viernes, noviembre 12, 2010

*PILAR CALVEIRO – “PODER y DESAPARICIÓN. LOS CAMPOS DE CONCENTRACIÓN EN ARGENTINA”*


*“Bajo el título “Ni olvido ni perdón” en las pág. 14/19 la organización Montoneros afirma haber asesinado a JOSÉ IGNACIO RUCCI, FÉLIX NAVAZZO, MARTÍN SALAS, ALEJANDRO GIOVENCO, VÍCTOR SÁNCHEZ, CARLOS ALBERTO SAUCEDO, JUAN CARLOS MARINI, ISAAC YORKIS, RUBÉN DOMINICO VILLAFAÑE, REYNALDO RODRIGUEZ y haber intentado el homicidio de “BOCHA” VENTURINO”.* revista del órgano oficial de Montoneros “Evita Montonera”.

Editó: Lic. Gabriel Pautasso

*Se trata de PILAR CALVEIRO DE CAMPIGLIA “LA MERKE”*  
Por primera vez trasciende el Plan de MONTONEROS para utilizar las organizaciones de Derechos Humanos y Madres de Plaza de Mayo.
Durante los últimos diez años, infinidad de denuncias sobre violaciones a los Derechos Humanos en la Argentina, se fueron acumulando, presentadas por las más diversas entidades y personas.

Resulta impensable que la totalidad de estos hechos puedan responder a una estricta planificación con fines políticos. Sin embargo, muchas de las más importantes acusaciones contra las Fuerzas Armadas argentinas no aparecieron por la voluntad de simples particulares, ni del esfuerzo desinteresado de ciertas entidades. Fueron, en cambio, minuciosamente elaboradas, perfeccionadas hasta en sus menores por las propias organizaciones subversivas que de este modo buscaron el triunfo político que se les había escapado en el terreno militar.
La correspondencia reservada de uno de los hombres de confianza de FIRMENICH, RENÉ HAIDAR, dirigida a la Conducción Nacional de Montoneros nos revela la intimidad del plan desarrollado pacientemente por los mismos responsables de la violencia y el terror, ahora, en muchos casos, convertidos en fiscales de la República.

A comienzos de 1979, RENÉ HAIDAR puso en marcha el plan que le había encomendado la Conducción Nacional de Montoneros. Tomar contacto con los principales extremistas liberados por las Fuerzas Armadas y convencerlos que debían colaborar nuevamente con su organización.
La misión del “turco” HAIDAR, uno de los hombres de confianza de FIRMENICH, no tenía nada de fácil. Muchos de los liberados se habían vuelto severos críticos de sus antiguos camaradas tovarich y otros querían olvidarse de su pasado.

HAIDAR debía convencerlos para que “se jugaran” nuevamente, denunciando públicamente todo tipo de violaciones a los Derechos Humanos. Mediante estas denuncias se conmoverán a la opinión pública internacional en contra del gobierno argentino, un logro nada despreciable en aquellos momentos, cuando las organizaciones guerrilleras venían de sufrir un desastre en el aspecto militar.  
Pero había además otros motivos por la misión del “Turco” HAIDAR.
FIRMENICH y su plana mayor estaban convencidos de que los liberados eran un “Caballo de Troya” que los militares regalaban a la organización, si no se los neutralizaba, los liberados podían desmoralizarse y hasta desarticular las golpeadas estructuras de Montoneros.
En abril de 1979 HAIDAR toma contacto con MARÍA MILLS de PIRLES “LA CABRA” y PILAR CALVEIRO DE CAMPIGLIA “LA MERKE”, loa apodos son los respectivos nombres de guerra.
Alrededor de “LA MERKE” se tejió de inmediato una maniobra para convencerla de que colaborara con sus ex compañeros, aprovechando el hecho de que su marido HORACIO CAMPIGLIA “PETRUS” seguía siendo un leal militante.

