sábado, enero 08, 2011

CURSO DE INICIACIÓN POLÍTICA DEL PRT-ERP. Año 1972.

“El ERP es el brazo armado, la fuerza militar de la clase obrera y el pueblo, del que se sirve el pueblo revolucionario en la lucha armada contra el ejército burgués. Es una organización de masas para la guerra civil”. (Editorial de El Combatiente)

Editó: Lic. Gabriel Pautasso

*“Es un muchacho de “color subido”, caballera negra ala de cuervo, piel aceite ladrillo, boca color tomate, dentadura deslumbrante. Un poco oblicuo a lo indio, robusto, sano, con ojos de astuto soñador, dulce y terco… ¿qué porcentaje tendrá de indio? Y algo más todavía, algo importante: es un soldado nato. Sirve para fusil, las trincheras, el caballo. Me interesaba saber si en los dos años que habíamos dejado de vernos había cambiado algo en aquel estudiante. ¿Algo cambio? Porque en Santiago nada cambia. Cada noche se expresan allá en el café El Águila las mismas ideas “continentales”: Europa está acabada, llegó la hora de América Latina, tenemos que ser nosotros y no imitar a los europeos, nos encontraremos de verdad si regresamos a nuestra tradición indígena”. (WITOLD GOMBROWICZ, Diario Argentino. Editorial Sudamericana, Buenos Aires, 1968).

EUGENIO MÉNDEZ, SANTUCHO, Entre la inteligencia y las armas, Ediciones La Toma, Buenos Aires, 2001, 299 p.*
*…los partidos tradicionales, con una forma de organización dada y con determinados hombres que lo constituyen, representan y dirigen, ya no son reconocidos como expresión propia de su clase o de una fracción de ella. En tales casos, lo más probable es que se refuerce la posición relativa del poder de la burocracia (civil o militar), de la alta finanza, de la Iglesia y en general de todos los organismos relativamente independientes de las fluctuaciones de la opinión pública. En cada país el proceso es diverso, aunque el contenido es la crisis de hegemonía de la clase dirigente, que tiene lugar o bien porque la clase dirigente ha fracasado en alguna grande empresa (…) o bien porque vastas masas (especialmente de campesinos y de pequeños-burgueses intelectuales) han pasado de golpe de la pasividad política a una cierta actividad y ponen reivindicaciones que en su conjunto inorgánico constituyen una revolución. Se habla de “crisis de autoridad” y ello es precisamente la crisis de la hegemonía, o CRISIS DEL ESTADO en su conjunto.” (ANTONIO GRAMSCI, “Norerelle sulla politica del Macchiavelli”, en Quaderni del carcere, Turín, Einaudi Editori, 1975, p. 1602-1603. También: ANTONIO GRAMSCI, Cuadernos de la Cárcel, Instituto Gramsci, VALENTINO GERRATANA, Ediciones ERA, 1975, 4 volúmenes).* 

*Grandes conmociones iban a producirse en el mundo entero al finalizar la segunda guerra mundial. La inmensa muchedumbre que desfiló el 1º de mayo en Buenos Aires ya prefiguraba los trágicos sucesos que viviría nuestro país. Una impotente multitud de manifestantes con el puño levantado que blandía las banderas rojas y cantaba la Internacional, tal era la imagen de lo que esperaba a la ARGENTINA si no teníamos cuidado. Había que hacer algo… (JOSÉ MARÍA SOSA MOLINA, citado por ALAIN ROUQUIÉ, Poder militar y sociedad política en la Argentina, Buenos Aires, Emecé, 1983, p. 336).
 *EL ESTADO, herramienta de dominio político según el PRT-ERP*

