sábado, noviembre 05, 2011

#EL ESTADO FASCISTA EN ITALIA#

*REVOLUCIÓN: “…Todo esto sería precario, porque el dominio burgués seguiría teniendo el consenso de las clases subalternas (Note sul Machiavelli… p. 66) y la burguesía reconquistaría el poder político, quizá a través de la aclamación de un “jefe carismático”(CÉSAR, NAPOLEÓN, MUSSOLINI.
Se delinea así en toda su importancia y lucidez la estrategia de GRAMSCI: “AGRESIÓN MOLECULAR” a la sociedad civil.”*

Editó: Lic. Gabriel Pautasso


Bibliografía

E. W. ESCHMANN, El Estado fascista en Italia, trad. Rafael Luendo Tapia, Ed. Labor, Barcelona, 1931.
Rafael Gómez Pérez, Gramsci, El comunismo latino, EUNSA, Pamplona, NT, 1977.
Diel Luisa, La marcha de Roma, Revista Ideario, nº 13, p. 6, Buenos Aires, Cedade Argentina. 1987
Revista La Ciudad Futura suplemento / 4 Gramsci en América,  p. 15, Buenos Aires, 1993.

*Precedentes: DP nº 253; DP nº 254; DP nº 257; DP nº 258; DP nº 258; DP nº 260.*
Dossier Benito MUSSOLINI de DIARIO PAMPERO Cordubensis 2009-2011.