PILAR CALVEIRO DE CAMPIGLIA no le oculta a HAIDAR el odio que siente por la “Orga”, por lo que llama “desviaciones militaristas de PEPE FIRMENICH. Para peor asegura que en la Escuela de Mecánica de la Armada le habían salvado la vida y su falta de odio hacia los militares le preocupa más a HAIDAR que todo su resentimiento con los jefes y sus compañeros. A ella sólo le interesa encontrarse con su marido, y HAIDAR con la promesa de organizar un encuentro, logra que PILAR CAMPIGLIA entre a la “Casa Montonera” en Madrid – en un elegante barrio de Puerta de Hierro – donde conversa con MIGUEL BONASSO y JAIME DRY, ambos de la Conducción Nacional.
Muy a contrario sensu, consiguen que la “LA MERKE” suba con HAIDAR a un avión que los llevara a PRAGA. Alí se produce el primer contacto telefónico y finalmente el encuentro con su esposo. Pero “PETRUS” CAMPIGLIA fracasó rotundamente y no pudo cumplir la orden de convencer a su mujer para que denunciara a sus captores militares. “LA MERKE” siguió en su condena a los métodos de los Montoneros y – ya instalada la pareja en México – ella trató de evitar que su marido volviese a la Argentina para participar de la recordada “contraofensiva” del Ejército Montonero de 1979. El fracaso experimentado por “LA MERKE” no le hizo perder a HAIDAR sus esperanzas. Pronto sus esfuerzos empezarían a dar sus frutos.

A mediados de agosto de 1979, aparece en Madrid otra de las liberadas importantes de la Escuela de Mecánica de la Armada, ANA MARÍA MARTÍ “CHICHE”. Ésta se comunica con la casa en Puerta de Hierro, por teléfono y habla con su marido PABLO RAMOS “EL CHILO” que rápidamente le pasa la novedad a HAIDAR. ANA MARÍA MARTI quiere seguir en la organización y está dispuesta a encabezar una gran denuncia contra los militares. En una conferencia del Paseo del Prado, “EL TURCO”, “CHILO” y “CHICHE”, conversan en la tórrida tarde madrileña sobre sus planes futuros.
“CHICHE” MARTÍ es una experta “Oficial Montonera” y demuestra que la prisión no le hizo perder su capacidad. Prolijamente, ella informa sobre los recientes liberados que ya están en España o en otros lugares. ELENA, el compañero, el “BOCÓN” CUBAS, CASTILLO y VÍCTORIA. DELEO en Venezuela, MATEO en París y “LA CABRA”, “QUICA”, LAURA, “BURBUJA”, “CHACHO” y “CHINITA”, en España.
CHICHE piensa todo lo contrario que PILAR CAMPIGLIA; su estado de ánimo es bueno y no ve la hora de vengarse de los “milicos”. Paso a paso describe cómo puede armarse una denuncia responsabilizando a la Escuela de Mecánica de la Armada de los casos más importantes de desaparecidos, teniendo cuidado de que las fechas y circunstancias parezcan reales. Convendría – además, dice – agregar casos resonantes como el de RODOLFO WALSH, la ARROSTITO, ROQUE, LA FAMILIA TARNOPOLSKY, GÓMEZ, CERRUTTI, etc.

En principio, HAIDAR le encomienda a “CHICHE” que se dedique de inmediato a organizar el grupo de liberados que están dispuestos para las denuncias. Fijan una comunicación para una semana después en una cabina telefónica d Valencia. Ante cualquier emergencia, siempre queda la casa de Puerta de Hierro  como punto de referencia. Algunas de las cosas que “CHICHE” le había contado a HAIDAR lo dejaron preocupado. Muchos de los liberados seguían manteniendo contacto con la gente de la Escuela de Mecánica de la Armada y esto era obviamente un serie riesgo para la organización para-militar.
Pero RAMOS tiene además otras novedades que comunicarle; su mujer hará la denuncia para vengarse de las Fuerzas Armadas pero no quiere ni oír hablar de seguir en MONTONEROS. Luego de la renuncia piensa radicarse en Suiza y olvidarse del pasado.

