domingo, octubre 24, 2010

*MANTENGAMOS EL ESPÍRITU DEL 2 DE ABRIL: ERRADIQUEMOS EL DERROTISMO*

Los revisionistas de la historia argentina ya debemos ir preparándonos para reivindicar la figura del General GALTIERI y del almirante ANAYA, a quienes por no ser ladrones públicos ni pertenecer a siniestras logias, se les quiere cuestionar su decisión de hombres dignos de un país digno, de reaccionar como lo hicieron ante la provocación anglosajona en las Georgias, antes del 2 de abril.

Editó: Lic. Gabriel Pautasso

En oportunidad se había predicho en esta revista que en caso de dificultades o desastre, se desataría una tremenda ola de derrotismo impulsada por la gran cantidad de elementos extraños al ser nacional, que los sucesivos gobiernos han permitido que se fueran instalando al amparo de la “libertad y de la Constitución”.

Nadie intenta salir en defensa de una camarilla militar que, impulsada por MARTÍNEZ DE HOZ y las poderosas fuerzas internacionales que lo tienen empleado, a sabiendas o por ignorancia, pero con evidente ansia de enriquecimiento, se lanzó a la tremenda tarea de demoler físicamente al país, en aras de una quimera filosófico-económica liberal que nos ha sumido en un desastre sin paragones en la historia del siglo.

Pero ésa fue una camarilla. Intentar responsabilizar a las instituciones por los errores de una docena de sus componentes, es obra de necios y de derrotistas a sueldo, que buscan la destrucción de esas instituciones. Como necios y por el salario del negociado sin límites, fueron esos que, perteneciendo o no a la camarilla, tildaron a todos los políticos y consecuentemente a sus partidos, de corruptos y de incapaces.

HOY TODOS, partidos políticos, fuerzas militares y armadas, empresarios sanos e iglesias, deben tener, si sus dirigentes tienen algo de inteligentes, un panorama más claro respecto a quienes son los que han llevado al país a la tragedia económica, social y moral en que estamos sumidos.

HOY, tras de la derrota parcial y temporaria de las MALVINAS, las fuerzas tenebrosas al servicio de las internacionalistas y transnacionales, han lanzado su ofensiva final para llevar para llevar al país a la guerra civil. Por cuanto después de un endeudamiento monstruoso, una guerra civil determinará por siglos nuestro estatuto de Estado-colonia, sin posibilidades de reacción alguna.
Orquestada por todas esas fuerzas siniestras, cuyos tentáculos alcanzan a las más altas esferas castrenses como hemos tenido oportunidad de comprobarlo durante las elucubraciones televisivas de un general de la Nación como miembro de la logia masónica Propaganda Due (P 2), se pretende inculcar en la mente de todos los argentinos que lo de las MALVINAS fue una derrota vergonzosa, y lo manifiesta IGLESIAS ROUCO en La Prensa (27-8-82); que todos los jefes y oficiales de las fuerzas armadas fueron unos cobardes, salvo quizás unas pocas decenas; que se mató de hambre a los soldados, que se les vendían las vituallas; que tomaban la sopa fría; que los jefes se la pasaban en bacanales con las kelpers, etc.

Pero, ¿en algún momento hemos visto que la masonería, los Leones, el Rotarios, los anglicanos, los logósofos, los espiritas, y demás recua de organismos esotéricos cuyo funcionamiento los gobiernos han posibilitado, protegido y subvencionado, hayan expuesto públicamente que la ARGENTINA enfrentó la más formidable combinación de fuerzas militares de todas las épocas: ESTADOS UNIDOS, la primera potencia mundial; INGLATERRA, la tercera potencia mundial; la OTAN, que es la alianza de los ESTADOS UNIDOS y todas las naciones no comunistas de Europa? Hemos enfrentado el bloqueo de la Europa homosexual, de INGLATERRA y sus colonias, como CANADÁ, AUSTRALIA, NUEVA ZELANDA y otras de menor importancia, y los ESTADOS UNIDOS.

