jueves, julio 31, 2008

CON UNA PLEGARIA DE S. I. LA GRAN DUQUESA OLGA

Asesinada en Ekaterimburgo (IMPERIO DE RUSIA) el 17 de junio de 1918, por las hordas bárbaras judeo-bolcheviques, instrumentos de la Revolución Mundial anticristiana y nacional.

Danos, SEÑOR, paciencia.
En estas horas llenas de amargura.
Nos cerca despiadada en su demencia.
Frenética la plebe, y ya con dura
Mano el verdugo apresta la tortura.

Danos fuerza, SEÑOR omnipotente,
Para dar el perdón, aunque anegada
Se ve el alma de oprobio; y mansamente
Llevamos a tu cruz ensangrentada.

Nos cerca el enemigo en lo más recio
De deshecha tormenta.
Y somos su irrisión y su desprecio.
¡Oh, piadoso JESÚS¡, salva y alienta
A quien tan sólo va entre tanta afrenta.

Tú, que todo lo puedes,
Conforta con tu mano poderosa
Nuestras almas cogidas en las redes
De la angustia y terror que las acosa.

Del sepulcro entreabierto
Roza ya nuestra frente el soplo helado:
Va hacia la muerte el pecho confortado
Con tu poder, y con tu Amor cubierto.

Haz que la voz de su latir ya incierto
Perdone con Amor de ti incierto
Perdone con Amor de Ti imitado
Y ore por quien nos odia despiadado.

DIARIO PAMPERO Nº 12 - Segunda época
Febrero de cuaresma de 2008

Volver a diario Pampero Cordubensis