miércoles, diciembre 16, 2009

Bolivia: Crisis estatal y muchedumbre y el Apéndice: El fascista indigenista Evo Morales

En tal sentido, la legitimidad encarnada por el Estado reposa sobre violencias y, en tanto eso, consagradas y reproducidas como si fueran imposiciones. El Estado es, por tanto, una continua buena administración de un fondo histórico violento y no en vano ha de monopolizar precisamente la administración de la violencia física imaginada como necesaria para proteger la vida en común. Se ha dicho que todo Estado es el monopolio tanto de la coerción física legítima como de la violencia simbólica. Esto significa que el Estado es una continua producción de creencias e ilusiones, como da de la pertenencia a una “comunidad política” territorial, la obediencia a las leyes, el acatamiento a las decisiones tomadas por determinadas personas denominadas “autoridad”.

Para que esto pudiera acontecer, hay que tomar en cuenta los efectos de la crisis estatal en el armazón institucional del Estado. Desde el año 2000, la sociedad ha experimentado movilizaciones exitosas, de las que la Policía y el Ejército han salido por lo general desmoralizadas por la imposibilidad de cumplir la misión asignada por el gobierno, que es precisamente la de desmovilizar a los insurgentes movimientos sociales. Esto significa que toda crisis estatal general produce a su modo “procesos de auto-agregación social” cuya expansión, densidad y eficacia acompañan a cada una de las etapas de esta crisis. En Bolivia, en los últimos tres años, la crisis estatal ha generado distintas formas de autoorganizarse de “clases subalternas”. La primera etapa catapultó a la forma multitud como sujeto colectivo organizado. Su éxito y eficacia como forma de acción colectiva se sostuvieron sobre las estructuras flexibles, capaces de articular a diversas organizaciones locales territoriales y no territoriales en torno a una política de necesidades vitales. A su vez, la crisis de septiembre fue provocada por los sistemas comunales del mundo campesino-indígena, que lograron ensamblar una estructura mayor de movilización regional dando lugar a una gigantesca maquinaria indígena de guerra capaz de conquistar caminos y asediar ciudades.
La Muchedumbre es la manifestación colectiva de una individuación vaciada, de un desarraigo de las tradiciones sin sustituto de un porvenir cerrado, sin rumbo y sin meta que el sobrevivir a como dé lugar. Esta Muchedumbre es la coalición temporal y facciosa de individuos provenientes de los más diversos oficios que no le deben nada a nadie, ni al sindicato, ni al gremio ni a la junta de vecinos y mucho menos a un Estado que los ha abandonado a su suerte o sólo existe para exaccionarlos. Son personas en la precariedad, la exclusión y el cierre a cualquier ascenso social planificable y están presentes tanto en Los Ángeles como en El Alto, en Caracas como Buenos Aires, en La Paz o Santa Cruz de la Sierra.
Como está asentada en contingentes y volátiles organizaciones previas, la Muchedumbre se gatilla por lo general por alguna indignación moral que rompe la barrera de lo tolerable o por vacíos de poder que habilitan la apuesta a la obtención de algún beneficio material particular mediante el uso de la masa. Sin embargo, al menos en el caso de Bolivia, este amontonamiento de individuales está marcado por un tipo de politización, tal vez heredado del pasado sindical y comunal o por influencia de movimientos sociales activos. De ahí que el saqueo, acción típica de la muchedumbre moderna, se combine con el asalto a edificios públicos que simbolizan la materialidad del poder arbitrario, en tanto que la quema posterior pareciera exorcizar la presencia de ese poder.

La fuerza de la muchedumbre radica en su capacidad de decir NO, esto es, de resistir, de oponerse, de destruir; pero a la vez, acabada su tarea, se repliega, se disuelve en el anonimato de sus intereses. Expresa un malestar pero, a diferencia de la forma multitud, de la forma comunidad y la forma sindicato, no abraza vías de resolución de la indignación ni de las formas organizativas para alcanzarlas.

