teorías y pensamiento lograron sus más altas cotas de predicamento en la década de los año “20”.
Pese al gigantesco aporte no sólo al estudio sistemático de la historia, sino también a la Sociología, es hoy ignorado por toda cátedra de Filosofía, por no mencionar siquiera ya las ciencias sociológicas, que en un esfuerzo monumental a regañadientes a un VILFREDO PARETO o un MOSCA, sin los cuales por otra parte, debería recluirse en la monótona subjetividad de la perezosa escuela marxista. Lo innovador de su concepción, su rechazo de toda forma de “progresismo” y/materialismo e igualitarismo, las imputaciones de “reaccionarismo” (pese a ser hijo de un minero) que han pesado sobre SPENGLER, y su carácter orgulloso y paradójicamente aristocrático, son acaso, a la vez que sus características principales, las causas por las que el mundo moderno, la hiposociedad, la subsociedad, la sociedad de la consunción , lo ha anatematizado, expulsándolo del Parnaso filosófico. Cuando a fines de la primera conflagración mundial de 1914 a 1918 escribió su obra cumbre LA DECADENCIA DE OCCIDENTE, el mundo asistía ya al auge de la interpretación progresista de la historia. Es así que el progresismo la teoría del desarrollo lineal de la historia y la cultura mediante un interminable proceso evolutivo que conducirá a la humanidad desde un primer estado de barbarie y primitivez hasta alturas inimaginables de bienestar, paz, y progreso. Todo pasado era abominable y prometedor. Esta interpretación progresista es absolutamente absurda y materialista, que solo atiende a un hipotético desarrollo del hombre desligado de toda concepción espiritual, no admite más que la existencia de una única cultura, con una única evolución.
Por el contrario, sostiene SPENGLER en la Decadencia de Occidente, demostrándolo con un minucioso sistema analógico, que toda cultura sigue un proceso orgánico, y, en consecuencia, afirma la pluralidad de las culturas. Toda cultura es equiparable a un cuerpo vivo, a un organismo vital que nace, vive y muere siguiendo unas leyes biológicas prefijadas de antemano. Toda cultura, tras su nacimiento, pasa por estadios de esplendor primero y de decadencia después, para llegar, por fin, a la muerte, que si es irrevocable, nunca es total pues su patrimonio, la Tradición, se reproduce en ciclos históricos. La concepción cíclica de las culturas es una constante del pensamiento tradicional; aparece – dice SPENGLER – en una u otra forma en místicos como JOACHIN DE FIORE y en filósofos como JUAN BAUTISTA VICO, y se asocia, también SPENGLER, en la idea del devenir constante (el “todo fluye”) del aristocrático y esotérico HERÁCLITO, que vivía en Éfeso durante la dominación persa de DARÍO.

