domingo, septiembre 28, 2008

"El Gendarme Cabo Romero, vencedor del EGP, Orán, Salta, 1964"


“El revolucionario penetra al mundo del Estado, de las clases y de la así llamada civilización, y vive en este mundo sólo porque tiene fe en su rápida y completa destrucción. Si le es fiel a algo más en este mundo, deja de ser un revolucionario. NO DUDARÍA EN DESTRUIR CUALQUIER POSICIÓN, CUALQUIER LUGAR O CUALQUIER HOMBRE EN ESTE MUNDO. Debe odiar a todos y a todo con un odio igual. Mal para él si se tiene en este mundo relaciones con padres, amigos o amantes; YA NO ES UN REVOLUCIONARIO SI SE DEJA DOMINAR POR TALES AFECTOS”.
SERGEI GENNADIYEVICH NECHAYEV. “El Catecismo del Revolucionario” Trad. ROBERT PAYNE, Nueva York, 1950, ps. 10-11.

EL GENDARME CABO ROMERO, VENCEDOR DEL EGP, ORÁN SALTA 1964

RESPUESTA A JORGE LANATA, periodista de izquierda delirante y a confesión de parte... OSCAR DEL BARCO, filósofo de izquierda y a DANIEL AVALOS, “historiador” de izquierda...

A confesión de parte...
“Cuando observo lo que fue mi vida (...) caigo en la cuenta de que la revolución ha sido un pretexto para cometer las peores atrocidades quitándoles todo vestigio de culpabilidad. Nos escudábamos en la meta de la búsqueda de hacer el bien a la humanidad, meta que era una falacia, porque lo que contaba era la belleza estética de la acción,. Éramos jóvenes irresponsables, aventureros, éramos una casta aparte (...).
“POR SUERTE NO OBTUVIMOS LA VICTORIA, PORQUE DE HABER SIDO ASÍ, TENIENDO EN CUENTA NUESTRA FORMACIÓN Y EL GRADO DE DEPENDENCIA DE CUBA, HUBIÉSEMOS AHOGADO AL CONTINENTE EN UNA BARBARIE GENERALIZADA. Primero, hubiéramos fusilado a los militares, después a los opositores y luego a los compañeros que se opusieran a nuestro autoritarismo, y soy consciente de que yo hubiera actuado de esa forma”. (JORGE LANATA, “MUERTOS POR AMOR”, Alfaguara, Buenos Aires, 2007, pp. 140-141).
JORGE MASETTI, (hijo del jefe del EGP, el comandante “Segundo”: Jorge Ricardo Masetti), “El furor y el delirio. Itinerario de un hijo de la revolución cubana”, Tusquets Editores, Barcelona, 1999.


ORAN, 1964: EL FIN DE UN COMIENZO

Por Andrés Gustavo Mourier

Dedicado a la memoria (post mortem) de Juan Adolfo Romero,
Primer mártir de la guerra contra lasubversión marxista, y a la efectiva acción de nuestra Gendarmería Nacional.

Desde principios de la década del “60”, nuestra revista comenzó a alertar sobre la agresión de la subversión marxista, afirmando que nuestro país se estaba transformando en un campo de batalla de la Guerra Fría que enfrentaba a los bloques del mundo. En 1964 esa circunstancia, todavía hipotética se transformó en una cruda realidad al descubrirse y aniquilarse el primer intento serio de atacar nuestras instituciones. A los pocos días de esos episodios describimos el caso del llamado “EJÉRCITO GUERRILLERO DEL PUEBLO” (ver “M. de Inf.” Vol. VI (1964), nº ,1/2 pág. 104). Hoy, a más de cinco lustros (1964-2007) de aquellos episodios, el autor nos recuerda cómo fue el comienzo de aquella orgía de sangre que configuró la guerra contra las bandas de delincuentes terroristas de los año “70”, cuyo último rebrote en 1989 (La Tablada) merece más de una reflexión de parte de todos los argentinos. (La Dirección). (Revista “M. de INF.” Vol. VI (1964) nº ½, págs. 104 a 123).

Bibliografía consultada:

* Copia sinopsis del Sumario nº 10/64 del Escuadrón de Gendarmería Nacional 20 “ORÁN”, facilitada por la Región de GN (Campo de Mayo).
* Revistas de Gendarmería Nacional nº 8 y 9 (Año II – 1965), artículos “Crónica de una Guerrilla”, y nº 78 (Año XVI – 1979), artículo “Operación Santa Rosa”.
* “Guerra Revolucionaria en la Argentina” (1959/1978) del General de Brigada (R) D. RAMÓN G. DÍAZ BESSONE – Ed. Círculo Militar, Vol. 735, año 1988.
* RAÚL BURGOS, “Los gramscianos argentinos. Cultura y política en la experiencia de Pasado y Presente”, 1ª Ed. Siglo Veintiuno de Argentina, Bs. As. 2004.
* DANIEL ÁVALOS, “La guerrilla del CHE y MASETTI, 1964. Ideología y mito en El Ejército Guerrillero del Pueblo. Testimonio de HÉCTOR JOUVE”. Ed. Política y Cultura – 2ª Ed. Córdoba, La Intemperie, 2005.
* JORGE LATANA, “Muertos de Amor”, 1ª Ed. Buenos Aires, Alfaguara, 2007.
* GUSTAVO MORELLO, “Cristianismo y Revolución. Los orígenes intelectuales de la guerrilla (en la) argentina”. 1ª Ed. Córdoba, Universidad Católica de Córdoba, 2003.
* LUCAS LANUSSE, “Cristianismo revolucionario, La Iglesia militante”. 1ª Ed. Buenos Aires, Javier Vergera Ed. 2007.
* JUAN BAUTISTA YOFRE, “Nadie fue” - Crónica, documentos y testimonios de los últimos fías, las últimas horas de ISABEL PERÓN en el poder, 3ª Ed. Buenos Aires, 2006.
* DOMINGO BRESCI (compilador), Documentos para la Memoria histórica, “Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo”, Centro Salesiano de Estudios San Juan Bosco. Centro Nazaret. Comisión de Estudios de Historia de la Iglesia en Latinoamérica (CEHILA), 1ª Ed. Palabra Gráfica, Buenos Aires, abril 1994.
* UNIVERSIDAD CATÓLICA DE CÓRDOBA, “Una Historia con sentido. Los primeros 50 años de la Universidad Católica de Córdoba 1956-2006”. Investigación y narración: MARCELA B. GONZÁLEZ, 1ª Ed. de la Universidad Católica de Córdoba, 2006.

“Los verdaderos filósofos, sin embargo, son los generales y legisladores; ellos dicen: Así debe ser”.
FEDERICO NIETZSCHE, “Más allá del bien y del mal”.

Texto 1. Nota En mayo de 1963, JORGE RICARDO MASETTI, el “COMANDANTE SEGUNDO”, se estableció en el norte argentino para lanzar allí una guerrilla rural bajo inspiración directa del CHE GUEVARA, a quien conoció en la Sierra Maestra entrevistándolo como periodista de Radio El Mundo. Formaban parte del grupo algunos cubanos del entorno personal del CHE (HERMES PEÑA, por ejemplo), ex miembros argentinos de la Federación Juvenil Comunista y militantes independientes. El grupo, instalado en la selva de los Yungas, se presentó como Ejército Guerrillero del Pueblo (EGP). Nunca llegó a entrar en combate, pero tuvo dos muertos: “PUPI” ROTBLAT, quien, en medio de varias crisis asmáticas no pudo soportar el entrenamiento militar; ROTBLAT quiso regresar pero el grupo sospechó que se escaparía comprometiendo su posición, por lo que fue condenado a muerte y fusilado. BERNARDO GROSWALD, ex empleado bancario cordobés sufrió una crisis nerviosa y se negaba a cumplir con la disciplina militar, no se higienizaba, lloraba con frecuencia y se masturbaba varias veces al día. También fue condenado a muerte.
La Gendarmería localizó al EGP en la zona por denuncias de los propios campesinos, y pudo reducirlos sin mayores inconvenientes. Fueron detenidos catorce guerrilleros, entre otros HÉCTOR JOUVÉ, FEDERICO MÉNDEZ Y HENRY LERNER, que sufrieron todo tipo de torturas anteriores al proceso judicial, donde se los condenó a cadena perpetua...
En junio de 2000, GABRIEL ROT, codirector de la revista “Lucha Armada en la Argentina”, publicó un exhaustivo trabajo sobre el EGP titulado “Los orígenes de la Guerrilla en la Argentina” (Ediciones El cielo por asalto). En octubre y noviembre de 2004, la revista cordobesa “La Intemperie” publicó una extensa entrevista en la que JUOVÉ relata cómo fueron las ejecuciones de ROTBLAT y GROSWALD. El lúcido y descarnado testimonio de JOUVÉ desencadenó un debate que aún no cierra: el filósofo OSCAR DEL BARCO se declaró luego responsable de esas muertes por el hecho de haber apoyado al EGP. “NO HAY CAUSAS NI IDEALES QUE PUEDAN EXIMIRNOS DE CULPAS”, escribió. Otras revistas como Conjetural, Veintitrés, y Ñ sirvieron también de caja de resonancias del destino de aquella primera experiencia guevarista.
JORGE LANATA, “Muertos de amor”, Alfaguara, Buenos Aires, abril 2007, p. 147-148.
“Por otra parte, ese ejército guerrillero, según la teoría guevarista debería integrarse con CAMPESINOS oprimidos. En la empresa de MASETTI, anota ROJO, “se prefirió recurrir a dos semilleros potenciales combatientes: las filas universitarias y los disidentes del partido comunista”.
ENRIQUE DIAZ ARAUJO, “La rebelión de la nada – El “Che” Guevara: Mito y realidad”, Cruz y Fierro Editores, Buenos Aires, 1983, p. 344.

Texto 2: JORGE LANATA y su crítica revisión de los “70”. “Los buenos no eran tan buenos”. Con su nueva novela, MUERTOS DE AMOR, pone en foco el fracaso de la violencia y cuestiona la versión “lírica y heroica” que tiñe al setentismo. Entre el “hombre nuevo” y el infierno. Opinan BONASSO, WALGERy BUFANO. El reglamento interno del EGP. Reporta ROBERTO CABALLERO. p. 54 a 59.
“Ahora, el periodista ya consagrado vuelve a analizar una época que regresó de la mano del poder K. a veces como paradigma político. A veces como simple marketing electoral. Y hace con “Muertos de amor” una novela sobre el Ejército Guerrillero del Pueblo (EGP), la frustrada experiencia guevarista conducida por JORGE MASETTI en Salta, a principios de los “60”. En la búsqueda del “hombre nuevo”, aquel grupo cometió actos de heroísmo y también atrocidades: sin entrar en combate, ya había fusilado a tres de sus miembros por “defecciones revolucionarios. Un fracaso”. Hoy lo que quiero contar es esto que pasó. Ahora, ¿por qué lo quiero contar? Porque en realidad fue contado de una manera muy polarizada, muy “gesta heroica de MASETTI”. ¿Se puede querer el CHE pensando que como militar fue un idiota, pero que como político era un tipo generoso? Yo creo que sí. ... Hay que decir que como militar era un idiota, el CHE no hizo la campaña de los Andes: terminó en Bolivia comprando campesinos para que no lo delataran. Y esto no lo dice la CIA, lo dice la gente que estuvo ahí, con él...
¿Qué había que hacer con los putos? Según el EGP de MASETTI, fusilarlos. Era un delito contra natura. ¿Qué te dice eso de la generación del “70”? ... Muertos de amor por SYLVIA WALGER... LANATA describe de manera neutra y sin emitir juicios la figura del revolucionario implacable y jansenista (uno era todos) y cómo esa serie de individuos colapsaron en función del grupo. Se anima, también, a mostrar la doble faz de los ideales. La revolución de entonces era hacia fuera un acto bello y compasivo. Hacia adentro, en cambio, primaba lo despiadado. Como el fusilamiento de PUPI ROTBLAT que enfermo de asma no pudo soportar el entrenamiento militar y pidió regresar. El grupo sospechó que su partida los comprometería y lo ejecutó. Muertos de amor es un relato que a los sobrevivientes de aquella generación nos obliga sobre algo que en aquella época nadie se hubiera permitido y es que ninguna merece el costo de una vida humana... Reglas blindadas. Reglamento de justicia nº 1 del EGP, redactado por el Comandante Segundo. Serán sancionados con PENA DE MUERTE los siguientes delitos: traición, cobardía ante el enemigo, insubordinación, torturación, violación, asesinato, robo, bandolerismo, deserción, delito contra natura (homosexualidad), maltrato a la población o al prisionero, descuido con las armas o material político, infidencia, calumnia contra el EGP, sus oficiales, otros compañeros y todas aquellas actitudes que lesionan la unidad o los fines del EGP.
“Hicimos macanas” por SERGIO BUFANO. Entramos a la guerrilla por dos cuestiones fundamentales: la influencia de la Revolución cubana y las guerrillas en varios países de Latinoamérica que parecían indicar que estábamos en vísperas de la revolución. El otro factor fue la dictadura de ONGANÍA. A mí en el “63” me invitaron a ir a Salta y no fui porque había democracia y estaba ÍLLIA. Yo era miembro de las Fuerzas Armadas de Liberación. Éramos críticos de Montoneros y del ERP porque creímos que avanzaban excesivamente en el uso de la violencia. La guerrilla fue políticamente derrotada el 25 de mayo de 1973, cuando la gente votó por la paz...
Había una visión muy hermética de lo que era la izquierda guerrillera y efectivamente no éramos tan buenos.
“LANATA también tiene ideología” por MIGUEL BONASSO. Me parece bien que las generaciones que no participaron de los “70” comiencen a revisar esos años. Pero creo que esa revisión debe ser contextualizada. Hay que rechazar las versiones ahistóricas. No puede juzgar los hechos de los “70” desde la democracia del 2000... Los periodistas militantes nunca subordinamos la realidad a nuestros deseos. Por último, sobre el tema de la novela de LANATYA, el EGP de MASETTI, fue un error trágico desde el vamos. El mismo CHE lo había advertido: no se puede armar un foco guerrillero cuando hay formas democráticas-burguesas en funcionamiento. Todo eso fue una tragedia.
El profesor C. WRIGHT MILLS valora el carácter de clase de la REVOLUCIÓN CUBANA, con estas palabras: “Nuestra Revolución no es una revolución hecha por sindicatos obreros ni por los asalariados de la ciudad, los partidos sindicalistas ni nada por el estilo. Dista mucho de ser una revolución como las conocidas hasta ahora. Ante todo, como ya os hemos dicho, sus dirigentes han sido jóvenes intelectuales y estudiantes de la Universidad de La Habana. Ellos fueron quienes dieron los primeros pasos. Dieron muchos primeros pasos por mucho tiempo, hasta que algunos de esos pasos comenzaron a dar resultados. Entonces, a medida que avanzaban, el movimiento que estructuraban recogió el poderío de los campesinos cubanos”.
(C. WRIGHT MILLS, “Escucha yanqui”, McGraw Hill, Nueva York, 1960, p. 46).

Texto 3. OSVALDO BAYER, “De ideas, derechos y revoluciones”. BAYER reivindica, con entusiasmo colosal, la política de derechos humanos del Gobierno y repasa, bajo nueva luz, sus discusiones sobre la violencia revolucionaria, incluido un memorable diálogo con el CHE GUEVARA.
El CHE GUEVARA y la lucha armada. “...Nos explicó, en dos horas y media, como había que hacer la revolución en la Argentina. Dijo que la revolución argentina debía empezar en las sierras de Córdoba, donde un grupo de cincuenta compañeros se las arreglan solos para vivir, para obtener la comida, los remedios...”
En 2005, a propósito de un testimonio sobre el Ejercito Guerrillero del Pueblo (EGP) que lideró RICARDO MASETTI en Salta y que ejecutó a dos de sus de sus “combatientes”, el filósofo OSCAR DEL BARCO escribió: “Somos responsables de esos asesinatos” ¿Qué opina de esta postura, que abrió una dura polémica entre quienes fueron militantes o simpatizaron con la lucha armada? Es muy fácil de declarar asesinos a la juventud que tomó el camino de la guerrilla... Cuando hay violencia de arriba es inevitable que surja la violencia de abajo. Los golpes militares justificaron todas las reacciones. El bombardeo de la Plaza de Mayo, la operación Masacre, ONGANIA, con los Bastones Largos, LANUSSE, y Trelew, Ezeiza, Las Tres A, y la desaparición de VIDELA son motivos más que crueles para comprender las reacciones. Yo estuve en contra de la guerrilla, estaba más de acuerdo con AGUSTÍN TOSCO y su Cordobazo: la protesta con la gente en la calle, creo que ese hubiera el camino para terminar con la violencia de arriba de arriba y por ende, la de abajo. (Revista de Clarín, “Ñ”, nº 171, sábado, 6 de enero de 2007, p. 10-11.)