Y sin embargo, la muchedumbre está ahí y nuevamente estará ahí como forma descubierta de la presencia de amplísimos segmentos sociales urbanos disconformes con lo existente y portadores de una ambigüedad política. Son una ineludible fuerza de choque contra el Estado, pero también, simultáneamente, de generación de sentimientos conservadores en sectores urbanos identificados en torno al miedo a perder los réditos de su mediana propiedad. Con todo, la muchedumbre, nuevo sujeto social del movimiento social urbano, es también catalizador de las polarizaciones entre grupos estatales y entre segmentos sociales que pareciera caracterizan a la siguiente etapa de la crisis estatal general que tarde o temprano tendrá que resolverse en la estructuración de una nueva forma estatal capaz de sintetizar a la sociedad.

Hasta aquí la estrategia política-militar de ÁLVARO GARGÍA LINERA, actual vicepresidente de la República de Bolivia, matemático e investigador social. Docente de la carrera de Sociología y de la Maestría en Ciencias Políticas en la Universidad de San Andrés, de La Paz. Adherido al Manifiesto del Estado Mayor del pueblo boliviano conformado por la Central Obrera Boliviana, centrales Obreras Departamentales, Cochabamba, Oruro, La Paz, Potosí, Sucre, y etc., etc.
Para muchos, el número dos de EVO MORALES, ex guerrillero del ENB, (del PC boliviano), integrante de la internacional comunista del Foro del San Pablo (fundada por LULA en 1995, lea “América Libre”, su órgano de difusión), en el cerebro del gobierno de EVO MORALES. Nos dice, finalmente, que sigue siendo marxista, pero una cabeza más fría.
A partir de la asunción y desarrollo de gobierno de Evo MORALES – considerado, por algunos medios, el primer presidente indígena de la historia en un país donde la amplia mayoría de su población lo es, se perfila un giro drástico en la política, la economía y la sociedad de Bolivia. En la nueva Bolivia, señalan que sus políticas se hacen para producir conciencia, para entender e interpretar la diversidad cultural que define a su país mediterráneo. En materia de Justicia, esto no es una excepción. En cuanto al proyecto gubernamental de “Descolonizar la Educación”, se expresa así: la colonización de América se prolongó en el paradigma liberal eurocéntrico y excluyó a la población indígena del poder, de la economía y de todos los espacios de oportunidad. Hoy Bolivia, bajo MORALES y GARCIA LIRENA, encara el proyecto de descolonización y está resuelto a impulsar el proyecto societal indígena. Cuando hablamos de colonialidad o de la descolonización ya estamos exponiendo de dos proyectos societales. En Bolivia se están proyectando estos dos proyectos. Un proyecto descolonizante, indígena, un proyecto societal totalmente distinto, que ahora vez más va tomando cuerpo, por un lado, y un proyecto societal eurocéntrico que ha tenido entre sus representes a “los herederos de los conquistadores” y que se va derrumbando, por el otro lado. Dos proyectos societales que son, dice el gobierno boliviano de MORALES y GARCÍA LINERA, QUE SON TOTALMENTE DISTINTOS DEL COMUNISMO Y DEL SOCIALISMO, pero cuando se lanza este proyecto indígena como societal ya tiene algo aportar. Esto es la descolonización, descolonizar totalmente significa impulsar el proyecto societal indígena.
Uno de los inspiradores del proyecto de la nueva Constitución que puede despedazar a Bolivia – opinión que reportan los cabezas pensantes de facciones políticas opuestas – es el jesuita catalán XAVIER ALBÓ, especialista en “antropología de los pueblos originarios”, plataforma operativa para encender la guerra civil social reivindicatoria de los “500 años de opresión”.