Asimismo, F. NIETZSCHE, al enseñar de la “doble eternidad” DEL TIEMPLO, había de influir en SPENGLER en forma destacada.
Para el pensador alemán, todas las culturas conservan una estructura idéntica, pese a las diferencias de localización y de época. A TRAVÉS del disciplinado estudio efectuado por él con un sentido morfológico de la historia, del pathos de las anteriores culturas, nacidas de manera ignorada y misteriosa, conquistadoras de las mayores cenits y enfermadas, al cumplir su propio ciclo, para desaparecer en el devenir histórico, creía poder adivinar el mismo destino de Occidente.
El posteriores ensayos doctrinal-político, tales como “Prusianismo y Socialismo (1919, 90 años), ¿Pesimismo? (1921), Reedificación del Reich alemán (1924) y “Años decisivos” (1933), SPENGLER desarrolló estos temas y abordó en forma particular el estudio de los factores de la decadencia política de la época moderna, así como el de la construcción de una nueva sociedad. En el primero de ellos se pronunciaba ya por la verticalidad y la jerarquía frente a la democracia liberal, por una victoria, del deseo y voluntad de poder y no del triunfo del dinero”.
“Años decisivos” es el análisis exhaustivo de las ideologías que, a partir de la Revolución Francesa 1789-1814, han conducido al caos del mundo moderno. El racionalismo: “Orgullo del espíritu urbano desarraigado, no guiado ya por ningún instinto fuerte, que mira de alto abajo, con desprecio, al pensamiento pletórico de sangre del pasado y a la sabiduría de las viejas razas campesinas. Su subproducto inseparable el liberalismo: “El principio plebeyo de la igualdad, esto es, la sustitución de la odiada calidad por la cantidad y de la capacidad envidiada, por el NÚMERO”. La utopía democrática: “un pueblo no puede gobernarse a sí mismo, como tampoco puede mandarse un ejercito a sí mismo”.
La identidad entre marxismo y capitalismo: “El capitalismo y socialismo tienen los mismos años, son íntimamente afines, han surgido de la misma manera de ver las cosas. Se hallan tarados de las mismas tendencias”.
La destrucción de la cultura y no la rendición del pueblo como finalidad del marxismo: “El ideal de lucha de clases es la famosa SUBVERSIÓN; no es la construcción de algo nuevo, sino la destrucción de lo existente. Es un fin sin porvenir. Es la voluntad de nada. Los programas utópicos no tienen más razón de ser que el soborno de las masas. Nada aglutina más ni mejor que el ODIO”.
Para SPENGLER “esta revolución no tiene en su trasfondo nada que ver con la economía. Es un largo período de descomposición de la vida total de toda una cultura”. Incluso “la abundancia de hijos, señal primer de un raza sana, se hace molesta y ridícula”. Advierte SPENGLER, que el marxismo une la lucha de razas a la lucha de clases, mientras Occidente se agota, los pueblos fronterizos, atizados or el comunismo internacional, se disponen al asalto final de la civilización.
AL CREER PODER ANALIZAR EL FUTURO EN PRETÉRIDOS OCASOS, fue tachado de fatalista; sus predicciones valen, sin embargo, en nuestro mundo, tanto para la caótica situación general, como para las situaciones particulares que se interrelacionan e insertan en ella. Tan válido es hoy como ayer su pensamiento de que, cuando la una civilización peligra, es siempre un pelotón de soldados el que la salva. Pero SPENGLER nos dice: “HEMOS NACIDO EN ESTE TIEMPO Y HEMOS DE RECORRER VIOLENTAMENTE EL CAMINO HASTA EL FINAL”. Y así pese a los siglos, debemos volver a cumplir el deber, permanecer en nuestro puesto “COMO AQUEL SOLDADO ROMANO CUYPO ESQUELETO SE HA ENCONTRADO DELANTE DE UNA PUERTA EN POMPEYA, Y QUE MURIÓ PORQUE AL ESTALLAR EL VESUBI OLVIDÁRONSE DE LICENCIARLO. ESO ES GRANDEZA; ESO ES TENER RAZA, ESE HONROSO FINAL ES LO ÚNICO QUE NO SE LE PUEDE QUITAR AL HOMBRE”.

*LOS AÑOS DECISIVOS*

En 1922 SPENGLER publicó su obra Prusianismo y Socialismo y, en 1937, Años decisivos; entre ambas fechas el mundo occidental había experimentado tremendas convulsiones: la crisis económica mundial iniciada el “martes negro” de Wall Street, el acceso de Hitler al poder, la quiebra aparente de las democracias liberales, y se anunciaba ya, menos para los ciegos y los sordos, el fulgurar y el estruendo de la más mortífera guerra de la Historia. Forzosamente los ensayos de SPENGLER se vieron influidos por tan importantes acontecimientos; su importancia mayor procede de que se incorporaron, como breviarios de fundamento científico aparente, a una literatura que acentuaba ansias de dominio y destrucción bajo acordes wagnerianos.
Prusianismo o socialismo parecían ser, en 1922, términos de un dilema para Alemania. SPENGLER preconiza su fusión, ya que ambos son muestra del destino de la cultura fáustica y no de la democracia representaba por la república de Weimar. La sangre, esto es, la raza, es el único factor decisivo en la Historia y la raza humana prusiana posee capacidad para fundir los dos términos del dilema. Como mucha gente de su época, SPENGLER se preguntaba qué iba a suceder. De inmediato creía en la restauración en Alemania – UN SENTIMIENTO por otra parte tan general que llevaría al curioso contrasentido de la presidencia de HINDENBURG, monárquico convencido al frente una república (¿?) – y en un declinar de la democracia, que eran productos de la anarquía francesa y de la piratería británica. A más largo plazo esperaba la unificación de Europa bajo el signo de Alemania restaurada.
Los pueblos europeos pertenecen a una cultura moribunda y deben prepararse, en estos AÑOS DECISIVOS, a afrontar su destino. De ellos depende el que la última etapa pueda cubrirse con gloria o acelerarse el término,, pues ya, fuera de sus fronteras, se mueven los nuevos bárbaros, RUSIA – no la Rusia soviética, pues SPENGLER creía que el comunismo, producto de la importación, desaparecería como los barnices europeísticas de PEDRO EL GRANDE – y los pueblos de color. SPENGLER pensaba que Rusia, vuelta al espíritu campesino, rural, de las estepas que anunciara DOSTOIEVSKI, sería el comienzo de UNA NUEVA CULTURA A SUSTITUIR A LA FÁUSTICA. Rememorando a TOLSTOI, llegaba en ocasiones a referirse a un TERCER CRISTIANISMO.


Presentamos dos obras, de eminentes historiadores, como WILHELM BAUER y HENRI-IRENÉE MARROU, para demostrar que los principios de SPENGLER no eran aceptados y rechazados por el mundo filosófico y científico. Se trata de “Introducción al estudio de la historia” y “El conocimiento histórico”. También deben citarse como adversarios ideológicos a pensadores de la talla de JOSÉ ORTEGA Y GASSET, HENRI BERGSON y KARL JSPERS.

