jueves, diciembre 30, 2010

*LOS ORÍGENES SECRETOS DEL BOLCHEVISMO* por Salustio


Entre todos los juristas, periodistas, maestros de escuela, artistas, y técnicos (que dirigen los alzamientos bolcheviques),  suele pasar inadvertido un tipo, el más fatal de todos: el sacerdote caído. 

Editó: Lic. Gabriel Pautasso

 *LO MÁS TERRIBLE

Entre todos los juristas, periodistas, maestros de escuela, artistas, y técnicos (que dirigen los alzamientos bolcheviques),  suele pasar inadvertido un tipo, el más fatal de todos: el sacerdote caído. 

Spengler, Oswald. “Años decisivos”, p. 109.

*CAYO SALUSTIO CRISPO 86-34 a. de J. C: HISTORIADOR latino, conciso, metódico, creador en Roma de la historia filosófica. Fue cuestor, tribuno del pueblo, pretor, y cónsul: todo el cursum honorum, gobernó NUMIDIA, en el norte de ÁFRICA junto a Carthago y SAN AGUSTÍN de Hipona, donde fue como pro-cónsul tal el título. Es autor de CONJURACIÓN de CATILINA, Guerra contra YUGURTA, y una Historia de ROMA desde la muerte de SILA, de la cual se conservan algunos fragmentos. RES GESTAE. 

 (Revista madrileña FUERZA NUEVA, núm. 268, 26 de febrero de 1972, p.  29/31,  Presidente BLAS PIÑAR LÓPEZ)

 
ENRIQUE  HEINE; CARLOS MARX; MOISÉS HESS; ARNOLD RUGE; CARLOS  SCHURZ.

*UN TEXTO VENERABLE*

También el marxismo es una religión, no en la intención de su promotor, pero sí en lo que el séquito revolucionario ha hecho de él. Tiene sus santos, sus apósteles, sus mártires, sus Padres de la Iglesia, su biblia, su misión; tiene dogmas, inquisición, una ortodoxia, una escolástica, y sobre todo una moral peculiar, o más bien dos, como cualquiera iglesia. Y el hecho de que su doctrina sea enteramente materialista, ¿qué diferencia supone? ¿Acaso lo son menos los sacerdotes que intervienen como agitadores en las cuestiones económicas? ¿Qué son los sindicatos cristianos? BOLCHEVISMO CRISTIANO Y NO OTRA COSA.

SPENGLER,  OSWALD “Años  Decisivos”, 1933, p. 113.

¿QUÉ SABEMOS DE LA Iª INTERNACIONAL? 1871

Pocos años ha, un golpe de mano feliz puso al antiguo imperio de los zares en manos de un partidario radical y revolucionario, apenas conocido aún en RUSIA. Desde entonces, al advenimiento de este puñado de aventureros ha tomado el aspecto de una era nueva. En cuanto a la extensión de sus consecuencias, sólo es comparable con la Revolución Francesa, que fácilmente hubieran reprimido en julio de 1789 los treinta mil hombres del mariscal DE BROGLIE, de suerte que hoy día merecería apenas unas cuantas en los manuales para el bachillerato. Por bien preparado que esté un golpe político, por profundas que sean sus raíces, hay siempre un momento crítico en que poco de decisión y de fuerza militar bastan para fijar el destino de un pueblo.
Amo y señor de un imperio que contaba 180 millones de almas, y cuenta aún ahora 200 millones, el BOLCHEVISMO se sirvió de sus inmensos recursos materiales para pegar fuego a las cinco partes del mundo. No dejan sus emisarios un momento de reposo a los pueblos cansados y agotados por la guerra mundial; a todos hostigan, ya en su propia casa, ya en sus colonias.
En un principio fue INGLATERRA, cuya prosperidad económica se vio gravemente comprometida por la huelga de los mineros, abiertamente subvencionada con los rublos moscovitas. Según cálculos del ministro del Tesoro, la pérdida ascendió a 170 millones de libras esterlinas, cuya cuarta parte hubiera bastado para fomentar una contrarrevolución y acabar en RUSIA con la peste comunista y, mientras trabajosamente se reponía de esta formidable sacudida, le preparaban otra nueva: MOSCÚ sublevó a CHINA y multiplicaba los obstáculos al comercio de INGLATERRA, privándola de enormes ganancias.
Agentes de la TERCERA INTERNACIONAL fomentaban abiertamente en FRANCIA graves desórdenes, ofrecen resistencia armada a la Policía en las calles de PARÍS, ocasionan perjuicios por más de 12 millones de francos; en la noche del 23 de agosto de 1927, promueven los motines de los reservistas, destruyen la moral del ejército y le preparan una formidable tarea: primero, en el RIF y en SIRIA; luego, en el SUDÁN africano. En INDOCHINA subvenciona el KOMINTERN a 14.361 funcionarios anamitas, como consta en los documentos hallados en el consulado de PEKÍN; cateo ejecutado por orden del mariscal TCHANG-SO-LIN y que pagó con la vida.
Con el mismo tesón y abundancia de dinero trabajaban en las Indias Holandesas, que tienen 50 millones  de habitantes. Las insurrecciones se suceden en JAVA, SUMATRA, y BORNEO. En cuanto a las acciones limítrofes o vecinas de la Republica soviética: RUMANIA, BULGARIA, HUNGRÍA, POLONIA, etc., su existencia se halla a cada momento comprometida por presiones comunistas.
Lo más espantoso de esta OLA ROJA, color de asesinato y de incendio, que socava los fundamentos del mundo, es que no procede de la Albión de un nacionalismo visible y localizado: error sería ver en el BOLCHEVISMO un “peligro eslavo”… Específicamente ruso, el comunismo encontraría una barrera natural en otros nacionalismos, igualmente intransigentes. Todo lo contrario, en cada pueblo hallan cómplices preparados, facilidades previstas; desde hace medio siglo, una doctrina de traición y de descomposición le ha allanado el camino. 