Dice el Curso de Iniciación Política, que el 27 de agosto de 1971, a primera hora de la campaña, fuerzas del Gendarmería Nacional ocuparon las plantas Fiat Concord y Materfer, en Ferreyra, Córdoba. Se conducían en Carriers blindados, usaban cascos antimotines, chalecos antibalas, armas largas, metralletas, lanzagases. Venían a “garantizar la libertad de trabajo”, con la bayoneta en la nuca de los obreros. ¿El motivo? Se conocería dos horas después.  
Era el Operativo Despedida, combinado entre LANUSSE, LÓPEZ AUFRANC, HELVIO GUOZDEN, RUBENS SAN SEBASTIÁN, la patronal y el “dirigente gremial” MAURICIO LABAT. Consistía en la cancelación de la personería gremial de SITRAC-SITRAM, la intervención del Sindicato de Empleados Públicos y el despido de 150 empleados públicos y 256 obreros de Fiat. 
48 horas después, el día 29, fuerzas de la misma Gendarmería, soldados y policías en número no inferior a 15.000, ocupaban militarmente la ciudad, para impedir un tercer Cordobazo.

Todas instituciones y personas: Fuerzas Armadas, policías, funcionarios públicos, etc., forman parte del Estado. El uso que se hizo de ellos el 27-29 de octubre y en muchas ocasiones en Córdoba, en todo el país y en el mundo entero, muestran bien a las claras el papel del ESTADO Y SU CARÁCTER DE CLASE ACTUAL: HERRAMIENTA DE DOMINIO POLÍTICO DE LA BURGUESÍA.
 En esos mismos días, los diarios, la radio, la televisión, festejaron entusiasmados el circunstancial triunfo burgués. Hablaron de orden, echaron a correr la especie de que los obreros de Fiat “estaban contentos”, al no tener más los dirigentes que los presionaban y les presionaban y les hacían perder salarios. Pocos días después festejaron el nuevo “éxito policial”: el asesinato de cinco combatientes de la Organizaciones Armadas Peronistas y la seguidilla de allanamientos que permitieron asestar un fuerte golpe a los combatientes populares. En cambio, cuando fueron liberados nuestros presos en el combate de Villa Urquiza, derramaron gruesas lágrimas por los policías muertos y mintieron que “el pueblo compartía ese dolor”.
Es que esas instituciones también forman parte del Estado burgués: la prensa oral y escrita, el cine, la televisión, todos los medios de comunicación masivos. Su función era engañar al pueblo, así como la de policía y las Fuerzas Armadas es reprimirlo.
También la escuela en todos sus niveles nos imparte sus enseñanzas de acuerdo a las conveniencias de la burguesía.
Allí se nos enseña la historia de acuerdo a las mentiras tejidas por ellos, se nos forma como profesionales y técnicos de acuerdo a las necesidades burguesas e imperialistas.
La “Justicia”, todo el aparato burocrático de tribunales, cortes, abogados y jueces es otra institución del Estado burgués. Todo su aparato está destinado a reprimir al pueblo. Mientras los grandes estafadores son apañados y protegidos: mientras los policías torturadores andan sueltos andan y son ascendidos y premiados, como el famoso comisario VILLAR; los combatientes del pueblo, los dirigentes obreros y estudiantes, se pudren en la cárcel.
Todo este conjunto de instituciones constituye el Estado burgués, herramienta de la burguesía para explotar y dominar al pueblo, mediante el engaño y la represión. 
También bajo la democracia de YRIGOYEN se perpetraron las matanzas de las huelgas patagónicas, de la Semana Trágica en Buenos Aires, de las huelgas del Chaco.
Y bajo PERÓN, que decía gobernar para el pueblo, los burgueses siguieron siendo dueños de la tierra y de las fábricas, del dinero y de los bancos donde se guarda. Las Fuerzas Armadas siguieron siendo  su instrumento y cuando se cansaron de PERÓN lo derribaron y se dedicaron a anular las escasas conquistas conseguidas por la clase obrera.
Por eso LENIN decía que la democracia parlamentaria es la mejor envoltura posible para la dictadura burguesa.  
La dictadura también conoce esa verdad y por eso pretende servirnos nuevamente el guiso recalentado de la democracia formal y las elecciones burguesas.
En síntesis: el Estado nació con la propiedad privada y la división en clases de la sociedad, convirtiéndose desde su origen en instrumento de dominación de las clases poseedoras. La revolución lo transformará en instrumento de la clase obrera para liquidar las clases y la propiedad privada, creando así las bases para la desaparición también del propio Estado.
Recapitulando: en la sociedad capitalista, la clase dominante, la burguesía, que basa su explotación en la propiedad privada de los medios de producción y de vida; utiliza el Estado para consolidar su dominio, para asegurar políticamente la explotación de los trabajadores, la extracción de la plusvalía al esfuerzo obrero. Toda forma de Estado, aún la más democrática, constituye una forma de dictadura de la burguesía.
*¡QUIÉN ERA EL ZURDO JÍMENEZ! Según “ESTRELLA ROJA”, lunes 7 de octubre de 1974n º 41, pág. 19. Órgano del Ejército Revolucionario del Pueblo.*