AHORA BIEN, OSWALD SPENGLER (1880-1936) es el más destacado filósofo de la cultura en esta dirección vitalista. Imitando a su mentor NIETZSCHE, vivió solitario, aislado en su aristocrática soledad y despreciando a la plebe. Su obra fundamental, que obtuvo extraordinaria resonancia sobre todo en la Alemania vencida y decaído es DER UNTERGANG DES ABENDLANTES, UMRISSE EINER MORPHOLOGIE DER WELTGESCHICHTE , 2 VOLS., Munich, 1918-1922, con numerosas ediciones y traducciones. La decadencia de Occidente. Bosquejo de una morfología de la Historia Universal, traducción MANUEL GARCÍA MORENTE; otros, EL HOMBRE Y LA TECNICA; AÑOS DECISIVOS y HERÁCLITO.



*DECADENCIA DE OCCIDENTE*

La doctrina spengleriana se condesa en esta su célebre obra, tan leída en el mundo en los decenios entre las dos guerras mundiales. En ella pretende dar una explicación filosófica de la historia universal, porque SPENGLER tiene horror a teorías y sistemas y desprecia la filosofía profesoral. La obra, en efecto, nada tiene de discurso sistemático; presenta un laberinto complicadísimo de concepciones históricas y culturales en una abigarrada acumulación de datos históricos, de arte, de religión, de política de todas las épocas y países del mundo, en el más extraño desorden. La inflación y barroquismo culturalistas anegan el seno de su pensamiento, que es oscuro y difícil de extraer.
La filosofía de este libro la debo a la filosofía de GOETHE, tan desconocida, y en mucho menor cuantía, a la filosofía de NIETZSCHE…En las siguientes palabras no quisiera ver cambiada ni una tilde: “La Divinidad es activa en lo viviente, no en lo muerte; está en lo que deviene y se transforma, no en lo ya producido y petrificado. Por eso la razón, en su tendencia a lo divino, se aplica a lo que vive; el entendimiento se aplica a lo producido, petrificado para utilizarlo. En estas palabras se encierra toda filosofía.
Estas últimas palabras de su obra, que suelen citarse, condensan bien el fondo de su pensamiento metafísico, un naturalismo biologista de corte nietzscheano, en el que la vida, expresada en la sangre, es el principio cósmico inmanente al mundo que dirige, como voluntad de poder, todos los procesos de las culturas y el vivir del hombre en sus eternos retornos cíclicos.
Cfr. TEOFILO URDANOZ, O. P. , Historia de la Filosofía, VI, segunda edición, B. A. C. , Madrid, 1988, págs. 159 a 161, Vitalismo cultural historicista.

Socialismo y Jesuitismo
El socialismo moderno quiere crear la forma laica del jesuitismo: cada individuo convertido en instrumento incondicional. Pero el fin, el para qué, todavía no se lo ha descubierto.
F. NIETZSCHE, O. C. Vol. IX, p. 28. Edición Aguilar.

Ejemplo maravilloso
En Nüremberg de la época de DURERO, el hombre sencillo se gozaba sin envida en la magnificencia de las clases superiores. Algo del esplendor de su ciudad patria recaía sobre él, y consideraba que su manera de vivir dependía de ese esplendor, y que otro estilo de vida no habría de serle grata.
SPENGLER, O. Años decisivos, pág. 93.

El fin de un ciclo
Una república moderna no es más que la ruina de una monarquía que se ha desahuciado a sí misma.
SPENGLER, O. Años decisivos, pág. 41.

Para los jóvenes que luchan por IDEAS VIEJAS

El “capitalismo” y el “socialismo” tienen los mismos años, son íntimamente afines, han surgido de la misma manera de ver las cosas y se hallan tarados con las mismas tendencias. El socialismo no es más que el capitalismo de la clase inferior.
SPENGLER, O. Años decisivos, pág. 122.

Por último, UN TEXTO VENERABLE

También el marxismo es una religión, no en la intención de su promotor, pero sí en lo que el séquito revolucionario ha hecho de él. Tiene sus santos, sus apósteles, sus mártires, sus padres de la Iglesia, su biblia, su misión; tiene dogmas, inquisición, una ortodoxia, una escolástica, y sobre todo una moral peculiar, o más bien dos, como cualquier iglesia. Y el hecho de que su doctrina sea enteramente materialista, ¿qué diferencia supone? ¿Acaso lo son menos los sacerdotes que intervienen como agitadores en las cuestiones económicas? ¿Qué son los sindicatos cristianos? BOLCHEVISMO CRISTIANO Y NO OTRA COSA.

SPENGLER, O. Años decisivos, 1933, pág. 113.


