domingo, septiembre 09, 2012

*LA MASONERÍA Y EL ALZAMIENTO NACIONAL* (JOSÉ-ORIOL CUFFI CANADELL)


*Reproducimos a continuación, en parte, un artículo de la revista CRISTIANDAD, nº. 295 y 296 de julio de 1996, por parecernos significativo la historia paralela entre la situación política que en 1936 se vivía y la presente que a ESPAÑA le toca vivir. SI AL MENOS PUEDE SERVIR DE AVISO…)*

Editó: Lic. Gabriel Pautasso

*EN EL 73º ANIVERSARIO DE LA CRUZADA ESPAÑOLA*

*LA ANTI-ESPAÑA*


Pero por lo menos, ya estaban las cosas claras – 14 de abril de 1931 -, la gran lucha que según visto, ha sido todo el nervio y la razón de la Historia de España, quedaba planteaba con plena claridad y a vida o muerte.
La República era como una concentración y alianza de todos los enemigos de España, para hacer, contra ella, un esfuerzo definitivo. NAPOLEÓN, brazo de la Revolución francesa y liberal, volvía a entrar en España detrás de la MASONERÍA.  LUTERO, detrás de los intelectuales anticatólicos e impíos. Los turcos, detrás de los bolcheviques, asiáticos y destructores. Nuestras leyes se ponían a imitar a Méjico y a Rusia. Desandaban hacia atrás el camino de COLÓN y de Lepanto.  Nos venían ahora los modelos de la América que ayer bautizamos y del Asia que ayer detuvimos.
Y la República sabía perfectamente dónde estaban los puntos de apoyo de una posible y futura reacción española. A destruirlos ferozmente, dedicaban todos sus afanes. España, lo hemos visto, ha sido a través de su historia, nada más que eso: Fe, Monarquía y Milicia como instrumentos de su Unidad. Esta es la definición de España. Por eso la República, negándolas una a una, (además de ser eso: República – es decir anti-Monarquía -), era anticatólica, antimilitar y separatista. La República era en todo, el triunfo de ANTI-ESPAÑA.
Atacó la fe española, furiosamente, con leyes y con hechos. Disolvió a los jesuitas; prohibió la enseñanza religiosa. Llegó a declarar, por boca de uno de los principales políticos republicanos: que “ESPAÑA HA DEJADO DE SER CATÓLICA”. Incendió iglesias y conventos; destruyó montones de joyas de artes, de bibliotecas y archivos.  
Atacó al ejército, realizando una cuidadosa obra que ellos mismos llamaron de “trituración” de los Cuerpos armados.
ATACÓ la unidad española, dando a las regiones que lo pedían, sus “Estatutos”: leyes que consagraban muchas independencias de organización y gobierno, que estas regiones recibían, solo, como un primer paso, para alcanzar la completa independencia.  
Al fin, después de cinco años de destrucciones sistemáticas y continuas de todos los cimientos de la Patria, en 1936, se llegó al llamado “FRENTE POPULAR” o sea la alianza de todos los más extremos enemigos de España – masones, socialistas, separatistas – para su completa destrucción. Se vivieron unos meses en plena anarquía y desgobierno. Por orden del Gobierno, se asesinó al gran político monárquico, CALVO SOTELO. Y se preparaba ya un último golpe, para establecer en España, plenamente el régimen comunista, a lo ruso, cuando el 18 DE JULIO DE DICHO AÑO DE 1936, SURGIÓ EL MOVIMIENTO NACIONAL”.

JOSÉ MARÍA PEMAN, p. 209-211.

*LA FRANCMASONERIA SE RECONSTITUYE y LA FRANCMASONERÍA EN EL PODER*   


Lo mismo que ha pecado, en el terreno político, por exceso de confianza y de indulgencia. Ya que ni los miembros de las logias ni los revolucionarios han arriado bandera. Dejados en libertad para seguir con sus intrigas, los primeros se reparten dos obediencias en 1923: LA GRAN LOGIA española, surgida en 1885 de la GRAN LOGÍA regional catalano-balear (y reconocida por la Masonería internacional), y el GRAN ORIENTE español, resultado de una fusión llevada a cabo el 5 de abril de 1888 por Don MIGUEL MORAYTA.