*LA MARCHA SOBRE ROMA 28 de octubre de 1922 *


Hace 89 años atrás, la Historia Universal resultaba sacudida por un hecho trascendente: Un hombre – BENITO MUSSOLINI – y un pueblo – EL PUEBLO DE ITALIA – le demostraban al mundo que era posible un nacionalismo distinto y auténtico.
Mientras la revuelta bolchevique segaba millones de vidas en RUSIA, la Italia Fascista aparecía sobre el escenario político con energía y fuerza pero sin la manía destructora de los marxistas.
Aquella mañana del 27 de octubre de 1922 se conoce, la hasta entonces secreta, movilización de los fascistas. Queda constituido el Cuartel General en PERUGGIA y los preparativos siguen su curso. Al día siguiente, los habitantes de MILÁN despiertan para enterarse de que, durante la noche todos los edificios de la ciudad,  que revisten cierta importancia, han sido disciplinadamente tomados. La red ferroviaria del  Norte de Italia también se hallaba controlada. MUSSOLINI, sin embargo, no se precipita. Calla y espera. Se halla sentado ante su mesa de trabajo y se prepara. Negocia, telefonea y da sus órdenes. El ambiente es de tensión y de nerviosismo. Pero nadie pierde la cabeza.
Afuera, en las calles, más de 50.000 hombres se han puesto en marcha. No es un ejército regular. No hay uniformes ni armas homogéneamente diseñadas. Sólo hay una consigna: “¡ROMA o MUERTE!” Y YA NO SE PUEDE RETROCEDER.
El Gobierno, en un último y desesperado intento por detener la avalancha proclama el estado de sitio. Pero el Rey se niega a firmar el decreto, aún a pesar de que ROMA ya sido cubierta de barricadas, alambradas de púa y otros obstáculos. La Reacción ya no tiene sentido. La contrarrevolución está ya tan acorralada que ha perdido la batalla sin librarla. Al conocerse la decisión del Rey, en las filas fascistas resuena el grito: “¡ROMA ES NUESTRA!”. Y la marcha se hace indetenible.
En la redacción del “Popolo d´Italia” la actividad es febril. Las ediciones especiales salen una detrás de la otra. Finalmente, el 29 de octubre de 1922 suena el teléfono. Se acabaron las “combinaciones” que aún se intentaban. El viejo régimen está agotado. El Rey ofrece directamente a MUSSONINI la tarea formar nuevo Gobierno. Es la rendición incondicional del inepto régimen demo-liberal. Y es, también la victoria incuestionable del Duce.
Ni aún en este umbral de una victoria total pierde MUSSOLINI el control de las decisiones. Con precisión dicta los titulares para la próxima edición. Ordena que se apronte un tren para viajar a ROMA: “Viajaré a las tres…no, a las ocho. Un tren especial costaría demasiado”. Y al jefe de Estación de MILÁN le recomienda: “Saldré a las ocho en punto, de acuerdo al horario establecido. De hoy en más, todo tiene que funcionar a la perfección como un reloj”. Ese es el comienzo. Así de simple. Desde ese día, la puntualidad de los trenes, bajo el fascismo, se hará proverbial. El Jefe de la Revolución, al dar su primer como Jefe de Estado, se ha limitado a exigir tres cosas: ORDEN, DISCIPLINA, EFICIENCIA.
En ROMA, mientras tanto los fascistas han comenzando a llegar desde el día 28. Pero, afuera de algunas escaramuzas intrascendentes con algunos minúsculos grupos comunistas, la paz general se ha mantenido. Los propios fascistas romanos ganan la calle y las banderas  rojas desaparecen como por arte de magia. ROMA está preparada para cuando MUSSOLINI llega.
La seriedad del momento no admite grandes festividades. Pero MUSSOLINI puede evitar que la columna de fascistas, cada vez más numerosa, estalle en júbilo saludando al jefe de la Revolución. Estas columnas llenan las calles de la antigua URBS (urbe) inmortal románica. Estas LEGIONES, COHORTES y CENTURIAS se han adueñado de la CIUDAD ETERNA, al igual que sus gloriosos antepasados. (En marzo de 1913, un periodista llamado MUSSOLINI, extrañamente desorientado y excesivamente izquierdista, converso repentino al intervencionismo en 1914, había fundado un partido al que llamó FASCITA, lo que era un nombre bastante inocuo, ya que  FASCI significa sencillamente GRUPOS. A jóvenes voluntarios exaltados, llamados ARDITI, portadores de simbólicas camisas negras. Pero todo se mantiene bajo control. Aparte de algunos incidentes inevitables, el Pueblo Italiano ha asistido a un fenómeno que se hará constantemente en el surgimiento de los nacionalsocialismos: una auténtica Revolución, profunda y amplia, sin el cerramiento de sangre inocente.
El 30 de octubre de 1922 la Marcha sobre ROMA culmina en una gran victoria del PUEBLO ITALIANO. Sin embargo, ni aún en el pináculo del éxito y del triunfo la ocasión es utilizada para la venganzas o exclusivismos suicidas. El primer Gabinete Fascista nombrado por MUSSOLINI es, en realidad, un gabinete de coalición. No hay revanchismos inútiles. Sólo hay la firme determinación de un gran hombre que sella la jornada diciendo: “He creado el primer Gobierno Nacional; con él construiré una Nación”.
Durante 23 largos, azarosos y dramáticos años, el artífice de aquella hermosa victoria del 30 de octubre de 1922 cumplió con su palabra. BENITO MUSSOLINI, el Hombre que nunca se cansó de insistir en que: “EL FASCISMO ES UN PUNTO DE PARTIDO y NO UN PUNTO DE LLEGADA, no vivió para ver el Triunfo Final. Pero esta victoria sobrevendrá. Los artífices de una nueva MARCHA ya están en camino.
El 28 de octubre de 1922 ha tenido lugar la MARCHA DE ROMA, la demostración fascista de la propia fuerza y la demostración de la apatía de los partidos políticos liberales. El 29 de octubre el Rey de Italia, VITTORIO EMANUELE III encarga a MUSSOLINI la formación de un nuevo gobierno: empieza así el régimen fascista, que habría de gobernar Italia durante veinte años. MUSSOLINI, que hasta finales de 1914 había militado en el Partido Socialista, llegando a ser director del Avanti!, conoce de cerca las últimas vicisitudes de sus antiguos compañeros y la creación del grupo comunista. BORDIGA es arrestado en febrero de 1923; TOGLIATTI, en septiembre del mismo año. Pero MUSSOLINI no controla aun todo el aparato del Estado: cuando, tras el arresto de BORDIGA y TOGLIATTI, se llega al proceso, los dirigentes comunistas son absueltos. Mientras GRAMSCI sigue en RUSIA. A finales de 1922, cuando LENIN había tenido ya el segundo grave ataque de parálisis (sífiles), el Kominter (comité internacional comunista) decide enviar a GRAMSCI a VIENA, para que pueda seguir la situación italiana. 
En Pasado y Presente de ANTONIO GRAMSCI acerca de la marcha sobre ROMA ver el número de Gioventú Fascista publicado en ocasión del noveno aniversario (1931) con artículos muy interesantes de DE BONO y BALBO escribe: “MUSSOLINI actúo. Si no lo hubiera hecho, el movimiento fascista habría perpetuado durante décadas la guerrilla civil y no está excluido que otras fuerzas, que militaban, como las nuestras (las comunistas), fuera de la ley del Estado pero con finalidades anárquicas y destructivas, hubieran acabado por aprovecharse de la neutralidad y de la impotencia estatal para realizar más tarde el gesto de rebeldía intentado por nosotros en octubre del 22. De todos modos es cierto que sin que sin la MARCHA sobre ROMA, o sea sin la solución revolucionaria, nuestro movimiento se hubiera enfrentado a aquellas fatales crisis de fatiga, de tendencias y de indisciplina, que fueron la tumba de los viejos partidos”. Hay algunas inexactitudes: el Estado no era “neutral e impotente” como se suele decir, precisamente porque el movimiento fascista era su principal sostén en aquel período; ni podía existir ninguna “GUERRA CIVIL” entre el Estado y el movimiento fascista, sino sólo una acción violenta esporádica para cambiar la dirección del Estado y reformar su aparato administrativo. En la GUERRA CIVIL el movimiento fascista estuvo alineado con el Estado, no contra el Estado, sino en forma metafórica y según la forma externa de la ley.