Editó Gabriel Pautasso
gabrielsppautasso@yahoo.com.ar
DIARIO PAMPERO Cordubensis nº 312


IR a la portada de Diario Pampero Blog

viernes, octubre 09, 2009

Los causantes de la tragedia hispana

Un gran crimen de los intelectuales españoles
Una lección de alarma y de escándalo
1938 editorial difusión buenos aires- 2009: hace 51 años.

Por Constancio Eguía Ruiz

I – DE UNA DE REVOLUCIÓN A OTRA

Como los grandes cataclismos de una nación suelen obedecer a un trastorno más o menos general de su propia literatura y enseñanza, es tentador indagar por qué pasos contados llegaron muchas plumas y cátedras españolas del siglo XX a conducir la nación al borde del abismo. Y esa ruta desastrosa la descubrimos, con sólo señalar un carácter común, más o menos acentuado, a gran parte de los literatos e intelectuales españoles de nuestro siglo. Carácter que no fue otro, que su REVOLUCIONARISMO BOLCHEVIZANTE.
Desde luego, ese carácter mismo no es más que la última consecuencia de la gran Revolución que agitó los pueblos desde fines del siglo XVIII.

III – LA GRAN TRAICIÓN DE LOS INTELECTUALES

Entre las vanguardias de la Revolución comunista que ha asolado la mitad de España y tendía a asolarla toda, hay que colocar por fuerza a una buena parte de los llamados intelectuales de izquierda. “Insignes traidores” los apellidó PEMÁN en un famoso discurso. Y yo encuentro que lo han sido triplemente. Porque tres veces les viene cuadrar el apelativo, como traidores al pueblo, a la patria y a sí mismos.
Repugnantísima es la gestión de esos flamantes intelectuales respeto del pueblo. Henchidos siempre altisonante pedantería y morando allá en su Olimpo, o en su Limbo, parecían como abstraídos en sus excelsas ideologías, sin bajar del pedestal de su vanidad a enfrentarse con las masas y a vivir entre ellas; a lo más, se dignaban dar reglas específicas de alta filosofía para que otros las educasen.
¡Siempre individualistas y siempre desdeñosos de la plebe!
Y he aquí que después, cuando en los últimos tiempos, el falso democratismo pareció acercarles un poco las masas; ellos, tan despectivos antes, se arrimaron por fin a la fiera, sí, mas no para educarla y amansarla, como pudiera creerse, no para probar en ella sus teorías redentoras, sino todo lo contrario; para halagar las pasiones del populacho, y excitar su ciego instinto destructor, haciendo coro a la más plebeya prensa revolucionaria.
¿Qué venía a ser, si no, aquel democratismo intelectual de última hora, más que un juego innoble de quienes fingían ir al pueblo para salvarle, y en realidad le acosaban para rematarle?...
Nueva y segunda traición de los intelectuales. Esta vez contra la PATRIA, contra la España genuina…En realidad ¿qué les importaba a ellos España?
Legítimos descendientes de aquellos políticos y publicistas carolinos del siglo XVIII, muchas veces habían renegado ya de las glorias tradicionales de su Patria.
Imitando a aquellos primeros laicistas y francmasones, muchas veces habían vuelto las espalda a España por mirar de frente a lo peor del extranjero. No obstante, si atendíamos a sus palabras, sólo una íntima preocupación patriótica les guiaba: la ilusión de estar estructurado, como ellos decían, una NUEVA ESPAÑA del porvenir en todos los órdenes. Porque ellos, los únicos sabios, parecían poseer el verdadero secreto y panacea universal de la filosofía, de la política, de la sociología, de todos los grandes instrumentos de la cultura y de la felicidad de su pueblo.
Pues he aquí la traición. Los que, al parecer, actuaban como renovadores espirituales de la Patria, en libros, en artículos, en conferencias, a guisa de apósteles y caudillos de la verdadera hispanidad; en realidad, estando ellos mediatizados por el peor intelectualismo forastero, no sólo no renovaron a su Patria, sino que poco faltó para que su orientación directiva y pedagógica, divorciarse por completo a aquella juventud, como ellos lo estaban ya, de toda tradición hispánica y de toda continuidad patriótica.
Por ellos hubiera sobrevenido el Finis Hispaniae; porque, precipitándola, como pretendían, en las turbias corrientes democráticas de otros pueblos, iban a dar con ella en el piélago común de la REVOLUCIÓN COMUNISTA, a donde tales corrientes por su propia inclinación y tendencia desembocan.
Otra tercera infidelidad y traición de los mismos siniestros intelectuales; la falta de correspondencia y de lógica consigo mismos, o a lo menos con su aparente finalidad y con sus falaces predicaciones.
Así como los industriales sórdidos que, afectando anhelos de cultura popular, hacen de la Prensa con que comercian un vertedero inmundo de inmoralidad y de sedición, también ha habido (todos los conocíamos por desgracia) institucionistas y catedráticos que, a crearlos a ellos, sólo aspiraban a una intensa y renovada labor de dirección cultural y pedagógica. Pero en realidad de verdad, ¿a dónde han ido a parar su presunción directiva y aquel hipo renovador, de una España, por ellos íntimamente despreciada? Y EN LOS ANTECEDENTES DE LA REVOLUCIÓN, ¿cuál ha venido siendo la actitud de esos hombres, y cual ha sido el remate de su actuación fantástica?...
Durante los últimos años anteriores al actual movimiento, esos descastados e impíos no pensaban en otra cosa que en MINAR el fundamento educativo de la Religión, sustituyéndole con logomaquias utópicas de procedencia MASÓNICA. Su afán era importar a todo trance unos pocos elementos falaces de cultura extraña, sin asimilarlos a la psicología española, y convirtiéndolos por lo contrario en gérmenes de antipatriotismo y de rebelión. Si viajaron al extranjero, fue siempre para sembrar por donde quiera la despección de España y fabricarse allá su propio endiosamiento. Del presupuesto español sacaban a manos llenas, “para formar del porvenir”, según decían, y en realidad era para nutrir con dinero español víboras que se clavasen el día de mañana en el corazón de España. Escuelas, cátedras, ateneos de cultura, instituciones profesionales, todo lo que fundaron y manipularon, parece se convirtió en sus manos en otros tantos nidales de intelectualillos revolucionarios en fortines de la revolución comunista. ¿Es esto ser fieles a su palabra, y mirar por el bien del Estado que le nutría? ¿Si estos hombres no son traidores a sí mismo quiénes lo pueden ser?
Mas no sólo sus intenciones y palabras, también sus mismas personas parece que claudicaron y vendieron al anarquismo de última hora su independencia espiritual y los restos de su conciencia. Porque, en resumen, al ponerse al servicio de la pandilla anárquica y comunista, se entregaron de pies y manos al servicio de la INTERNACIONAL JUDAICO-MASÓNICA, y se hicieron dóciles instrumentos de sus campañas sangrientas y demagógicas; y nada vale que clamen ahora: “No era esto, no era esto”; porque eso era lo que tenía que dar de sí la lógica terrible de sus principios; esas tenían que ser sus inflexibles consecuencias.
¡QUIÉN SIEMBRA VIENTOS DE TRAICIÓN ES MENESTER QUE RECOJA TEMPESTADES DE ODIO REVOLUCIONARIO!