JEAN LOMBARD, T. III,  p. 144-147

“La masonería tiene sus manos libres para aplicar íntegramente su programa. La Constitución (discutida en la Logia “Plus Ultra” de París el 27 de julio de 1931), votada el 9 de septiembre de 1931, es el reflejo fiel de sus voluntades. Elegido el 10 de diciembre, por 410 votos, para la Presidencia, ALCALÁ ZAMORA ha cedido las riendas a MANUEL AZAÑA. Aparte de INDALECIO PRIETO en Obras Públicas y de CARNER ROMEU en Hacienda, todos los miembros del gabinete son MASONES: LUIS DE ZULETA en Asuntos Exteriores, CASARES QUIROGA en el Interior, JOSÉ GIRAL en la Marina, FERNANDO DE LOS RÍOS en la Instrucción Pública, MARCELINO DOMINGO en la, FRANCISCO LARGO CABALLERO en Trabajo: en total, siete masones”.

JEAN LOMBARD,  op, cit., p. 148.

*El día catorce de diciembre de 1935 quedaba constituido, después de una prolongada crisis, el Gobierno presidido por PORTILLO VALLADARES, grado 33 de la masonería, según recordó GIL ROBLES el 7 de enero de 1936 en Lugo, y con personalidad revelante en las logias extranjeras. Formaban parte del nuevo Gobierno, además de los amigos directos de ALCALÁ ZAMORA y PORTELA, personas en el campo “derechista”, como MARTÍNEZ DE VELASCO, del Partido Agrario, y PEDRO RAHOLA, de la Liga catalana.
“Un partido joven y fuerte, a la par significativo de lo netamente tradicional y conservador del alma de la NACIÓN, según la fraseología de El Debate, había sido apartado del Poder.  
¿Quiénes eran los culpables?
Por de pronto, una nota oficiosa de la Presidencia de la República, publicada poco antes de encargarse PORTELA de la Jefatura del Gobierno, decía, que el objetivo de la designación prevista era la formación de un “Gobierno de concordia republicana” apoyado en los partidos del Centro, indicando “probable dificultad definitiva y la evidente imposibilidad actual” de una eficaz labor parlamentaria. Lo cual, sino era una próxima disolución de las Cortes, representaba algo muy parecido.
Sin embargo, el órgano periodístico de la CEDA señalaba a dos “extraños colaboradores de la injusticia” cometida contra el partido de GIL ROBLES.  Las personas aludidas eran, nada más y nada menos, que MARTÍNEZ DE VELASCO y CAMBÓ. “A uno y otro – escribía El Debate – alcanzaba la responsabilidad de este proceso”. Aunque no daba referencias exactas del porqué ambos jefes políticos se habían prestado al designio común de PORTELA y ALCALÁ ZAMORA.  
Un escritor hacía hincapié, al tratar de este asunto, en la consigna del FRENTE POPULAR lanzada por el VII Congreso de la KOMINTERN, 25 de julio de 1935, y recuerda como poco después se produjo la “maniobra, tramada en el extranjero” – a cargo de STRAUSS y PERRO, dos judíos holandeses – en la que “picó” ALEJANDRO LERROUX, y dejó sin autoridad a la coalición “derechista” gubernamental. Según el autor de referencia, algo y aún mucho tiene que ver esa tramoya con la formación del Gobierno PORTELA, a cuya inspiración no es tampoco extraña la presencia de CHURCHILL en Barcelona y Tanger “durante los días en que se decide ALCALÁ ZAMORA a dar su “golpe de Estado” contra las derechas”.
La Revolución iba madurando sus proyectos. Pocos días después de la subida de PORTELA, el jefe de la CEDA imprecaba a los “derechistas” que apoyaban al flamante Gobierno, con estas palabras: 
“¿No habéis visto lo tragedia el momento actual? ¿No sabéis que ese grupo de centro de fundar en los Gobiernos civiles va a ser una tabla tendida entre nosotros y la revolución?... ¿Son acaso medidas de protección de las derechas entregar Cataluña a CAMBÓ, autorizara la publicación de los periódicos revolucionarios y repartirlos entre vosotros los Gobiernos civiles?”.
Pero el propio GIL ROBLES que tan claramente, al parecer, veía en el Gobierno PORTELA un puente tendido hacia la Revolución, entendía que su vuelta al  Poder, de la que estaba muy seguro, según decía, había de basarse en “el mandato de una democracia triunfante”, en unos “poderes que nacen del pueblo”, como si las elecciones que se barruntaban ya entonces como ya muy próximas, no hubieran de ser obra de la Revolución y a su específico servicio.  
¿O es que, acaso, la presencia de PORTELA en la jefatura del Gobierno significaba algo distinto?
El ultimátum de la CEDA a sus antiguos aliados, negándoles su participación en una coalición electoral “derechista” si antes no se retiraban del Gobierno, provocó, en parte al menos, la caída de PORTELA y su inmediato nombramiento para constituir un Gabinete de amigos más íntimos. El 30 de diciembre, con el Decreto de disolución en el bolsillo, el antiguo masón se disponía a abrir el camino a las extremas izquierdas.
Era inútil – o debía de haberlo sido – que El Debate explicara  a sus lectores que el “1936 se anuncia desde ahora como el año del triunfo contrarrevolucionario”. Por lo visto, la convicción democrática de la CEDA era muy superior a las realidades vistas y oídas.
