jueves, julio 31, 2008

CUBA MÁRTIR o CUBA LIBRE

FIDEL EL GUERRERO, EL “CHE” y la RED, y AHORA RAÚL…MODESTO…

*1) Los periodistas MARTIN y SANTORA han reunido versiones de testigos presenciales sumamente interesantes sobre la conducta del Robin Hood de Sierra Maestra. Estas versiones discrepan casi en absoluto con las románticas exposiciones difundidas por forjadores de la opinión públicas norteamericanas como EDWARD R. MURROW, de la CBS, y HERBERT L. MATTHEWS, del New York Times.
Un hombre que estuvo con FIDEL CASTRO en Sierra Maestra dijo lo siguiente: “Aún después de convencerme de que era cobarde físico, un glotón y un instrumento de los rojos. Me quedé con él en la esperanza de que se conformaría con pasar a segundo plano y permitiría que un hombre de carácter empuñase las riendas del gobierno…
“Tenía un fusil de gran poder dotado de mira telescópica con el cual apuntaba montaña abajo, disparaba un par de veces y gritaba como un niño: “¡Le dí, le dí¡”
Nunca encontramos un cadáver de la presunta víctima.
“Nos mandaba a la lucha, pero raras veces luchaba él mismo. Por debajo de sus bravatas actuaba como un timorato. Utilizaba a los hombres con la misma desaprensión con que gastaba las balas de su fusil. Era un hombre malvado y con dos caras, que maldecía a sus adictos, les restaba toda la dignidad que pudiesen tener, y hasta los sacrificaba con fines de publicidad”.
“Recuerdo con toda nitidez a un hombre que era el asesino profesional de CASTRO al que obedecía sus órdenes ciegamente. En aquella época la popularidad de CASTRO estaba en decadencia entre los agricultores locales, cuyo apoyo necesitaba, y tenía que hacer algo espectacular para demostrarles que era amigo de ellos.
“Una muchacha montañesa quedó embarazada y CASTRO acusó a su asesino predilecto de tener relaciones con ella. Todos sabíamos que el responsable era otro, pero eso no importó. Hizo enjuiciar y ejecutar al sujeto. De esta manera evidenció a los agricultores que mataría a sus propios hijos si se descarriaban”.
Cuando las fuerzas de guerrilleros avanzaban, FIDEL recordaba a sus hombres que no olvidasen su coñac. Tomaba píldoras de bezedrina con una copa de brandy. Comía vorazmente y se limpiaba la boca con la manga. “De vez en cuando recibía caviar y se atosigaba con él. Los le llegaban en helicóptero”. Estos lujos se los proporcionó el general de BATISTA, EULOGIO CATILLO, quien se había vendido a CASTRO o procuraba congraciarse con cualquier caudillo que resultara vencedor. El coñac, el caviar y los cigarros llegaban en un helicóptero de la fuerza aérea cubana.
“Las fuerzas de CASTRO jamás tuvieron una victoria militar ellas mismas”, testificó el embajador SMITH. El motivo básico de la derrota de los ejércitos de BATISTA, afirmó, era la intervención norteamericana encubierta, que dio por tierra con la moral de los militares.
“Diría ante todo que cuando nos negamos a vender armas al gobierno cubano y también por lo que he denominado intervención mediante insinuaciones (o sea inducir a otros gobiernos amigos a no vender armas a Cuba), esas acciones tuvieron sobre las fuerzas armadas cubanas un efecto moral y psicológico que fue desmoralizador a la enésima potencia.
“Por el contrario, elevaron la moral de las fuerzas revolucionarias. Es evidente que cuando nos negamos a vender armas a un gobierno amigo, al gobierno existente, el pueblo de Cuba y las fuerzas armadas comprendieron que los Estados Unidos ya no apoyarían al gobierno de BATISTA.
Así, la guerra en Sierra Maestra fue una lucha sórdida dirigida mediante soborno, mentiras y traiciones. Ninguno de los dos protagonistas estaba en condiciones de gobernar a ningún pueblo ni a ninguna nación. Mientras que BATISTA simplemente era ávido de aplausos, codicioso y venal, CASTRO tenía defectos mucho más terribles; era un psicópata desprovisto de toda moralidad y honor, entregado al nihilismo y al poder desembozado.
Ambos hombres tenían sombríos orígenes sociales y poseían la rebeldía y la hostilidad que numerosas caracteriza a los oprimidos. Los perdedores de la guerra civil de Sierra Maestra fueron los cubanos bien educados, dedicados a su país, honrosos e idealistas. Algunos de estos hombres murieron porque eran funcionarios y, en consecuencia, fueron fácil blanco de los terroristas de CASTRO; otros eran oficiales de carrera que murieron en la batalla o posteriormente fueron fusilados contra el paredón por negarse a ser traidores; otros más eran hombres que apoyaban a BATISTA a pesar de sus náuseas, porque sabían que el comunismo era mucho peor.
En el bando contrario había legiones de jóvenes y mujeres, por lo general de buenas familias, bien educados, muy inteligentes y visionarios, que lucharon porr CASTRO porque creyeron que defendía la libertad. Algunos perecieron en el conflicto; millares de otros fueron encarcelados o fusilados después de la victoria por no aceptar la dictadura comunista.
Muchos comparten la sanguinaria culpa de la muerte innecesaria de esta gente, que era el mejor elemento de Cuba. Entre los culpables están los corresponsales norteamericanos que adrede o por su negligencia e incompetencia escribieron falseadas sobre el movimiento de CASTRO el guerrero para que otras personas luchasen y muriesen por él.