En Historia de las clases subalternas de ANTONIO GRAMSCI comenta un artículo de ARMANDO CAVALLI, léase “Correnti messianiche dopo il “70”. Llamar “corrientes mesiánicas” es exagerado, porque se trata de hechos individuales y aislados, que demuestran más la “pasividad” de las grandes masas rurales que una vibración de éstas por sentirse atravesadas por “corrientes”. La conclusión es justa formalmente: dictadura de la derecha, exclusión de la vida política de los partidos republicanos y clerical, indiferencia del gobierno ante la miseria de las masas agrícolas.
El concepto de “IDEAL” que se formó en las masas de izquierda; en su vacuidad formal, sirve bien para caracterizar la situación: no fines y propuestas o programas políticos concretos y definidos, sino un estado de ánimo vago y oscilante que encuentra su satisfacción en una fórmula vacía, que por estar vacía es capaz de contener cualquier cosa, incluso la más disparatada. LA PALABRA “IDEAL” es complementaria de la de “subversivo”: es la fórmula útil para promocionar frases a los pequeños intelectuales que formaban la organización de izquierda. El “ideal” es un residuo del mazzininaismo popular en el que se injerta el bakuninismo, y que se prolongó hasta tiempos más modernos, mostrando así que no se había formado una verdadera dirección política de las masas. (MIJAIL ALEXANDROVICH BAKUNIN: (1814-1876). Noble, intrépido rebelde, organizador de insurrecciones, participó en infinidad de rebeliones armadas. Condenado a muerte en varios países. Se separa de MARX y funda el anarquismo-revolucionario. “No hay mucha diferencia entre el imperio de los zares y de los países más civilizadas de Europa”, decía). Véase: ANTONIO GRAMSCI, “Cuadernos de la Cárcel”, t. 3. Cuaderno 6 (VIII) 1930-1932, p. 110-111; 114-115; 112-113. Ediciones Era, 1984, México. Edición crítica del Instituto Gramsci a cargo de VALENTINO GERRATANA.
Leemos en Pasado y Presente, Política y arte militar. Diferencia entre la táctica de las grandes masas y táctica inmediata de pequeños grupos. Entra en la discusión sobre la guerra de posiciones y la de movimientos, en cuanto se refleja en la psicología de los grandes jefes (estrategas) y de los subalternos. Es también (puede decirse) el punto de conexión entre la estrategia y la táctica, tanto en política como en el arte militar. Los individuos aislados (incluso como componentes de vastas masas) tienden a concebir la guerra instintivamente, como “guerra de guerrillas” o “guerra garibaldina” (que es un aspecto superior de la “guerra de guerrillas”). En la política el error se produce por una inexacta comprensión de lo que es el Estado (en el significado integral: dictadura + hegemonía, en la guerra se da un error similar, transportando al campo enemigo (incomprensión no sólo del Estado propio, sino también del Estado enemigo). El error en uno y otro caso está vinculado al particularismo individual, de municipios, de región; que lleva a subestimar al adversario y su organización de lucha.

