miércoles, diciembre 09, 2009

El griego y el latín fuentes de cultura

En un artículo publicado por MIRKO ETEROVIC (que demuestra conocer el Diccionario Griego-Latino-Español de los Padres Escolapios) saludaba alborozadamente el retorno del Latín a las aulas argentinas, poniendo relieve al mismo tiempo la gran misión educativa que compete a las Humanidades clásicas.

Nosotros vamos a insistir en el tema, haciendo hincapié clásicas sobre todo en el valor del Griego como Disciplina formativa en alto grado de la cultura universal.
Y para que vea que estas ideas son ya viejas en nosotros, y que algo han influido en el actual reestructuración humanística de la Enseñanza Media, transcribimos literalmente lo que en marzo de 1943 escribíamos como Prólogo a la segunda edición del Diccionario antedicho.

“Ningún pueblo ha contribuido tanto al desarrollo de la cultura humana como el pueblo griego. Adornado y superdotada por Dios con los más excelsos dones de la naturaleza, rayó tan alto en las diversas manifestaciones del Arte y de la Filosofía, que todas sus producciones llevan la marca del genio, el zarpazo del león. GRECIA ES LA PATRIA ESPIRITUAL DEL HUMANO PENSAMIENTO. En las floridas laderas del Parnaso, del Pindo y del Helicón brotaron los purísimos raudales que aún hoy riegan los dilatados dominios de la cultural mundial. PLATÓN escribió de HOMERO que había educado a GRECIA. De GRECIA se puede sostener, sin exageración alguna, que ha sido en todo tiempo MAESTRA y EDUCADORA de la sociedad civil. Las obras cumbres de sus filósofos, dramaturgos, historiadores, poetas, matemáticos y oradores constituyen cánones de belleza eterna, hacia los cuales han dirigido sus ojos las generaciones posteriores; cánones que no han sido igualadazos hasta el presente, ni lo serán tal vez en el futuro. Aquel ponderado equilibrio del espíritu griego tan enamorado de la proporción y de la armonía, aquella en serena contemplación de la vida y de las cosas, aquel simpático idealismo, realzado por la magia de un estilo primoroso, cristalizó en creaciones tan acabadas, que causan admiración y pasmo en cuantos no son insensibles al estético placer. Las mejores obras de las modernas Literaturas han sido inspiradas, a lo menos en cuanto a la forma, por los Clásicos helenos, ya que, a juicio de VALERA, “en todo saber, arte y disciplina que no tienen algo de revelado y sobrenatural GRECIA es fecunda y casi única madre de la civilización europea”.
La cultura helénica es de tan subidos quilates que cuando los romanos sometieron a la península, GRECIA, según la expresión horaciana, venció a sus vencedores, subyugándolos con el esplendor de aquella. Y cuando más tarde, ROMA tiene en VIRGILIO, CICERÓN, HORACIO…clásicos propios, con fisonomía peculiar, no por eso abandona a los griegos. Pero ¡qué mucho, si hasta la misma Iglesia, cuyas dogmas fundamentales son tan diametralmente opuestos a las concepciones paganos, no solamente no proscribió los clásicos grecolatinos. Sino que proclamó sus excelencias pedagógicas (naturalmente con las debidas reservas en cuanto al fondo) por boca de SAN BASILIO, SAN GREGORIO, SAN JERÓNIMO y SAN AGUSTÍN? Lo cual, si honra grandemente la amplitud del criterio eclesiástico, tan calumniado por eruditos superficiales, habla no menos alto a favor de las HUMANIDADES por antonomasia.
Por sabido se calla con que explosión de entusiasmo, con qué exagerado fanatismo saludaron los HUMANISTAS del siglo XV aquel RENACIMIENTO, llamado por CASTELAR “LA GRECIA EN GRACIA DE DIOS”. Baste decir que el heronés GUARINO encaneció por haber perdido en naufragio dos cajas de manuscristos griegos, comprados en Constantinopla, y que ANTONIO BECCADELLI, el palermitano, vendió una finca para adquirir un TITO LIVIO.
En cuanto a los tiempos modernos, escritores, escritores hay que atribuyen la supremacía de los pueblos anglosajones sobre los latinos, a que éstos han descuidado, al paso que aquéllos intensificaron en sus aulas el estudio y la asimilación de la cultura clásica antigua, de la cual, como el CID, se puede afirmar que gana batallas después de muerto. No hiperbolizó, pues, CARDUCCI al cantar en su oda a ROMA:

*TUTTO CHE AL MONDO É CIVILE,
GRANDE, AUGUSTO, EGLI É ROMANO ANCORA*.