*Apéndice: DOS MUNDOS OPUESTOS. Entrevista con RAMIRO REYNAGA por VÍCTOR MOLINA*. Revista mensual EL VIEJO TOPO (dtor. Miguel Riera), pp. 66 a 73, febrero 1994, nº 72, VALENCIA.

Biblos:
1. Observador Social de América Latina OSAL. En febrero boliviano, Crisis política y revuelta popular. La guerra imperial y el movimiento de resistencia global. Revista del Observatorio Social de América Latina, año IV nº 10 ene-abr 2003, del Consejo Latinoamérica de Ciencias Sociales. Editor: ATILIO A. BORÓN, secretario ejecutivo de CLACSO. Foro de SAO PABLO. LULA. Partido de los Trabajadores de Brasil (PT).
2. OSAL. México: de las elecciones a Oaxaca. Democracia y movimientos sociales. Revista del Observatorio Social de América Latina. Año VII nº 20 mayo-agosto 2006. ATILIO A. BORÓN, secretario ejecutivo de CLACSO.
3. Archivos del presente, editada por Foro de Sur, Director ANÍBAL Y. JOZAMI. La Nueva Bolivia. JUSTICIA COMUNITARIA Y DESCOLONIZACIÓN. Rodríguez Romero Patzi. Año 11 nº 41, Buenos Aires.

Ramiro Reynaga es hijo del primer ideólogo andino de la época moderna, FAUSTO REYNAGA CHAVARRÍA, y nieto de Aleja Chavarría, una descendiente de Tomás Katari, el dirigente indio que dirigió, junto a Tapaj Amaru y Tujaj Katari, la última gran guerra contra los españoles en el último tercio del siglo XVIII. El apellido CHAVARRÍA es en realidad una deformación castellanista de Katari.
En su juventud, 1960, fue secretario regional de la Juventud Comunista de La Paz, Bolivia, y parte de los muebles de la casa de su madre fueron donados para el museo cubano sobre el Che Guevara, asesinado en Bolivia por los militares. Tuvo que huir de Bolivia y exilarse en Méjico y Guatemala, donde escribió la primera historia india de la resistencia de los pueblos kheswa y aymara contra los españoles: “Tawantinsuyu. Cinco siglos de Guerra kheswaymara contra España” (publicado en España bajo el tituladote “Palabra India”, por la editorial Contracanto en 1989), donde el autor, en franca discusión con los ideólogos marxistas del momento, llamaba a “INDIANIZAR EL MARXISMO EN LOS ANDES”.
Desengañado del Partido Comunista boliviano, Ramiro Reynaga estuvo en la fundación del Movimiento Indio Tupaj Katari, de cuya organización fue el primer comisario en 1979. Al año siguiente fue nombrado coordinador general del Consejo Indio de Sudamérica durante el primer Congreso celebrado en Cuzco, Perú. En 1985 fue nombrado coordinador internacional del Consejo Nacional de la Juventud India y delegado indio ante la Organización de las NacionesUnidas. Ramiro Reynaga, que ha escogido el nombre kheswa de “Wankar”, es un ideólogo convencido de la victoria de las civilizaciones indígenas, naturales, frente a la cultura occidental, europea, individualista y superindustrial. Es lo que en Europa se ha venido en tildar de “integrismo” o “fundamentalismo” indianista, por comparación con los ideólogos islámicos que rechazan también las ideas del mundo occidental y desean la restauración de la ley coránica. Se trata de un paralelismo falso, ya que la civilización materialista india no tiene nada que ver con la cultura mística e idealista musulmana. Sólo tienen en común su odio a la civilización individualista occidental, que ha colocado al hombre como un dios frente a la naturaleza. La civilización india de ABYA YALA (América) considera a la Naturaleza como centro t madre de toda la humanidad. (Rafael Gómez Parra).

En los cincuenta mil años de vida libre precolonial, no tuvimos ningún partido político. La política funciona en base al individuo, en base al ego, a la ambición. Y eso es inexistente en mi cultura.