Los que sabían exactamente a donde iban, eran las izquierdas. “La próxima etapa izquierdista – explicaba ROVIRA y VIRGILI en La Humanidad – no ha de de ser de dos años o de cuatro. Ha de ser una etapa larga y gradual, siempre ascendente, en la cual cada paso adelante sea inmediatamente consolidado y no quede expuesto a las contraofensivas revolucionarias”.
Las elecciones del 16 de febrero y la actuación inmediatamente posterior de PORTELA confirmarían en todas sus partes las  esperanzas, por no decir la casi seguridad del extremismo izquierdista.
El camino abierto el 12 de abril de 1931 y consolidado pacíficamente dos días después, lograba ese 16 de febrero su consagración efectiva en una marcha sin freno y sin restricciones hacia el comunismo.
¿Cómo es posible que las “derechas” malgastaran su dinero, su propaganda y las mismas energías populares en unas elecciones que habían de saber de antemano irremisiblemente perdidas?
En el VII Congreso de la Internacional Socialista, celebrado en la primera quincena de julio de 1936 en Londres, el secretario general de la U.G.T. y presidente del Partido Socialista Español, FRANCISCO LARGO CABALLERO, increpaba a los dirigentes moderados de la Internacional, que pedían cuentas a la delegación española por los sucesos de octubre de 1934, con una lógica – desde el punto de vista marxista – explicación:
“Con el movimiento de octubre – decía LARGO CABALLEROcumplimos mandatos de esta Internacional, ya que constantemente venía reclamando de sus secciones que lucharon contra el Fascismo y la guerra. Nosotros lo hemos hecho con las armas en la mano, en la calle, porque al fascismo no se le vence con verbalismo, con revoluciones platónicas, con manifiestos, con la acción parlamentaria, sino con la acción revolucionaria de las masas”. No eran necesarias estas palabras del jefe marxista español para saber el “respeto” que merece a la Revolución, la voluntad del “pueblo soberano” y el Parlamento. Los revolucionarios habían acudido a los comicios del 16 de febrero, como antes a los del 12 de abril de 1931, sabiendo antemano que existía una complicidad, más o menos acusada, en las alturas, con sus propios designios. El 6 de octubre de 1934 se lanzaron a la revuelta armada porque sabían que una “acción parlamentaria” propia no podía tener efectos favorables de un modo inmediato. Todo eso, además de los marxistas y de sus aliados, no podían desconocerlo ni olvidarlo quienes que se llamaban jefes “derechistas”, aunque algunos de ellos se acercaban cada vez más a la nomenclatura centrista muy al estilo parlamentario francés.
Pero, LARGO CABALLERO hizo algo más en Londres. Convencido de la pujanza de sus huestes, y del apoyo internacional, el marxismo español trataba de quemar etapas, a pesar de que el nuevo Parlamento era mucho más manejable que el anterior. “No os extrañe – decía LARGO CABALLERO a los miembros de la Internacionalque cualquier día vuelva el proletariado español a coger las armas, si así lo exige la defensa de los intereses, de sus libertades, y de sus derechos”.  
Posiblemente a INDALECIO PRIETO, menos contundente que su correligionario, no le gustó demasiado la posición violenta de la delegación de su partido en Londres. Pero, pocos días más tarde, CALVO SOTELO, traidoramente arrancado de su domicilio, caía asesinado. La Revolución iniciaba su etapa cruenta.
¿Hasta qué punto la masonería coadyuvaba a la tesis de LARGO CABALLERO?  
Resulta claro que las dos grandes obediencias masónicas habían colocado estratégicamente sus elementos para apoyar, y ser posible encauzar, el levantamiento revolucionario.
“Gracias a la previsión de los masones – reconocía meses después la masonería - , una gran parte de los mandos de la Guardia Civil y de Asalto estaban en manos de verdaderos republicanos al estallar la sublevación. Masones eran los que consiguieron que la mayor parte de nuestra Marina de guerra, se pusiera de parte del pueblo, desarmando a los jefes facciosos…; masones son también en gran mayoría los que en la Prensa, en la Tribuna ante el micrófono mantienen el fuego sagrado de la causa; masones los que dirigen la victoria desde la retaguardia, masones los que dirigen la victoria desde la retaguardia, masones los que en el extranjero luchan…” etc.
Sin embargo es posible que una importante minoría masónica temiera, por motivos personales o por otras consideraciones los efectos de la revolución que se anunciaba y tratara de oponerse a la táctica marxista. Si a ello se une la persistente maniobra de infiltración en los cuadros contrarrevolucionarios, podemos entender algunos hechos ocurridos alrededor de 18 de julio de 1936, que nos limitaremos, casi, a citar:

1)      Según cuenta COMÍN COLOMER en su Historia Secreta de la Segunda República, refiriéndose al “accidente” que costó la vida al general SANJURGO, “junto al general no faltaron personas “sospechosas” y hasta algún masón, además de JOAQUÍN MORAL”. 
2)      Comentando la interpelación hecha por GIL ROBLES al Gobierno, el  16 de julio, decía, una información: 
3)      Era difícil para la oposición contestar la requisitoria del señor GIL ROBLES, porque no podía poner en duda sus afirmaciones. Y menos podía hacerlo porque los dos partidos “burgueses” que forman parte del Frente Popular, la Izquierda Republicana y la Unión Republicana, se han dirigido oficialmente, al Gobierno del señor CASARES QUIROGA, para pedirle que mantenga el orden en el país y que actúe contra la anarquía que va en aumento”.
4)      Días más tarde, refiriéndose al ALZAMIENTO NACIONAL, podía leerse:
“¿Cuál ha sido la reacción del Gobierno? Su contraofensiva había sido, no hay duda alguna, preparada con anterioridad. Estaba, en efecto, perfectamente al corriente de un movimiento militar…Una crisis ministerial se ha abierto ayer por la mañana en Madrid y el señor GIRAL reemplaza al señor CASARES QUIROGA al frente del Gobierno. Esta crisis ministerial, sobrevenida a las cuatro de la madrugada, es por otra parte bastante misteriosa…AZAÑA…hacía una suprema tentativa para hacerse suya a la burguesía”.   
5)      Con anterioridad, las dos potencias masónicas: MARTÍNEZ BARRIO y AUGUSTO BARCIA,  había ensayado “en plan de último recurso” – es frase de COMÍN COLOMER – un Gobierno carente de respaldo oficial cuyo cometido, en extremo laborioso, duro sólo unas horas. “Fracasando los esfuerzos y llamamientos de MARTÍNEZ BARRIOS Y BARCIA a la cordialidad y arreglo pacífico de toda clase de diferencias”, AZAÑAgrado de la secta – dio paso al “ensayo” GIRAL.

*Nada más queremos añadir por hoy. Tratábamos de señalar algunos acontecimientos significativos desarrollados alrededor del 18 de julio de 1936, en el presente mes en que conmemoramos el vigésimo y tercero aniversario del ALZAMIENTO NACIONAL. Una vez más, por la Misericordia de Dios, el pueblo español supo hacer frente a las maniobras de la masonería y del izquierdismo, en general, y a los errores y debilidades de los jefes “DERECHISTAS” (LA FALSA DERECHA), lanzándose a una nueva guerra de RECONQUISTA que la Iglesia bendijo y la calificó de CRUZADA.