*La política de juventud en el fascismo* (E. W. ESCHMANN)
La clausura del partido fascista para los adultos indujo a buscar otros medios que nutriesen sus filas. El que actualmente está en uso es el de la llamada “LEVA FASCISTA”, celebrada anualmente el día conmemorativo de la Fundación de ROMA (21 de abril), y consistente en la entrega solemne de sus armas, por los afiliados a la MILICIA que por causa de edad dejan de formar parte de ellas, a los jóvenes preparados al efecto por las Asociaciones juveniles fascistas, quienes reciben al mismo tiempo el título de miembros del partido y adquieren la plenitud de sus derechos cívicos.
Estos nuevos fascistas de 18 años de edad, proceden directamente de las llamadas VANGUARDIAS, que encuadran a los adolescentes de 14 a 18 años en tanto que los muchachos de 8 a 14 años se agrupan en las “balillas”. El nombre “BALILLA”, aplicado también al conjunto de la organización juvenil – reconocida como institución pública por ley especial de 3 de abril de 1926 -, es el nombre de un muchacho heroico que en el año de 1746 dio en Génova la señal del levantamiento contra AUSTRIA apedreando a una patrulla del ejército extranjero.
El objeto de esta organización juvenil consiste en la infiltración del espíritu fascista en el corazón de los más jóvenes, mientras que los vanguardistas reciben al mismo tiempo una preparación muy especializada no obstante lo temprano de su edad. LA “BALILLA”, como conjunto de organizaciones juveniles, incorporada hoy como sección especial al Ministerio de EDUCACIÓN, constituyó hasta septiembre de 1929 una de las llamadas “opere”, instituciones reconocidas por el Estado y creadas con objetos concretos, que si bien no son jurídicamente partes de la administración general del Estado, tampoco tienen el carácter de asociaciones de tipo común, sino que podrían considerarse como instrumentos del Estado con carácter de monopolio.
Por esto, fuera de la “BALILLA” que incluye bajo la dirección de RENATO RICCI a vanguardistas y balillas propiamente dichos, no existe ninguna otra agrupación juvenil, con excepción de algunos pequeños grupos de exploradores católicos que, en virtud del acuerdo con el  Vaticano, fueron exceptuados de la disolución acordada en general para las asociaciones juveniles, salvo aquellos que, como el cuerpo de exploradores de ITALIA se “disolvieron espontáneamente, conscientes de su inutilidad.
La actuación de las BANILLAS y de los Vanguardistas jóvenes es en el fondo igual a la de los exploradores o BOY-SCOUTS de otros países, consistiendo en marchas, vida de campamento, confiando todos los cuidados de alimentación, etc., a los propios muchachos, aprendizaje de diversos conocimientos útiles, etc., todo ello sobre el fondo de un sistema de camaradería y disciplina que se sirve de las formas de la antigua ROMA. Así, por ejemplo, los BALILLAS y Vanguardistas, lo mismo que la MILICIA, se agrupan en manípulos, cohortes y legiones. LA CULTURA DEPORTIVA forma desde luego uno de los principales objetos de estas organizaciones, las que además convocan concursos de destreza, fundan Bibliotecas, celebran actos literarios, organizan cursillos sobre determinadas materias, por ejemplo, auxilios urgentes, y hasta instituyen ESCUELAS industriales.
A DIFERENCIA DE LOS BOY-SCOUTS y otras organizaciones juveniles de los demás países, especialmente de ALEMANIA en donde se les reconoce una autonomía apenas alcanzada en ninguno otro sitio, las “BALILLAS” y “Vanguardias” italianas tienen una disciplina rigurosamente militar, no existiendo aparte de ellas ninguna otra agrupación libre, de jóvenes, como ya sea indicado. No obstante lo severo de las organizaciones, se ha buscado hábilmente el modo de conquistar la psicología juvenil = Antes de organizar la BALILLA, fue objeto de un estudio detenidísimo la manera de encauzar eficazmente a las nuevas generaciones, requiriéndose la colaboración de autoridades, como los maestros  alemanes SPRANGER y KERSCHENSTEINER. Los uniformes vistosos, la vida libre de campamento y los frecuentes viajes de estudio, convierten en una ambición infantil el llegar a ser un balilla perfecto, y más aún merecer los elogios personales del DUCE. La concesión de medallas y diplomas como recompensas a la aplicación escolar, y la publicación diaria en los periódicos de los actos de valor o de abnegación efectuados por vanguardistas o balillas, estimulan más todavía aquella ambición. A ello hay que agregar las ventajas materiales proporcionadas por estas organizaciones, como son viajes gratuitos de vacaciones, instrucción complementaria gratuita para las clases necesitadas, asistencia médica también  gratuita, subvenciones para estudios y perfeccionamiento profesional, etc.
