viernes, noviembre 04, 2011

*AL PODER POR LA IGNORANCIA*

“Tienes que amar al Gran Hermano. No basta que le obedezcas; tienes que amarlo” (“1984” p. 227)
George ORWELL (1903-1950)

Editó: Lic. Gabriel Pautasso

1984”. Narrativa Actual. Ediciones Destino, Barcelona, 1994, p. 261.  
 Nota: GEORGE ORWELL  es el seudónimo de ERIC ARTHUR BLAIR, que nació en Montihari (INDIA) en 1903 y murió en Londres en 1950. Tras cursar sus estudios en ETON (INGLATERRA) parece el Monserrat, entre 1922 y 1928 fue oficial de policía en BIRMANIA. De regreso en Europa, desempeñó diversos oficios en FRANCIA e INGLATERRA, pasando por épocas de la más absoluta indigencia. Participó en la guerra civil española (o Cruzada de la Liberación 1936-1939) encuadrado en una milicia del Partido Obrero de Unificación Marxista (POUN); de esta experiencia surgió su libro testimonial “HOMENAJE A CATALUÑA”. Durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) fue miembro de la Home Guard y colaboró como periodista en la BBC y la revista Tribune. De su obra narrativa  cabe destacar La marca, El camino de Wigan Pier, La hija del Pastor, Subir a por aire, Venciste Rosemary y Rebelión en la granja. La referencia es al libro “1984 del escritor inglés GEORGE ORWELL. Se trata de una fantasía utópica que presenta de un modo bastante pesimista (y, como Ud. lo verá, de un modo bastante acertado, por desgracia) el futuro en el año 1984, GEORGE ORWELL (1903-1950) ES TAMBIÉN AUTOR DEL CONOCIDO “REBELIÓN EN LA GRANJA”, famosa sátira del comunismo.
*En nuestra Editorial “Ya llegó 1984?” del “THE ODINIST” nº 44, decíamos que el régimen gobernante de nuestro país (se refiere a EE.UU. o Argentina) está promocionando deliberadamente la desinformación y la ignorancia EN VARIOS SECTORES, para favorecer sus propios propósitos políticos. Ahora resulta ser que existe un programa aún más insidioso, emanado de ciertos círculos del régimen, diseñado para SUBVERTIR directamente el mismísimo aparato educativo.

Esta increíble estrategia oficial, enunciada recientemente (1980) por un legislador estatal de FLORIDA EE. UU. O en cualquier parte del mundo en un programa educativo (¡!) de la TV, se define aproximadamente como sigue: “por supuesto que es tremendo el bajón sufrido por el ÍNDICE DE LECTURA; que tanta gente joven –y aún algunos de sus mismos maestros- tengan dificultades para alcanzar hasta un mínimo  de fluidez en el leer y el escribir. Tenemos que recordar que la nuestra es la ERA DE LOS MEDIOS ELECTRÓNICOS. La palabra impresa e escrita simplemente ya no es tan importante. La mayor parte del conocimiento necesario y de la educación requerida puede ser transmitida a través de medios electrónicos. De este modo ya no es realmente tan importante que la gente aprenda a leer y escribir. Tenemos enseñarle a ESCUCHAR. ¡SIMPLEMENTE ENSEÑEMOS A ESCUCHAR!”.