Pero, ¿sabremos todos entender aquella lección y aprovecharnos de tan trágica experiencia?*

*CONCLUSIÓN* 

*LA FRANCMASONERÍA EN EL PODER: EXCESOS ANTICLERICALES*


Con el gobierno provisional, la Francmasonería se instala en el poder. Bajo la autoridad de NICETO ALCALÁ ZAMORA, presidente, aparte de MIGUEL MAURA en el Interior y de INDALECIO PRIETO (ex vendedor de periódicos – canillitas - , convertido en director de un diario de Bilbao), socialista republicano, en Hacienda, los otros ministros son miembros de logias: ALEJANDRO LERROUX , afiliado a un taller de Madrid) en Asuntos Exteriores, MARTÍNEZ BARRIO (de Sevilla, que recibirá el gran mazo del Gran Oriente los días 5-6 de julio de 1931) en Comunicaciones, MANUEL AZAÑA (presidente del ATENEO, masón neófito) en la Guerra, el abogado CASARES QUIROGA en la Marina, MARCELINO DOMINGO (“Dantón” en la logia), en la Instrucción Pública, LARGO CABALLERO (inscrito a una logia parisiense), FERNANDO DE LOS RÍOS, GARCÍA PRIETO, ALVARO DE ALBORNOZ y NICOLAU D´OLIVER. A la proclamación de la República en Madrid, el 14 de abril, responde en Barcelona la de la República catalana (reducida el 17 por el Gobierno a los límites de una “generalidad” autónoma). Y he aquí que el advenimiento de la Masonería al poder va acompañada de los habituales fuegos artificiales de las revoluciones españolas: incendios de iglesias y de conventos, modernos autos de fe, manifestación fulgurante de la voluntad de la voluntad del “pueblo” y preludio necesario a las reformas anticlericales proyectadas. Anunciados con dos días de anticipación por un periódico de Berlín, aquellos desórdenes causan en Madrid un muerto y varios heridos, se desarrollan en Cartagena (11 iglesias y conventos asaltados), Sevilla, Málaga, Alicante,  Cádiz, Cartagena (11 iglesias y conventos
Asaltados), Sevilla,  Málaga, Alicante, Cádiz (15 edificios religiosos saqueados), los días 10 y 11 de mayo. Por haber dirigido a sus fieles el 7 de mayo una carta pastoral incitándolos a la prudencia, considerando como secundaria la cuestión la del régimen, pero también a resistir “como intrépidos soldados los atentados a la religión”, el Cardenal SEGURA, primado de España, es expulsado  15 de mayo. Queda así declarada la guerra religiosa. Reunida en asamblea del 23 al 25 de mayo de 1931, la Gran Logia trasmite al gobierno sus consignas, a la vez contra la Iglesia (separación del Estado, expulsión de las congregaciones, institución del matrimonio civil), contra el ejército (creación de un servicio militar voluntariado, llamado de milicias) y contra los ricos (limitación del derecho de propiedad, etc.,). 

…Porque lo que queremos es que ESPAÑA VUELVA A “SITIO”: AL SITIO QUE LA HISTORIA  LE SEÑALA. Y EL SITIO ES ESE: “ARRIBA”. ES DECIR, CERCA DEL ESPÍRITU, DEL IDEAL, DE LA FECERCA, SOBRE TODO, DE DIOS.

BIBLOS:

*Fuente: “La masonería y el Alzamiento Nacional” por JOSÉ-ORIOL CUFFI CANADELL, revista SÍ SÍ NO NO, año XVI, nº 167, junio 2006, p. 7-8.
*JEAN LOMBARD COEURDEROY, “La cara oculta de la historia moderna”, t. III, p. 144 y sgtes.
*JOSÉ MARÍA PEMÁN, “La historia de España contada con sencillez…para los niños…y para muchos que no lo son”. Establecimientos Cerón, Cádiz, 1938, 222 páginas.

Diario Pampero Cordubensis nº 23
Instituto Eremita Urbanus
Córdoba de la Nueva Andalucía
21 de diciembre del Año del Señor de 2009 / 2012, reeditado.
SS SANTO TOMÁS, Apóstol. Sopla el PAMPERO. ¡VIVA LA PATRIA! ¡LAUS DEO TRINITARIO! ¡VIVA HISPANOAMÉRICA! Gspp. 

GRATIAS AGAMUS DOMMINO DEO NOSTRO!*