El zurdito JÍMENEZ (Ricardo) es uno de los mejores y más fieles exponentes del valeroso proletariado azucarero. Hijo de humildes obreros del surco, nació en Sauce Huascho y al igual que todos los niños obreros del campo tucumano su juguete fue una macheta con que ayudar a sus padres a yapar el jornal.
Carrero, hachero en los fundos de la explotadora familia de los FRÍAS SILVA, fue masticando en años el saber amargo de la explotación capitalista en los cañaverales tucumanos.
Golpeado por el ambiente de miseria, hambre y explotación existentes en los ingenios, comienza a participar en las luchas sindicales, y posteriormente en las encaradas contra el cierre del Ingenio Santa Lucía, decretado por la Dictadura Militar. En aquellas jornadas toma contacto con nuestro Partido abrazando la ideología marxista-leninista, aprendiendo que sólo la construcción del Partido Revolucionario, la fortaleza de la ideología proletariado y el desarrollo de todas las herramientas necesarias podían romperse las cadenas de la explotación.
Cuando en 1968 nuestro Partido define la necesidad de la lucha armada como el camino revolucionario que debe seguir nuestro pueblo y arroja de su seno a los sectores morenistas, el Zurdo, obrero de vanguardia, levanta en alto la bandera de la justa violencia revolucionaria. Sus rápidos avances, su férrea determinación de combate, lo llevan a ser seleccionado para integrar el primer contingente de compañeros que viajaron al exterior a recibir instrucción especializada.
A su regreso es tomado prisionero por la Dictadura a fines de 1969. Cuando la lucha tendencial de principios de 1970 el Zurdo adhiere en forma inquebrantable a los puntos de vista del ala leninista contra los sectores contra los sectores vacilantes que llevaban al Partido a renegar del IV Congreso y su decisión de desarrollar la guerra revolucionaria. Desde la cárcel llega su permanente aliento, y el V CONGRESO que funda el ERP lo elige miembro del Comité Central del Partido. El 6 de septiembre de 1971 señala su retorno a la lucha activa al conseguir al conseguir su libertad luego del Combate de Villa Urquiza donde juega un papel destacado.
Las fábricas, el surco y el monte sabrán nuevamente de su presencia, curtidos obreros y campesinos, sufridos hacheros escucharán la palabra paciente y esclarecedora del Zurdo. Su natural sencillez y humildad, unido a la fortaleza de sus puntos de vista revolucionarios fueron uniendo firmemente a “RICARDO” a sus hermanos de clase.
Su apresamiento, tortura y posterior asesinato a ,anos de la policía tucumana sólo consiguieron su desesperación física y la propia muerte del querido guerrillero es guardada en la mente y el corazón de su pueblo como ejemplo claro a seguir por las nuevas camadas revolucionarias.  
El jefe del PRT, que todavía no había podido salir de la provincia de Tucumán, le contestó al director del diario, GARCIA HAMILTON, a través de una carta de su puño y letra:
“En relación a la información hecha y trasmitida por la policía tucumana, sobre la supuesta preparación de mi fuga en un tarro de basura previo pago de 3 millones de pesos, pongo en su conocimiento público que es absolutamente falso y concretando una mentira de los funcionarios responsables, que no pudieron evitar la recuperación de mi libertad, inspirada por la decisión irrevocable de continuar sirviendo a la clase obrera y al pueblo argentino, en la lucha revolucionaria contra la dictadura militar y el imperialismo yanqui, por una patria nueva, justa, soberana, socialista y revolucionaria!” MARIO ROBERTO SANTUCHO. Diario La Gaceta. Colección 1969-1970.
Con el jefe en libertad, el PARTIDO REVOLUCIONARIO de los TRABAJADORES (PRT), consideró que todo estaba listo para emprender la lucha armada en gran escala. Por ello, a través del V Congreso, el 28 y 29 de junio de 1970 realizado en un campo de la Isla Magnasco, perteneciente a las Lichiguanas, jurisdicción de la provincia mesopotámica de Entre Ríos, fue creado orgánicamente el EJÉRCITO REVOLUCIONARIO DEL PUEBLO (ERP).  
Su nombre no era original; en realidad, era casi una vulgar copia del Ejército Revolucionario del Pueblo (EGP) de MASETTI, en el que sólo se modificaba la letra G.
Otro nombre que se había elegido era el de EJÉRCITO REVOLUCIONARIO DE LOS POBRES (ERP), pero se descartó, dado que existía una organización marxista con ese nombre que actuaba en el Estado de Guerrero, México, al maestro rural LUCIO CABAÑAS.
En el ERP SE DESIGNÓ COMO COMANDANTE A ROBERTO MARIO SANTUCHO, y si bien al comienzo se iba a adoptar la estrella de tres puntos “intercontinental”, luego se inclinaron por la estrella con cinco puntas, símbolo del dominio del marxismo leninismo en los cinco de los continentes.
La bandera fue celeste y blanca, y en ella el sol fue reemplazo por una estrella roja en el centro.  
Del congreso participaron dirigentes de las provincias, donde el PRT tenía representación. Según SANTUCHO además de crear el ERP, el V CONGRESO consideró a la organización y a sus distintos destacamentos armados como los instrumentos militares del partido para su política en la etapa de la lucha de clases.
“El reclutamiento para las unidades del ERP será controlado por la cúpula del Partido; los Responsables Militares y los Comisarios Políticos correspondientes, los que cuidarán que no se altere negativamente la moral, la disciplina y la composición y la composición social de las unidades, ni se debilite el papel dirigente del Partido”. (El Combatiente, colección completa). 