Sin perder tiempo HAIDAR se reúne a los pocos días con MARÍA MILIS DE PIRLES, “la Cabra” o “Susana”. Esta tiene una alta jerarquía en la “Orga”, donde se desempeñaba como secretaria técnica, ocupándose de la falsificación de documentos y de las custodias de los máximos jerarcas, FIRMENICH incluido. “Susana” no quedó resentida con MONTONEROS como PILAR CAMPIGLIA, pero tampoco está demasiado entusiasmada con las denuncias como ANA MARÍA MARTÍ. Antes que nada quiere recuperar a su hijo, todavía en la Argentina y definir con ALBERTO EDUARDO GIRONDO MATEO”, con quien conviene y es otro dirigente Montonero liberado pocos días atrás y que reside en París.

JAIME DRY está en contacto con MATEO”; se ocupa de que éste se ponga en comunicación con “Susana”.

Tal como habían quedado, HAIDAR y “CHICHE” MARTÍ conversan telefónicamente y ésta le pide unos días más de tiempo, porque todavía no pudo reunir a los liberados para tratar el tema de las denuncias. EN LA PRIMERA SEMANA DE SEPTIEMBRE, “CHICHE”  lo llama a HAIDAR y le pide que viaje de inmediato a Valencia. LA REUNIÓN se hizo y había que tomar decisiones.

El relato que “CHICHE” hace de la reunión con sus compañeros de prisión demuestra que la situación sigue siendo complicada. “Susana” (ALICIA MILIS PIRLES) no quiere hacer la denuncia. Otra postura toman “CHACHO” (MARTÍN TOMÁS GRAS) y “BURBUJA” (LILIA VICTORIZA PASTORIZA). Ellos quieren primero convocar a todos los posibles denunciantes y proponen una reunión dónde estén el “GORDO” CASILDO (NDRÉS RAMÓN CASTILLO “VICTORIA” (GRACIELA BEATRIZ DALEO) “GABRIEL” (JUAN ALBERTO GASPARINI) y “LA MERKE” (PILAR CALVEIRO DE CAMPIGLIA).

En realidad, “CHACHO” y “BURBUJA” lo que quieren es que la denuncia no se haga – o por lo menos eso cree “CHICHE” – y por eso plantean llevar las cosas a la larga.

Son tres las decididas a preparar ya las denuncias; “CHICHE”, MARTÍ, “LAURITA” (SUSNA BURGOS) y “KIKA” (SARA SOLARZ DE OSATINSKY). “KIKA” es una de las guerrilleras más fogueadas: fue secretaria militar de Montoneros, y su marido, MARCOS OSATINSKY, también se encuentra entre las figuras más conspicuas de la organización.  

Por fin, se produce una reunión decisiva para poner en marcha el plan. Allí están en la Casa Montonera de Madrid RENÉ HAIDAR, JAIME DRY, PABLO RAMOS, “CHICHE” MARTÍ, “KIKA” OSATINSKY, “LAURITA” BURGOS y ALICIA MILIS DE PIRLES.  

Sólo esta última sigue todavía poniendo reparos e insiste en que se debe agrupar más denunciantes, hasta que al final se la logra convencer. Se alquila un departamento en pleno centro de Madrid especialmente dedicado al plan y comienza la elaboración de la documentación. Con el correr de los días el texto va tomando forma, se suman datos y se compaginan de modo tal que luzcan coherentes.

Otros guerrilleros aparecen para contar sus experiencias en la Escuela de Mecánica: cómo fueron capturados, cómo vivían, etc. HAIDAR habla con todos porque no quiere desperdiciar ninguna información y así conversar también con CUBAS y GASPARINI.

Uno de los visitantes es LILIA VICTORIA PASTORIZA (“BURBUJA”) que cuenta una historia ya escuchada varias veces por HAIDAR. La “ORGA” está terminada – dice – los cuadros que caen “cantan” y colaboran enseguida, no hay ninguna moral combatiente. La  actitud de “CHACHO” GRAS, uno de los intelectuales de la Organización, no es muy distinta.

“GABRIEL” (GASPARINI), otro de los liberados, ocupaba importantes funciones en el área financiera. ÉL le revela a HAIDAR que piensa que DAVID GRAIVER está muerto y que la “guita es incobrable” (refiriéndose a los depósitos de Montoneros en los bancos de GRAIVER) y le cuenta los negocios de la organización con GÓMEZ y CERRUTTI.