Otros temas:

La Generación llamada “del 98”, la llamada Institución Libre, del Ateneo.
Los gobierno y el profesorado universitario.
Los estudiantes y la F.U.E.
Institutos y Liceos.
Normales y escuelas públicas.
El periodismo liberal de la era monárquica.
El periodismo anárquico de la anterevolución.
El periodismo revolucionario de la República.
Literatura rusófila y precursores rusos.
El período prerrevolucionario de la literatura.
Traducciones e imitaciones durante la República.
Editoriales exóticas y propaganda rusófila.


Editó Gabriel Pautasso
gabrielsppautasso@yahoo.com.ar
DIARIO PAMPERO Cordubensis nº 313

IR a la portada de Diario Pampero Blog

jueves, octubre 08, 2009

“Revisando la historia para restablecer la verdad”

“Negar el holocausto puede ser monumentalmente injusto. Sin embargo, pedir que eso sea tratado solamente dentro de los límites aprobados puede ser a la vez una mayor injusticia.”

(Editorial del New York Times, 15 de enero de 1992)

“La idea de que la manera de combatir estos anuncios (revisionistas) es suprimiéndolos…es mala estrategia… los estudiantes deberían ser alentados para investigar cualquier hecho histórico”.

(Editorial del Washington Post, 21 de diciembre de 1991)

Carta abierta a un judío revisionista

“…recuerde que el tema del “holocausto” no sólo concierne a los judíos, los alemanes también estaban allí y tienen derecho de estudiarlo como parte de su historia, como los judíos. En el futuro, quizás varios años, quizás sólo unos pocos, cuando la mentes serenas prevalezcan y el holocausto pueda ser observado objetivamente y veamos que el mundo como lo conocemos no finalizó como se estimaba, la hipócrita y ruin persecución de Ernst Zündel será bastante inútil observando retrospectivamente, y la historia no verá de manera favorable a aquellos que formaron parte de ella”. (David Cole 505, Beverley Drive, #316 Beverly Hills, CA 90212.
(310) 836-0211 Fax (310) 836-6376).