De lo antedicho, se deduce que los Clásicos equivalen a un tesoro de cultura universal y humana. Ahora bien, la llave de ese tesoro oculto son las lenguas respectivas. Pero, nótese atentamente, las lenguas son un MEDIO, un instrumento; LA LECTURA y ASIMILACIÓN de los clásicos, el FIN. De otra manera: no aspiramos a que nuestros Bachilleres, como Bachilleres, salgan filólogos (error crasísimo), sino a poner en sus manos un medio de comunicarse directamente con la antigüedad grecolatina: cosa imposible, si, si desconocemos el griego y el latín. Si esto sucede, aquellos tesoros serán para nosotros como letra muerta, serán para nosotros como el tesoro del árabe. Y ¡cuánto nos perdemos! El gran humanista español MENÉNDEZ y PELAYO ha dicho a este propósito: “En todo país civilizado el griego es una elemental que forma parte de la Segunda Enseñanza, es decir, de la cultural general del espíritu, con el mismo derecho que el Latín: puesto que, si éste puede alegar en su favor de las lenguas romances y ser lengua de la Iglesia y haberlo sido del Derecho y aún lengua universal científica; el Griego en cambio posee una literatura tan vasta, tan rica, tan original y tan perfecta que, a su lado, las más selectas creaciones del arte latino sólo pueden pasar por débiles remedos. A lo cual se agrega, desde el punto de vista cristiano, la reverencia debida siempre a la lengua del Nuevo Testamento y de los Padres Apostólicos, a la lengua que sirvió para la propagación de CRISTO; a la que posee una Literatura eclesiástica enorme, de la cual son ornamento imperecedero los BASILIOS, GREGORIOS, y CRISÓSTOMOS. Y aún hay otro consideración, no literaria ni teológica, que impone a todo pueblo culto la obligación… de ENSEÑAR los elementos de Griego a sus hijos: y es el que casi todos los tecnicismos científicos están basados en esa Legua incomparable que tantas facilidades presenta para la comprensión de las palabras y para expresar por este medio las ideas más nuevas y más complejas”.
De ahí el afán con que todos los gobiernos europeos y americanos han asignado al Griego y el Latín el papel que les corresponde en el Bachillerato; bien convencidos de que contribuir a la divulgación “de las reinas de las lenguas: griego y latína” (CERVANTES; Quijote, 2ª Parte, cap. 62 al fin) es cooperar a la ELEVACIÓN de la Cultura Nacional de los ciudadanos. . En Estados Unidos el doctor ALEXIS CARREL (Man the unknown) proclama la bancarrota de los rascacielos y propugna el retorno a la de GRECIA y de ROMA.
¿Cuándo podremos decir lo mismo de nuestra República Argentina? Tenemos admirablemente organizada la Primera Enseñanza. De la Segunda no podemos afirmar otro tanto. En ella falta y sobre: falta lo formativo; sobra lo superficial y enciclopédico ¿Hasta cuándo?”. Esto decíamos en 1943. Ahora podríamos multiplicar… o tal vez, en 2009.

Por CLEMENTE SANZ, Sch. P.

Revista de revistas. De la Revista del Instituto del Humanidades de Salta, “Humanidades” (SCIANT SE HOMINES ESSE), Año II, nº 1, Abril 1949 (-2009), pág. 46-49.

*CÁTEDRA DE LA ARGENTINIDAD: Al Profesor Doctor Don SILVINO PAUTASSO (fallecido), eminentísimo maestro de la cultura greco-latina, de cultura y nomenclatura latina y profesor universitario de Derecho Romano, es su vigente Plan de Estudios (Griego-Latín) del Colegio Nacional de Monserrat de la Universidad de Córdoba como Bachillerato clásico, uno de los pocos en este país.
Diario Pampero Cordubensis e Instituto Emerita Urbanus rendimos un homenaje a su memoria, “NON SCHOLAE SED VITAE, SED AUGUSTA PER AUGUSTA DISCIMUS”. Córdoba de la Nueva Andalucía, República Argentina*.

Editó Gabriel Pautasso
gabrielsppautasso@yahoo.com.ar
DIARIO PAMPERO Cordubensis Nº 329

IR a la portada de Diario Pampero Blog