El hombre blanco es destructor porque nunca ha sentido al cosmos. Piensa que el cosmos, y en ello revela su raíz judeocristiana, es lo que está fuera del reino de lo divino. La naturaleza le sigue resultando pagana.

Nosotros no necesitamos ayuda. Necesitamos justicia. Necesitamos nuestras tierras, nuestros ríos, nuestros bosques. De hecho, nadie, ningún hombre, necesita ayuda. Porque del ayudador al ayudado hay la actualización de una jerarquía.

La lógica aymara-kheswa dice: esto es bueno, esto es malo. Hasta ahí las dos patas conocidas, pero la tercera pata, la que Occidente no tiene, es: y esto puede ser bueno o puede ser malo. En la lógica india existe el ámbito prioritario de la duda.

…en una situación de opresión colonial, luchar es vivir. Y evidentemente la única forma de vivir es luchar. Ante la vida, no te planteas si vas a ganar o no. Simplemente vives. Y la vida no es para disecarla. La vida no es para analizarla, ni ponderarla o evaluarla. Es para vivirla. Al final, quizá, resulte que el destino de la lucha india sea dividir en dos a la sociedad blanca occidental. Porque nuestra lucha, te repito, es contra un tipo de pensamiento.

En 1978 estuve en la fundación del MITKA, Movimiento Indio Tujac Katari. La aparición de este primer partido indio en Bolivia produjo la reacción que era de esperar. Se movilizaron la iglesia y los partidos políticos marxistas y lograron dividirnos en treinta pedazos. Por eso en estos momentos existen treinta organizaciones kataristas indianistas en Bolivia.

Además de las treinta organizaciones kataristas indianistas, hay muchas otras que están formadas por indios trotskistas, indios adventistas, indios católicos. (Pronto habrá indios musulmanes, porque ya están entrando).
No hay votaciones. Lo que hay consenso. Porque en la votación hay un ganador y muchos perdedores. Lo cual genera las semillas de la división y del distanciamiento. La forma tradicional de ponerse de acuerdo en el AYLLU, o sea, mediante la conversación. Conversar y convencer. Esto ha funcionado muchísimos miles de año. Pero no el camino político, que nos divide. Cuando en el ayllu, alguien quiere ser jefe o quiere dirigir, por ese mismo hecho se le inhabilita como jefe.

Cuando hay una festividad, el indio trotskista está al lado del indio adventista, y entre ellos no hay contiendas. Hay, en esas festividades, indios que no pueden ver en el ámbito político, pero bailan juntos. Nos une la misma raíz. Y A ESE NIVEL, AL NIVEL DE LA CULTURA, Occidente no ha podido palanquear en nuestro movimiento, no ha podido maniobrar. Puede que los indios tengamos poco cerebro político, pero en cualquier caso tenemos mucha alma. Por eso somos tan vulnerables, no por ser desalmados, como los europeos.

La ascensión de Víctor Hugo Cárdenas (vicepresidente de Bolivia) cuyo verdadero apellido es Choquehuanca, aunque él prefiere usar el apellido ajeno, ese hecho; el premio Nóbel a Rigoberta Menchú; la declaración de 1993 como Año Internacional de los Pueblos Indígenas por parte de las Naciones Unidas, todas esas cosas están conectadas. Son compases de una misma sinfonía.

Yo creo que el 12 de octubre de 1992 terminó un ciclo. Desde mi punto de vista está comenzando el siguiente ciclo: la unión de lo disperso, la VUELTA A LA TIERRA. En mi mundo lo llamamos el Pacha kuti. Parte de este Pacha kuti es Cárdenas (Antecesor de IVO MORALES). Parte del Pacha kuti es la Menchú. Aunque ellos mismos no lo sepan; o no lo crean. Pero es importante precisar que eso es una causa y otra distinta son las razones actuales e inmediatas de las multinacionales para promover a la Menchú, a Cárdenas, o para que las Naciones Unidas haga su trabajo de autopromoción. Desde nuestro punto de vista es así: por muy servil que pueda llegar a ser Cárdenas en su puesto (y aquí y ahora, IVO MORALES), él es ante todo un aymara. Y por tanto es un engranaje en este gran del Pacha kuti.