Frente a esta combinación extraordinaria, CON CIEN NAVÍOS EN GUERRA, UNA TREINTENA DE SUBMARINOS ATÓMICOS INGLESES Y YANQUIS, PORTAAVIONES YANQUIS CON CENTENARES DE HELICÓPTEROS Y AVIONES, DESPOSEÍDOS DE INFORMACIÓN DE SATÉLITES, INDISPENSABLE PARA COMPETIR CON EL ENEMIGO, EL PAPEL Y EL VALOR DE NUESTRAS FUERZAS ARMADAS NO DEBEN SER MINIMIZADOS.  
Periodistas al servicio de los más espurios intereses. Unos, que reciben su paga de servicio de informaciones extranjeros; otros, necios de nacimiento y perezosos mentales. Otros más, sólo han transmitido durante los dos últimos meses informaciones capciosas e infundadas, tomando como datos fundamentales lo que puedan haber dicho unos cuantos soldaditos de dieciocho años, aleccionados algunos de ellos por agentes de provocación.

No hemos visto que esos agentes del DERROTISMO hayan señalado la gesta sin paralelo en la historia moderna que un país débil y anarquizado como el nuestro haya osado desafiar tan formidable conjunción de fuerzas imperialistas, abriendo un surco para ejemplo de los demás países agredidos política y económicamente por quienes se pretenden dueños del mundo por el solo hecho de haberlo dividido en zonas de influencia en la conferencia de YALTA.  

LOS NACIONALISTAS, los auténticos, que siempre hemos reivindicado las causas nobles, rescatando del olvido a las verdaderas figuras estelares de nuestra historia, como el vilipendiado JUAN MANUEL DE ROSAS que mereció el honor de constituirse en el legatario merecido y digno del sable del libertador SAN MARTÍN y del apoyo del almirante BROWN, reivindicamos su gloriosa figura como defensor de la soberanía, y el mantenimiento de la unidad territorial cuando, en otros períodos de profunda crisis y desquicio general organizado por otro famoso agente de los intereses financieros internacionales, BERNARDINO GONZÁLEZ RIVADAVIA, quien había lanzado al país como JOSÉ ALFREDO MARTÍNEZ DE HOZ, al caos y la degradación moral.

Los revisionistas de la historia argentina ya debemos ir preparándonos para reivindicar la figura del General GALTIERI y del almirante ANAYA, a quienes por no ser ladrones públicos ni pertenecer a siniestras logias, se les quiere cuestionar su decisión, obligada decisión, de hombres dignos de un país digno, de reaccionar como lo hicieron ante la provocación anglosajona en las Georgias, antes del 2 de abril.

Reivindicamos los nacionalistas el honor y la dignidad de las instituciones armadas que pretende mancillar una banda de bastardos intrigantes, quienes, cobardes, se ocultan de las sociedades secretas y semi-secretas.  
La THATCHER ha reconocido en estos días que hubo de enviar a los mares del sur una fuerza de veintisiete mil hombres. Que las bajas sobrepasan los mil, superando con largueza las de nuestras fuerzas. Esa menopáusica hubo de solicitar desesperadamente el apoyo material y humano de los Estados Unidos de América y este país de gangsters hubo de cometer la felonía de traicionar sus pactos con los países hermanos de América.
Esa es nuestra gloria del 2 de ABRIL de 1982: descubrir la traición de los yanquis y sus cipayos ingleses hacia América Latina.  

Esta gloriosa hazaña de nuestras fuerzas armadas ha servido, además de haber revertido el entusiasmo patriótico de la población demostrando que la ola de “gringos” inmigrantes – aparte de los felones ingleses y yanquis – asimiló las virtudes del coraje, valor y espíritu de sacrificio de los viejos criollos que supieron lograr nuestra independencia luego de haber, como milicianos, arrojado a los ingleses de Buenos Aires infligiéndoles una de sus derrotas más aplastantes de la historia y que luego durante cuarenta años, bajo la batuta de JUAN MANUEL DE ROSAS y otros caudillos democráticos, impidieron “que los extranjeros a este país vinieran a mandar”.

HOY nuestro país debe – por obligación moral hacia los países hermanos del Tercer Mundo que nos dieron su apoyo moral, político y hasta material en el magnífico  y sin precedentes gesto del gobernante de LIBIA, MUHAMAR EL KHADAFFI – integrarse en forma definitiva, sin retaceos ni reserva mental alguna, a ese grupo de naciones cuyo problema fundamental es el mismo que nos aqueja: luchar contra la agresión de los imperialismos, sus extorsiones, sus avaricias  y  voracidades, su prepotencia y la imposición de la inmoralidad – el tan cacareado American way of life -.