*LA CULTURA JUDÍA ELOGIA EL PRINCIPIO DE LA VENGANZA, EN CONSECUENCIA, LA LIGA DE DEFENSA JUDÍA PREDICA LA VIOLENCIA*

*NO INCITO A LA VIOLENNCIA, PERO: AQUELLOS QUE HAN MATADO AL ALCALDE DE SHEHEM. HAN EJERCIDO UN HECHO SAGRADO.*

KAHANE ES EL GUÍA ESPIRITUAL DE LA LIGA DE DEFENDA JUDÍA (JDJ) en Norteamérica y del Partido KACH de Israel.

KAHANE: Nosotros, judíos, no somos como los otros pueblos. Somos un pueblo sagrado, un pueblo elegido. De lo contrario, ser judío no significaría nada. Lo que nos diferencia de otros pueblos es el Thorá, las Leyes de MOISÉS. Dios nos entregó el Thorá y nos escogió como su pueblo.
En Israel, en el museo del Holocausto, ha hecho un llamado a la vida, para insinuar a todos los judíos que viven en el exilio y abrirles los ojos ante el actual antisemitismo, convencerles de que su residencia está tan sólo en Israel. Dos veces por año viajo por el mundo y trato de prevenir a todos los judíos en la diáspora.
“¡Huíd! En el exilio os espera un nuevo holocausto. Vuestro puesto está en Israel”.
Tengo una posición respecto a la vida y una cosmovisión contraria a la que predomina en el mundo occidental. Sionismo y democracia no encajan el uno con el otro. El sionismo da derecho pleno a todos los judíos y no así a los otros pueblos.

Ningún sionista desaprobará, sea él religioso o no, político de izquierdas o e derechas, que el Estado judío significa un Estado de mayoría judía. ¿Puede consolar a los árabes, mientras tengan descendencia, que el Estado judío se transforme en un Estado democrático árabe? Como judío y sionista no deseo ningún Estado democrático árabe. Quiero que todo árabe emigre del país: de Galilea, de Judea de Jerusalém, de Samaria, de Gaza y del Golán y también del sur del Líbano. Puesto que este país pertenece a nuestros padres judíos.
¿No desalojaron los polacos y checos, después de la Segunda Guerra Mundial, más de 12 millones de alemanes? ¿Cómo vé Ud. eso? Aquellos estaban armados y los alemanes, no. Gracias a Dios hoy por hoy tenemos armamento.
LA Halacha – Leyes judías – no excluyen a los no-judíos de los beneficios del Estado de Israel. La Halacha reconoce solamente el estatus de “extranjero con domicilio israelí” a todos los no-judíos. Si quiere vivir en Israel tendrá que aceptar dos condiciones: pagar impuestos y vivir en esclavitud. Yo no lo digo. Esto está en el Thorá y el Talmud. Cada rabino lo acepta como correcto. Aunque no lo digan abiertamente.

No incito a la violencia en contra de los árabes, pero no estoy tampoco en contra. No influyo sobre nadie a ejercer la violencia, porque es un riesgo que se corre. De cada cuatro israelitas uno es un “INDIC” o un agente secreto. Con esto no pretendo hacerme arrestar como provocador de la violencia. Pero lo digo abiertamente: Aquellos que han matado al alcalde de Shehem, BASSAN CHAKA, ese nazi, perro y asesino, han ejercido un hecho sagrado. Son héroes nacionales.

- ¿Encuentra correcto matar a cualquier ciudadano?
KAHANE: En la guerra no existe cualquier ciudadano. Hacemos laguerra con toda la nación. Y en todo caso, si fuera primer ministro, no mataría ningún árabe por la sencilla razón de que no habría ningún árabe en ISRAEL.

- Y la opinión pública mundial?
KAHANE: Israel no se ha creado de la opinión mundial y nosotros no vivimos hoy de ésta. El poderoso decide. Cuando MENAHEM BEGIN mandó destruir el reactor atómico de los iraquíes en Bagdad, dijeron algunas gentes: “Por Dios, ¿qué van a pensar ahora en Israel?”. Bien, el mundo se quejó un par de semanas y luego todo en calma, como si no hubiera pasado nada.

- ¿Desea Ud. un limpio y Gran ISRAEL?
KAHANE: Naturalmente. Esto está en el Halacha. Dios cerró la santa Alianza con ABRAHAM. “A tus descendientes quiero darles esta tierra, del raudal del Egipto (el Río Nilo) hasta el gran torrente del Eufrates en Irak” (G. 15-18). Tenemos que deportar a todos los árabes del sur de Líbano hacia Beiruth.

- ¿RABINO, odia Ud. a los árabes?
KAHANE: No, no he vivido nunca con los árabes, sino más bien con irlandeses e italianos. A ESTOS SÍ QUE LOS ODIO. He tenido suficiente con su antisemitismo. No siento ningún odio contra los árabes como árabes, sino como los que traen odio.