Texto 4. Libro. “La Guerrilla romántica”. La violencia de los “60” y “70” por LANATA. ...Por qué mierda me cuesta tanto ahora decir la palabra Revolución, si eso era lo que íbamos a hacer, una Revolución, revolucionar, revolucionarios, eso éramos, hombres de la Revolución. Tal vez sea eso lo que quieran: que les hable de la Revolución que no pudimos hacer (...) J. R. MASETTI. JORGE entrevistó a FIDEL (era alto como un espantapájaros y tenía una afilada y ronca voz de niño), y volvió a Buenos Aires y escribió su único libro, “Los que luchan y los que lloran” y la Revolución triunfó y él volvió a La Habana. En aquel primer año supo que los pasillos del Palacio podían ser más intrincados y crueles que los de la Sierra. Participo del grupo fundador de Prensa Latina y terminó cercado por las autoridades del Partido Comunista cubano. Un día los frenos de su automóvil se desequilibraron por arte de magia, aunque la versión oficial que podía tratarse de un atentado de la “contra”. JORGE no era comunista y finalmente terminó fuera de la agencia. El CHE lo asiló en el Departamento de Propaganda de las Fuerzas Armadas. El 25 de mayo de 1962, los trescientos ochenta argentinos en La Habana se reunieron en un asado con el CHE como huésped de honor. También estaba allí JOHN WILLIAM COOKE, entonces delegado de PERÓN, y una delegación de técnicos del Partido Comunista argentino, enfrentado a las teorías revolucionarias de GUEVARA. En medio de la comida, el CHE escribió algo en una caja de fósforos y se la pasó a un argentino que estaba sentado a su lado. La caja tenía escrita, en su interior, la palabra “unidad”. Fue pasando de mano en mano y todos entendieron el mensaje. Aunque no estaban dispuestos a cumplieron (...). Para que las cosas cambien, sólo queda el camino de la pelea. Oponerles a sus armas nuestras armas, a sus fuerzas nuestras fuerzas. Debemos quitarles los fusiles de las manos y empuñarles nosotros. La lucha va a ser dura y larga, y usarán desde aviones, cañones y ametralladoras hasta delatores. Ustedes ya conocen a muchos de esos hay que ser, y seremos, implacables. Los asesinos como PÉREZ FUENTES y PEREYRA, que se preparen. Ninguno podrá seguir explotando y asesinando. Y los que les sirven, seguirán el mismo camino que ellos. Esto lo arreglará el pueblo. Esto lo arreglamos nosotros. Y vos, compañero, junto con nosotros cuando juramos “Revolución o muerte”. Recibe un saludo de hermano: Montañas de Salta, enero de 1964. Por el Ejército Guerrillero del Pueblo, Comandante Segundo.
...El plan, ¿me entendés? ¿Cuál es el plan? No hay ningún puto plan. Supónete nada más por un segundo que todos los kollas que laburan en el ingenio, a más de cien kilómetros de acá, y que jamás nos vieron leer la carta de SEGUNDO, toman conciencia y nos apoyan. ¿Y entonces, qué? ¿Qué hacemos con Orán, con Salta, con Jujuy, con Humahuaca, con Cafayate, con Tartagal, con Tilcara? Somos treinta y siete tipos. ¿Los que faltan los van a bajar de un plato volador? Y eso que no pregunto qué mierda hacemos con Córdoba, con Santa Fe, con Buenos Aires. No pongas esa cara de boludo cuando te hablo. Te digo en serio. ¿Qué plan? Ponele que le metemos “revolucionol 20 miligramos” en el agua a todos los de Orán y se convierten de inmediato. ¿Cuánta gente hay en Orán? ¿Cómo los armaríamos? ¿Contra quién pelearían? ¿El ejército, la gendarmería, la marina, la fuerza aérea, la policía? Ya sé, soy contrarrevolucionario. Soy una mierda. No sé que carajo me ando preguntando. Todo va a andar bien. Segundo sabe. Y si no sabe Segundo, sabe el Primero (...).
La primera acción programada por el EGP iba a llevarse a cabo el 18 de marzo de 1964, el día en que se cumplían dos años del derrocamiento de FRONDIZI por los militares. Iban a tomar el pueblo de Yuto, en la provincia de Jujuy. El CHE envío una nota que decía: “Espero ansioso el comienzo de las operaciones”.
Para hacer la Revolución hay que estar enamorado. No podés andar por ahí viéndoles defectos a todos, a todo. La Revolución es posible porque el amor es posible. Hay que estar enamorado de la sociedad. No es fácil enamorarse de los que piden, de los que dan lástima o vergüenza ajena. La Revolución es urgente y necesaria, y va a cambiarnos a todos, a todo. Revolucionados, seremos otros, habremos sepultados a lo que fuimos. Me enamoro, hoy, de lo que pasará mañana. Tengo melancolía del futuro. Del oxidado egoísmo del hombre viejo nacerá el Nuevo, el que amo sin haber visto jamás. Curioso amor éste que de la realidad, aunque ¿cuándo el amor necesitó de la realidad? (...)
Carta del Comandante Segundo, JORGE RICARDO MASETTI, para entregar a sus hijos JORGITO y MARÍA GRACIELA “cuando nuestro trabajo trascienda”: “Vuestro padre ha peleado duro siempre por principios revolucionarios”. Ahora está peleando también duro, una batalla definitiva. No puedo darles más detalles. Sólo quiero que sepan que en cada batalla, en cada combate, armaré mi brazo con más fuerza al saber que ustedes y vuestra hermanita LAURITA, a la que deben querer con toda el alma. Los tres son mis hijos, a los tres los quiero igual. Cuiden de ella, que es la más pequeñita, y no dejen que nada los separe. Con todo mi amor: Papá. (Perfil, domingo 22 de abril de 2007, ps. D/12-15).
En Muertos de amor, el reconocido periodista gráfico, radial y televisivo narra la desventura del Ejército Guerrillero del Pueblo en 1963, creado y liderado en el norte salteño por un ex cronista de Radio El Mundo: JORGE MASETTI, nombrado “Comandante Segundo” por el mismísimo CHE GUEVARA. En su investigación novelada y con licencias imaginarias de agridulce realismo político, el autor releva cómo fue aquel intento de comenzar la revolución socialista en la Argentina por la vía armada. Impresionante. Para leer de un tirón.
Libro: Lo nuevo de LANATA. El periodista más creíble de la Argentina retorna su pasión literaria. Ahora presenta una investigación novelada sobre un grupo guerrilla sesentista de Salta, que contaba con el del CHE GUEVARA. Una obra reveladora y fascinante. (Tapa de “DOMINGO” Perfil de 22 de abril de 2007). Fotografías: 1-Junto al Comandante. En Cuba MASETTI adhirió al ideal revolucionario en armas. 2-No es el pasado que vuelve. En los actos de protesta, en los estadios de fútbol y hasta en los recitales de rock, el CHE es un emblema imperecedero aunque la lucha armada ya no sea una opción política aceptable para nadie. 3- La Habana. Así, como FIDEL, soñaban con copar Salta los guerrilleros de MASETTI. 4-Periodista. Otra de lasa pocas fotos en las que se ve antes de empuñar un fusil. Lemas: 1-“El 25 de mayo de 1962, los 380 argentinos que vivían en La Habana se reunieron en un asado con el CHE como huésped de honor”. 2-“Me enamoró de lo que pasará mañana. Tengo melancolía del futuro. Del oxidado egoísmo del hombre viejo nacerá el Nuevo”.

“Podemos intentar injertar el olmo para que de peras... Los nuevas generaciones vendrán libres del pecado original...Particularmente importante es la juventud, por ser la arcilla maleable con que se puede construir al hombre nuevo sin ninguna de las taras anteriores... Los dirigentes de la revolución tienen hijos que en sus primeros balbuceos no aprenden a nombrar al padre, mujeres que deben ser parte del sacrificio general de su vida para llevar la revolución a su destino; el marco de los amigos responde estrictamente al marco de los compañeros de revolución. No hay vida fuera de ella... el dirigente debe unir a un espíritu apasionado una mente fría y tomar decisiones dolorosas sin que se le contradiga un músculo... El revolucionario, motor ideológico de la revolución dentro de su partido, se consume en esa actividad ininterrumpida que no tiene más fin que la muerte... Haremos el hombre del siglo XXI: nosotros mismos”.
...”Reciba nuestro saludo ritual, como un apretón de mano o un “AVE MARÍA PURIMA”. PATRIA O MUERTE”.
GUEVARA, ERNESTO: “El socialismo y el hombre en Cuba”. Carta dirigida al semanario “Marcha” de Montevideo, marzo de 1965, Ediciones Políticas, La Habana, Cuba, 1967, 45 pp. Citado en: p. 36, 41, 45.

Texto 5. “¿Cómo se llega al “Hombre Nuevo”? Estamos muy lejos de la concepción de San PABLO, aunque, a veces, se perfilen rasgos caricaturescos que pretenden engañarnos. Trascribimos la carta del Apóstol dirigiera a los efesios para comparar hasta qué punto su mensaje es totalmente tergiversado y aún destruido por las nuevas concepciones. “Os digo, pues, y os exhorto en el Señor a que no viváis ya como viven los gentiles, en la vanidad de sus pensamientos, obscurecida su razón, ajenos a la vida de Dios por su ignorancia. Embrutecidos se entregaron a la lascivia, demarrándose ávidamente con todo género de impurezas. No es esto lo que vosotros habéis sido instruidos en la verdad de Jesús. Dejando, pues, vuestra antigua conducta, despojaos del hombre viejo, (el hombre viejo es Adán, pecador, y los hijos nacidos de él en pecado), viciado por la corrupción del error; renovaos en vuestro espíritu y vestíos del hombre nuevo, (el nuevo es Cristo y los hijos nacidos de él, por la gracia), creados según Dios en justicia y santidad verdaderos”.
Es de vivo interés mantener presente el contenido de esta epístola, a fin de no olvidarlo cuando los profetas de nuestro tiempo, como JORGE LANATA y JORGE MASETTI, que abogan por la revolución total, nos dicen que su concepción es cristiana o paracristiana, ya sea de la nueva o una hipotética futura teología o “nouvelle theologique”, que nos tiene perplejos.

HACIA LA TOMA DEL PODER...

“A pesar de la decisión de STALIN de que CHINA debía servir de modelo para el comunismo latinoamericano, todas las insurrecciones armadas dirigidas por los comunistas en el hemisferio occidental culminaron basándose en el modelo ruso de octubre de 1917, o sea que se trataba de golpes súbitos y concentrados dirigidos contra las grandes ciudades con el fin de copar los ganglios nerviosos mediante la rapidez, la sorpresa y el impacto nervioso. Estas fueron insurrecciones urbanas. Su fuerza atacante era un grupo urbano: teóricamente la clase trabajadora, pero en realidad la mayoría de las veces la clase media y los estudiantes radicales. El modelo de estas insurrecciones fue tomado del clásico texto de HEINZ NEUMANN, “La Insurrección Armada del Proletariado”.
El camino chino al poder era muy diferente. Derrotados en sus esfuerzos por tomar el poder en las grandes ciudades y mantener ese poder frente a las fuerzas nacionalistas de CHIANG KAI-SHEK, los comunistas hicieron su “larga marcha” por las primitivas tierras del interior. Allí MAO TSE-TUNG organizó un Estado rival y esclavo, al que defendió y amplio mediante tácticas de guerrilla. Desde el punto de vista militar, el sistema de Yenan era gradual y explosivo, mientras el que el sistema de Petrogrado (Revolución Bolchevique) era una explosión de violencia. El sistema de Yenan consistía en desarrollar una base de operaciones en la periferia y acumular gradualmente el poderío necesario para atacar el centro. Por el contrario, el sistema de Petrogrado era tomar el centro y luego extenderse hacia fuera para subyugar las tierras del interior. El sistema de Yenan (CHINA) dependía del campesinado de la clase trabajadora urbana.
Desde El punto de vista militar la insurrección de FIDEL CASTRO, que comenzó en la remota, primitiva, y difícil Sierra Maestra, fue la primera aplicación latinoamericana de la estrategia comunista CHINA de la lucha por el poder. Esta no era la intención original. CASTRO proyectaba sincronizar su desembarco con el levantamiento urbano de Santiago de Cuba y atacar la ciudad de Manzanilla y coparla, para luego avanzar hacia La Habana. Todo ello fallo. Sin embargo, el triunfo de la operación de CASTRO contrastó con las numerosas insurrecciones latinoamericanas de tipo Petrogrado o San Petersburgo que fallaron y probablemente tienda a hacer que el sistema de YENAN (CHINA) predomine en las futuras revoluciones encabezadas por comunistas.
El cuadro que HERBERT L. MATTHEWS y otros propagandistas de CASTRO brindaron al mundo fue un cuadro de una banda armada valiente, mal armada, empobrecida y poco numerosa que derrotó a los ejércitos de BATISTA porque su causa era justa y su corazón era puro. Esta versión tocó la vena incorregiblemente moralista de la mentalidad norteamericana, pero faltó a la verdad.
Las fuerzas castristas triunfaron primordialmente porque tuvieron fuentes casi ilimitadas fuentes casi ilimitadas de dinero. Los partidarios de CASTRO dieron la impresión de que el movimiento era financiado principalmente mediante pequeñas contribuciones reunidas por las organizaciones de Resistencia Cívica en La Habana y otros lugares. No obstante, las guerras civiles cuestan gruesas sumas de dinero.
“La primera píldora amarga fue la revelación de que FIDEL no era el bravo héroe militar que su bien pagada campaña de relaciones públicas había hecho creer – escribió STANLEY ROSS, director de El Diario de Nueva York. En efecto, jamás ganó una batalla, y mucho menos la guerra”.
A continuación ROSS añade: “El arma secreta de FIDEL CASTRO RUZ fue el dinero: increíbles millones de dólares con los cuales “victorias”. Compró regimientos enteros de oficiales de BATISTA y en una ocasión hasta adquirió por 650.000 dólares en efectivo, todo un tren armado, con tanques, cañones, municiones, jeeps y 500 hombres”. (STANLEY ROSS, “Nos equivocamos con CASTRO”, “America Weekly”, 12 de junio de 1960, ps. 4-5).
NATHANIEL WEYL, “La estrella roja sobre Cuba – El asalto soviético al hemisferio occidental”, Editorial Freeland, Buenos Aires, 1ª Ed. abril 1961. Titulo original: RED STAR OVER CUBA, Nueva York, 1ª Ed. diciembre de 1960. ps. 131 a 133.

Texto 6. Esto decía el CHE GUEVARA: “Las armas no existen de por sí, hay que tomárselas al enemigo; pero, para tomárselas a ese enemigo hay que luchar y NO SE PUEDE LUCHAR DE FRENTE. Luego, la lucha en las grandes ciudades debe iniciarse por un procedimiento clandestino... se recurre al sabotaje organizado y, sobre todo, a una forma particularmente eficaz de la guerrilla que es la guerrilla suburbana”. Otro consejo: “hay que utilizar hasta el último minuto de posibilidad de la lucha legal dentro de las condiciones burguesas” (“Táctica, etc.”). En su Diario de Bolivia, indica: “la primera ley de la guerra es precaverse y destruir al enemigo”. Y, por fin, en el mismo diario aconseja el recurso de la violencia y del terror planificado, lograremos la neutralidad de los más”. Y que esto no quedaba en meros consejos se desprende del diario del capitán HERMES PEÑA TORRES, amigo del CHE, durante la expedición de MASETTI, en 1963 en la Argentina. En él se documenta que “el PUPI empezó a mandarse la parte y tuvo que desarmarle... y nosotros fusilamos a PUPI; SEGUNDO (MASETTI) formó un escándalo... refiriéndose a NARDO que fue el causante de la broma... el día 18 se había celebrado un juicio un juicio contra NARDO en el que se le aplicó la pena de muerte y el 19 fue ejecutado en el cual fui presidente del tribunal”. (Cfr. GAMBINI, HUGO y ROJO, RICARDO). Consultar: ENRIQUE DIAZ ARAUJO, “La rebelión de la nada” – “El CHE GUEVARA: mito y realidad”, Cruz y Fierro Editores, Bs. As, p. 432.

“En un artículo bien informado y completo. “¿Qué hay al final del camino Yenan?, J. L. GÓMEZ TELLO analizó la ofensiva política soviética en América Latina en febrero de 1958 y dijo lo siguiente acerca de RAÚL CASTRO RUZ:
“Detrás de (FIDEL) CASTRO hay una pequeña pero poderosa camarilla de comunistas mal disfrazados. Su hermano RAÚL es un activo procomunista, si no miembro afiliado, que ha concurrido a congresos del partido en el hemisferio occidental y detrás de la cortina de hierro. Su principal jefe militar es GUEVARA DE LA SERNA, conocido como el “CHE”, miembro del partido desde muchos años en la Argentina, Guatemala, y México”. (Diario “Arriba”, Madrid, febrero de 1958.