Negar nuestro apoyo total a la lucha que sostienen esos países sería cometer una felonía, solo comparable con la que Estados Unidos cometió con nuestro país, y como antes lo hiciera con los países de Europa oriental, con China nacionalista, con Vietnam, con Camboya, con todo el Occidente cristiano, en Yalta, con…

Debemos esperar que la investigación encarada en nuestras fuerzas armadas sino en la alta cúpula de la Patria Financiera. Debe investigarse quiénes entorpecieron la puesta en marcha de la intervención de las empresas británicas, quiénes excluyeron de la lista de interdictos a empresas de primera importancia como la SHELL, qué intervención cupo a los socios de la SHELL, señalando quiénes son, y qué participación tuvieron en el presunto abastecimiento de la flota depredadora con petróleo argentina.  

El pueblo todo espera saber cuáles fueron las andanzas de MARTÍNEZ DE HOZ en su periplo por INGLATERRA luego del 2 de Abril. El pueblo todo espera saber de por boca de los comandantes de las tres fuerzas armadas si cabría o no el fusilamiento del doctor MARTÍNEZ DE HOZ y sus Chicago boys, si se les comprobara la culpabilidad en la destrucción total de la economía del país. Si han cometido actos de subversión económica penados rigurosamente por las leyes fundamentales del denominado “Proceso”. Quiénes son los responsables de que mantuviera a MARTÍNEZ DE HOZ en su sitial de dictador económico pese a que por lo menos uno de los componentes de la junta d comandantes, el almirante MASSERA, presionando insistentemente por su alejamiento.
Si hubiera culpabilidad, y correspondiera legalmente el ajusticiamiento, verían las fuerzas armadas el renacer espontáneo  de su prestigio marchitado por quien, impune e insistentemente alegara que el plan económico era de las fuerzas armadas, cuando a nadie escapa que el plan era pura y exclusivamente de MARTÍNEZ DE HOZ, que era el sirviente de esos delincuentes internacionales, FRIEDMAN, ROCKEFELLER y de la CITY de LONDRES.

Pero aquí debemos convertir que también son responsables quienes criminalmente permitieron que ese representante de esos intereses afirmase  reiteradamente que ese plan era de las fuerzas armadas.

Ese plan no era de la gran mayoría de los generales de brigada, ni de coroneles ni demás jerarquías inferiores. Les fue impuesto como una orden.

Los responsables, los únicos responsables de lo ocurrido de esto los tenemos entre 1976 y MARZO de 1981: son únicamente los comandantes en jefe. El ejemplo público lo tenemos en la sanción que el comandante en jefe del Ejército general NICOLAIDES impuso al general FLOURET por sus críticas a la conducción política y económica.

Por otra parte los comandos de las fuerzas armadas están compuestos por estudiosos del arte de la guerra y no por doctores y masters en ciencia económicas.

En definitiva el plan fue impuesto mediante engañosos argumentos casuísticos. Ello no  quiere decir que se pretenda reducir un ápice la responsabilidad de Tte. Gral. VIDELA y demás miembros de la logia masónica P – 2 y sus colaterales argentinas. Véase en estos días cómo la P – 2 ha involucrado al propio VATICANO mediante engañosos argumentaciones y planes.

Sería interesante que el pueblo supiera quiénes son los superdotados e inteligentes responsables de que aún no se haya dado a conocer en detalle la magnitud la vil intervención de los yanquis con aviones de guerra, helicópteros, portaaviones, información por satélites espías, la acción psicológica de sus agentes en el interior del país para provocar el derrumbe del frente interno, la abierta injerencia del embajador SCHAUDEMAN promoviendo un golpe revolucionario, lo que fue denunciado por el diario La Prensa. Todo ello debe salir a la luz del día para que el pueblo sepa que nuestras fuerzas armadas no fueron vencidas por cuatro gurkas payasos y veinte mil ingleses homosexuales, sino por la más formidable combinación de fuerzas armadas y por los traidores internos que saboteaban el esfuerzo de guerra.

El pueblo argentino que apoyó masivamente la decisión y el espíritu del 2 de Abril, DEBE RECIBIR ESA INFORMACIÓN EN FORMA OFICIAL y no por simples trascendidos y bajo la forma de chismes de café.
También hay un responsable en el gobierno por no haber dispuesto que las tropas que volvían del frente no desfilaran ante el pueblo que les hubiera rendido tributo de admiración si hubiera sido informado respecto a la formidable coalición QUE ENFRENTARON.