*MARCHANDO A LA GUERRA CIVIL*
 Como el PRT había tenido sus primeras bajas en 1971 (MARCELO LEZCANO, JOSÉ POLTI y RAÚL TABORDA, que habían muerto en Córdoba) y siguiendo con los lineamientos cubanos, surgió el BURO MILITAR, que sería el encargado de dar las órdenes y seleccionar las acciones a cumplir por el Secretariado Militar. En esta etapa, éste era reducido, incipiente y con poca experiencia, porque con el tiempo, sus integrantes saldrían a “estudiar la “Ciencia Militar” en Cuba.  

El ERP tuvo una gran expansión en cuatro provincias: Buenos Aires, Santa Fe, CÓRDOBA, y Tucumán, y desde la ciudad de Rosario se impulsó la creación de regiones militares en ella. Como la provincia más importante para SANTUCHO era CÓRDOBA, se creó la regional “DECIDIDOS DE CÓRDOBA” cuyo jefe político era EDUARDO CASTELO, exPC, y el jefe militar EDUARDO “TRONCHI” MAC LEAN.

Siguiendo la misma estructura, en Buenos Aires, esos cargos fueron ocupados por el pergaminense PUJALS y el nicoleño GUILLERMO “JETÓN” PÉREZ, que dirigía la “Compañía de Fusileros Héroes de Trelew”; en tanto que en Rosario lo hicieron MARIO DELFINO y ENRIQUE GORRIARÁN MERLO en la “Compañía de Combate de San Lorenzo”. En Tucumán, en la incipiente Compañía de Monte, eran muchos integrantes que querían hacer su experiencia en los cerros.

Finalmente quedó como Responsable Político JUAN “EL NEGRO” CARRIZO, y en lo militar, URTEAGA, ya que para esa fecha había un plan de robo a un banco tucumano con el objetivo de recaudar fondos.

El flamante Comandante ROBI, decidió que para evitar repetir el fracaso de MASETTI con el EGP, y esquivar a los servicios de inteligencia, debía ampliarse el radio de acción de la organización, evitando el aislamiento. Consignó que ésta tendría una línea castro-guevarista y estableció definitivamente como cabecera de captaciones de militantes, a ROSARIO y CÓRDOBA, mientras que los lugares de práctica y descanso, estaba en el llamado GRAN NEUQUÉN. 