Hay otros datos que se añaden a ese proceso del Regreso a la Tierra. Uno de ellos es el de la bandera. En 1978, cuando fundamos el MITKA, salíamos a la calle con nuestra bandera, LA WIPHALA, que tiene los siete colores del Arco Iris. La gente nos escupía, nos pateaba en la calle. Trataban de prohibir esa bandera. Como no pudieron prohibirla esa bandera, ahora tratan de usarla. En Bolivia hay ahora muchas Wiphalas. Esta expandiéndose. El 5 de agosto de este año (1993), el actual presidente de Bolivia, y el vicepresidente, Víctor Hugo Cárdenas, fueron posesionados de su cargo por parte de las Naciones originarias de Bolivia. En el Coliseo cerrado de La Paz, que es un estadio, no había una sola bandera boliviana. Había una señora que estaba queriendo venderlas – yo estuve allí ´. Y no vendió ni una. En cambio, todo era Wiphala . Esto es parte del Pacha kuti. Aunque con la parte del Pacha kuti. Aunque con la Wiphala también hay contrabando. Los jesuitas lograron distosionar nuestra bandera: le han añadido una franja blanca en el medio, junto al amarillo. Porque el blanco y el amarillo es la bandera del Vaticano.

O el pensamiento de Occidente acaba con el mundo – como lo está haciendo, pues está teniendo demasiado en su camino de destrucción - , o el mundo acaba con la hegemonía del pensamiento europeo.