- ¿También desarrolla una cultura del odio?
KAHANE: El odio frente al mal es una buena cosa. “Existe un tiempo para amar y existe un tiempo para odiar”, lo dice el Thorá. Nuestras propias estupideces nos han hecho débiles frente a los pueblos no judíos de la cultura “helenística”. La cultura judía, el Talmud y todos nuestros escritos elogian el principio de la venganza. “El justo se alegrará, cuando vea la venganza”.

- ¿Quién financia su movimiento?
KAHANE: América. Nuestra LA LIGA DE DEFENSA JUDÍA está siendo financiada por los judíos norteamericanos de los diferentes niveles sociales, en especial, los ricos. Soy el seguro de vida de muchos judíos americanos y ellos lo pagan. La Liga tiene una política de colaboración contra todo grupo antisemita local, como los negros e italianos. También los judíos americanos envían dinero al partido KACH. Muchos de los judíos americanos quieren que atentemos contra los árabes. LA LIGA DE DEFENSA JUDÍA predica la violencia y reconoce su concordancia con la Halacha, pero hay una dificultad y es que los judíos americanos no tienen una idea clara sobre el odio. Por otra parte, América es un país violento. Mientras el americano tenga en sus bolsillos dinero y su estómago lleno, serán odiados los judíos en silencio. Pero si llega el día en que el hombre de la calle americano no tenga dinero ni trabajo y la crisis económica alcance su punto máximo, serán mucho peor que los nazis. Por esto les digo: “¡Huid! Mientras tengáis tiempo y dinero”. Advertencia válida también para los judíos de Europa. Un nuevo holocausto se aproxima. Tomen el ejemplo belga: los comerciantes en diamantes de Amberes, todos ellos judíos ricos, se ven afectados porque día a día despierta la envidia en los no-judíos, que luego originará el saqueo con los primeros síntomas de desempleo. Pagaría a los Estados europeos una buena cantidad de dinero por la deportación de todos los judíos de Europa.

- En otras palabras, ¿compraría a todos lo judíos de Europa?
KAHANE: Sí, rezo por el día en el que exista en Europa un gobierno que eche a todos los judíos. Sería una bendición de Dios para ellos y para nosotros. Los judíos no se van, hasta que les obligan.

(Según la entrevista efectuada por la revista francesa “Le Virf”, aparecida en la revista Cedade, nº 141, Madrid, MAYO DE 1986, Páginas 12-13).


Editó Gabriel Pautasso
gabrielsppautasso@yahoo.com.ar
DIARIO PAMPERO Cordubensis nº 320

IR a la portada de Diario Pampero Blog

El revisionismo histórico

DON SALVADOR BORREGO E., natural de México, es sin duda alguna, uno de los escritores revisionistas más importantes de lengua española, junto con JOAQUÍAN BOCHACA y otros. Su obra es ampliamente difundida en Suramérica, y sus libros son reeditados una y otra vez, como es el caso de su más conocida obra, “DERROTA MUNDIAL”, publicado por primera vez en 1953 y que ya va por su 32 edición (con más de 130.000 ejemplares vendidos), es sin duda un “best-seller”.
Aparte de esta obra, SALVADOR BORREGO ha editado una veintiuna de libros, de indudable interés REVISIONISTA, o de matiz económico, que, sin llegar al éxito masivo de su primera obra, constituyen una obra sólida y eficaz contra el sistema.
Ofrecemos a los lectores de la revista CEDADE, una entrevista en exclusiva con SALVADOR BORREGO E., al cual agradecemos su amabilidad y camaradería para con nosotros.