Texto 7. Consultar: La violencia revolucionaria: El mito del “CHE” GUEVARA por
ANTHONY BURTON. El “CHE” GUEVARA fue muerto en Bolivia el 8 de octubre de 1967, pero su nombre constituye un mito alimentado hoy por sectores extremistas de la izquierda política de todo el mundo, que no vacilan en utilizar su nombre en cuanto grupo subversivo logran movilizar. Ejemplo de ello, por ejemplo, lo constituye la “Brigada “CHE”, desprendimiento del Partido de la Liberación marxista leninista que nuestros días persiste en la lucha armada para la conquista para la conquista del poder. “El CHE VIVE”, “Viva el CHE” dicen las pintadas que llevan a cabo sus militantes en los muros de las barriadas porteñas y del Gran Buenos Aires, donde tratan de movilizar a la gente afligida por adversas situaciones sociales. Pero el mito del “CHE” no aclara nunca que GUEVARA fue un extremista de la violencia, un generador de la violencia, un criminal que proclaman que el ODIO debía ser el motor de los guerrilleros. Decía el “CHE” – revista “Tricontinental” del 16 de abril de 1967: “El ODIO como factor de lucha; el ODIO intransigente al enemigo que impulsa más allá de las limitaciones naturales del ser humano y lo convierte en una efectiva, violenta, selectiva y fría máquina de matar. Nuestros soldados tienen que ser así; un pueblo sin ODIO no puede triunfar...Toda nuestra acción es un grito de guerra...” Foco elitista. La “vanguardia revolucionaria del “CHE” no era ni proletaria ni campesina, sino que se basaba en una pequeña ÉLITE de revolucionarios profesionales cuyos antecedentes de clase eran de importancia secundaria. Estos hombres debían tener el control de la estrategia: no existiría ninguna posibilidad de organización partidaria de base urbana impartiendo órdenes a un ala militar subordinada. El pequeño “foco” de guerrilleros era el “Partido en embrión”... La actividad guerrillera rural ofrecía una imagen ROMÁNTICA comparada con la emboscada en los callejones y el disparo por la espalda del terrorismo urbano... GUEVARA representaba la juventud, una nueva creación. El líber guerrillero guatemalteco CÉSAR MONTES probó el sabor de este contraste al llamar al nuevo enfoque “una visión radical, joven, audaz, dinámica”. “La importancia de la lucha suburbana ha sido casualmente subestimada; es, en realidad muy grande. Una buena operación de este tipo extendida sobre una amplia área paraliza casi completamente la vida comercial e industrial del sector y coloca a la población entera en una situación de intranquilidad, angustia, y casi de impaciencia por el desarrollo de sucesos violentos que alivien el período de suspenso” (GUEVARA, La guerra de guerrillas, 1969, p. 43).
EL “CHE” y DEBRAY. Los principios y el curso estratégico de la campaña de guerrillas modelo GUEVARA son, sin embargo, evidentemente rurales. Están basados en la experiencia de la Revolución Cubana dirigida por FIDEL CASTRO. Dado que la misma Revolución Cubana se hizo marxista en una etapa muy posterior, lógicamente DEBRAY está forzado a sugerir que el foco no necesita participar inicialmente convicción política: “FIDEL CASTRO afirma simplemente que no hay revolución sin una VANGUARDIA; que esta vanguardia no es necesariamente el Partido marxista-leninista; y que aquellos que quieren hacer la Revolución tienen el derecho y el debe de constituirse en vanguardia, independiente de esos partidos. (DEBRAY, Régis, Revolución dentro de la Revolución, MR Press, 1967, pp. 83-84). “El debrayismo” es así, una especie de destilación de GUEVARA y por estar apartado de las realidades de la lucha de guerrillas contiene todos los efectos de los escritos jactanciosos de su héroe. La naturaleza elitista del guevarismo se pone de manifiesto: “En virtud de la situación social, en muchos países latinoamericanos (el rol de la vanguardia) corresponde a los estudiantes e intelectuales revolucionarios, como el caso del EGP y la relación con el grupo cordobés “Pasado y Presente” enlace a través de JOSE MARÍA ARICO y OSCAR DEL BARCO, entre otros, quienes han tenido que desatar o más bien iniciar las formas más altas de la lucha de clases.
La teoría GUEVARA-DEBRAY sobre la Revolución no corresponde a la realidad social y política. La historia del comandante ERNESTO “CHE” GUEVARA tiene todas las características del mito heroico y, como tal, continuará inspirando y engañando a las generaciones futuras. Por supuesto, hasta que los no comparten la ideología de GUEVARA respetan su perseverancia, aún cuando es innegable que los jóvenes que fueron incitados a la acción por el grito cubano de “Revolución o Muerte”, invariablemente encontraron sólo lo último, como fue el triste destino de los guerrilleros guevaro-cubano-argentinos del EGP en 1964.

Texto 7. Las guerrillas en la Argentina... En efecto, cuando las fuerzas de la Gendarmería Nacional arrestaron en Salta a una serie de individuos que ostentaban visibles prendas militares semejantes a las empleadas por los guerrilleros castristas en Cuba, y que empuñaban armas antitanques construidos en la Unión Soviética, así como otras armas portátiles de procedencia cubana; que abrevaban sus conocimiento en las más rancias obras marxistas-leninistas; que tenían un Código de Justicia Militar calcado de los códigos de MAO TSE TUNG; que habían creado un llamado “EJÉRCITO GUERRILLERO DEL PUEBLO” (E.G.P.); y que habían reemplazado el radiante sol de Mayo de la bandera argentina por un sol con los colores rojo y negro correspondientes al llamado “movimiento 26 de julio”, (del asalto del cuartel Moncada, La Habana, en 1952), comunista de FIDEL CASTRO, la verdad de la existencia de la guerra revolucionaria en este país no pudo ser ya más ignorada ni ocultada, aunque algunos pretendían esconder la cabeza en la tierra siguiendo la táctica del avestruz.
A muchos habrán sorprendido, sin duda, la relativamente baja cantidad de guerrilleros detenidos y abatidos por las fuerzas del orden; más aún, explotando dicha cifra aparentemente exigua, algunos hasta han denunciado que todo se trataría de un “engaño montado por las fuerzas del imperialismo capitalista”. Los que eso dicen y creen, ignoran los consejos y enseñanzas de los grandes teóricos y prácticos de la subversión comunista en América Latina. En ese sentido, veamos lo que decía el famoso “CHE” GUEVARA en su difundido libro “LA GUERRA DE GUERRILLAS”, el cual ha pasado a ser algo así como el nuevo testamento de los movimientos subversivos en nuestro continente, y cuya influencia en los guerrilleros del autodenominado EGP es obvia e indiscutible.
Decía el “CHE” GUEVARA: “La victoria armada del pueblo cubano... ha demostrado palpablemente la capacidad del pueblo para liberarse de un gobierno que lo atenaza, a través de la lucha guerrillera. “Consideramos que tres aportaciones fundamentales hizo la revolución cubana a la mecánica de los movimientos revolucionarios en América, son ellas: 1. Las fuerzas populares pueden ganar una guerra contra el ejército. 2. No siempre hay que esperar a que se den todas las condiciones para la revolución: el foco insurreccional puede crearlas. 3. En América subdesarrollada, el terreno de la lucha armada debe ser fundamentalmente el campo. (Veáse: MARTÍNEZ CODO, ENRIQUE “Guerrillas y subversión en América Latina”, M. de I. Bs. As. s/f, p. 40).
“En ese momento, ser revolucionario significaba, para nosotros, rechazar toda consideración táctica y afirmar resueltamente el lema gramsciano que adoptáramos como punto de partida: “DECIR LA VERDAD ES SER REVOLUVIONARIO”.
ÁRICO, JOSE MARÍA, “Examen de Conciencia”, Pasado y Presente, revista trimestral de Ideología y Cultura, Año I, nº 4, enero – marzo de 1964, p. 244.

Texto 8. Dice OSCAR DEL BARCO: “En una reciente entrevista para la revista “EL OJO MOCHO”, OSCAR DEL BARCO se refiere a este modo amplio de practicar la política: “Otra singularidad de nuestro grupo -(es decir, “Pasado y Presente” de Córdoba)- que pasó inadvertida (...) fue el tipo de vida que llevamos, una vida objetivamente descentrada, donde nuestras actividades se autonomizaban y se mezclaban llevadas hasta el último extremo. La política, la teoría, el arte, la mística, la marihuana, el alcohol, el erotismo, nos arrastraban de un lado para el otro en una suerte de movimiento perpetuo. Nos resistíamos (sin mucha claridad, por cierto) a lo específico, al encierro de lo específico, al encierro de lo específico, fascinados por el hecho de ser, así, sin aditamentos. A todo eso lo llamábamos “política”, para de alguna manera poner un cierto orden, al menos de lenguaje, en ese caos, y para contragolpe sacar a la política fuera de su encierro “profesional” (DEL BARCO, 2000: 14). Nosotros creíamos que la política (pero una política sacada del lugar de clausura que le fija el Sistema) debía intervenir en todos los niveles de las prácticas sociales (DEL BARCO, 2000: 12). Esto, es obvio, supera totalmente a la política entendida como una práctica específica, corporativa, que termina en la mera disputa por el poder de legislar, de juzgar y de ejecutar”. (DEL BARCO, OSCAR, 2000:18).
Consultar: RAÚL BURGOS, Los gramnscianos argentinos. Cultura y política en la experiencia de PASADO y PRESENTE. Siglo Veintiuno Arg. Editores, Bs.As. 2004, p. 103, nota, in fine.
* Ya que lo menciona: intervino en el debate, abierto tras la carta de OSCAR DEL BARCO, sobre la responsabilidad de la izquierda por las muertes de militantes y guerrilleros en los 60 y 70. Adujo que quienes criticaron a DEL BARCO escudaban la lucha armada en condiciones históricas. ¿Qué diría de sí mismo respecto de esos años?
* Primero, que mi cuidé... Cuando me fui del país. Prácticamente no tuve actividad cultural... Cuando me fui del país, había dictadura militar y el movimiento peronista no tenía que ver con la clase media; cuando volví, la clase media era peronista: psicoanalistas, arquitectos, un esnobismo necio. Yo era de izquierda pero eso no me parecía de izquierda sino un patoterismo muy peligroso. Además, yo sabía lo que eran los militares argentinos...- ¿Ese es el paradigma de la izquierda? – Habla con el MAS. ¿Con quien hay que hablar cuando se dice “izquierda”? Hablá con los de Página 12. Habla con el verso, no con lo que se sienten; son todos hipócritas. Hablá con los que representan la palabra “progresista”. No son valores tan pequeños como los que menciono. Hay ciertas cosas que hay que tener absolutamente claras: lucha armada, terrorismo, Estado despótico, partido único, propiedad del Estado, control de la prensa y de la educación, no; libertad de asociación, libertad de prensa, propiedad privada, sí. Si estamos de acuerdo en eso, hablamos de Cuba, de China, del CHE GUEVARA. Ahora, si me dicen: “Lucha armada, depende”. Como los burgueses que joden a OSCAR DEL BARCO: “Depende, porque las condiciones históricas”. Son tipos de 60 años que tienen propiedades y demás. Eso fue así en los 70 y es así hay en cierta capa social. Juegan a la revolución. Se ve muchísimo en la parte cultural esa actitud de “yo estoy con la buena causa pero no pero no renuncié a mi juventud maravillosa”...-¿Y por qué pasaría eso? No lo sé. Yo estoy todo el tiempo referenciado. A mi no me invitaron a la polémica de OSCAR DEL BARCO, al contrario. Me metí porque había algo que decir, no era un asunto de él o cuatro tipos. Ellos no querían que eso saliera de la izquierda. No soy yo el que se encierra. Son ellos los que dicen: “Ese no”.
Extracto de: “La ética de este libro es que acá no hay errores”. “Pensar la actualidad – afirma el ensayista TOMÁS ABRAHAM – implica perderse, apostar mal”. Aún equivocarse, arrepentirse y volver atrás. Decidido a instalarse como “analista político” solitario (“Nadie quiere dialogar conmigo”), reniega de la teoría, de “la izquierda chiquita”, de los REVOLUCIONARIOS de antaño y los oportunistas de hoy. (Revista de Cultura del diario Clarín, “Ñ”, Sábado 5 de mayo de 2007, p. 10-11). OSCAR DEL BARCO, UNO DE LOS RESPONSABLES DE “PASADO Y PRESENTE” DE CÓRDOBA en 1963: ¡COMUNISTA DESNUDO¡

¡¡CUBA LIBRE!!
“CASTRO continuó conquistando a Cuba. Según dice el Embajador SMITH, la decisión del Gobierno norteamericano de no vender armas a BATISTA y las simpatías que tenía para con el movimiento “26 de julio” arrojaron por tierra la moral del Ejército.
Siguiendo determinaciones de su Gobierno, SMITH comunicó a BATISTA que los Estados Unidos le darían asilo, en caso de que entregase el poder. “Autrement dit”, lo que convidaron diplomáticamente para que dejara el Gobierno.
La policía de BATISTA hacía atrocidades que indignaban y predisponían a la población a apoyar a CASTRO.
Por el engaño, al seducir milicianos y simplemente por el apoyo de aquellos que le debieron combatir, por los silencios cómplices y por las inmensos fondos de que disponía, el “LENIN del Caribe” tomo el poder el 1º de enero de 1959.
Se había consumado el primer acto de la tragedia”. (p. 38).
Revista Roma, Año XIV – nº 62 Buenos Aires – mayo de 1980. Fuerza Nueva de Madrid