Apéndice: EL FASCISTA INDIGENISTA EVO MORALES (¿?)
Por Guillermo Buhigas Arizcun

Hoy en día el Gnosticismo SINCRÉTICO, MASÓNICO y ESPIRITUALISTA de SERGE RAYNAUD DE LA FERRIÈRE ha encontrado especial acomodo entre los “indigenistas” de Hispanoamérica. Sobre todo en Bolivia merced a su actual Presidente – desde hoy domingo 6 de diciembre de 2009, reelecto - : el iluminado EVO MORALES (1956). MORALES ha llegado a firmar del milenarista presidente de Irán el islamista radical y extremo AHMADINEJAD, que es su “compañero revolucionario y hermano”. Entretanto, no deja de alentar el sincretismo entre la “cultura” indígena y el “espiritualismo” de FERRIÉRE.
El supuesto líder indigenista MORALES es un farsante de tomo y lomo, pues su ascenso político no se lo debe, como muchas piensan, aún apoyo incondicional de los pueblos indígenas y del apoyo con el que EVO ha contado de un “fascista” también de tomo y lomo. Según declaró en 2005 ALEJO VELIZ LAZO, líder del pueblo indígena de los qhishwa, mayoritario en Bolivia:
“Este levantamiento de los pueblos que termina casi con un victorioso levantamiento es traicionado brutalmente por el MAS (Movimiento al Socialismo). Yo diría concretamente por el señor EVO MORALES porque este señor, estando en la lucha, estando en la trinchera junto a nosotros, la COB (Central Obrera Boliviana, la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (FSTMB, la CSUTCB, los maestros rurales y urbanos, y todas las organizaciones que se plegaron en esta lucha sólo con las consignas de nacionalización de hidrocarburos y con la asamblea constituyente, en ese momento don EVO MORALES se sale del círculo, y se pliega a la propuesta oligárquica, a la propuesta de las clases dominantes, de las transnacionales y de las petroleras, y dice: “Ya, adelanto de las elecciones”, sabiendo que eso era un juego total del entonces Presidente CARLOS MESA, con el que siempre ha estado encarado además EVO MORALES, quien ha estado en su gobierno. (…)
En octubre del 2003 él no estuvo – prosigue ALEJO VELIZ LAZO – en el país, él no derrotó a GONZALO SÁNCHEZ DE LOZADA (“goni”), nunca fue parte de eso, él se plegó a la lucha faltando diez días para que caiga el “goni”, ÉL ESTUVO DE VACACIONES, O EN OTRA MISIÓN INTERNACIONAL EN SUIZA, él estuvo en el país, estaba en Europa y desde ahí daba mandatos de que no se plegaran. Su gente jamás se plegó y de repente aparece como el gran propulsor de la lucha cuando en la realidad los verdaderos que hicimos caer a “goni” fuimos nosotros la CSUTCB (…)
Pero en que aparece impostoramente es EVO MORALES. Por eso te digo ya no era dudable lo que iba a pasar con don EVO MORALES, o sea yo estoy convencido de que él trabaja con las petroleras (…)
Pareciera que, para afuera del país, el MAS fuera el instrumento de los trabajadores, de los Aymaras, del movimiento social, ¡Nada de eso!, el verdadero instrumento político nació el 27 de marzo de 1995 en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra: la Asamblea por la Soberanía de los Pueblos (ASP) (…)
La ASP es el hijo del pueblo, de sus organizaciones. El MASs es un partido tan viejo como el MNR (Movimiento Nacionalista Revolucionario), son contemporáneos, bueno la Falange Socialista Boliviana (FSB)) de los años 60 es el origen del MAS, es el oligarca DAVID AÑEZ PEDRAZA, un patrón enemigo de los indígenas, en su memento declarado contra los indios, quién forma este partido MAS, que lo denominó UNZAGUISTA (MAS-U), y que después en un afán de interés personal negocia con EVO MORALES, FILEMÓN ESCOBAR y RAFAEL PUENTE, y compran la sigla”.
Lo expuesto por VELIZ se ajusta del todo a la realidad. El MAS de MORALES establece en su artículo 87:
“Se reconoce la presidencia vitalicia del jefe fundador al compañero DAVID AÑEZ PEDRAZA a quien la Dirección Nacional recurrirá cuando sea necesario”.
MARIO RONALD DURÁN CHUQUIMIA, un periodista boliviano indígena de izquierdas, aclara a la perfección el origen político de AÑEZ y de dónde proviene su movimiento, en un artículo titulado BOLIVIA: 514 AÑOS DE NOCHE OSCURA:
“OSCAR UNZAGA DE LA VEGA, político boliviano, influenciado por la ideología fascista muy en boga en la década de los “30” en el siglo pasado, fundó la Falange Socialista Boliviana (FSB), opositor a bala y revolución al régimen del joven Movimiento Nacional Revolucionario (MNR), falleció en circunstancias extrañas. Uno de sus herederos políticos, DAVID AÑEZ PEDRAZA, obsequió al instrumento político por la Soberanía de los Pueblos (IPSP) de EVO MORALES, la personería jurídica, el nombre del partido y la sigla Movimiento Al Socialismo UNZAGUISTA (MAS-U) y los colores del partido: azul, blanco y negro para que éstos pudiesen participar en las elecciones generales”.
Es decir, el MAS de MORALES es un partido fascista y su presidente vitalicio un oligarca explotador de los indios. La visión del mundo que propugna es la primitiva, antihumana y pagana hipótesis GAIA, tan a gusto de la NUEVA ERA y de los de AQUARIUS. El MAS trabaja por un mundo adorador de la tierra, en el que el hombre no sea más que el hombre no sea más que una especie entre el resto. Su planteamiento está definido en un documento publicado por el propio MAS con el título de NUESTROS PRINCIPIOS IDEOLÓGICOS:

“Nuestras cultura andina y amazónica es fundamentalmente simbólica y de total equilibrio con la naturaleza. Para nuestras raíces culturales el hombre no es el señor, ni el gerente ni el amo del planeta tierra. Somos parte del todo, somos colaboradores conscientes, somos seres que ayudamos a parir la tierra, somos comunarios que ayudamos a criar la vida. Para nosotros el planeta tierra tiene vida. Es inteligente y autorregulado.