¡Qué conveniente para nuestros futuros amos! Los esclavos no necesitan leer. Los esclavos no necesitan escribir. Los esclavos ni siquiera necesitan pensar. ¡Todo lo que los esclavos tienen que hacer es escuchar! ¡Y OBEDECER! Y si los esclavos pueden ser sutilmente manipulados hacia la OBEDIENCIA de modo que ni siquiera se dan cuenta de su esclavitud ¡tanto mejor! ¿Para qué tomarse el trabajo y la molestia de forzar la DICTADURA DEL ESTADO con escuadrones de gorilas malévolos y agresivos, metidos en uniformes, esgrimiendo garrotes y subametralloras, cuando los resultados deseados pueden ser tan fácilmente logrados simplemente dejando que la voz suave, meliflua y persuasiva del GRAN HERMANO se derrame por sobre todos desde la pantalla del televisor?
“Enséñenles sólo a escuchar! ¿Qué puede ser más peligroso para el sistema que una mente independiente, autárquica, poniéndose a sopesar, a analizar y a criticar? Por lo tanto, désele a ese mente una jaula electrónica; hágasela simple extensión de los medios masivos para que pueda ser encendida y apagada a voluntad?
“¡Ensénenles sólo a escuchar!” Y PUESTO que YA SE QUIEN controla los medios electrónicos masivos; puesto que el acceso al monopolio de los medios está tan rígidamente restringido, resulta una conclusión previsible el establecer qué información y de quién serán las ideas que podrán ser emitidas.
“¡Enséñenles sólo a escuchar!” ¡Qué exasperante es para el régimen el que ciertos puntos de vistas “extremistas” y varias fuentes “revolucionarias” de hechos “controvertidos” sean puestas en letras de molde! Por supuesto, si la gente está demasiado en “escuchar” y no tiene así oportunidad de leer material opositor; si se ha vuelto literalmente incapaz en  comprender y hasta de leer en absoluto…
“¡Enséñenles sólo a escuchar! “Al fin y al cabo, ¿para qué sirven miles de años de Historia occidental y de la cultura universal? ¡Esta es la generación del AHORA! ¿A quién le importa PLATÓN, ARISTÓTELES, MARCO AURELIO, DESCARTES, NEWTON, DARWIN, NIETZSCHE, HEIDEGGER o SÓFOCLES, SHAKESPEARE, MARLOWE, DICKENS, HAMSUN, CELINE o cualquier otro de estos escritorcillos? Pero, puesto que es tan poco práctico y tan incomodo el destruir públicamente  todas estás obra del pasado, el régimen simplemente se ocupará de que cada vez haya menos mentes capaces de apreciarlas. SI NO SE PUEDEN MANDAR LAS PALABRAS IMPRESAS POR EL “INCINERADOR DE LA MEMORIA”, PUES ¡MÁNDENSE LOS CEREBROS!
“Enséñenles sólo a escuchar! La voz del Gran Hermano nos habla todos los días en miríadas de formas, y para un número cada vez mayor de nuestros congéneres se está volviendo imposible el no escuchar! Porque el Gran Hermano nos habla a través de “Archie Bunker” y “Los Ángeles de Charlie”; a través de los “Walton”, de “Johnny Carson” y el “Capitán Canguro” y “Lou Grant”; a través de papito “Ingalls”, los “Picapiedras” y “Barnaby Jones” y “Bid Hardy” y los habla a través de “Skokey y el Bandido” y “Fiebre de Sábado por la noche” y “Grease” y una montaña de similares estupideces en celuloide. Nos habla a través del locutor que nos insta a “¡COMPRAR, COMPRAR, COMPRAR”; a través del político que suplica: “¡VOTEN, VOTEN, VOTEN!”; y a través del cura, el intelectual y el moralista que nos ordena “¡CREER, CREER, CREER!”. Nos habla a través del rock, del disco, del muzak. ¿Acaso no puede oírlo? ¡ESCUCHE!
 Sería tiempo que DEJARAMOS de escuchar el régimen y su infinita cadena de mentiras, sus teorías trasnochadas y sus distorsionadas seductoras. Tenemos que ocuparnos de que el régimen sea el que se ponga a escuchar. Y el próximo sonido que deberá oír, será el de los pasos redoblados de un PUEBLO despierto y decidido.
(Apareció en la revista “THE LIBERTY BELL” vol. 7 nº 12, agosto de 1980. Resulta realmente alentador ver cómo en el gran país del Norte hay gente con sentido nacional, sanos y patriotas, que no solamente saben lo que dicen sino que se atreven a decirlo. Revista argentina “IDEARIO” CEDADE ARGENTINA, nº 12, agosto-septiembre de 1982, Buenos Aires).

*“1984 es el año en que WINSTON SMITH, que trabaja en el Departamento de Registro del Ministerio de la Verdad, decide iniciar un diario para dejar constancia de su vida, en una SOCIEDAD DOMINADA POR UN RÉGIMEN TOTALITARIO, POR UN SUPERESTADO EN EL QUE EL PODER ES LO ÚNICO IMPORTANTE. Bajo la omnipresente y asfixiante del Gran Hermano, WINSTON intenta buscarse a sí mismo y, harto de su vida gris y rutinaria, decide rebelarse contra el sistema. Pero ni el amor le servirá de él… Considerada un clásico de la novela de anticipación, esta obra inspiró la película del mismo título dirigida MICHAEL RADFORD y protagonizada por JOHN HURT y RICHARD BURTON”. GEORGE ORWELL “1984”*

*EDITOR: gabrielsppautasso@yahoo.com.ar DIARIO PAMPERO Cordubensis. INSTITUTO EREMITA URBANUS. Córdoba de la Nueva Andalucía, a 14 de mayo del Año del Señor de 2011. Fiesta de SAN BONIFACIO, MÁRTIR. Sopla el Pampero. ¡VIVA LA PATRIA! ¡LAUS DEO TRINIDAD! ¡VIVA HISPANOAMÉRICA! Ave María Purisíma! gspp.*