Texto 8. Los vínculos con el Ejército Guerrillero del Pueblo (EGP). En 1963, se instaló en el noroeste argentino lo que puede considerarse la primera guerrilla MARXISTA en la Argentina, el Ejército Guerrillero del Pueblo (EGP). No fue exactamente la PRIMERA experiencia guerrillera, ya que las primeras organizaciones de este tipo en la Argentina aparecieron en 1959-1960 con un grupo denominado Unión de Guerrilleros Andinos (UGA), en la región de Mendoza, y un grupo denominado Uturuncos en la región de Tucumán y Santiago del Estero. OSCAR TERÁN (1991: 126) indica diciembre de 1958 como fecha de la aparición pública del grupo Uturuncos. RICHARD GILLESPIE indica los años 1959-1960. DANIEL JAMES no arriesga fecha, más indica la influencia de la revolución cubana (1º de enero de 1959). Sobre el grupo Unión de Guerrilleros Andinos, la única referencia, dice, es por la misma época que Uturuncos. Formados predominantememte por jóvenes peronistas, su actividad estaba vinculada de algún modo a la “Resistencia Peronista”, movimiento popular iniciado inmediatamente después de la caída del gobierno del general PERÓN en el golpe de Estado de septiembre de 1955, y que se proponía el derrocamiento de la dictadura del general ARAMBURU y el retorno al poder de JUAN DOMINGO PERÓN. Ambas experiencias fueron breves y terminaron disolviéndose debido a problemas internos y a la acción de la represión estatal, aun antes de iniciar efectivamente las operaciones militares (JAMES, 1990: 205-206); GILLESPIE, 1987; 64).
La guerrilla se instaló en la región de ORÁN, en la provincia de Salta, fue promovida desde Cuba y encabezada por el periodista argentino JORGE RICARDO MASETTI, cuyo nombre de guerra era “Comandante Segundo”. (pág. 84) JORGE RICARDO MASETTI, periodista de la radio El Mundo de Buenos Aires, entrevistó al CHE GUEVARA en Sierra Maestra, Cuba en 1958, en la que fue considerado por el periodista y escritor RODOLFO WALSH (Montonero) una verdadera “hazaña periodística” (Cuadernos Marxistas, nº 7, enero de 1998). MASETTI dejó registro escrito de aquel período en el libro “LOS QUE LUCHAN Y LOS QUE LLORAN”. Permaneció en Cuba después del triunfo de la revolución y fundó la agencia cubana de noticias Prensa Latina. En 1961, renunció a Prensa Latina y pasó a trabajar junto a GUEVARA en función de la revolución argelina. Como ya indicamos, en su biografía del CHE GUEVARA, CASTAÑEDA (1993) realiza una importante investigación sobre el papel de MASETTI en los últimos años de GUEVARA. De este texto y del libro de GABRIEL ROT (2000) sobre el EGP tomamos las principales informaciones.
En las postrimerías de 1961, MASETTI negocia un embarque de armas para Argelia. El 10 de enero de 1962, el barco carguero cubano “Bahía del Nipe” llega a Casablanca con armas para el “FLN” y él es encargado de recibir el barco. MASETTI está varios meses en Argelia y vuelve por pocos meses a Cuba. En julio de 1962, MASETTI se entrevista con CIRO BUSTOS, que se encontraba desde abril de 1961, con el objetivo de comenzar la construcción del foco guerrillero que se establecería en Salta, para cuyo comando había sido destacado por GUEVARA. En diciembre, el grupo de cinco argentinos – los chaqueños FEDERICO MÉNDEZ y MIGUEL, el médico LEONARDO WERTHEIN, CIRO BUSTOS y el propio MASETTI – y el cubano HERMES PEÑA parten para Argelia – donde recibirían entrenamiento militar – vía Francia y Checoslovaquia. ROT y CASTAÑEDA difieren en las fechas de llegada del grupo a Bolivia. Para CASTAÑEDA entre agosto y septiembre de 1963 los nuevos guerrilleros entran a Bolivia, bajo el disfraz de delegados comerciales argelinos. Para ROT, el 15 de mayo ya estarían en La Paz. Junto con MASETTI, que asume la jefatura del grupo bajo el seudónimo de “Comando Segundo”. GUEVARA destaca otros hombres de confianza: el ya mencionado HERMES PEÑA y ALBERTO CASTELLANOS. Otros dos cubanos participarán directamente de la guerrilla: JOSE MARÍA MARTÍNEZ TAMAYO (“PAPI”) y ABELARDO COLOMÉ IBARRA (“FURRI”), un estrecho colaborador de RAÚL CASTRO (RUZ) desde los tiempos de Sierra Maestra hasta los días de hoy. La nómina completa de los participantes se encuentra en el libro de ROT, Apéndice III, pp. 185-190.
Según el mismo ROT, el 21 de junio de 1963 realizarían la primera exploración del terreno: desde Emborozú (sur de Tarija), Bolivia, a la zona de Los Toldos, en Salta. El 21 de septiembre establecen campamento Ana Muerta o Río Pescado, en noviembre, el campamento San Ignacio; en diciembre, los campamentos La Calería y La Toma; entre marzo y abril, el campamento El Alisal o Río Las Piedras, completando las bases logísticas para el inicio de las operaciones. Sobre el fin del grupo guerrillero, ROT nos da los siguientes fechas: el 4 de marzo la Gendarmería Nacional asalta el campamento de La Toma, capturando seis guerrilleros; entre el 7 y 9 de marzo se produce la detención de guerrilleros aislados; el 14 de marzo es detenido en Córdoba SAMUEL KICZKOVSKI uno de los fundadores deL GRUPO “Pasado y Presente” –se trata una denominación, de las obras de ANTONIO GRAMSCI– junto a JOSE MARÍA ARICÓ, alias “PANCHO” como inspirador clave, y como directores: OSCAR DEL BARCO, ANIBAL ARCONDO, secretario de redacción, HÉCTOR NAHUM SCHMUCLER – nros 2-3, año 1, julio-diciembre 1963; el 15 de marzo cae el campamento asentado en Cincos Picos.
Se habla por primera vez en los medios (“El Tribuno” de Salta) de comunicación del Comandante SEGUNDO (JORGE MASETTI); del 13 al 16 de abril continúan las capturas: cae el campamento de Campo Raña; el 18 de abril son capturados y muertos HERMES PEÑA y JORGE GUILLE. Se trata de la última fecha relevante. No habrá más detenciones. El 23 de abril el diario el diario “La Prensa” anuncia que los guerrilleros “están rodeados en el monte”. MASETTI y OSCAR ALTAMIRANO nunca aparecerán.
Posiblemente 5 guerrilleros hayan escapado al cerco militar. Nada se conoce sobre el destino de MASETTI. Se supone que fue muerto y enterrado en algún de la selva de Salta. El motivo de la desaparición del cuerpo habría sido el de ocultar un robo de 20.000 dólares que el Comandante Segundo tendría con él en el momento de la captura. La organización de la guerrilla era concebida dentro de los planes de ERNESTO GUEVARA para el cono sur de América Latina y contaba entre sus primeros combatientes a algunos cubanos y argentinos, entre ellos ex militante comunista CIRO BUSTOS, de pseudo Teniente LAUREANO, de importancia particular en este episodio. Fue a través de este último que el grupo “Pasado y Presente” de Córdoba se vinculó a la experiencia guerrillera. El contacto se realizó casualmente entre CIRO BUSTOS y OSCAR DEL BARCO (por entonces directivo de “Pasado y Presente”, revista de ideología y cultura, según lo recuerda este último. Por su parte, CASTAÑEDA (1993) trata de forma relativamente extensa el tema de la guerrilla comandada por MASETTI, para defender varias hipótesis biográficas en su permanencia en Cuba y la decisión, ya en el 1962-1963, de montar un foco guerrillero en la Argentina. La conclusión de CASTAÑEDA es que GUEVARA se iría a incorporar a la guerrilla casi inmediatamente después de instalada, en 1964. El propio “nombre de guerra” de MASETTI indicaría que el “Comandante Primero” sería GUEVARA.
En el 64 entramos en aquello del EGP. Yo lo encuentro a CIRO BUSTOS en Bell Ville y entramos en contacto. El grupo entra en esa aventura. Después ellos financian un número de la revista y nosotros publicamos el artículo de DEBRAY. (REMIS DEBRAY, “El castrismo: la gran marcha de América Latina”, Pasado y Presente, nº 7-8, marzo de 1964- octubre de 1965, consejo de redacción: OSCAR DEL BARCO, JOSE MARÍA ARICO, SAMUEL KIECZKOVSKY, JUAN CARLOS TORRE, HÉCTOR NAÚN SCHMUCLER, ANIBAL ARCANDO, CESAR U. GUIÑAZU, CARLOS ASSADOURIAN, FRANCISCO DELICH, LUIS JORGE PRIETO, CARLOS S. GIORDANO).
Según GABRIEL ROT, autor de la única obra relativamente completa sobre historia del EGP, “Los orígenes perdidos de la guerrilla en la Argentina”: “En los últimos meses de 1963, CIRO BUSTOS comienza a tejer las redes tendientes a conformar la red de apoyo urbano del EGP, como así también buscando reclutar nuevos cuadros dispuestos a incorporarse a la lucha en el monte. Es en ese marco en el que OSCAR DEL BARCO (nº 2 del Grupo “Pasado y Presente”) propicia un encuentro entre CIRO BUSTOS y el núcleo de “Pasado y Presente”. El Pelado recuerda al respecto.
“El as en la manga era la jefatura del “CHE” y yo la puse arriba de la mesa en el momento culminante. PANCHO ARICÓ o alias “PANCHO” (nº 1 del Grupo “Pasado y Presente” de Córdoba) respondió en nombre de todos aceptando participar en la tarea de facilitarme contactos para construir lo que sería la red urbana del EGP. Me dieron el primer contacto en Buenos Aires, un joven filósofo escindido ya del PC, de gran arrastre en los medios intelectuales: JUAN CARLOS PORTANTIERO. El que puso en relación con el sector que ya había sido expulsado del Partido. A partir de ahí todo caminaría sobre ruedas”. (ROT, 2000: 103-104). La referencia a CIRO BUSTOS corresponde al texto “El sueño de CHE era la Argentina”, reportaje de J. P. PADILLA a CIRO BUSTOS realizado en Malmö, Suecia, en 1997. Continúa DEL BARCO con su relato: “Yo me entusiasmo mucho con toda aquello. PANCHO (ARICÓ), no. Es que voy a Bell Ville Y un amigo me dice: “Mirá aquí hay un delegado del CHE”; y eso era mucho. Allí lo conozco a CIRO BUSTOS que era delegado de MASETTI, el “Comandante Segundo”. Después él viene a Córdoba y lo conoce la otra parte del equipo. Nosotros participamos bastante. Había un tal HERMES, que era un los cubanos que había venido al Noroeste. Con él teníamos que ver lo de llevar la comida y organizar el transporte (OSCAR DEL BARCO, entrevista concedida al autor – RAÚL BUSTOS -, Córdoba, diciembre de 1996).
El carácter fortuito del “encuentro a la guerrilla”, al igual que DEL BARCO y SCHMUCLER, es destacado también por ARICÓ: “Un encuentro casual, pero que luego no llevaría a ser casual. Las circunstancias fueron casuales (...) OSCAR era profesor en Bell Ville, CIRO BUSTOS tenía una relación de parentesco con ADEMAR TESTA que era un abogado amigo nuestro, y entonces, en la casa de la casa de ADEMAR TESTA, OSCAR lo encuentra a BUSTOS. (ARICÓ, 1999, 98). Algunos miembros del grupo fundador de “Pasado y Presente” y militantes que lo rodeaban participaron del apoyo logístico a las operaciones y el grupo fue alcanzado por las consecuencias de ese compromiso.
GABRIEL ROT (2000: 96), sugiere que el encuentro con el grupo de “Pasado y Presente” era un objetivo premeditado de la guerrilla de MASETTI: “BUSTOS debía viajar a Bell Ville, ciudad de la provincia de Córdoba, para conectarse con un grupo que se había enfrentado a la dirección provincial del Partido Comunista y que, presumiblemente, brindaría apoyo logístico a la empresa. L a llave era el intelectual OSCAR DEL BARCO”.
Uno de los miembros fundadores de la revista de ideología y cultura de Córdoba, SAMUEL KIECZKOVSKY, alias “KICHI”, fue preso en Córdoba bajo la acusación de formar parte del grupo guerrillero del EGP y trasladado para la ciudad de Salta, donde estuvo cerca de un año. Otros activistas vinculados a la revista también fueron detenidos. Otro activista próximo al grupo, DELFOR REY, fue también preso. REY QUE HABÍA SIDO MILITANTE DE LA FEDERACIÓN JUVENIL COMUNISTA, fue solicitado por miembros de la dirección de “Pasado y Presente” para dirigir una camioneta desde Córdoba hasta Salta, con provisiones para la guerrilla EGP, pero fue capturado en la ciudad de Salta el 4 de marzo de 1964, antes de que las provisiones llegaron a la guerrilla EGP (MARÍA TERESA POYRAZIÁN, esposa de JOSÉ MARÍA ARICÓ, alias “PANCHO”, jefe del grupo “Pasado y Presente”, quien, trabajaba en la biblioteca (1964) de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la U.N.C., en entrevista concedida al autor, RAÚL BURGOS, Buenos Aires, julio de 1998). Una nómina casi completa de los de 50 participantes de la guerrilla EGP y sus respectivos destinos es dada por el historiador ROT en el texto mencionado.
El vínculo del grupo con la guerrilla no fue homogéneo; unos se comprometieron más que otros, algunos estaban más animados que otros con esa experiencia, y los motivos y pulsiones que los llevaron a embarcarse en ella fueron diversos. Por ejemplo, en la memoria de uno de los dirigentes de la revista.
Todos esos fueron de algún modo hechos “fortuitos”. Claro que había un clima, y si el EGP hubiera sido un grupo fascista no hubiéramos entrado, eso es evidente. Pero al EGP nos vinculamos de pura causalidad, por razones, por un lado “éticas”, y por el otro por razones “lúdicas”. Había un gran elemento lúdico. Pero en términos “éticas”, razonábamos “¡cómo vamos a dejar en la estancada a compañeros revolucionarios! Todavía teníamos esta idea. Hoy de ninguna manera la tenga, en el sentido de que mediaría una gran discusión de cosas, pero todavía estábamos cargados de ese clima: la impronta cubana, etc. Entonces, no es que haya sido completamente fortuito, había una cadena de hechos: este amigo de OSCAR (DEL BARCO) sabía que nosotros nos habíamos inspirado mucho en la revolución cubana, etc. Y nosotros, por esa especie de “deber moral”, incorporamos alguna gente vinculada con nosotros. Y se daban otras circunstancias: aquí en Córdoba ya había gente preparándose para la lucha armada, etc. Pero, inmediatamente comenzó nuestra crítica al EGP, crítica que no fue ruptura (SCHMUCLER, entrevista concedida al autor RAÚL BURGOS, “Los gramscianos argentinos Cultura y política en la experiencia de Pasado y Presente, 1ª Ed. Buenos Aires, Siglo XXI de Argentina Editores, 2004, en Córdoba, diciembre de 1996, a partir de la página 83, y siguientes.
En efecto o resumiendo, parte de esa actitud “crítica” fue la intervención de JOSE MARÍA ARICÓ, alias, “PANCHO”, de algún modo “delegado” por el grupo “Pasado y Presente” de Córdoba, disidentes del P.C.A., para entrevistarse en Salta con el jefe de la guerrilla cubana-argentina del E.G.P. el Comandante “SEGUNDO”. El contenido del mensaje que llevaba ARICÓ, según los entrevistados, era de preocupación por el desarrollo de los acontecimientos.
“PANCHO” subió a hablar con el Comandante SEGUNDO para decirle “oiga, esto no va”, porque les decíamos que era un desastre y así fue desgraciadamente, por los muertos que hubo” (SCHMUCLER, entrevista concedida al autor, diciembre de 1966). PORTANTIERO (Vanguardia Comunista – Buenos Aires) acrecienta la siguiente visión de aquellos hechos: “La ruptura con el Partido Comunista significaba también la primera vinculación con una experiencia terrible y dolorosa que culminaría en la tragedia de los 70. Fue entonces, en los 60, la vinculación que esa ruptura tuvo con la guerrilla en Salta, lugar hasta donde llegó PANCHO para entrevistarse con el “Comandante SEGUNDO” y traernos la versión de lo que estaba pasando, una versión que ya nos indicaba la convicción de que eso iba a terminar muy mal, como efectivamente terminó” (PORTANTIERO, 191: 34).
Del viaje de ARICÓ a Salta, ARICÓ no habla ni en sus textos ni en ninguna de las entrevistas a las que tuvimos acceso. Ni siquiera en la última de su vida, que es en la cual más habla de su vínculo y su compromiso de camaradería soviética con el EGP. La versión más elaborada de estos hechos es la que se encuentra en el libro de GABRIEL ROT.
El propio ARICÓ había subido al monte, aunque no para incorporarse como miliciano combatiente, sino para entrevistarse con MASETTI y establecer una logística entre ambos grupos de Salta y Córdoba. En el diario del capitán cubano de HERMES PEÑA con fecha 8 de diciembre de 1964, se lee al respecto: “Venía PANCHO en representación de la fracción del partido para hablar y trabajar en conjunto con el EGP. Después que estuvo 3 días se fue con gran entusiasmo a trabajar a Córdoba y a reunirse con los representantes de las distintas fracciones del partido y de las distintas provincias que, como representantes del EGP que quedaba, él se encargaba con el gordo de organizar Córdoba”. (ROT, 2000: 104).
Según informa en su libro, ROT consultó la versión taquigráfica del “Diario de Guerra”, de HERMES PEÑA, realizada por Gendarmería Nacional. El diario es iniciado el 21 de junio de 1963, sin quedar clara la fecha de su interrupción. Según la misma fuente, PEÑA muere en combate el 18 de abril de 1964.
En análisis del acontecimiento, ROT (2000: 104) señala que “el entusiasmo que anota PEÑA parece exagerado”, dada la preocupación que el grupo mostraba con la actuación de la guerrilla, en particular con la dureza disciplinaria de MASETTI que ya costado por lo menos un fusilamiento: el del guerrillero ADOLFO ROTBLAT de seudónimo “PUPI”. Sin embargo, a pesar de estos cuestionamientos, el grupo continúo su vínculo con el EGP.
El grupo cordobés continuaba siendo el lazo más sólido de MASETTI en la Argentina. No sólo enviaba hombres, recursos varios y alimentos le aportará también una red importante de juristas que en breve tendrán que actuar defendiendo a los guerrilleros que serán apresados por la gendarmería (ROT, 2000: 105).
La experiencia guerrillera duró poco, pues fue derrotada entre marzo y abril de 1964. Se supone que JORGE RICARDO MASETTI fue muerto, ya que su cuerpo jamás fue encontrado. CIRO BUSTOS, que consiguió escapar, volvió a la actividad en la guerrilla comandada directamente por el CHE GUEVARA, en Bolivia, donde fue tomado prisionero posteriormente, junto con RÉGIS DEBREY. (Página 88). De los principales componentes del núcleo de la guerrilla, el cubano JOSÉ MARÍA MARTÍNEZ TAMAYO y CIRO BUSTOS (que se encontraba en tareas de reclutamiento fuera de Salta) consiguen escapar. TAMAYO, posteriormente, será muerto en combate en la guerrilla boliviana comandada por GUEVARA. El cubano ALBERTO CASTELLANOS quedará preso hasta ser liberado el 14 de noviembre de 1967. CIRO BUSTOS será convocado nuevamente a la acción a comienzos de 1967 para participar de la guerrilla boliviana comandada por el CHE GUEVARA. Después de una visita al campamento de GUEVARA, el 20 de abril, es capturado junto con RÉGIS DEBRAY, intelectual castro-guevarista, de origen judío, con quién compartirá por más de tres años la prisión la prisión de Camiri. Ambos son juzgados y condenados a 30 años de prisión, pero son liberados en 1970 cuando el general JUAN JOSÉ TORRES llega al poder en Bolivia.

“El cuarto grupo está integrado por diversas personas ambiciosas al servicio del Estado y por liberales con diversos matices de opinión. Los revolucionarios simularán conspirar ciegamente con ellos y seguir obedientemente sus miras. Pero sólo haremos esto con más éxito para someterlos a nuestro poder, PARA REVELAR SUS SECRETOS Y PARA COMPRENDERLOS COMPLETAMENTE. Después de esto no les quedará ningún camino para retirarse y los podremos emplear para crear desorden dentro del Estado”

SERGEI GENNADIYEVICH NECHAVEV. “El catecismo del Revolucionario”. Traducido por ROBERT PAYNE. p. 117. cap, 9.

Texto 9. RÉGIS DEBRAY, “El castrismo, la gran marcha de América Latina”, publicada en el nº 7/8 de “Pasado y Presente”, año 2, octubre de 1964, marzo de 1965, págs. 122-158. Dice RÉGIS DEBRAY - Argentina: fracaso en febrero y marzo de 1964 del EGP (Ejército Guerrillero del Pueblo). Dado el valor y la importancia de las organizaciones éste fue uno de los más graves fracasos de “FOCOS” guerrilleros. Desde hacía 6 meses el EGP se preparaba para la acción en los departamentos de Salta y Jujuy, en el Norte argentino, en donde fueron encontrados por la gendarmería importantes campos de entrenamiento y numerosas bases subterráneas de aprovisionamientos. El EGP estaba compuesto disidentes del P. C. Y, en mayor parte, por partidarios del “foco” y no por trotskystas como lo insinuó el PC argentino. Las cifras oficiales indican unas docenas de detenidos, seis muertos, algunos de hambre y otros FUSILADOS. La guerrilla todavía no había entrado en acción. Hasta aquí del autor, “La revolución, dentro de la revolución”.
“EL JEFE BARBUDO ERA TENIDO COMO CATÓLICO, USABA UN ROSARIO EN EL CUELLO, EVITABA ATACAR A LA IGLESIA”.
Cuba mártir. Revista Roma, nº 62, año XIV, Buenos Aires, mayo 1980. Estudio Revista Fuerza Nueva de Madrid.