*LA UNIÓN DE LOS JUDÍOS EN PRO DE LA CIVILIZACIÓN y DE LA CIENCIA*

* PARA LOS JÓVENES QUE LUCHAN POR IDEAS VIEJAS.*

El “capitalismo” y el “socialismo” tienen los mismos años, son íntimamente afines, han surtido de la misma manera de ver las cosas y se hallan tarados con las mismas tendencias. El socialismo no es más que el capitalismo de la clase inferior.

SPNGLER, OSWALD, “Años Decisivos”, p. 122.

La TERCERA INTERNACIONAL dirigida por los jefes políticos de la RUSIA soviética, es hija, algún tanto ingrata, de la SEGUNDA, cuyos pontífices fueron ENGELS, LIEBKNECHT y JAURES, y continuadora de la Primera Internacional, fundada por CARLOS MARX.  Muchos sociólogos o políticos, de matiz vario, han escrito o resumido la historia de esta última y siempre en términos iguales. En la exposición no hay discrepancia alguna por lo toca a fechas, circunstancias y trabazón de las pericopias. A PRIMERA VISTA, tal unanimidad produce la impresión de haberse agotado la materia y que estamos en posesión de una certeza histórica.  Pero bien sabido es de los buscadores de archivos que tal unanimidad demasiado universal en la narración de un hecho debe inspirar desconfianza, lo mismo que la discrepancia absoluta. De ordinario es efecto de un fin interesado, de una versión tendenciosa, hábilmente simplificada y, por lo mismo, admitida con facilidad.
TODO LO QUE SE HA ESCRITO, desde hace medio siglo, acerca de la PRIMERA INTERNACIONAL, procede, en realidad, de cotejo de cuatro libros que vieron la luz pública a raíz de la insurrección comunista de 1871.  Dos de ellos, los de OSCAR TESTUT y EDMUNDO VILLETARD, atacaban la organización secreta que había engendrado la REVOLUCIÓN COMUNISTA de PARÍS;  los otros dos, el de EUGENIO FRIBOURG y de BENITO DE MALON, la defendían con algunas reservas.  Y COMO UNOS Y OTROS estaban de acuerdo acerca de los origines de la organización  discutida, los escritores y conferenciantes que después trataron el asunto son excusables de no haberlo ahondado, adoptando dócilmente la versión ofrecida a su credulidad…
Examinemos brevemente la opinión general admitida, hasta ahora, acerca de los origines de la PRIMERA INTERNACIONAL; se presenta con la armoniosa sencillez de una narración bíblica. 
Durante los primeros años de la segunda mitad del siglo XIX se perfeccionaron las máquinas en el mundo entero. Para su consagración y vulgarización, se celebró en LONDRES (1862) UNA EXPOSICIÓN INDUSTRIAL; OBREROS TÉCNICOS, ENVIADOS POR SUS PATRONOS, ACUDIERON DE TODAS PARTES PARA ESTUDIAR EL FUNCIONAMIENTO DE LAS MÁQUINAS PRESENTADAS. Algunos de ellos aplazaron su vuelta por algún tiempo, después de clausurada la exposición. Durante su permanencia en la capital inglesa, se celebró en SAINT MARTIN HALL un mitin, en son de protesta contra violencias ejercidas por tropas RUSAS en VARSOVIA. Por mera curiosidad acudieron los obreros extranjeros. Uno de los oradores era un viejo economistas alemán, KARL MARX, refugiado político, que vivía en INGLATERRA entregado a sus estudios. Entusiasmado por el asunto que se ventilaba, ensanchó el debate el debate y habló del proletariado oprimido por los capitalistas, terminando con su favorito grito de guerra: “¡PROLETARIADOS DEL MUNDO, UNÍOS!”. Subyugados por la elocuencia del orador,  los obreros que se hallaban presentes decidieron unirse en una ASOCIACIÓN INTERNACIONAL y nombraron, en el acto, un COMITÉ de CORRESPONDENCIA, en el cual figuraba KARL MARX como representante de ALEMANIA. De este modo quedó fundado la PRIMERA INTERNACIONAL en circunstancias enteramente imprevistas. Se propagó rápidamente, y la idea del comunismo se difundió por el mundo entero. 
Esta leyenda ha usurpado el nombre de la historia; pasemos a examinarla y tratarla como se merece.
Esta leyenda, tomado de KARL MARX y de su círculo de amigos, tiene la ventaja de ser muy natural. ES BREVE y no convida a un estudio profundo. Así se explica la boga que ha tenido hasta pasar por clásico.  Todo, sin embargo, hubiera debido despertar la desconfianza de los primeros analistas de la INTERNACIONAL. Limitándonos a la parte financiera, SE AFIRMA QUE LA COLECTA, HECHA ENTONCES ENTRE LOS PRESENTES, constituyo el primer fondo, que llegó a tres libras esterlinas (75 francos oro). El honrado obrero que fungía de TESORERO, nunca tuvo en caja arriba de 200 libras; o  sea, 5.000 FRANCOS ORO. A LA PRIMERA INTERNACIONAL le sirvió de argumento para jactarse de su edificante pobreza…


RIQUEZAS PARA LA SUBVERSIÓN

EL FIN DE UN CICLO

Una república moderna no es más que la ruina de una monarquía que se ha desahuciado a sí misma. 

SPENGLER, OSWALD “Años Decisivos” p. 41.