“LAURITA” BURGOS es una de las piedras del escándalo entre los liberados. Ella quiere participar de las denuncias y se presenta en varias reuniones de trabajo pero todos saben que fue la “entregadora” de DAGMAR HAGELIN y esa delación, si trasciende puede perjudicar seriamente a la organización en Europa. Finalmente le dicen que no podrá participar en las denuncias porque está “cuestionada”. “LAURITA” se defiende acusando: asegura que “CICHE” MARTÍ entregó a su vez a HERNÁN MINDIZÁBAL dándole su dirección a los militares.

La historia de traiciones, delaciones y odios entre los liberados no parecen tener fin. La conflictiva “LAURITA” es alejada del grupo aunque durante mucho tiempo seguirá tratando de rusticar su inocencia y acusando a sus ex compañeros.

*LA CONFERENCIA DE PRENSA*

Prácticamente, el texto de la denuncia está terminado y ahora se discute si la CADHU (comisión argentina de derechos humanos) TOMARÁ PARTE. CADHU es el organismo que actúa como COORDINADOR en toda Europa de las denuncias contra el gobierno argentino por violaciones a los Derechos Humanos. De su conducción participan no solo Montoneros sino representantes del Ejército Revolucionario del Pueblo, el Partido Obrero Revolucionario, el Grupo Obrero Revolucionario, etc.

Como la finalidad es que CADHU aparezca como organismo humanitario y no comprometido, los nombres que figuran, si bien integran organizaciones subversivas, no se trata de combatientes. Entre ellos está EDUARDO ALBERO DUHALDE, GUSTAVO ROCA, RODOLFO MATTAFERRO, LUCIO GARZÓN MACEDA, ROBERTO GUEVARA (el hermano del “CHE”) y LIDIA ANGELA MASSAFERRO. Los integrantes del Comité ejecutivo de la CADHU recorren los despachos de los políticos profesionales, dan conferencias de prensa, participan de foros internacionales y agitan cuanto pueden siempre sobre la base de violación a los derechos humanos en la Argentina.

Como parte de la descomposición interna que se está dando, algunos jefes de la CAHDU como ROCA y DUHALDE se enemistan con la Conducción Nacional de Montoneros y FIRMENICH los trata de oportunistas. Pero para la denuncia preparada contra la Escuela de Mecánica los auspicios de la CADHU son importantes y se llega a un acuerdo.

El resultado de varios meses de intenso trabajo que hizo creíble la denuncia y evitó gruesas contradicciones que hubieran surgido entre los hechos y los testimonios de los liberados, fue un libro de 100 páginas. Su título “Testimonio de los sobrevivientes del genocidio en la Argentina”.

La obra contenía además abundantes gráficos y planos, testimonios de numerosos secuestrados, listas de oficiales que actuaban en la represión, y todo lo necesario para impactar profundamente a la opinión pública.

El 12 de octubre de 1979, “chiche” MARTÍ, “Susana” MILIS DE PIRLIS y “kika” OSATINSKY presentan su testimonio en una oficina de la Asamblea Nacional francesa y con el auspicio del senador BERNARD STASI.  De ahí en adelante, la trascendencia de la denuncia tiene una historia conocida públicamente.

A PARTIR de esta “denuncia madre” se fueron tejiendo otras posteriores y/o similares.

La opinión pública internacional, distintos gobiernos y organizaciones internacionales fueron influidos por la dramaticidad de los testimonios. EL OBJETIVO POLÍTICO SE HABÍA LOGRADO.

Las tres protagonistas de la famosa conferencia de prensa cumplieron así su último acto de servicio a MONTONEROS y nadie sospechó que el terrible de las liberadas era producto de largos meses de paciente elaboración.
  