Texto 10: Algunas definiciones del “historiador” DANIEL AVALOS en su libro “La guerrilla del “CHE” y MASETTI en Salta, 1964 – Ideología y Mito en e Ejército Guerrillero del Pueblo” (EGP) – Testimonio de HÉCTOR JOUVE”, 2ª, Edición, Córdoba, La Intemperie, 2005, 271 pp. “Si en el fondo yo también así respecto de otros temas, aunque lo abandone desde el 64 mismo cuando nos juntamos en Tucumán con los otros miembros, que venían de la ciudad. Ahí si hubieron muy buenos argumentos políticos, porque había gente de PASADO y PRESENTE (n.d.r. ARICO, DEL BARCO), KISKOVSKY (a) “KICHI”, (integraba el órgano político del EGP, junto a: CLAUDIO GARCÍA FRANCIA, y un tal NN (a) “PANCHO”, nosotros lo consideramos a JOSE MARÍA ARICO, por entonces el referente político de “Pasado y Presente”), por ejemplo, y otra gente con la que pudimos elaborar la experiencia. Entonces, no me dolía... también porque yo soy bastante soberbio, porque yo decía “Bueno, la historia dirá que pasó”. Yo suponía que íbamos a un matadero, que por ahí a no iba a pasar la cosa”. (Testimonio de HÉCTOR JOUVE: pp. 270)...”Yo creo que lo único que quedó de la experiencia nuestra (del EGP) es la idea de la cosa heroica, del culto del héroe, que lo generan otros por eso me enfermó ese titular en Primera Plana. (226: La tapa de la revista publicó las fotos de JOUVE y MÉNDEZ, con el título: “LOS PATRIOTAS”, en 1972 o 1973. (pp.269/0). “Para los militantes de origen semita del EGP, que no fueron pocos, nada debe haber sido más justo que la coalición de los países contra la Alemania nazi” (AVALOS, pp. 75). “Quiero entrar de lleno en el tema más controversial: los fusilamientos...” Yo pienso que eso, desde mi idea y me cuesta decir esto que te digo porque esto no elimina mi corresponsabilidad en esas cosas, porque yo compartía lo fundamental de todo esto... me cuesta porque no están los otros. El único que podría estar y confirmar lo que te digo es HENRY cuando fue el juicio a NARDO. En el de PUPI yo no estuve, ni siquiera en el fusilamiento porque salí a explorar con... había llegado con BOLLINI ROCA, DEL HOYO y HENRY, salíamos a caminar por un arroyo. Pero si se hubiera aplicado realmente el reglamento ninguno de ellos dos tendrían que haber sido fusilados porque no habían cometido ninguna traición frente al enemigo, no se puede fusilar a alguien porque se masturbaba en la hamaca, porque esto lo han hecho todos en todos los lugares del mundo en donde guerrilla. Tampoco porque no le da el cuero para estar en el monte, además estábamos muy cerca de la primera operación, habíamos preparado la gente en CÓRDOBA para tenerlos dos meses ahí y estábamos a un mes de la operación del 18 de marzo. Es decir, en el caso de NARDO no había ninguna razón y en el caso del otro lo mandábamos a Buenos Aires, qué problema había, lo encerrábamos en una casa y listo... pero no hubo traición frente al enemigo que sería la causa más importante o delación de los compañeros, no me acuerdo cual era la otra cosa... creo que había algo contra la homosexualidad”. (246-247 pp. HECTOR JOUVE)...
“Cuando salió la foto en la tapa de Primera Plana, lo reputié a GUSTAVO ROCA por eso, y le dije – “porque diste esta foto, para esta mierda” (Abogado defensor de los guerrilleros del EGP. En adelante tuvo una destacada actuación en la defensa de los derechos humanos vinculándose con muchos letrados que hicieron de la defensa de los presos políticos y el compromiso político una misma actividad. Durante su exilio en París junto a EDUARDO LUIS DUHALDE (ntr. Actual secretario de Derechos Humanos de N. KIRCHNER) editó la revista “Correo Argentino” en donde se denunciaban los crímenes de la dictadura militar instaurada en 1976. (pp. 231-232 HÉCTOR JOUVE)... “Cuando se para un poco la cosa MASETTI lo manda a FEDERICO al Chaco, ahí lo contacta al “Correntino STACHIOTTI”. Por su parte LAUREANO tenía un pariente en Córdoba, en Bell Ville y yo soy de Bell Ville. Ese pariente que era del Partido Comunista, o simpatizante del partido, le dice que vea en Córdoba a la gente de Pasado y Presente. Entonces habla con ÁRICO, DEL BARCO y estos que le informan que nosotros debíamos andar cerca de las ideas que traía LAUREANO, porque charlábamos mucho, aunque sin discutir puntualmente de esto porque para ellos no existíamos como grupo armado, aunque si sabían que queríamos eso. Entonces lo mandan a hablar con nosotros que estábamos haciendo algunas cosas acá. Llega LAUREANO y nos plantea el tema, nos cuenta que ellos estaban en Bolivia y que ya habían explorado bastantes zonas del norte argentino y que había lugares donde podíamos sostenernos pero que eran muy aislados. De todas maneras la posibilidad de sostenernos no eran tan complicada por el tipo de armamentos con el que contaba la guerrilla. Que ellos tenían todo eso hecho: la exploración, las armas, los oficiales que sabían hacer la guerrilla y demás y que... bueno si alguno iba a subir que lo dijéremos porque al día siguiente o a los dos días teníamos que partir. Al principio OSVALDO dijo no y yo dije que sí porque nos ahorramos todo el laburo que pensamos hacer con una cámara fotográfica y así vino el contacto con Córdoba. Con Buenos Aires a través de Córdoba también. Digamos que ARICO era bastante compañero con PORTANTIERO y a través de la gente que se escindía del Partido Comunista en esos años y que también estuvo, de alguna manera, con Pasado y Presente. Pasado y Presente fue como el lugar donde se dio la cosa para organizar las redes y después también en Mendoza. (pp 215 HÉCTOR JOUVE). …De la estructura del EGP… quiero empezar con MASETTI. ¿Como lo describiría usted como persona y como líder? Yo creo que tenía mucho carisma. Recuerdo cuando llegó PANCHO ÁRICO y hablaron dos días, PANCHO se dio cuenta de que había como una onda de ortodoxia ideológica muy fuerte, pero también se dio cuenta de que tenía la fuerza. Tenía mucha fuerza y que tenía un discurso que podía llegar a la gente, él le llegaba bien a los coyas, explicaba con mucha didáctica....como en la Carta a los Campesinos, en donde explicaba muy sencillamente las cosas, pero esta hablando de problemas reales de la gente y lo hacía muy bien...” (pp. 221-222, HECTOR JOUVE)… Mirá… posiblemente si. Hasta ahí la Escuela de Panamá no funcionaba tanto, las fuerzas de seguridad argentinas se habían entrenado con los franceses que reprimían en Argelia sobre todo. Sí sabían de otras, la gendarmería estaba preparada para eso, además tienen soplones por todos lados. La gente del lugar si nota algo raro los contacta a ellos en primer lugar. Pero en Buenos Aires yo creo que los infiltrados trabajan muy fácil porque se jetoneaban. Estoy seguro que FRONTINI hablaba “¡hay que poner huevos! Así se hablaba, y no era una historia de huevos sino de convicciones. En general teníamos todos este planteo: “hay que tener cojones...hay que tener cojones”. (pp. 190, HÉCTOR JOUVE). “En las grandes ciudades – donde muchos jóvenes se llaman snobs para sobresalir por su pensamiento (...) la elección resulta difícil. Es tentador el ofrecimiento de 1.200 dólares y 25.000 $ m/n para participar de una aventura (...). Pero en este caso no se debe generalizar. Entre los guerrilleros existen comunistas de alma (...) Comunistas convencidos y simples mercenarios fueron así reclutados en Buenos Aires y Córdoba donde el ambiente universitario con estudiantes crónicos se han convertido en un fecundo semillero de izquierdistas” (Diario El Intransigente de Salta, lunes 4 de mayo de 1964). (pp. 113)... “Se sabe que MASETTI aportó dinero al grupo cordobés Pasado y Presente para las actividades intelectuales e ideológicas del mismo. Seguramente en la cabeza del Comandante Segundo, los intelectuales cordobeses podían convertirse en los elaboradores de programas y líneas políticas del EGP e incluso podrían ocuparse de difundir los mismos” (p. 113-4). “HÉCTOR JOUVE aporta una mirada muy crítica sobre la cuestión. Cuando se le consulto sobre los métodos de reclutamiento y los criterios utilizados en el mismo respondió que CIRO BUSTOS y las redes urbanas hicieron primar el criterio exclusivo de sumar, siendo el ejemplo más representativo el caso de uno de los guerrilleros fusilados por la organización, el cordobés NARDO (BERNARDO GROSWALD):
“El criterio de sumar. Mandaron un compañero, con anteojos así de grandes, con pies planos, que no podía caminar entre las piedras (...) Los otros chicos de Buenos Aires... DIEGO MAGLIANO era el mejorcito, pero MARCOS SLAJTER... un flor de tipo, un estudiante de Filosofía brillante. El CÉSAR CARNEVALE, un chico que jugaba en la primera de water polo (...) tenían discursos, palabras pero le faltaban otras cosas para esto, había que saber adonde íbamos. Cuando no encontraron el puesto de Coca Cola se agarraban, es decir era duro de acuerdo a como uno lo mirara”. (Ver Anexo documental). “Para el Teniente Cordobés (HÉCTOR JUAN JOUVE-Información) estos errores se debían a que los encargados tenían poca experiencia en la tarea militar. Mientras las redes urbanas eran ignorantes totales al respecto. CIRO BUSTOS había sido formado para actividades de inteligencia” (pp. 114).
“Tales reclutamientos nos llevan al análisis de los puntos de apoyo con los que contó la organización en las ciudades. Las redes urbanas. Las mismas se caracterizaron por estar constituidas, generalmente, por grupos de intelectuales de izquierda a los que unían a los que unían dos elementos. Una profunda crítica a la conducción del Partido Comunista Argentino, del cual más de uno se había desvinculado, que seguía la línea más soviética por un lado; mientras por otro, una profunda simpatía por la revolución cubana y sus métodos. Estos mismos intelectuales eran los referentes ideológicos de muchos de los jóvenes que subieron al monte, aunque los primeros, por sus ocupaciones, ponían palabras y líneas políticas a las adhesiones más bien prácticas de los segundos. Las palabras de HENRY LERNER al respecto ayudan a consolidar esta interpretación. Cuando se refiere a los vínculos que unía a su generación con los intelectuales mencionados, especifica: “De ahí que el grupo de “Pasado y Presente”, cuyo cuestionamiento al partido era más fundado desde el plano ideológico, termina coincidiendo con el núcleo aquél, en que cuestionábamos más desde un enfoque político – práctico, la línea mediocre, conciliadora y zigzagueante del PC argentino”. (ROT: o. cit. Ver nota 205 de pp 105. En la entrevista que publicamos a continuación del siguiente ensayo, HÉCTOR JOUVE relata que una de sus principales motivaciones para militar en el Partido Comunista en Argentina era el poder discutir y aprender de personas como PANCHO ARICO). Sin dudas fue el grupo de “Pasado y Presente” el que mayor apoyo ideológico y práctico suministro al EGP. El referente del grupo era el intelectual cordobés PANCHO ÁRICO (JOSÉ MARÍA ÁRICO), que había sido secretario político de la Juventud Comunista (JC). El contacto entre el EGP y este grupo no eran casuales.
El mismo GUEVARA había recomendado a sus dirigidos relacionarse con los disidentes del Partido Comunista, encargándose CIRO BUSTOS de concentrar su atención en estos grupos cuya distancia de la línea moscovita de la “coexistencia pacífica” era evidente. Otros círculos académicos prestan también su colaboración. En Buenos Aires los editores de la revista “La Rosa Blindada” (dirigida por JOSÉ LUIS MANGERI) y el grupo encabezado por el sociólogo y ex militante comunista JUAN CARLOS PORTANTIERO, que editaba la publicación “El Obrero”, prestaron su colaboración. En Rosario, por su parte, se sumaban a la empresa los intelectuales dirigidos por LUIS ORTOLANI y LILIANA DELFINO. (LILIANA DELFINO será con los años militante del PRT-ERP. Con el tiempo se convertirá en la compañera de ROBERTO SANTUCHO. El 19 de julio de 1976, en el enfrentamiento que terminó con la vida de SANTUCHO, jefe por entonces del ERP, a manos de capitán LEONETTI, también caído ese día, pasó a engrosar la lista de los desaparecidos). Sin embargo, será el grupo cordobés el más comprometido en la organización de la red urbana, las conexiones y el abastecimiento de materiales (municiones y armas) y hombres (reclutas de las bandas de delincuentes subversivos). EL “GORDO” ÁRICO fue el único que subió a los montes oraneses de Salta para reunirse con MASETTI.
Las anotaciones de HERMES PEÑA, el (a) cubano “capitán HERMES” señalan que la reunión entre ambos entre ambos duró tres días del mes de diciembre y que el resultado de la misma fue la confirmación de que GORDO ARICÓ quedaba como representante del EGP en Córdoba con la misión – no muy académica y cultural de “Pasado y Presente”, revista y grupo de cultura e ideológica de izquierda subversiva – de organizar el abastecimiento, la logística de la banda subversiva. Para esta tarea contaría con la colaboración de EMILIO JOUVE, (a) “Tte. OMAR” también guerrillero subversivo del EGP, hermano de HÉCTOR JOUVE, (a) “Tte. “EL CORDOBES”. ¿Qué diría de esto el difunto JOSE MARÍA ÁRICO y sus discípulos vivos y muertos? Porque nos enteramos que están haciendo el film “JOSÉ ARICO” dirigida por un tal (sic) RAFAEL FILIPELLI, para mostrar junto con JUAN CARLOS PORTANTIERO, enlace y jefe de la guerrilla EPG en Salta “64”. (Véase la nota del suplemento de “cultura” (mentor intelectual JUAN JOSÉ SEBRELI – del diario “Perfil”, titulada “Un héroe de la clase obrera”, domingo 6 de mayo de 2007, pp. 5).
Ahora bien, citaremos alguna fuente “historiográfica” relacionada con MASETTI y el EGP. ANDERSON, JON LEE: “CHE. UNA VIDA REVOLUCIONARIA”. Emecé Editores Bs. As. 1997. El trabajo de ANDERSON – según DANIEL AVALOS en su obra “LA GUERRILLA DEL “CHE” Y MASETTI EN SALTA, 1964”, Ideología y Mito en el Ejército Guerrillero del Pueblo Testimonio de HÉCTOR JOUVE, Ediciones Política y Cultura y Ediciones La Intemperie – Córdoba Política Cultura (director HÉCTOR NAUM SCHMUCLER y miembro del Consejo editorial: LUIS RODEIRO) – ha sido criticado por la izquierda argentina en no pocas oportunidades. Sin embargo, parece cierta la afirmación de que es la biografía más completa sobre el “CHE”, opinión a la que adhiero aún cuando poseo discrepancias en cuanto a perspectivas ideológicas y métodos historiográficos “a la izquierda comunista desnuda”. Por lo pronto conviene resaltar que la bibliografía utilizada es extensa, como así también la cantidad de testimonios abusivamente favorables a la izquierda citada. Para el caso, anuncia AVALOS, que nos ocupa, el EGP, vale la pena mencionar tendenciosamente también la cantidad de testimonios (sic). Para el caso que nos convoca, el EGP, vale la pena mencionar, desde una óptica del autor ÁVALOS, que se incluyen testimonios de ALBERTO CASTELLANOS (RAUL DÁVILA en Salta), CIRO BUSTOS (LAUREANO en Salta), HÉCTOR JOUVE, (el teniente cordobés en Salta), HENRY LERNER (el Médico en Salta). En la Argentina, el peronismo proscripto habría de incorporar inmediatamente la guerrilla al arsenal de sus formas de lucha. Desde la experiencia de un poco casual de los “Uturuncos”, pasando por el fugaz intento de las “Fuerzas Armadas en Taco Ralo (1967), hasta el surgimiento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y de Montoneros, los dos principales grupos armados que se reivindicarán parte del peronismo y serán reconocidos como tales por el propio PERÓN, la guerra de guerrillas fue adquiriendo cada vez mayor legitimidad en el seno de dicho movimiento.
Algo similar ocurre en la izquierda no peronista. Luego del intento de MASETTI y su Ejército Guerrillero del Pueblo, reflejo directo de la Revolución Cubana, tanto del trotskismo como Partido Comunista sufrirán desprendimientos (uno de ellos “Pasado y Presente”, el grupo cordobés universitario, encabezado por JOSE MARIA ÁRICO, NN “PANCHO”, con unos 50 seguidores), hacia la lucha armada. Fue el intento de organizar la guerrilla rural en Tucumán lo que llevó al VASCO BENGOECHEA a la ruptura con Palabra Obrera y el líder histórico del trotskismo argentino, NAHUEL MORENO; como fue la voluntad de sumarse a la gesta del “CHE” GUEVARA en Bolivia lo que determino el alejamiento de OSATINSKY y QUIETO de la Federación Juvenil Comunista.
El VASCO murió después de la caída del EGP. Junto con otros militantes perdieron la vida mientras manipulaban explosivos en un departamento de Buenos Aires, en la calle Posadas. El hecho tuvo gran repercusión en los medios al comprobarse de que se trataba de una organización guerrillera, en momentos en donde aún no había desaparecido el impacto causado en la opinión pública la captura de los hombres del EGP. HÉCTOR JOUVE, en el anexo documental del libro de DANIEL ÁVALOS, se refiere a la naturaleza de los contactos intercelulares establecidos entre ambos grupos. Sobre las discrepancias entre el VASCO GOICOECHEA y el referente del trotskismo argentino y de Palabra Obrera, ver SANTUCHO, JULIO (hermano del jefe del PRT-ERP), “Los últimos guevaristas. La guerrilla marxista en Argentina. Puntosur Ed., Buenos Aires, 1988. Esta editorial se hallaba vinculada al libro clave de JOSÉ MARÍA ÁRICO, “La cola del diablo – Itinerario de Gramsci en América Latina”, Puntosur Ed., Buenos Aires, 1988 ¡el mismo año!, como también el tucumano OSCAR TERÁN, “Nuestros años sesentas”, Puntosur Ed., Buenos Aires, 1991. En “Pasado y Presente”, nº 1, abril-junio 1963. En esta primera entrega su línea editorial apuesta a que “la autonomía y la originalidad absoluta del marxismo se expresa también en su capacidad de comprender las exigencias a las que responden otras concepciones del mundo”.
Dice OSCAR TERÁN (p. 104): “Era evidente que el voluntarismo gramsciano resultaba congruente con el deseo de revolución mediante el cual el grupo Pasado y Presente compartía el aroma espiritual del humanismo generalizado de la época, centrado en la convicción de que las injusticias acumuladas en la historia pueden ser borradas por el esfuerzo consciente de la voluntad humana organizada, y ese es el sentido profundo de la impugnación a la concepción leninista del reflejo “para dar lugar a la actividad del hombre como fuente (“raíz”) de la objetividad”. Luego se deduce que: “En un sentido análogo deben comprenderse las siguientes afirmaciones: “Es hoy más necesario que nunca el marxismo retome el discurso del genio de Tréveris (CARLOS MARX) y lo desarrolle en forma creadora profundizando el aspecto ANTROPOLÓGICO o HUMANISTA -(énfasis nuestro)- de una doctrina que nunca perdió en sus fundaciones el sentido de una reflexión del hombre sobre el hombre”. (J. ÁRICO, “Pasado y Presente, cit. P. 14). OSCAR TERÁN, “Nuestros años sesenta”, Puntosur Ed. Buenos Aires, p. I04).
Sobre la importancia de PIÑEIRO en la organización de un teatro teatro revolucionario latinoamericano consultar JORGE CASTAÑEDA: “La utopía desarmada”, Editorial Ariel. Barcelona. 1995, capítulo III “El ministerio de la Revolución” pp. 63-95. Corresponde mencionar a GABRIEL ROT, “Los orígenes perdidos de la guerrilla argentina. La Historia de JORGE RICARDO MASETTI y el EGP”. Ed. El Cielo por Asalto, Buenos Aires, 2000. Se trata del subdirector de la revista “La lucha armada” de Buenos Aires, siendo su director SERGIO BUFANO, ex cuadro de las FAL.
Concluyo con DANIEL ÁVALOS y su libro, no existe en esta pretendida actitud la adhesión a una idea que proclama la defensa del intelectual libre. Sobre esos intelectuales pienso, como GRAMSCI, que sólo representan “pequeños caprichos individuales”. Por el contrario ha optado por ser subsidiario de la noción de intelectual subordinado a un proceso histórico en búsqueda de su rol. DANIEL ÁVALOS: gramsaciano desnudo. Buscando la historia de un proyecto: que fue el EGP y su jefe MASETTI desaparecido y su “CHE” GUEVARA también desaparecido.