Consultemos ahora el informe de su congreso celebrado en LAUSANA (del 2 al 8 de septiembre de 1867) y hallaremos que desde el segundo año de su existencia empleaba varios millones en propaganda revolucionaria. Por lo que atañe sólo a los ESTADOS UNIDOS se menciona un cheque por valor de 300.000 dólares para subvencionar la huelga general metalúrgica. ¿De dónde provenían estos fondos de que disponía la INTERNACIONAL y que no salían de sus cajas?
Con el tiempo no ha cambiado la situación. Podían los bolcheviques franceses nombrar mil ochocientos funcionarios y agitadores, cuyo sueldo ascendía a más de treinta millones al año. Hace poco gastaron diez millones al contado para la fundación de un DIARIO en el norte de FRANCIA. Y si el mitin del 23 de agosto de 1927 costó más de ¡12 millones al comercio de PARÍS! EL TESORERO del partido tuvo que hacer fuertes erogaciones para organizarlo. Contradicciones semejantes ya no sorprenden a nadie; todos saben que el DINERO de que dispone hoy el comunismo viene de RUSIA o de RED CHINA, donde la TERCERA INTERNACIONAL ha acaparado todas las RIQUEZAS de inmenso imperio o imperios y las emplea en TRASTORNAR al mundo. 
No pasaba lo mismo en tiempos de la PRIMERA INTERNACIONAL;  de fundación reciente, sólo contaba, por regla general, con las escasas sumas que figuran en su contabilidad. Los primeros discípulos de KARL MARX no disponían, como los de ahora, de 200 millones de esclavos, obligados a trabajar para su provecho. ¿De dónde sacaban, pues, las enormes sumas que gastaban en su propaganda y en subvencionar huelgas en el mundo entero? Cuestión esta que los historiadores de la INTERNACIONAL HAN DESCUIDADO POR COMPLETO y, DESPUÉS DE ELLOS, TODOS LOS QUE SE HAN FIADO DE SU DOCUMENTACIÓN VERDADERAMENTE SUPERFICIAL. 
OTRO PROBLEMA: el mitin celebrado en SAINT MARTIN´S pasó casi desconocido en aquellos días; pocos diarios se ocuparon de él y no volvieron sobre el asunto. Pasados apenas unos cuantos meses de la PRIMERA INTERNACIONAL, a pesar de la falta de publicidad, contaba secciones en todas las naciones, hasta en el fondo de la América del Sur y en Australia. No parece sino que un poder o fuerza misteriosa tenía preparado el camino a la NUEVA ASOCIACIÓN y le tenía dispuesto, en todas partes, el personal y los auxilios necesarios.
En indudable que este poder existe. Así como está bien probado hoy que la MASONERÍA preparó la Revolución Francesa, del mismo modo, PODERES OCULTOS promueven los TRASTORNOS reciente en EUROPA, en el ORIENTE  y EXTREMO ORIENTE.  A ellos se refería en ¡1912! MARCEL PRÉVOST. De la Academia de FRANCIA, cuando en un artículo de “Le Fígaro”, escrito para celebrar la evolución de la joven TURQUÍA, se atrevía a decir:
“Toda previsión diplomática se funda finalmente en este cálculo: LAS FUERZAS conocidas seguirán en su evolución la curva actual.  Con esto se deduce la probable resultante de esas fuerzas. Método muy racional, cuyo único defecto es no tomar en cuenta otras fuerzas más fuertes que las visibles que trabajen en secreto para cambiar el equilibro actual y trastornar, el día menos pensado, lo mismo los cálculos de los augures que la vida de las naciones”.
Al estudio de estas FUERZAS OCULTAS debemos de dedicarnos si queremos saber de dónde recibió KARL MARX sus inspiraciones y el auxilio material que le ayudaron a formular el programa del comunismo y propagarlo por el mundo entero,


DOMINAR POR LA UNIFICACIÓN DE LAS RAZAS  

EJEMPLO MARAVILLOSO

En Nüremberg de la época de DURERO, EL HOMBRE SENCILLO SE GOZABA SIN ENVIDIA EN LA MAGNIFICENCIA DE LAS CLASES SUPERIORES. ALGO DEL ESPLENDOR DE SU CIUDAD PATRIA RECAÍA SOBRE ÉL, Y CONSIDERABA QUE SU MANERA DE VIVIR DEPENDÍA DE ESE ESPLENDOR, Y QUE OTRO ESTILO DE VIDA NO HABRÍA SERLE GRATA”.

SPENGLER, OSWALD “Años Decisivos”, p. 93.

LA ASOCIACIÓN SECRETA  de que se trata tenía por nombre: UNIÓN DE LOS JUDÍOS en pro de la CIVILIZACIÓN y de la CIENCIA. Se fundó, en 1819,  un grupo de israelitas alemanes, hijos de familias rabínicas, señalándose entre todos el célebre erudito LEOPOLDO ZUNZ, director que fue de la Escuela Normal Israelita, de BERLÍN, y sus amigos GANZ y MOISÉS MOSER.  El programa aparente de la UNIÓN fue como un bosquejo del programa que adoptó más tarde la ALIANZA ISRAELITA UNIVERSAL: prestar ayuda a los judíos en el mundo entero y promover entre ellos el conocimiento de cosas útiles. Más lejos iba el programa real: INCLUÍA UN CAMBIO EN SENTIDO POSITIVISTA DE LA POLÍTICA DE ISRAEL respecto de las naciones cristianas; tendía, sobre todo, a introducir suavemente en la civilización nacida del cristianismo ideas específicamente judías que paulatinamente habían de provocar habían  de provocar su disolución. 
La “idea madre” de los jefes de la UNIÓN consistía en que mientras la SINAGOGA se obstinaba, sin razón, en esperar siglos, había un MESÍAS en carne humana. No se habían comprendido los antiguos textos rabínicas cuando anunciaban un rey temporal, manchando con la sangre de las batallas, hollando bajo las ruedas de su carro a las naciones que pretendieran oponerse al imperio mundial, prometido a ISRAEL, que las había de gobernar con vara de hierro. EL PUEBLO JUDÍO, consciente de su superioridad étnica, y no algunos de sus  hijos, debía vencer al mundo y  someterlo al yugo de la raza elegida.
Hallamos en la historia que algunos talmudistas aislados habían expuestos varias veces esta misma tesis, pero le estaba reservado a BARUC LÉVY presentarla con toda precisión en carta dirigida a KARL MARX:

“EL PUEBLO JUDÍO, escribe, colectivamente tomado, será su propio MESÍAS. Dominará al mundo entero por la unificación de las razas humanas, supresión de las fronteras y de las monarquías, baluartes del particularismo, y el establecimiento de una REPÚBLICA UNIVERSAL que dará carta de ciudadanía  a los judíos. En esta nueva organización de la Humanidad, los hijos de ISRAEL, esparcidos por el mundo, hijos de una misma raza y de una misma educación tradicional, sin formar por esto una nacionalidad distinta, se convertirán, sin oposición, en directores, sobre todo si logran algunos de ellos apoderarse de la dirección estable de las masas obreras. Con el triunfo del proletariado, el gobierno de las naciones que formarán la República universal pasará sin esfuerzo a manos de los israelitas. Podrá suprimirse entonces la propiedad privada por los Gobiernos de raza judía, que administrarán la fortuna pública. De esta suerte se cumplirá la PROMESA del TALMUD, que dice:
“CUANDO HAYA LLEGADO EL TIEMPO DEL MESÍAS, LOS JUDÍOS TENDRÁN BAJO SU LLAVE LAS RIQUEZAS DE LOS PUEBLOS DE LA TIERRA”. (*). 

Este lenguaje, notoriamente materialista, pero expresiones que conservan algún sabor del judaísmo tradicional, basta para explicarnos la diferencia que había entre la nueva SECTA y la SINAGOGA de entonces, y nos descubre el motivo de haber tenido que renunciar, dos veces, LEOPOLDO ZUNZ a su función de RABINO, primero, en BERLÍN (1822) y, luego, en PRAGA (1835).

Uno de los más entusiastas adeptos de la UNIÓN DE LOS JUDÍOS EN PRO DE LA CIVILIZACIÓN Y LA CIENCIA fue el poeta ENRIQUE HEINE, QUE SE AFILIÓ A ELLA A LA EDAD DE VEINTRÉS AÑOS, EL 4 DE AGOSTO DE 1822.  Desde el punto de vista “NEOMESIÁNICO”, es característico el caso de este hijo de ISRAEL que, por su talento poético, ocupa señalado lugar entre los mejores escritores del siglo XIX.

(*) Esta cita de BARUC LÉVY, de una claridad pasmosa, que puede  aplicarse a la situación política del mundo en los días en que escribimos, es del dominio público desde hace más de un siglo. Se dio a conocer, por primera vez, en el CONGRESO ANTISEMITA DE BERLÍN, (año de 1888), fue reproducida varias veces y, por última vez, según nuestros informes, en 1919. Debemos aclarar, sin embargo: 1) Que el hecho DE NO FIGURAR ESTA CARTA en la correspondencia de KARL MARX, NADA PRUEBA EN CONTRA DE SU AUTENTICIDAD, PORQUE LOS YERNOS DEL PROFETA COMUNISTA, PABLO LAFARGUE y CARLOS  LONGET, entregaron a la imprenta las cartas de su suegro y de sus corresponsales, después de haberlas expurgado con todo cuidado.  2) Que las ideas expresadas en la carta son absolutamente idénticas a las que hallamos en los escritos de judíos, como EDMUNDO FLEG, BARBUSSE, ANDRÉS SPIRE, etc. 3) Que aun admitiendo, sin concederlo, que el DOCUMENTO es de origen incierto, todo lo que acontece en el mundo, CIEN AÑOS Y MÁS después de su publicación, particularmente por lo que toca a la “JUDAIZACIÓN” de los partidos revolucionarios,  demuestra a las claras que el AUTOR estaba admirablemente INFORMADO.

GRATIAS AGAMUS DOMINO DEO NOSTRO!
Diciembre 2010.
SANTA MARÍA ARA COELI. Santa María del altar del Cielo. 
“Así esta ordenado se puede lo que se quiere;
Y no quieras saber más….
(Infierno. III, 95, 96. DANTE A.)