Prosigue ALEJO VELIZ LAZO:
A este principio nuestros antepasados le han determinado PACHAMAMA, es decir MADRE TIERRA no podemos violarla a título de dominarla, no podemos venderla ni comprarla porque somos y en ella criamos la vida, PACHAMAMA quiere decir que el ser humano con y para la tierra y es lo contrario de la cultura occidental es vida y por eso nuestro tributo.
Le agradeceremos a la PACHAMANA porque es el espacio habitado por los hombres. Es nuestra protectora y cuidadora por excelencia. Es una madre que ampara a sus hijos y que les da los alimentos que necesitan para vivir.
Este principio simbiótico del concepto PACHAMANA de vivir con y para la tierra, es también el principio de equilibrio con la naturaleza, que es único camino que nos queda para preservar la vida en el planeta. De lo contrario los principios o paradigmas de la sociedad occidental continuará destruyendo la vida en el planeta tierra”.
En la conferencia de DRAGO sobre el Islam reiteradamente comentada, como escritor no hablaba de PACHAMAMA, pero la visión “mística” y “cosmológica” que expresaba era idéntica a la expuesta en su programa por los indigenistas de MORALES. Así se expreso Don FERNANDO:
“El hombre es naturaleza; la naturaleza no forma parte del hombre, es el hombre el que forma parte de la naturaleza y, por lo tanto, lo verdaderamente sagrado es la naturaleza, y decir que Dios creó al hombre a su imagen y semejanza es prepararnos para ese antropocentrismo diabólico QUE ESTA DESTRUYENDO LA TRAMA QUE PERMITE EL DESARROLLO DE LA VIDA y que, probablemente, nos está conduciendo a un callejón sin salida y sin posible retorno”.
En fin: el gnóstico islamista AHMADINEJAD, el gnóstico indigenista MORALES y el gnóstico sincretista DRAGÓ hermanados.
El PACHAMANA del que habla el programa indigenista era la divinidad panteísta a la que adoraban los Tiwanaku y los INCAS. Los incas luego incorporaron el culto elitista y gnóstico solar. Ofrecían al SOL sacrificios humanos, por supuesto de miembros de los pueblos sometidos. Obligaban a éstos a que pagaron tributos, decían que a PACHAMAMA, pero que eran para su propio enriquecimiento. Al tiempo, los pobres indios ofrecían sacrificios animales a la cruel divinidad. Actualmente se mantiene el culto a PACHAMAMA en algunas tribus andinas como los quechuas o los aymaras mezclado con el culto a la Virgen María.
Los políticos indigenistas como (HUGO) CHÁVEZ (FRÍAS) o MORALES pretenden instaurar una sociedad basada en la sanguinaria inca. Su masónica Logia de Oro SERÍA EL TRASUNTO DEL PODER INCA. Pretenden adoptar a PACHAMAMA como la divinidad sincrética afín a su poder político e imponerla a sus pueblos. Con ello buscan descristianizarlos y mantenerlos sometidos.
Una de las “genialidades” indigenistas de MORALES consiste en restringir el consumo de leche, algo despreciable para los defensores del indigenismo por ser costumbre occidental. Por el contrario, fomenta el consumo de infusión de COCA entre los niños, algo muy beneficioso para los negocios cocaleros del nuevo tirano.
En Venezuela, CHÁVEZ también impone restricciones en el consumo de leche. Se ha creado un mercado negro a la búsqueda de leche en polvo por el mundo. Llegan a pagarse cinco mil dólares por tonelada. El colmo es quien paga bajo cuerda es el propio Estado venezolano. Para hacer esas operaciones, importantes mafiosos vinculados a CHÁVEZ y residentes en Miami y Brasil manejan el dinero negro proveniente de los negocios del NARCOTRÁFICO y acumulado por el Régimen bolivariano. Los habitantes de Venezuela pagan la leche en polvo a precio a oro, dejando un beneficio del quinientos por cien (500%) a los amigos y testaferros de CHÁVEZ. Encima, los pobres venezolanos corren el riesgo de ser acusados de contrabando, al adquirir esa leche en polvo en el mercado negro. Con el azúcar o los huevos se generan negocios similares.