“CAMBIAR la naturaleza humana es el mensaje que va de ROUSSEAU a MARX, que LENÍN y MAO intentan plasmar en Rusia y en China y el que CASTRO y en el resto de América. Es la Buena Nueva del “hombre nuevo” desacralizado; la aspiración cristiana de SAN PABLO, sin su fin trascendente; el reencuentro con el Paraíso Terrenal, una sociedad perfecta construida a base de hombres imperfectos, reconstruidos por la maquinaria estatal totalitaria y reeducados en el trabajo forzado”.
ENRIQUE DIAZ ARAUJO, “La Rebelión de la Nada”, Cruz y Fierro Ed. Buenos Aires 1982, p. 364.

“En 1963, según relató el hijo, (MASETTI, JORGE. El furor y el delirio. Itinerario de un hijo de la Revolución Cubana. Barcelona, Tusquets ed., p. 129.), el argentino JORGE RICARDO MASETTI fue enviado por el gobierno castrista a la Argentina al frente de una columna guerrillera, “Fue el primer proyecto guerrillero en el que el CHE (GUEVARA) se involucraba en persona, pues tenía planeado tomar la dirección de la columna, una vez superada la fase de asentamiento”. Tanta importancia le otorgó GUEVARA que destinó al jefe de su custodia, HORACIO PEÑA TORRES (a) CAP. HERMES, como subalterno de MASETTI. El argentino y sus seguidores integraron el Ejército Guerrillero del Pueblo.
MASETTI se hizo llamar COMANDANTE SEGUNDO, porque el primero sería el Che. Entraron a la Argentina por el Norte, en la denominada Operación Penélope, (Tratado extensamente en ACUÑA, CARLOS MANUEL. Por amor al odio. La tragedia de la subversión en la Argentina. Tomo I, 3º ed. Buenos Aires, Ediciones del Pórtico, 2003), en junio de 1963 y la experiencia terminó en abril de 1964 luego de un enfrentamiento con la Gendarmería en la zona de Orán, Salta. Intentaron abrir un foco guerrillero durante los mandatos constitucionales de JOSÉ MARÍA GUIDO y ARTURO UMBERTIO ÍLLIA.
Durante las maniobras de asentamiento, MASETTI ordenó fusilar a dos guerrilleros. A ADOLFO ROTBLAT, “PUPI”, el 5 de noviembre de 1963, por “mandarse la parte” (sic) y a CESAR BERNARDO GROSWALD, alias “NARDO”, el 19 de febrero de 1964, por causas similares a la anterior agravadas por un intento de deserción. La Gendarmería tuvo el primer muerto por la subversión, el cabo JUAN ADOLFO ROMERO. El comandante de la Gendarmería, general JULIO ALZOGARAY, dijo: “Este es el primer paso de la guerra revolucionaria. No es un hecho aislado”. MASETTI desapareció, nunca se encontraron sus restos. El cubano HORACIO PEÑA TORRE murió en combate el 18 de abril de 1964. Sus restos fueron identificados cuarenta años más tarde en el cementerio de San Ramón de la Nueva Orán a través de estudios de ADN. (diario Clarín, 24 de mayo de 2005). (JUAN BAUTISTA YOFRE, “Nadie fue: crónicas, documentos y testimonios de los últimos meses, de los últimos días y las horas de ISABEL PERÓN”. 3ª. Ed. Buenos Aires, 2006). Eso sucedió con los restos de CHE GUEVARA. Según consta el COMANDANTE PRIMERO del EGP, en el artículo “LOS HUESOS DE CHE” por MARIO VARGAS LLOSA, diario La Nación. 10.3.2007. p. 27., nos anoticiamos que “De todo ello concluyen que los restos de no son losa que reposan en el mausoleo de Santa Clara, que aquellos nunca fueron encontrados y que el supuesto descubrimiento fue una pura representación teatral rigurosamente fraguada para complacer a FIDEL CASTRO, que, en un momento difícil, casi crítico para la revolución cubana por la desaparición de la Unión Soviética y el fin de cuantiosos subsidios que de ella recibía, había decidido montar una gran movilización revolucionaria de distracción en torno a la figura mítica del “Guerrillero Heroico”. Hasta aquí MARIO VARGAS LLOSA.

“La violencia revolucionaria fue la ideología de ERNESTO GUEVARA, el “che”. Ella fue le que atrajo sus amigos y sus enemigos; sus éxitos y sus fracasos. Una ideología encarnada en su ejemplo. Como modelo ya se sabe cómo concluyó; con su muerte”.
ENRIQUE DIAZ ARAUJO, “Las rebelión de la Nada”, Cruz y Fierro Ed. Buenos Aires, 1982, p. 365.

Excursus: Organigrama aproximado del EGP y sus vinculaciones.
CUBA – ERNESTO “CHE” GUEVARA (a) “Cte Primero” – Coordinador (¿?) Mayor JOSÉ MARÍNEZ TAMAYO (a) RICARDO – “BMILI” o “TACO”
(PARTIDO COMUNISTA ARGENTINO) ¿? – (EJÉRCITO GUERRILLERO DEL PUEBLO) = jefe JORGE RICARDO MASETTI (a) “Cte SEGUNDO”- órgano político = CLAUDIO GARCÍA FRANCIA, SAMUEL ZIZCOVSKY (a) “KICHI”, NN (a) “PANCHO” (JOSÉ MARÍA ÁRICO, uno de los responsables del grupo y revista “Pasado y Presente” de Córdoba: ¡COMUNISTA DESNUDO¡ – seguridad = HERMES PEÑA (a) “CAP. HERMES” – información = HÉCTOR JUAN JOUVE (a) “EL CORDOBÉS” – enlace y propaganda = NN (a) “Tte LAUREANO” – material bélico y exploración = FEDERICO MÉNDEZ (a) “Tte. FEDERICO” – sanidad = NN (a) JORGE. – además de 30 guerrilleros.
Elementos de APOYO = Dr. AGUSTÍN CANELLO – Personal (Reclutas) – EMILIO JOUVE (a) “Tte. OMAR” – RICARDO DOHORTY – JESÚS MORENO – SALVADOR M. DEL CARRIL.
LOGÍSTICA – Abastecimiento – SANTIAGO GARRIDO – Alojamiento – MARÍA MORALES VDA. DE CANTARERO – Transporte – DELFO O. REY.

”..ERNESTO GUEVARA, el rebelde, el frustrado, el aventurero, el visionario, el profeta de la destrucción, el colérico teórico y práctico de la acción directa, el conspirador sin escrúpulos, el verdugo autoungido de la sociedad, el hombre que quería hacer feliz a la gente sin respetar su libertad, el autoritario aniquilador, el impertérrito utopista, perdido en las abstracciones revolucionarias, un hombre, en fin, capaz de amar y odiar simultáneamente y de una manera que llama la atención de todos. Todos estos rasos vitales son los que entusiasman a sus seguidores de todo el mundo: los rebeldes natos, los revolucionarios de corazón”.
ENRIQUE DIAZ ARAUJO, “La rebelión de la Nada”, Cruz y Fierro ed., Buenos Aires, 1982, p. 363-4.

Texto 11. ANDRÉS GUSTAVO MOURIER: “ORÁN, 1964: EL FIN DE UN COMIENZO”. Transcurría el año 1964 en la República Argentina, a poco de asumir la presidencia de la nación el doctor ARTURO H. ÍLLIA. La opinión pública tomo conocimiento que en las proximidades de Orán (Salta) un autoproclamado “Ejército Guerrillero del Pueblo” había intentado desarrollar la temida guerra revolucionaria exportada por la Unión Soviética a través de su plataforma continental, la isla de Cuba. El EGP fue el comienzo del accionar subversivo de las bandas terroristas, cuya última manifestación pública fue el trágico ataque de la Tablada, en enero de 1989.
Todo comenzó en Cuba: el autonombrado “Ejército Guerrillero del Pueblo”, que llegó a disponer de un efectivo comprobado de por lo menos 47 militantes, tuvo como “gestor nativo” al periodista argentino JORGE RICARDO MASETTI , quien utilizaba como nombre de guerra el enigmático título de “Comandante Segundo”. Fue el mismo MASETTI quien en 1958, siendo corresponsal de Radio El Mundo de Buenos Aires, cubriera las alternativas de la revolución cubana en Sierra Maestra. Como se sabe, FIDEL CASTRO RUZ encabezaba ese movimiento que ocultaba su ideología marxista, con la asistencia militar de ERNESTO “CHE” GUEVARA. Una vez asentado en el poder, FIDEL CASTRO sorprendió al declarar “SOY MARXISTA-LENINISTA”, y siempre lo he sido”, asegurando así el primer régimen comunista en América Latina. Tras esos contactos, el nombrado periodista escribió dos libros destinados a exaltar a los guerrilleros de Sierra Maestra y a su jefe: “Los que luchan y los que lloran” y “El FIDEL CASTRO que yo ví”, por todo lo cual se vio premiado con la designación como representante de la agencia cubana “Prensa Latina” en Buenos Aires. Uno de los terroristas del EGP que fuera capturado en Salta describiría al “Comandante Segundo” como”...un hombre de fuerte personalidad, duro y paternal al mismo tiempo, muy persuasivo y de amplios conocimientos políticos...”. Con su prédica revolucionaria MASETTI inició el reclutamiento de adeptos para conformar una organización armada de impulsar la revolución marxista en nuestra patria. En junio de 1962 estando en La Paz (Bolivia), conoció a FEDERICO MÉNDEZ (a) “Teniente Federico”, quien al igual que otros integrantes del EGP, había pasado por Cuba, donde se había conectado con el político argentino JOHN WILLIAM COOKE de tendencia nacionalista de izquierda, peronista-trotskista. De allí se dirigió a Bolivia vía Perú, donde estableció, probablemente, nuevos contactos subversivos en el camino.
Asimismo tuvieron una presencia revelante en el EGP, el Comandante del ejército castrista HERMES PEÑA TORRES, que utilizaba el nombre de guerra de “Capitán HERMES”, un cubano moreno, ex campesino, de escaso nivel educacional, que había hecho toda la campaña revolucionaria con FIDEL CASTRO RUZ. Sus propios camaradas de la banda lo describían como “... de unos 29 años de edad; carecía de educación, era duro y severo, de gran resistencia física y convencido ideológicamente de que si el EGP triunfaba en Salta, la revolución marxista se expendería al resto de América del Sur”. Luego, se supo que probablemente este cubano tenía cargo en la Isla caribeña, pues había acompañado a ERNESTO GUEVARA durante un viaje realizado anteriormente a Praga (Checoslovaquia). Finalmente, se unieron a este grupo primario un NN llamado “Teniente LAUREANO”, joven mendocino, culto, pero poco preparado para operar en el difícil terreno selvático de Salta. Posiblemente llegó a ser la cabeza política del grupo en Córdoba, y el contacto financiero de la banda. Asimismo se sumaron a ésta otro NN, (a) “FABIAN” o “EL MÉDICO”.
Estos cuatro hombres unidos al personal de reclutamiento y liderados por MASETTI y liderados por MASETTI, formaron el grupo de exploración que durante 15 días, a partir del 21 de junio de 1963, reconociera la zona de Los Toldos (Salta) en una operación que denominaron “Penélope”, con el fin de llevar a cabo la instrucción guerrillera y la adaptación de los hombres al monte.
Otro contacto de relevancia fue el mayor cubano JOSÉ MARÍA MARTÍNEZ TAMAYO (a) “RICARDO”, “MBILI” o “TACO”, de quien se sabe que participó, por lo menos, en el planeamiento de esta operación guerrillera, y que terminaría muriendo en Bolivia combatiendo junto al “CHE”, el 30 de julio de 1967. Es también importante no omitir la conexión con CLAUDIO GARCÍA FRANCIA, un activista cuya importancia radicó en ser contacto en Cuba con el “CHE” GUEVARA, a quien le propuso el plan de acción terrorista para nuestro país, sobre la base de un reclutamiento y movilización de hasta unos 1.000 guerrilleros que operarían desde Bolivia. En este punto es bien conocida la intención del mismo “CHE” de intervenir en una segunda durante 11 meses en Bolivia, lo que no pudo materializar al fracasar sus esfuerzos el 9 de octubre de 1967 al ser capturado y muerto tras el combate de la quebrada del Yuro. Así conformado, el EGP se instaló en junio de 1963 en una finca de un tal CARLOS VALLE, la “Finca Sidras”, situada en las márgenes del río Emboruzu (Bolivia). Mientras tanto, dos integrantes de la banda, el “Teniente Laureano” y el Dr. AGUSTÍN CANELO (a) “El Gringuito”, se encargaban de continuar reclutando efectivos, principalmente en Córdoba y Buenos Aires. En el campamento de Córdoba, denominado “CÉSAR AUGUSTO SANDINO” en honor al líder revolucionario nicaragüense, y que se encontraba en Tala Huasi, sobre el camino a Villa Dolores, el “Comandante Segundo” redactó y dirigió, luego de la elecciones presidenciales del 7 de julio de 1963, una carta abierta que denominó “Carta de los Rebeldes”, que fue publicado en el número del 9 de octubre de 1963 en el periódico partidario “Compañero”. En dicha Carta, MASETTI “invitaba” al flamante presidente electo, doctor ÍLLIA, a renunciar a su cargo por considerar al acto electoral viciado de nulidad, debido a que el peronismo se encontraba proscripto. Luego llamaba al pueblo argentino a sumarse a la rebelión popular; todo ello, sin importarle que dicha rebelión no estaba ligada con el peronismo...
En “Finca Sidras” fue donde se enarboló por primera vez la bandera adoptada por el EGP, que más tarde pretenderían imponer al país en reemplazo de nuestra gloriosa celeste y blanca. Conservaba aquélla estos colores tradicionales, pero más refulgente Sol de Mayo era reemplazado por otro sol, el revolucionario, de 24 puntas, mitad rojo y mitad negro. Estos colores, utilizados por la revolución cubana y otros movimientos marxistas del continente y del resto del mundo, entre ellos el movimiento sandinista de Nicaragua, significaban: el rojo, la “sangre del revolucionario”, y el negro “el sufrimiento del pueblo”. Asimismo, utilizaban otra bandera, de dos bandas horizontales, una negra y otra roja, con la sigla EGP en blanco, en medio de las mismas.

1) SE INICIA DESDE BOLIVIA LA “OPERACIÓN DORADO”.
El grupo original del EGP concentró en la “Finca Sidras” una importante cantidad de armamento, municiones, granadas de mano, y fusil y proyectores antitanques, equipos de radio y víveres enlatados, así como también una significativa suma de dinero consistente en pesos argentinos y dólares norteamericanos, que fue gestionada por el llamado “Teniente LAUREANO”. La banda subversiva tenía un encuadramiento militar, para lo cual reconocían las siguientes jerarquías: - los oficiales, usaban los grados de “Comandante”, “Capitán” y “Teniente”. – El resto operaba como “combatiente” y “aspirantes”. A esta última jerarquía se le imponía, para acceder a la categoría de “combatiente”, el siguiente juramento vincular: - “Comandante”: “Compañero aspirante (nombre), si aceptase los sacrificios de la lucha que el pueblo te clama, jura con nosotros: ¡Revolución o Muerte! – “Aspirante”: “Revolución o Muerto”, ¡lo juro! – “Comandante”: ¡Sólo la muerte te librará de este juramento”. En Bolivia comenzó, asimismo, un programa de instrucción político-militar a cargo del “Comandante Segundo” y del “Capitán HERMES”, en el se incluía particularmente el conocimiento de un “Código de Justicia Militar Revolucionaria” y de un “Reglamento de Disciplina”. Entre el 23 de septiembre y el 17 de octubre de 1963, doce guerrilleros se trasladaron en dos viajes, desde Bolivia, a una zona próxima a Río Pescado, cerca de Orán, Salta, luego de cruzar el río Bermejo; frontera con Bolivia, en las cercanías de Aguas Blanca, llevando todo el equipo y armamento disponible que podían llevar. Era la llamada “Operación Dorado”, la invasión terrorista había comenzado...