Los recursos necesarios para todo ello son suministrados por el Estado sólo en una pequeña parte, procediendo principalmente de las subvenciones que los SINDICATOS deben destinar a las distintas OPERE consistentes en un tanto por ciento de sus ingresos fijado por ley como obligatorio, y, por último, se constituyen también mediante fundaciones. La BALILLA puede también recibir donaciones. Actúan como directores de la agrupación infantil los maestros de escuela, en los que se estima nota favorable para su carrera la dedicación entusiasta a la política juvenil fascista fuera de la escuela, y las vanguardistas están mandadas por oficiales de la MILICIA y retirados del ejército. Si bien la BALILLA ha adquirido una extensión considerable, pues a mediados de 1930 contaba con 1.300.000 afiliados, está aún lejos de alcanzar su finalidad, consistente en asociar a toda la juventud italiana, por no existir suficientes organizadores aptos para la creación de nuevos grupos o para el desenvolvimiento efectivo de los existentes entre los cuales hay muchos de existencia sólo nominal.
Las organizaciones femeninas juveniles están encaminadas principalmente a la formación deportiva de las jóvenes, a quienes se proporciona también, en años sucesivos, instrucción sobre administración doméstica, cuidados a la infancia, trabajo a domicilio, etc. También están uniformadas y disciplinadas militarmente e incluso instruidas en el manejo de armas de pequeño calibre, lo que hizo decir al PAPA PÍO XI (Tratado del  Letrán 1929) que las mujeres sólo debieran alzar sus manos para la oración.
El escaso desarrollo de la organización femenina de los 14 a 18 años, en contraposición a la amplitud alcanzada por las agrupaciones juveniles masculinas e incluso por la de PICCOLE ITALIANE, que incluye a las muchachas de 8 a 14 años, es debido a la idea, predominante todavía en ITALIA, que rechaza toda actuación ostentosa de las jóvenes solteras, no pudiendo aún predecirse hasta que punto logrará contrarrestar el fascismo esta arraigada convicción.
En la política juvenil fascista existe como problema importante, y aun no resuelto, el de la situación del partido fascista como tal partido en el Estado fascista del futuro; en efecto, si llega a tener realidad el propósito de incluir en las BALILLA a la totalidad de la juventud, puede ocurrir o que pasen mecánicamente de la BALILLA al partido de la leva anual  todos los jóvenes que alcancen los 18 años, con lo cual resultaría, una vez transcurrido el tiempo necesario para la extinción de las antiguas generaciones,  que se habría identificado el partido con la Nación, o que sólo ingrese anualmente  en el partido una parte de la correspondiente promoción, lo que difícil de justificar tratándose de jóvenes que habrían recibido todos la misma formación fascista. Esta segunda solución, por el mismo motivo crearía una nueva dificultad al partido, necesitado de fortalecer su situación como minoría.
Por otra parte, el porvenir del fascismo como concepción nueva de la vida está ligado al éxito de la política de JUVENTUD. La REVOLUCIÓN FASCISTA no terminará hasta que no sigan formándose en el espíritu fascista nuevas generaciones juveniles, después de las que ya en las levas correspondientes a los nacidos en 1908, 1909, 1910 y 1911, han pasado ya al partido. A MEDIDA QUE TRANSCURRA más tiempo, la mayor permanencia de estas promociones en las organizaciones juveniles hará más sensible su influencia.
Las circunstancias religiosas contribuyen a estrechar la unión de aquéllas al Partido y al Estado. Cada legión de la BALILLA tiene un capellán, siendo obligatoria en los domingos la misa, antes de cualquier otra ocupación. Hasta existe una ORACIÓN especial de los BALILLA por el DUCE del fascismo, compuesta por el Obispo de BRESCIA en los términos siguientes: “Escucha, ¡OH DIOS!, EL RUEGO QUE TE DIRIGIMOS LOS MUCHACHOS DE ITALIA, glorioso Señor de los pueblos a los que gobiernas con mano benigna y todopoderosa. Te pedimos que nuestro DUCE pueda siempre dirigir a la PATRIA hacia el cumplimiento de la misión que la Providencia le ha señalado en el mundo…Bendice sus planes y corona sus constantes esfuerzos para lograr que ITALIA sea siempre digna de conservar su condición de gran pueblo católico y su puesto de honor como centro de la cristiandad católica”.
Aún no puede decirse si, como pretende el fascismo, ha de surgir realmente un nuevo tipo italiano de esta premeditada política de juventud con su exaltación de la disciplina y del valor, y su tensión de la voluntad. Si parece hasta ahora que la juventud italiana actual sea más apta, perseverante y enérgica que la anterior. Seguramente no pueden menos de producir algún resultado el régimen de disciplina militar, los efectos fisiológicos de los ejercicios corporales continuados y las exigencias que plantean la vida de campamento, las largas marchas con bagaje de campaña, etc.
Otra cosa son, naturalmente, los resultados morales de la política fascista relativa a la juventud. Prescindiendo del grave problema de la convivencia en unos mismos espíritus de doctrinas tan discordantes, aunque igualmente dogmáticas, como el catolicismo y el fascismo, no parece enteramente discreta la exaltación desmedida del propio país deprimiendo a los restantes en la mente de los jóvenes fascistas, precisamente en una época de integración universal en que las naciones tienden a la mutua aproximación. Pero desde luego da sensación  de una revolución, seguramente no menos trascendental que la de 28 DE OCTUBRE DE 1922 el espectáculo de un tropel de balillas, descubiertos, con sus equipos a la espalda, cubiertos de polvo, al desfilar cantando por la Puerta Romana de FLORENCIA en una noche de verano. 