Apéndice: EL NUEVO MUNDO, ALBERTO CATURELLI, Edamex, 1991, 453 pp.

b) El indigenismo no marxista como contradicción consigo mismo.

Otro camino que se ha intentado, sobre todo por un grupo de escritores bolivianos, es una suerte de inmersión en lo originario; mejor aún, el de una especie de identificación “mística” con la tierra, lo que equivale a un regreso al elemento primario de la visión incaica del cosmos que es la piedra. Míticamente hablando, se trata de atribuirle a la piedra, al paisaje y a la tierra una especie de “espíritu” que engendra y de vida social. GUILLERMO FRANCOVICH, en su libro sobre la filosofía en Bolivia, ha resumido esta “mística de la tierra” expuesta por FRANZ TAMAYO, JAIME MENDOZA, ROBERTO PRUDENCIO Y OTROS. (La filosofía en Bolivia, 2ª edic., cap. 32, Librería y Editorial Juventud, La Paz, 1966). En lugar de convertir a los países iberoamericanos en otras Francias y otras Alemanas, hemos de esforzarnos en encontrar el carácter propio que proviene de “el medio geográfico y la sangre”, La tierra es todo, el polvo, el aire, el círculo físico en el que vive. TAMAYO pensaba que “el alma de la tierra ha pasado a ésta (al alma) con toda su grandeza, su soledad que a veces parece desolación y su fundamental sufrimiento”. Mientras la del blanco es un sangre “de mendigos hambrientos, descastados y feroces”, la del indio y el mestizo es superior, vencedora y hegemónica. Bajo la influencia del vitalismo nietzscheano, sostiene TAMAYO que es menester rechazar el moralismo de los débiles y convertirse en
Fuertes. De análogo modo, el “imperativo geográfico” del macizo andino es lo que ha dado a luz a la nación boliviana, como pensaba JAIME MENDOZA en La tesis andinista, porque “el paisaje modela los espíritu como modela los cuerpos” (el espíritu andino). Consecuentemente, parece coherente que ROBERTO PRUDENCIO haya sostenido la necesidad del “retorno a la tierra” desde su revista Kollasuyo en la cual proclamó que la cultura “no es sino la expresión formal de lo telúrico”; de lo cual se figure no existe una cultura universal sino culturas. Regionales. Este “retorno a la tierra”, a la sombra de OSWALD SPENGLER, significa, en HUMBERTO PALZA, la reconquista del alma del indoamericano. Lo cual implica la fundación de su propio humanismo que se expresará en una filosofía propia, con su propia lógica, su propia gnoseología, expresiva de la conjugación del hombre con la naturaleza. Por eso, el “regreso” a lo originario puro en una imposible “mística de la tierra”, es contradictoria en sí mismo y semejante contradicción no tiene remedio. (pp.378-379).

Que Nuestra Señora de URKUPIÑA de Cochabamba proteja al pueblo y la nación de la República de Bolivia! Así sea.

Sopla el Pampero, ¡VIVA LA PATRIA!
LAUS DEO TRINITARIO
GRATIAS AGAMOS DOMINO DEO NOSTRO

Editó Gabriel Pautasso
gabrielsppautasso@yahoo.com.ar
DIARIO PAMPERO Cordubensis nº 97

IR a la portada de Diario Pampero Blog