2) SE PREPARA LA AGRESIÓN ARMADA
En el campamento de Río Pescado, el “Comandante Segundo” redactó la llamada “Carta al Campesino” y unos rudimentarios panfletos, incitando a los campesinos salteños a unirse al grupo revolucionarios, pero sólo algunos de ellos llegaron a ser distribuidos. La intención del jefe subversivo era formar en la zona montuosa de Salta una banda de no menos de 40 guerrilleros, bien adiestrados, y establecer una serie de depósitos de víveres para iniciar luego una serie de acciones de PROPAGANDA ARMADA en los ingenios azucareros de la zona, a fin de crear una situación subversiva, incorporar más efectivos y ampliar sus operaciones militares... Por ello desde allí distintos reconocimientos en toda la región, tomando escaso contacto con los pobladores, tan sólo los necesarios para abastecerse, tarea que normalmente estaba a cargo del doctor CANELLO mediante una camioneta tipo pick-up que se acercaba por la ruta más próxima al campamento. Podrá parecer exigua la cifra de guerrilleros inicial del EGP, pero el “Comandante Segundo” no hacía más que seguir al pie de la letra las directivas dadas por el “CHE” en su libro “La guerra de Guerrillas”, donde decía: ... “debe contarse con una base de 30 a 50 hombres, esta cifra es suficiente para iniciar una lucha armada en cualquier país del mundo americano con las situaciones de buen terreno para operar...”. Entre septiembre y octubre de 1963 se produjeron, respectivamente, la expulsión de un “aspirante” (JORGE JÉREZ) por la falta de adaptación al monte, y la primera deserción, la del “aspirante” AGUSTÍN STACHIOTTI (a) “El correntino”. Esta incipiente desmoralización seguiría acentuándose con el tiempo y así, el 5 de noviembre de 1963, estando ubicados en el campamento de “San Ignacio”, el llamado “Capitán HERMES” ajustició al “Aspirante” NN (a)“PUPI (ADOLFO ROTBLAT), quien habría sufrido una crisis de nervios, causando retrasos en las marchas por sufrir Asma, con lo cual se había “convertido en una molestia para el grupo”. Este hecho está registrado con asombrosa frialdad en el diario que, siguiendo la costumbre de los guerrilleros cubanos y del mismo “CHE”, llevaba “HERMES”, abandonada en plena selva salteña.
Ese mismo mes de noviembre se incorporaron a la banda subversiva tras nuevos miembros: 1) ENRIQUE BOLLINI ROCA, 2) LÁZARO LERNER (a) “EL SERRANO”, y 3) FEDERICO FRONTINI (a) “GRILLO”, este último previamente había pasado por Cuba en 1961. En diciembre, el grupo instaló un nuevo campamento en proximidades del arroyo La Galería (Río Colorado) y desde allí seis de sus integrantes llevaron a cabo la llamada “Operación Trampolín”, que consistió en el segundo traslado de armas y equipos desde Bolivia, siguiendo para ello la misma ruta que en la “Operación Dorado”. En este segundo escalón se transportó un equipo de radio portátil tipo SCR-694 con un generador manual, de un alcance de 50 km en grafía, y 25 en fonía, utilizando una antena látigo. En enero de 1964 se produjo la segunda deserción del grupo, un NN denominado “PIRINCHO”, pero entre este mes y febrero se incorporaron siete nuevos “aspirantes”, a saber: 1) OSCAR DEL HOYO, 2) RICARDO DOHORTY, 3) ALBERTO KORN (a) “El TANO; 4) CÉSAR GROSWALD (a) “NARDO”; 5) JORGE PAÚL (a) “TUCU TUCU”, su hermano ANTONIO PAÚL , y MIGUEL COLINA, éste último proveniente del Partido Comunista argentino. El 18 de febrero de 1964, cuando estaban en el campamento de “La Toma” (Colonia Santa Rosa), se conformó un “Tribunal Militar” presidido por el “Capitán HERMES para juzgar la conducta de CÉSAR GROSWALD (a) “NARDO”, de sólo 19 años de edad, y es empleado del Banco Israelita de la ciudad de Córdoba, acusado de insubordinación, falta de moral y descuido del material. El juicio fue sumarísimo y al día siguiente el desventurado “NARDO” fue fusilado por el pelotón de ejecución dirigido por el propio “HERMES”.
Días después (29 de febrero) iniciaron su viaje a Salta, DESDE Buenos Aires, cinco nuevos voluntarios: 1) CARLOS BONDONI (a) “CARLITOS”; 2) FERNANDO ÁLVAREZ (a) “NACHO”, 3) ARIEL MAUDET (a) “ARIEL” y dos NN conocidos por “PEDICURO” y “ALFREDO”. Estos dos últimos “Aspirantes” eran en realidad dos agentes secretos de la DIPA (Dirección de Investigaciones de la Policía Federal) que habían logrado infiltrarse en una célula comunista que operaba en Ciudadela (Pcia. de Buenos Aires), con los cuales se había perdido cuando los mismos se embarcaron rumbo a Salta. Además de los nombrados, el EGP contó con cuatro combatientes más: CÉSAR CARNEVALI, (a) “CESAR”, MARCOS SZLACHTER (a) “MARCOS”, DIEGO MAGLIANO (a) “DIEGO” y JORGE GUILLE (a) “JORGE”. Es interesante señalar que al ser interrogado, uno de los guerrilleros detenidos reveló que el “Comandante Segundo” un día les reveló que el “Comandante Segundo” un día les reveló “que en Santiago del Estero operaba otro grupo guerrillero, pero que no pertenecía al EGP; este grupo era en realidad el denominado “FRENTE REVOLUCIONARIO INDOAMERICANO POPULAR” (FRIP) que había logrado formar en 1961 el jefe subversivo-terrorista ROBERTO MARIO SANTUCHO (a) “ROBY” o “CARLOS”, de procedencia trotskista, el mismo que años más tarde alcanzará triste notoriedad como jefe del autodenominado “Ejército Revolucionario del Pueblo” (E.R.P.), cuya nefasta influencia ideológica se prolongará hasta hace muy poco, a 2006, a través del terrorista ENRIQUE GORRIARÁN MERLO que fuera lugarteniente de SANTUCHO y quien planeara el ataque a la guarnición militar de La Tablada (Pcia. de Bs. As.) el pasado 23 de enero de 1989.

COMIENZA LA “OPERACIÓN SANTA ROSA”.
Ante la información recibida de pobladores de la región que habían notado la extraña presencia de personas armadas y vestidas con ropas parecidas a las de la fuerza Ejército o Gendarmería Nacional en Río Colorado (altura de Toma Vieja, donde se encontraban el campamento subversivo de “La Toma”), el 1º de marzo de 1964 los mandos del Escuadrón nº 20 “ORÁN” de la Gendarmería Nacional, destacó a un suboficial y un gendarme a investigar a los campesinos, confirmaron la información, y ante estas evidencias la jefatura del Escuadrón “Oran” decidió reforzar la búsqueda de los infiltrados intrusos con una patrulla de 8 hombres más. Así, el 4 de marzo estos hombres sorprendieron y detuvieron a los guerrilleros DEL HOYO y “GRILLO”, los cuales se dirigían a buscar víveres. Ese mismo día tomaron contacto con los agentes secretos de la DIPA (“PEDICURO” Y “ALFREDO”) quienes, tras herir al combatiente “DIEGO”, se habían fugado de una patrulla del EGP con el objeto de reunirse con las fuerzas legales de la GN y advertirlas sobre la presencia y actividades de los subversivos. Otra patrulla de gendarmes descubrió y allanó el campamento base del EGP en la quebrada de Puente Caído, logrando sorprende y capturar al combatiente “ALBERTO”, que estaba sólo, de guardia. Allí descubrieron abundantes víveres y equipos. “EL SERRANO”, guerrillero que intento acudir en ayuda de su camarada, también terminó en poder de los gendarmes.
Al día siguiente el jefe del Escuadrón “Orán” decidió actuar rápidamente y lanzó a sus hombres en persecución de los subversivos. Así logró detener a “NACHO” que había quedado aislado, y allanar el campamento de “La Toma”, donde se descubrieron dos depósitos subterráneos con una importante cantidad de equipos y pertrechos. Ese mismo día los procedimientos de Gendarmería Nacional se extendieron a la ciudad de Salta, donde se detuvo al guerrillero AGUSTÍN BOLLINI ROCA, lo que fue revelando la vasta ramificación de complicados que actuaban a modo de apoyo logístico y de personal. De esta manera pudo detenerse, a partir del 6 de marzo, a otras 11 personas vinculadas con el EGP. No obstante, por esa misma fecha los combatientes “DIEGO” y “CARLITOS”, tras tres días de apurada marcha.
En esa oportunidad el “Comandante Segundo” les dijo que había escuchado por radio que los gendarmes habían descubierto el campamento base, ordenándoles que siguieran hasta otro campamento en “El Alisal”. Tras una larga y penosa marcha por el monte, se vieron obligados a abandonar en una viva al guerrillero “CÉSAR”, que estaba agotado y hambriento y no podía caminar más. Una vez llegados a su destino, “SEGUNDO” junto con “HERMES” y los combatientes “ANTONIO” y “MARCOS” volvieron a salir en búsqueda de alimentos, pues hacía ya 15 días que sólo se alimentaban con hierbas y raíces, debido a la falta de fauna para cazar así como frutos comestibles. Entre el 7 y el 10 de marzo los gendarmes descubrieron otros campamentos abandonados en las nacientes de los arroyos La Goma y La Picada. Desde entonces y hasta el 22 de marzo se llevaron a cano distintos patrullajes, incluso en la vecina provincia de Jujuy. En este último día la Agrupación de Contraguerrillas “Tala” en Colonia Santa Rosa (Salta), mientras que en Caliguegua (Jujuy) se instaló la Agrupación de Contraguerrillas “Verde”. La primera de ellas comenzó a materializar distintos operaciones de rastrillaje por la zona del río Colorado, a partir de Toma Vieja, en dirección oeste, logrando detectar al principio sólo un vivac abandonado.

3) LA MUERTE SE CIERNE SOBRE EL EGP.
La pérdida de todos los depósitos de víveres había al grupo guerrillero en una crítica situación. Entre el 26 y 27 de marzo murió de desnutrición el combatiente CÉSAR CARNEVALI (a) “CÉSAR” había sido abandonado durante la marcha hacia el campamento del “Alisal”. Ese mismo día regresaron al campamento el “Capitán HERMES” y el guerrillero “Marcos” y les ordenó al “Teniente FEDERICO” y a los combatientes “CARLITOS”, “TUCU TUCU” y “MIGUEL” que bajarán con él nuevamente a buscar víveres, mientras que “ANTONIO” y “EL CORDOBÉS” debían subir los cerros para buscar víveres al “Comandante Segundo” y al combatiente “ATILIO”, que habían quedado aislados mientras buscaban una salida por Valle Grande y que también desfallecientes por el hambre y agobiados que portaban que llevaban. El resto de la permaneció en el campamento. Los gendarmes, por su parte, continuaron sus rastrillajes en la zona de Toma Vieja, Camino de los Jesuitas, Santa María y Puesto Acheral. El 1º de abril, durante la marcha de búsqueda del jefe de la guerrilla, y al escalar el farallón de un río de unos 14 metros de altura, el guerrillero “ANTONIO” perdió el pie y se desbarranco, golpeándose contra las piedras lo que le ocasionó múltiples fracturas, para fallecer dos horas más tarde en penosa agonía, en brazos de su jefe de patrulla, el “TENIENTE EL CORDOBÉS”. Éste hecho hizo que “EL CORDOBÉS”, exhausto y desmoralizado, decidiera abandonar su misión. Ese mismo día fallecía, por desnutrición, MARCOS SZLACHETER (a) “MARCOS”, sin que sus compañeros pudieran hacer nada por impedirlo. La desgracia parecía abatirse sobre los hombres del EGP, antes de que pudieran entrar en combate, ya que el 6 de abril la debilidad de la banda era tal que ni siquiera hablaban entre sí y, al no regresar la patrulla de “HERMES” decidieron iniciar el descenso, abandonando a DIEGO MAGLIANO (a) “DIEGO”, que se encontraba demasiado débil para marchar. Este terminó falleciendo por desnutrición, probablemente al día siguiente. Mientras tanto los gendarmes continuaban sus operaciones implacablemente en Santa María, Playa Ancha, Río Santa Cruz, Paraní, pueblo de Santa Cruz, pueblo de Santa Cruz y San Andrés, logrando detectar sólo el paraje por allí de los hombres del EGP, así como rastros que se remontaban al mes de enero.
Por otro lado, el “TENIENTE FEDERICO”, junto con el “EL TANO” y “TUCU TUCU” volvieron a bajar a buscar más víveres, dirigiéndose al obraje Martínez, en el Río Piedras. Pero una patrulla de gendarmes, gracias a un informe confidencial, los estaba esperando y los estaba aguardando y los atraparon sin encontrar resistencia alguna, el 14 de abril. Encima llevaban 88.500 pesos argentinos y 1.200 dólares para las “compras”. Seis días después, en las márgenes del Río Piedras, a unos 25 kilómetros del obraje Martínez, otra patrulla de Gendarmería incursionó sobre el campamento donde se encontraban el “TENIENTE CORDOBÉS” y “CARLITOS”. Ambos también se entregaron sin resistencia. Estaban enfermos de desnutrición y picados por los insectos (¡casi lo comen los bichos de Salta!), y se les secuestró otra importante suma de dinero (1.200 dólares y 60.000 pesos) que llevaban consigo...

4) PRIMER Y ÚNICO COMBATE.
El 18 de abril de 1964, a las 0830 horas, una patrulla de Gendarmería que avanzaba por el Río Piedras, cerca de donde habían detenido a los guerrilleros cuatro días antes, se encontró sorpresivamente con dos guerrilleros, quienes de inmediatamente se internaron en el monte de la ribera sur del río. Fue entonces que la punta de infantería de la columna de gendarmes, integrada por dos hombres, se lanzó en su persecución. Los guerrilleros, que no eran otros que el “CAPITÁN HERMES” Y “JORGE”, reaccionaron y decidieron tender una improvisada emboscada. Así, cuando el gendarme JUAN ADOLFO ROMERO apareció en un extremo de la pista, el cubano lo mató sin que pudiera reaccionar, pues se le había trabado su arma. A pesar de la sorpresa, el resto de la patrulla persistió en su persecución en dirección al obraje Martínez, donde llegó ese mismo día al 1700 horas, descubriendo que los guerrilleros ya habían pasado por allí tras exigirle al capataz de la finca, señor PASCUAL BAILON VÁZQUEZ, que les proporcionara alimentos, que volverían a buscar más tarde; tras lo cual volvieron a internarse en el monte. Ante esta revelación el jefe de la patrulla decidió buscar refuerzos del grupo reserva, cuyos efectivos rodearon el obraje permaneciendo al acecho. Al anochecer aparecieron los guerrilleros y el “CAPITÁN HERMES” reclamó al capataz los alimentos que le había exigido antes. En ese momento “JORGE” advirtió la emboscada y efectuó un disparó para alertar a su jefe. “Éste al percatarse de la situación y como represalia, asesinó al desventurado capataz, pasando de inmediato a resistirse al arresto. Se entabló así un corto pero intenso tiroteo, en el cual los dos últimos del EGP que operaban en la zona, perdieron la vida, sin ocasionar bajas entre las fuerzas del orden público.

5) EPÍLOGO.
Los distintos procedimientos de la Gendarmería Nacional se prolongaron por espacio de un mes más, alcanzando una mayor trascendencia pública gracias a la presencia del corresponsal de guerra acreditado OSCAR ALBERTO FERNÁNDEZ, del diario “Clarín” de Buenos Aires, el cual fue testigo presencial de los hallazgos y acciones de los hombres de Gendarmería Nacional. En ese tiempo fue cuando se encontraron mochilas, equipos, armas, material de comunicaciones y vivaques abandonados, así como los cuerpos en estado de descomposición de varios de guerrilleros muertos por desnutrición. El 9 de mayo, por ejemplo, hallaron la carpa del “CAPITÁN HERMES” entre cuyas pertenencias figuraba el Diario de Guerra del guerrillero, cuya primera página estaba fechada el día 21 de junio de 1963, y cuya lectura permitió reconstruir los distintos episodios de la vida de la fracasada guerrilla. Entre los documentos incautados figuraron también los llamados “Reglamentos de Justicia Militar nº 1 y nº 2, de carácter provisional, y el “Reglamento de Disciplina nº 1” también provisional, en los cuales se establecía la rígida disciplina que regía al EGP, notándose la fijación de la pena de muerte a una serie de “delitos”. Si bien nunca se encontraron los cuerpos del “COMANDANTE SEGUNDO” y del guerrillero “ATILIO”, en los cuales se establecía por declaraciones que el jefe terrorista había quedado atrasado por una dolencia en la columna vertebral, sin víveres y sin posibilidades de recibir ninguna clase de auxilio, por lo cual se los dio por desaparecidos con presunción de muerto. Lo cierto fue que nunca más se supo de ellos. En 1965, el propio “CHE” GUEVARA les anunció a los familiares de MASETTI que éste había muerto en el monte salteño. Por otra parte, dos periodistas argentinos R. J. WALSH (encargado de la inteligencia de la OPM “MONTONEROS”, pero-marxista), y ROGELIO GARCÍA LUPO (responsable de “Prensa Latina”, órgano oficial de la República Socialista Cubana, castrocomunista), que habían conocido en Cuba a MASETTI anunciaron lo mismo en el periódico “Marcha” de Montevideo. Además, si tenemos en cuenta la personalidad de los movimientos subversivos, difícilmente se hubiera ocultado la circunstancia de haber logrado sobrevivir y burlado la persecución, pues en casos similares, como sucediera con los seguidores del “CHE” en Bolivia en 1967, ello constituye un motivo de publicidad para la “causa revolucionaria”.
En cuanto a los resultados finales de la exitosa operación “SANTA ROSA” llevada a cabo por efectivos de nuestra GENDARMERÍA NACIONAL (fue fundada en 1938 y abarca todo el país, como fuerza militar liviana), podemos señalar los siguientes datos numéricos finales: - Guerrilleros fuera de combate: 10 (2 ajusticiados por ellos mismos; 5 fallecidos por desnutrición y agotamiento; 2 con presunción de muerte; 2 muertos en combate, y la consecuencia de un accidente).
Guerrilleros detenidos: 12 (Estos fueron condenados con penas que oscilaron entre los 4 y 18 años de prisión, algunos cumplieron las penas menores y el resto fue liberado gracias a la amnistía de 1973 (CAMPORA) y se encuentran en libertad. Algunos de ellos participaron nuevamente en actividades terroristas en la década del “70”.
Civiles detenidos: implicados en la organización de apoyo: 11, también recuperaron la libertad a más tardar en 1973 (CAMPORA).
Civiles liberados por falta de pruebas fehacientes.
Por otra parte se logro incautar el material bélico equivalente al armamento de una compañía de infantería de monte.