*FECHAS PATRIAS*

.1919
Marzo Unión de los Fasci del combattimento.
Julio Liga Intensa ed azione.
12 sept. Ocupación de Fiume

1920
12 nov. Tratado de Rapallo con Yogoeslavia; anexión de Zara y su zona; renuncia a Sebenico y Spalato.

1921
Enero Disidencia de la rama comunista respecto del socialismo.
1-3 mar Huelga general socialista fracasada.
24 abril Golpe de mano fascista en Bozen (Bolzano).

1922
22 feb. Gobierno Facta.
3 oct. Segunda ocupación de Bozen (Bolzano) por los fascistas.
24 oct. Día del Partido, celebrado por los fascistas en Nápoles.
24 oct. Dimisión del Gobierno Facta.
27 oct. Dimisión del Gobierno Facta.
28 oct. Marcha sobre Roma.
23 Dic. Encíclica pontificia Ubi Arcano, nueva afirmación del poder temporal de la Santa Sede.

1923 
1 feb. Reconocimiento de la legalidad de la Milicia.
21 abril Institución como fiesta nacional del día de la fundación de ROMA.
Mayo Reforma del partido hacia un mayor rigor de su disciplina.
16 julio Ley sobre responsabilidad de la prensa.
6 sept. Ley sobre el contrato colectivo de trabajo.
18 sept. Implantación de la instrucción religiosa en las escuelas nacionales. 
1925
20 nov. Ley sobre represión de sociedades secretas Masonería.

1926
7 enero Ley sobre la protección de la industria nacional. 
3 abril  Ley sobre la celebración de contratos obligatorios e institución de una magistratura del trabajo.
20 junio Instauración de la jornada de 9 hora.
6 nov. Ley de orden público. 

1927
21 abril  Publicación de la “Carta del LAVORO”.
23 junio Ley contra la propaganda del aborto.

1928
31 marzo Atribución a las organizaciones de juventudes del partido fascista de toda educación extraescolar de los jóvenes.

1929
11 febr. Tratado de Letrán entre Italia y la Iglesia católica. 
14 sept. Transformación del Ministerio de Instrucción en un Ministerio de Educación Nacional, ampliando sus servicios. Nombramiento de subsecretario de Estado a favor de R. RICCI, director de las organizaciones juveniles fascistas.
1 oct. Reducción del número de miembros del Gran Consejo Fascista. 

Período estudiado: 1919-1929. Falta 1930-1943

EDITÓ: gabrielsppautasso@yahoo.com.ar DIARIO PAMPERO Cordubensis – INSTITUTO EREMITA  URBANUS. Córdoba de la Nuevo Andalucía, 7 de mayo del Año del Señor de 2011. Conmemorando el natalicio de MARÍA EVA DUARTE DE PERÓN 1919 – 7 de mayo – 1952. Sopla el Pampero. ¡VIVA LA PATRIA! ¡LAUS DEO TRINITARIO! ¡VIVA HISPANOAMÉRICA! Ave María Purísima! gspp. Artículo: El Estado fascista en Italia. Archivos: Dorrego,