En Alemania, después de sus tremendas derrotas en las dos guerras mundiales, las tropas que volvían del frente eran recibidas en todas las ciudades con vítores y alfombras de flores. Sólo algún genio de esta atípica Argentina resolvió escabullir las tropas lejos del público, y hasta de sus familiares, dando nacimiento a toda suerte de fábulas, mientras masones, rotarios y demás sirvientes hacían correr las versiones más calumniosas.

Y ¿qué cabría decir del hecho de que aún no sepamos los nombres de los héroes que murieron en esta gloriosa GESTA? ¿Es que no merecerán ni tan siquiera el honor de que sus nombres aparezcan en las columnas de los diarios? Por qué no se sustituyen los repetidos nombres de MORENO, RIVADAVIA, MITRE, SARMIENTO, quienes traicionaron al país, procuraron cercenar sus territorios, despilfarraron los dineros públicos y hasta se robaron el sillón presidencial, por los nombres de capitán de fragata GIACHINO, teniente ESTEBÁN, la de los oficiales de la gloriosa Aeronáutica, y los de los demás ochocientos ignotos, para el pueblo, muertos por la Patria?

DEBEMOS MANTENER EN ALTO EL ESPÍRITU DEL 2 DE ABRIL

Hemos perdido una batalla. La hora de la revancha se presentará de improviso. Pero no cometamos los mismos errores. Erradiquemos las organizaciones que podrían prohijar la traición, el derrotismo. Busquemos nuestros aliados entre nuestros pares del Tercer Mundo, jamás volvamos a fiar en quien ha convertido la felonía como instrumento político habitual tal como la practica Estados Unidos. No tengamos miedo de buscar apoyos en otras grandes potencias por cuestiones ideológicas. Si nuestra ideología y está  rectamente aplicada no podrá ser superada por otras. Y si los anglosajones osaran establecer una base en las MALVINAS o las GEORGIAS, no dudemos un segundo en arrendar a los soviéticos una base en la isla de los ESTADOS. Los anglosajones sólo se doblegan  ante la real- politik, cuyo ejemplo más cercano es el de IRÁN, donde el Ayatollah se dio el lujo de mantener secuestrados durante un año entero al embajador gangster y a todos sus acólitos. Y se la aguantaron porque allí estaba RUSIA.
Si nuestro gobierno se atreviera a hacer pública su intención de entregar una base en la isla mencionada, veremos cómo jamás se atreverán los anglosajones a enfrentar a un país decisivo y con real-politik y deberán guardar sus felonías para mejor, y otras latitudes.
Claro que, primero, debemos, insistimos erradicar a los masones, comenzando por los STED, MURISON y demás de la recua, y seguir con los rotarios y demás organizaciones al servicio de las entidades centrales extranjeros.
*JOSÉ PATRICIO MAGUIRE*
*Editorial de la Revista “Informaciones sobre MASONERÍA y otras sociedades secretas”, Año II, 1982, nº 8, pp. 1-4.  

¿TODO SE HA PERDIDO, INCLUSO EL HONOR?

*EDITÓ: gabrielsppautasso@yahoo.com.ar Vamos con el búnker. No corramos los argentinos la suerte de los indios comechingones. Es lo que fervientemente imploramos al Cristo Cósmico de la Nueva Era del Acuario en que el agrandamiento de nuestra glándula pineal nos agregará un tercer ojo, y todos seremos rubios y de ojos azules, igualitos a los homosexuales anglosajones.
Los indios comechingones a pesar del “Bastón del mando”, corrieron triste suerte en manos de los gallegos conquistadores con antiguas armas, suerte que se agravó con los civilizadores unitarios argentinos: no quedó uno sólo vivo a estar en sus manos el célebre Bastón.
Esperemos que este Bastón de Mando, ahora en manos del Profesor TERRERA, despierte de su profundo letargo de ocho mil años y trasmita su bio-energía al Profesor TERRERA para que este pueda asumir con toda plenitud el Sumo Supremo  Mando Universal de la Era de Acuario, mientras que el Cerro del URITORCO de la PUNILLA se transforme en el Gran Templo Cósmico Universal.
Sopla el Pampero. ¡Que viva HISPANOAMÉRICA! DP nº 391. gspp.*