6) REPERCUSIONES POLÍTICAS.
Como consecuencia de los sucesos descriptos, el 19 de agosto de 1964 se produjo en la H. Cámara de Diputados de la Nación, una interpelación parlamentaria a los señores ministros del P.E.N. Dr JUAN PALMERO, de Interior; Dr MIGUEL ANGEL ZABALA ORTIZ, de Relaciones Exteriores y Culto y Dr LEOPOLDO SUÁREZ, de Defensa. Presidía entonces la Cámara, el Dr. ARTURO MOR ROIG, el mismo que diez años después sería asesinado por los terroristas subversivos de la década del “70”. El Señor Ministro del Interior relató los antecedentes de otros grupos terroristas y sus vinculaciones, reconociendo por último la existencia de un PLAN COMUNISTA, que pretendía, vía Cuba, copar el Poder y cambiar nuestro estilo de vida. Asimismo, criticó el hecho de que se dieran a conocer aspectos del sumario (secreto)a los abogados defensores de los detenidos del EGP, lo cual parecía demostrar claramente la existencia de ciertas conexiones de algún estamento político con la banda guerrillera. Allí se reconoció, también, la necesidad de emplear a las Fuerzas Armadas, en caso de que éstas actividades subversivas se repitieran en el futuro.
Se puede agregar, finalmente, que los llamados “TENIENTE FEDERICO” (FEDERICO MÉNDEZ) y “TENIENTE EL CORDOBÉS” (JUAN JOUVE), que fueron condenados a prisión perpetúa por la Cámara Federal de Tucumán, no demostraron nunca arrepentimiento alguno en los artículos – encendidos de pasión subversiva y terrorista – que escribieron desde la cárcel y que publicará la tendenciosa revista tercermundista “CRISTIANISMO y REVOLUCIÓN” en los números de abril-julio de 1969. Se trata: “Definiciones: Reportaje a los guerrilleros de Salta” (nº13, Primera quincena de abril de 1969). Prisión a MÉNDEZ y JOUVE, s/f, p.3. Los guerrilleros de Salta, Definiciones, Reportaje, p.4. y Escriben desde la cárcel, Los guerrilleros de Salta, por FEDERICO MÉNDEZ y HÉCTOR JOUVE, p. 26. (nº 18 segunda quincena de julio de 1969). Se deberá confrontar con el libro del sacerdote jesuita GUSTAVO MORELLO, “Cristianismo y Revolución”- Los orígenes intelectuales de la guerrilla argentina. Prólogo de HORACIO CRESPO. Colección Tesis 1, Educc. 1º edic. Universidad Católica de Córdoba, 378 pp. En estos escritos los autores, como otros marxistas-leninistas y tercermundistas-liberacionistas línea jesuita, de la época, consideraban inevitable el triunfo del “socialismo” y la “derrota del capitalismo”, y aún a cinco años de su aplastante derrota en los montes salteños seguían que “obtuvimos una victoria estratégica, aunque sólo sea por el hecho de demostrar la posibilidad de realizar este tipo de lucha (la lucha armada) en nuestra patria.
La derrota fue, pues, táctica y obedece a errores tácticos. Estos se corrigen en la medida que asimilemos la experiencia cotidiana”, y terminemos con la siguiente invocación: “CHE”, Comandante...tus gritos de guerra nos han llegado y estamos dispuestos a entonar los cantos luctuosos con los tableteos de tu ametralladora. CHE”, Hermano Mayor, la historia que sin duda mañana exhibirán los pueblos, te pertenece por entero”. De ahí llegamos de la guerrilla urbana más poderosa de la Argentina y de Latinoamérica en los años sesenta.
¿Qué Dios rebelde, qué Iglesia, qué doctrina cristiana había bendecido el camino de la Revolución comunista para que miles de jóvenes se lanzarán a la lucha armada guerrillera condensando su identidad política en el peronismo? En un misterio aún mayor: la lucha política de los sacerdotes y monjas católicas que decidieron que el evangelio según JESUCRISTO justificaba su entrega a la rebelión contra la injusticia y la pobreza y que la violencia de los pobres [1] no era violencia “sino justicia”. Aquellos fundadores de OPM Montoneros fueron, en los setenta, miembros de los grupos católicos impulsados por sacerdotes como el padre CARLOS MUJICA o como el colombiano padre CAMILO TORRES RESTREPO, en rebeldía contra la opulencia e insensibilidad de las curias locales. Los Montoneros tuvieron guías espirituales en su fundación pero los seminarios de sacerdotes o monjas tuvieron un semillero que derivó en lo que se conocerá como Movimiento de Sacerdotes del Tercer Mundo, en franca oposición a la severidad doctrinaria de Roma. Entonces, una fracción de la Iglesia Católica insistía con volver a las fuentes, a las que los jesuitas bautizaron, “la opción por los padres”.
“De ese semillero nacieron los nueve sacerdotes – dice MARTA SEOANE en la revista de cultura “Ñ”, de “Clarín”, nº 187, sábado 23 de abril de 2007, p. 26 – MIGUEL MASCIALINO, DOMINGO BRESCI, compilador de “Documentos del Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo”, Buenos Aires, Centro Nazaret, 1964, 360 pp. – ROLANDO CONCATTI, de Mendoza y de la revista “Alternativa latinoamericana”, ELVIO ALBERIONE, integrante de la conducción del Peronismo Auténtico presidida por MARIO EDUARDO FIRMENICH, en 1974 – HÉCTOR GALBIATI, PEPA SIERRA, de Santa Fe, RUBÉN DRI, “teólogo” laico y vinculado a la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA, siendo una de las más revolucionarias, JUAN FERRANTE y ALBERTO SILY, S.J sacerdote Jesuita – y la monja GUILLERMINA HAGEN, cuyos destinos cuenta LUCAS LANUSSE en este libro: “CRISTO REVOLUCIONARIO, Buenos Aires, Vergara, 400 pp. Se trata de la vida extraordinaria, jalonada de debates internos entre política y la religión; entre el temor y la culpa; entre la muerte o el exilio o el abandono de la misión elegida; entre el amor divino y el humano; entre la violencia y la oración; entre el deber y la fe, de diez religiosos que “pertenecieron o aún pertenecen a la Iglesia institucional”.
“Las vidas que LANUSSE cuenta en este libro cuestionaron en otro tiempo las verdades eternas del reino de cielo y se sumergieron en el reino de este mundo para hacerlo, creyeron, más justo y humano. Estas vidas son, en la escenografía tremenda de las décadas del sesenta y setenta de la Argentina, también la historia del país y de la Iglesia que amaron hasta extremar su legado cristiano en el fuego de la pasión militante. Hasta modelar, unos desde el trabajo en barrios o villas miseria; otros desde las fábricas o ligas agrarias; otros desde la GUERRILLA, al CRISTO DE LA REVOLUCIÓN”. ¿Qué le parece estos pobrecitos padres del Tercer o último Mundo? La trágica histórica de los años setenta les daría lamentablemente la razón, y el pueblo argentino fue testigo y protagonista de la guerra subversiva y revolucionaria que se abatió sobre nuestra querida patria argentina y la sangre que fue necesario verter para conjugar tremenda agresión interior y exterior.
Hoy, cuando el comunismo se bate en retirada en todas partes, borrando su nombre y sus símbolos ominosos en sus organismos, hay quienes todavía siguen creyendo que sólo “la marcha hacia el socialismo” es la única salida de todos los pueblos y naciones de la Tierra, como los HUGO CHÁVEZ FRÍAS, FIDEL y RAÚL CASTRO RUZ, EVO MORALES, RAFAEL CORREA, DANIEL ORTEGA, MICHEL BACHELET, INACIO LULA DA SILVA, TABARÉ VÁSQUEZ, ALAN GARCIA y tantos otros obcecados que no han aprendido nada del sentido de la historia, el cual parecería que ellos se hubiera detenido en octubre de 1917.
Dejamos constancia la ímproba labor de la Gendarmería Nacional representada por el testimonio de vida del gendarme Cabo (post mortem) JUAN ADOLFO ROMERO y el Escuadrón nº 20 de ORÁN, especial, de ANDRES GUSTAVO MOURIER, de estimable comprensión y valentía.

7) CONCLUSIONES GENERALES
Los hechos subversivos y revolucionarios acaecidos en Orán cobran hoy una particular importancia a la luz de que hemos vivido desde entonces, pudiéndose extraer las siguientes conclusiones:
a) La banda subversiva EGP estuvo apoyada, al menos indirectamente por el Partido Comunista en Argentina EN EL PLANO NACIONAL, y por el gobierno marxocastrista-guevarista cubano en el PLANO INTERNACIONAL. La presencia del “Capitán HERMES”, las armas capturadas, el adiestramiento recibido, etc., son testimonio de ello.
b) Es notoria la imitación hecha por el EGP del esquema de guerra revolucionaria castro-guevarista que había dado resultado en Cuba en el período 1955/1958, pero que resultó un rotundo fracaso en nuestro país y más tarde en Bolivia.
c) No obstante este fracaso, el intento del EGP fue repetido años más tarde en Bolivia, como queda dicho, nada menos que con el mismísimo “Comandante PRIMERO”, EL “CHE” GUEVARA, como jefe. Y como en Salta tuvo el mismo triste final. No obstante, ambos intentos fueron orientadores para la ola de subversión y terrorismo de la década del “70”, desencadenada por las principales bandas de delincuentes subversivos de la época.
d) Todos los esfuerzos terminaron, en el fracaso. Es destacar que la “caracterización” del EGP y de la banda del “CHE” tuvieron como causa principal de su fracaso el alto grado de componentes elitistas (profesionales y estudiantes de clase media), jóvenes de escasa edad cuyos mensajes insurreccionales no llegaron a despertar simpatía entre los campesinos a quienes estaban destinados, tanto para lograr nuevos “aspirantes” como para impulsar la revolución comunista. El EGP careció, también, de una adecuada expansión en las zonas urbanas, pues ni siquiera intentó obtener reclutas en los frentes fabriles.
e) El particular ambiente geográfico donde incursionó el EGP terminó convirtiéndose en un enemigo implacable, que le produjo la mayor cantidad de bajas. A pesar de su experiencia cubana, “HERMES” pronto comprendió que no todas las selvas y zonas de monte son iguales. El “CHE” cometería el mismo error tres años más tarde (1967). Además, el espíritu de lucha de los terroristas fue decayendo progresivamente debido a las privaciones y sobre todo a las drásticas medidas disciplinarias aplicadas y a la probable falta total de identificación con la causa comunista en algunos de sus integrantes. A todo ello se sumó la actitud de los líderes, que dejaban abandonados a su suerte a los que se encontraban enfermos o agotados.
f) La decisiva y sacrificada acción de la Gendarmería Nacional, en especial del Escuadrón nº 20 “Orán”, conformó, con la oportuna formación de las dos Agrupaciones de Contraguerrilla, un cuadro de situación que terminó con la desarticulación total del EGP en el monte salteño y con sus apoyaturas URBANAS. A ello se le sumó la especial información o inteligencia obtenida, bajo la alto riesgo, por parte de personal encubierto e infiltrado de la Policía Federal Argentina. (DIPA).
g) Las observaciones formuladas en las distintas interpelaciones parlamentarias a los señores Ministros del Gabinete Nacional en la H. Cámara de Diputados, evidenciaron que se disponía de un profundo conocimiento sobre la real magnitud de la agresión comunista experimentada; no obstante, pudo comprobarse a posteori que no se adoptada ningún impulso para crear un adecuado encuadramiento legal de carácter antiterrorista.
a) Finalmente, si la historia debe servir de experiencia a los pueblos y a las naciones para corregir sus errores sin mayores costos e improvisaciones – que lamentablemente siempre son tardías e ineficaces – cabe señalar que el caso del EGP en Salta, Orán 1964, sólo fue EL FIN DE UN COMIENZO, según la visión de ANDRÉS GUSTAVO MOURIER.

“NO HAY SALVACIÓN PARA LA SOCIEDAD – escribía DONOSO CORTÉS -
PORQUE NO QUEREMOS HACER CRISTIANOS A NUESTRO HIJOS Y PORQUE NOSOTROS NO SOMOS VERDADEROS CRISTIANOS. NO HAY SALVACIÓN PARA LA SOCIEDAD, PORQUE EL ESPÍRITU CATÓLICO, ÚNICO ESPÍRITU DE VIDA, NO LO VIVÍFICA TODO: LA ENSEÑANZA, LOS GOBIERNOS, LAS INSTITUCIONES, LAS LEYES Y LAS COSTUMBRES”.

“NULLAM SPERARE SALUTEM” – Vergelius, Eneida

Desde antes de1975 – para ser más precisos desde 1959 – el comandante FIDEL CASTRO (RUZ) exportaba la revolución socialista a todo el continente, convirtiendo a Cuba en un campo de adiestramiento de la guerrilla latinoamericana. Aunque todos lo presuponían o sabían, CASTRO RUZ no lo reconocía. Debieron pasar varias décadas para escuchar de sus propios labios la terrible confesión. El 4 de julio de 1998, FIDEL CASTRO RUZ aceptó oficialmente su papel de promotor de la subversión en América Latina, durante la del 60 y del 70, cuando Cuba intentó crear “UN VIETNAM GIGANTE” a lo largo de toda la región.
Lo dijo frente a unos cuatrocientos economistas reunidos en La Habana, en ocasión del foro organizado por la Asociación de Economistas de América Latina y el Caribe. El mandatario cubano reivindicó esas acciones de su gobierno en toda Latinoamérica, MENOS EN México, y culpó a la Unión Soviética por la falta de éxito. “El ”CHE” (ERNESTO GUEVARA) LLAMÓ AL MUNDO PARA CREAR UNO, DOS, MUCHOS VIETNAM”.
En América Latina existían las condiciones objetivas, en ocasiones mucho mejores que las cubanas, para hacer una revolución como en Cuba. Un gran Vietnam, dijo. Y aseguró: “En el único lugar donde no intentamos promover la revolución fue en Méjico. En el resto, sin excepción, lo intentamos”. “Realmente era lo que teníamos que hacer como revolucionarios armados en contra las oligarquías y Estados Unidos. El CHE no soñaba. Era posible en Venezuela, Chile, Colombia, Brasil...”. Luego agregó: “Los Estados Unidos decían que los soviéticos eran los que promovían la revolución, cuando en realidad se opusieron en todo lo que queríamos hacer”. “No tengo absolutamente ninguna duda de que una revolución en este hemisferio era posible”, insistió y continúo: “Las condiciones objetivas existían, pero las condiciones subjetivas fallaron”. “Pero hicimos un esfuerzo”, sentenció el presidente cubano. Y añadió: “Habríamos cambiado la historia. Habría sido distinto”. (Diario Clarín, 5 de julio de 1998). Verdad, verdad a medias porque la Unión Soviética también tuvo que ver con el clima de violencia que se expandió por el Continente latinoamericano. (La situación cambió radicalmente el 11 de septiembre de 1991: sin comunicárselo previamente a CASTRO, el premier MIJAIL GORBACHOV retiró la brigada de combate soviética de Cuba, simbolizando el fin de la Guerra Fría. Para peor, el anuncio lo formuló al lado de JAMES BAKER, secretario de Estado del presidente GEORGE BUSH. También se acortaron los miles de millones de dólares anuales en subsidios y préstamos no reembolsables. Al mismo tiempo, representantes de la “Cuba Libre” encabezados por JORGE MAS CANOSA viajaron a Moscú e instalaron una “representación” a cargo de ALEXANDER MACHOV). Por si América Latina no le alcanzaba, en 1975 las fuerzas armadas de Cuba intervinieron en Angola para apoyar al líder marxista AGOSTINO NETO.

¡Tanta sangre derramada, tantos mártires, atraerán la mirada misericordia de “Nuestra Señora de la Caridad Del Cobre”, Patrona de Cuba!

[1] EBIONITAS: cfr. Gabriel S. P. Pautasso, “La concepción ebionita de Ernesto Cardenal”, Facultad de Filosofía y Humanidades, 1979, pp. 44-59; del mismo autor véase, “Pasado y Presente”, Primer manifiesto comunista-gramsciano de América. Desde los primeros guevaristas-togliattianos a los últimos socialdemócratas gramscianos”, Filosofar Cristiano, 1989-1990; “Augusto Del Noce, filósofo católico del siglo XX”, Gladius 50, Buenos Aires, 2001; anteproyecto de tesis doctoral titulada “Córdoba: centro de irradiación de la estrategia revolucionaria de Antonio Gramsci. Fuentes y Desarrollo histórico. Proyección en Argentina e Hispanoamérica”, Ed. Alameda, Córdoba, 1989, 204 pp. )

Editó Gabriel Pautasso
Diario Pampero Cordubensis

VOLVER a la portada de Diario Pampero