Tenía en claro, y era que pese a los esfuerzos de captación, la CAPITAL FEDERAL no había aportado núcleos significativos de guerrilleros. A PESAR de ello debía convertirse en el centro de las futuras actividades políticas del PRT, que de esta forma se reorganizaría bajo sólidos y explícitos lineamientos principistas, marxistas y leninistas, respondiendo y respetando las vinculaciones y apoyos de la IV Internacional. Esto a pesar de la heterogeneidad de sus integrantes, que era muy grande: JOE “EL GORDO” BAXTER (Tacuara); BENITO ROMANO (peronista de la CGT de los Argentinos); URTEAGA (radical); PUJALS (nacionalista y luego trotskista) y FRANCISCO SANTUCHO (nacionalista-indigenista).
 Para que no hubiera dudas, el líder erpiano lo definía así:
EL ERP ES EL BRAZO ARMADO, LA FUERZA MILITAR DE LA CLASE OBRERA Y EL PUEBLO, DEL QUE SE SIRVE EL PUEBLO REVOLUCIONARIO EN LA LUCHA ARMADA CONTRA EL EJÉRCITO BURGUÉS. ES UNA ORGANIZACIÓN DE MASAS PARA LA GUERRA CIVIL”. (Editorial de El Combatiente, Colección completa-incompleta vía Biblioteca Volante Clemente XIV del Diario Pampero Cordubensis).  

*Datos biográficos*: SANTUCHO, MARIO ROBERTO AGUSTÍN (Apodo: ROBI; seuds: CARLOS RAMÍREZ, MIGUEL, CARLOS, ERNESTO CONTRERAS) (Santiago del Estero, 12/8/1936 – Villa Martelli, Pcia de Bs. As. 19/7/1976.
Obra: El proletariado rural detonante de la revolución argentina. Secretaría Ideológica del FRIP, 1964.  4 Tesis sobre el norte argentino, en Estrategia nº 5, 1966, (con HELIOS PRIETO y OSCAR PRADA). El único camino hasta el poder obrero y el socialismo, Bs. As. Documento del IV Congreso, 1968; Poder burgués y poder revolucionario, Bs. As. El combatiente, 1974; Perspectivas de la lucha democrática, Bs As. El Combatiente, 1975; numerosas editoriales de El Combatiente (1970-1976); varios artículos de El Mundo, entre septiembre de 1973 y febrero de 1974, con el seudónimo de ERNESTO CONTRERAS.
(Ver: HORACIO TARCUS (director) Diccionario biográfico de la Izquierda argentina. De los anarquistas a la “nueva izquierda (1880-1976), EMECE, Buenos Aires, 2007, 736 pp. Con respecto a MARIO ROBERTO SANTUCHO, figura en este Diccionario, en las páginas 608/610 un artículo de ROBERTO PITTALUGA. Del equipo de CeDinCi (Centro de Documentación e Investigación de la Cultura de Izquierdas en la Argentina).

*Biblos con aporte crítico:*  

Curso de iniciación política, 1972.
RAMÓN GENARO DIAZ BESSONE, Guerra revolucionaria en la Argentina (1959-1978), Círculo Militar, Buenos Aires, 1988.
EUGENIO MÉNDEZ, SANTUCHO entre la inteligencia y las armas. Ediciones de La Toma, Buenos Aires, 2001.
JULIO SANTUCHO, Los últimos guevaristas. Surgimiento y eclipse del Ejército Revolucionario del Pueblo. Puntosur, 1988. 

*Editó: gabrielsppautasso@yahoo.com.ar DIARIO PAMPERO Cordubensis e INSTITUTO EMERITA URBANUS. Córdoba de la Nueva Andalucía, a cuatro días del Año del Señor de 2011. Dulce nombre de MARÍA. Sopla el pampero. ¡VIVA LA PATRIA! ¡LAUS DEO TRINITARIO! ¡VIVA HISPANOAMÉRICA! gspp.*