- Cómo germinó en UD. la idea de REVISAR la historia, punto de partida de su obra posterior?
- Un año antes de que empezara la guerra, en 1938, inicié la recolección de datos relacionados con el conflicto que se planteaba en Europa. Ya era evidente el enfrentamiento entre dos ideologías, una de ellas con raíces en muchos siglos atrás. Claro que en 1938 yo no sabía qué iba a hacer con el material que estaba acumulando y clasificando; más bien se trataba de una curiosidad histórica.
- ¿Cuándo se decidió a ordenar estas ideas para la formación de un libro?
- La idea de escribir un libro, acerca de la guerra a principios de 1940, cuando presencie la presión que un grupo de anunciantes (en su mayoría extranjeros) hacían sobre la prensa mexicana para que deformara los hechos. Yo trabajaba entonces en los diarios “Excélsior” y “Ultimas Noticias del Excélsior”, de la ciudad de México. Bajo la amenaza de retirar sus anuncios, lograban una “autocensura” que suprimía la publicación de diversos mensajes.
- Cuáles fueron sus fuentes de información básicas para escribir su “DERROTA MUNDIAL”?
- Mis fuentes de información, durante la guerra, fueron: el material que no podía publicarse y que procedía de diversas partes del mundo. Y, principalmente, libros, declaraciones de personajes “aliados”. Posteriormente tuve entrevistas con militares norteamericanos que después de la guerra examinaron los hechos con bastante objetividad. Prácticamente tarde 14 años en escribir “DERROTA MUNDIAL”.
- Háblenos, del resto de su obra.
- He publicado doce títulos, con un total de 95 ediciones. “DERROTA MUNDIAL”, “INFILTRACIÓN MUNDIAL”, y “ARMA ECONÓMICA” se refieren a la Segunda Guerra Mundial. “AMÉRICA PELIGRO” trata acerca de la política secreta de Washington sobre Hispanoamérica. “PERIODISMO TRASCENDENTE” habla de la técnica y la filosofía del periodismo. “METAS POLÍTICAS” se refiere a la actual crisis económica de México, “BATALLAS METAFÍSICAS”: “en lo invisible del espíritu se forja la victoria o la derrota”. “SUPRA-CAPITALISMO” habla de la influencia ideológica-política de cierta finanza internacional. “MÉXICO FUTURO” es un análisis de los peligros que nos acechan. Igualmente “MÉXICO CAUTIVO”. “JUVENTUD 1977-2006” se refiere al futuro de la niñez de hoy, para lo cual se ve un camino más difícil. Por último, una biografía del coronel JOSÉ GARCÍA VALSECA, que fundó 37 periódicos diarios en México, a quien se le presionó hasta que sus diarios cayeron en poder del comunismo.
- ¿Han sido bloqueados sus libros? ¿Ha recibido Ud. amenazas por su obra?
- - Todos mis libros han sido boicoteados. De cada 30 librerías sólo una se atreve a venderlos. En lo personal he sido amenazado varias veces, y en 1965 se me hostilizó en tal forma que tuve que renunciar a mi trabajo en el diario “Excélsior”. Después trabajé en la “Cadena de Periódicos GARCÍA VALSECA”, hasta que en 1973 también tuve que salir de ahí por presiones de fuentes político-económicas.
- Denos su opinión sobre el llamado “holocausto” de los 6 millones. ¿Cónoce los trabajos revisionistas de J. BOCHACA, y otros?
- Los trabajos de BOCHACA y FAURRISON me parecen particularmente meritorios; son grandes aportaciones para establecer la verdad. El llamado “holocausto” es una genial maniobra para intimidar a quienes quieran hablar del verdadero origen, desarrollo y consecuencias de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945). Además, es un “negocio”, pues se ha cobrado indemnizaciones por “muertos” vivos.
- Se considera Ud. en este sentido un escritor revisionista?
- Habiendo vivido la época en que se generó la guerra mundial segunda, y habiendo percibido su desarrollo, pude captar muy aproximadamente lo que estaba ocurriendo, de tal manera que, propiamente, no he tenido que revisar muchas cosas, pues todo se ha ido confirmando con nuevos datos.
- ¿Cómo se puede hoy, hoy en día, desenmascarar al sionismo internacional?
- Investigar y difundir la verdad es la forma viable, actualmente, de hacer frente al dominio sionista.
- ¿Qué opina del Nacionalsocialismo histórico?
- El Nacionalsocialismo ha sido calumniado de mil modos. Tuvo tal autenticidad y encarnó tantos valores que todavía ahora, cuarenta años después de terminar la guerra, siguen atacándolo en películas, libros, revistas, periódicos, conferencias, (museos) etc., Temen que la verdad se abra paso y que el espíritu de HITLER se levante de su tumba, como lo dijo días antes de su muerte.
- ¿Cuántas ediciones se han hecho de “DERROTA MUNDIAL”?
- ACTUALMENTE CIRCULA LA 32º EDICIÓN. En Argentina se han hecho tres ediciones más, y en España, la editorial “Fuerza Nueva” HIZO UNA PRIMERA EDICIÓN y después ya no supe qué sucedió.
- ¿Su próxima obra?
- Ahora preparo un nuevo libro sobre la forma en que se adulterando la ciencia, en diversas ramas para adecuarla a ciertos dogmas ideológicos. Es un movimiento que se inició en la URSS y que ahora cunde por todo el mundo occidental.
- ¿Cómo ve el futuro del mundo?
- ¿El futuro del mundo?...Todo indica que el mal avanzará considerablemente en los próximos años. El MARXISMO y la “TEOLOGÍA DE LA LIBERACIÓN” harán nuevas conquistas. Pero por leyes físicas, psicológicas y particularmente espirituales, vendrá una reacción positiva. El mal “no prevalecerá”. Se puede ser pesimista a corto plazo el optimismo está plenamente justificado. Debemos actuar en consecuencia.
- Gracias.
*CEDADE, nº 137, diciembre de 1985, pág. 20-21, Barcelona, por JAVIER NICOLAS y Presidente PEDRO VARELA.*


Editó Gabriel Pautasso
gabrielsppautasso@yahoo.com.ar
DIARIO PAMPERO Cordubensis nº 319

IR a la portada de Diario Pampero Blog