A pedido
*A través del artículo “Puentes de la Memoria: terrorismo de estado, sociedad y militancia”, PILAR CALVEIRO DE CAMPIGLIA nos deja su confesión. Se trata de que vive en México, donde se doctoró en ciencias políticas y desarrolló trabajos de investigación. Detenida en mayo de 1977 por el PROCESO, estuvo secuestrada en centros de reunión de prisioneros de la Aeronáutica y en la Escuela de Mecánica de Armada hasta liberada casi un año y medio después. Es autora del libro “Poder y Desaparición. Los campos de concentración en Argentina”, editado por Colihue en 1998 y de numerosos textos vinculados a su tarea de investigadora. Afirma para empezar, desde dónde viene a hablar aquí de la memoria. Y digo desde  dónde porqué, de alguna manera, viviendo en el exterior, puede parecer incluso un atrevimiento que yo venga a hablar aquí, de esto. Necesito decir, antes que nada, que en la Argentina hay un gran trabajo en torno a la memoria social. Creo que el proceso que hemos seguido de, primero los juicios, la condena a los comandantes, los indemnizaciones – que representaron el reconocimiento de la responsabilidad del Estado -, la derogación de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final, la apropiación de la ESMA como edificio destinada a la memoria, son todos logros importantísimos en este ejercicio, es esta práctica de la memoria.

En otro artículo “Antiguos y nuevos sentidos de la política y la violencia” presenta un texto clásico de la época, que tuvo una enorme difusión y daba cuenta de parte de esta polémica y de sus argumentaciones fue ¿Revolución en la revolución” de REGIS DEBRAY. Allí se resumen el debate y ya se encuentran enunciadas, con una claridad meridiana, algunas de las grandes distorsiones que llevarían a la militarización y asfixia de lo político. Si bien DEBRAY afirmaba, con un espíritu abiertamente gramsciano, que “toda línea militar depende de una línea político”, también decía que “Es ridículo continuar oponiéndose “cuadros políticos” y “cuadros militares”, “políticos puros”- que quieren seguir siéndolo – no sirven para dirigir la lucha armada del pueblo; los “militares puros” sirven, y dirigiendo una guerrilla, viviéndola, se convierten en “políticos” también…

En la guerra de guerrillas los combatientes se forman políticamente más pronto y más profundamente” (DEBRAY: 143). Recogía en parte la experiencia que habían hecho los cubanos pero, enunciadas así las conclusiones, resultaba que, por una parte, se requería la unidad de lo militar y lo político pero lo militar no se podía aprender desde lo político aunque sí lo político desde lo militar. De esto se desprendía, de manera evidente, la primacía de lo militar sobre lo político.

En general podría afirmarse que existió un desplazamiento de la discusión de qué se buscaba por cómo logarlo, pero tampoco el cómo se pudo abordar desde una perspectiva política. Si se piensa, con GRAMSCI, que la hegemonía, es la validación social de un proyecto político, económico, moral, se alcanza justo antes de la toma del poder y gracias a la aceptación de ese proyecto por la mayor parte de la sociedad, en caso de la discusión sobre la lucha armada en América latina no sólo se perseguía un modelo extraordinariamente difuso sino que la discusión por los métodos desplazaba el cómo lograr los consensos, las alianzas y los acuerdos, políticamente hablando.  

*PILAR CALVEIRO DE CAMPIGLIA entrelaza su experiencia personal de guerrillera y terrorista y su vocación teórica-crítica de doctora en ciencias políticas para pensar los límites de lo político, y escribe uno de los textos fundamentales de una época-eje, que ha consagrado la acechanza, según sus considerandos, de estos “depósitos de cuerpos ordenados”, con sus “ceremonias de venganza y locura”.

*BIBLIOGRAFÍA:

*PILAR CALVEIRO, Poder y desaparición. Los campos de concentración en ARGENTINA. Colihue. Puñaladas. 1º edición. 3ª reimpresión, Buenos Aires, 2006, 176 p.
*MIGUEL O. ETCHECOLATZ Com. General (RA), La otra campana del Nunca Más. Edición del autor, Buenos Aires, 2006. p. 204.
*Revista LUCHA ARMADA EN LA ARGENTINA, año 1- número 1, 2045,  dtores SERGIO BUFANO – GABRIEL ROT.  
*Revista LUCHA ARMADA EN LA ARGENTINA, año I, nº 4, 2005, Dtores SERGIO BUFANO- GABRIEL ROT.
    
DIARIO PAMPERO Cordubensis Nº 394 e INSTITUTO EMERITA URBANUS. Córdoba de la Nueva Andalucía
Sopla el Pampero. ¡VIVA LA PATRIA! ¡LAUS DEO TRINITARIO! ¡VIVA HISPANOAMÉRICA! gspp. *