*2) EL “CHE” y LA RED.
Según destaca DOMINGO (PEDRO V., “El Comunismo en el Caribe, Estudios sobre el comunismo”, vols. VII y VIII, nº 26 y 27 (oct.-dic. 1959, pp. 93-99, y enero-marzo 1960), Santiago, Chile):
“En los actuales días todo el mundo sabe que la mayoría de los grandes éxitos del “movimiento de liberación” de CASTRO se debieron a un cuidadoso estudio de su adversario. En verdad, nunca se había realizado nada tan preciso y completo en América, ni siquiera durante las actividades subversivas del coronel JUAN PERÓN, aunque éste había recibido instrucción adecuada en Europa”.
La otra conexión vital entre FIDEL CASTRO y las redes soviéticas era un ente denominado A. T. (Asistencia Técnica). Esta entidad fue fundada originariamente en Guatemala como célula de espionaje en 1955 o 1956. DOMINGO escribe: “Parece haber sido organizada con mucho cuidado y fue provista de abundantemente capital por el coronel por el coronel JAIME ROSEMBERG, ciudadano guatemalteco y ex jefe de policía de seguridad del régimen de ARBENZ, y por un ex asociado de ese régimen, el doctor ERNESTO GUEVARA, argentino, que después se convirtió en uno de los dirigentes más importantes del Movimiento 26 de Julio”.
El local de la A. T. estaba primero cerca de la CESTA en Cuernavaca. “En el verano de 1956 – escribe DOMINGO – en circunstancias que se desconocen, la A. T., que al principio era una de las células de los exiliados guatemaltecos progresistas que querían “liberar” a su país del “yugo del lacayo de los Estados Unidos, coronel CASTILLO ARMAS”, fue “entregada” a los dirigentes del Movimiento 26 de Julio. (Aquí conviene destacar que desde el principio mismo los agentes de la A. T. demostraron gran interés en GLORIA BOLAÑOS, o sea la secretaria privada y a mismo tiempo amiga íntima o amante del corone CASTILLO ARMAS, quien posteriormente fue asesinado). Más tarde, el cuartel general de la A. T. fue trasladado a Ciudad de Méjico, calle Amparán 49. Sin embargo, el “CHE” GUEVARA quedó a cargo de ella…”.
De este modo el ascenso del “CHE” GUEVARA a una posición de mando dentro del movimiento de CASTRO no fue casual, sino la consecuencia directa del rol de enlace que le cupo entre las fuerzas de CASTRO y la red soviética que dirigía en parte. En los meses siguientes la A. T., en colaboración con otras redes como Rambla y Don Basilio, proporcionaría a las fuerzas de CASTRO utilísimos datos de espionaje e información anticipada sobre las determinaciones políticas de BATISTA, sus planes militares y las tareas de sus departamentos de seguridad y contrainteligencia. De este modo, sin dar al movimiento de CASTRO ningún tinte comunista visible, la A. T. proporcionó una red de agentes, domicilios postales, correos e intermediarios; una organización capaz de reunir y valorar la gran cantidad de datos de inteligencia indispensables para una excelente acción militar, y elementos para comunicaciones seguras y secretas, para el movimiento físico de los agentes clandestinos y para el reclutamiento de especialistas y elementos terroristas.
El director de la A. T., ERNESTO “CHE” GUEVARA, había estado asociado con el coronel JAIME ROSEMBERG, el temido jefe de la policía de seguridad del régimen comunista de JACOBO ARBENZ en Guatemala y director de su breve pero salvaje reinado de terror. GUEVARA era un joven argentino que sufría asma, creía fervorosamente en la revolución bolchevique y había actuado como agente soviético en Guatemala y anteriormente en Perú y Bolivia.
La vinculación entre el “Che” GUEVARA y la maquinaria no ha sido referida por ninguno de los biógrafos favorables a CASTRO, o sean DUBOIS o BRENNAN. El último informa: “El “CHE” ha negado con insistencia – tantas veces, en efecto, que resulta fastidioso – que haya sido comunista alguna vez. Se le endilgó el rótulo porque aceptó un nombramiento en el cuerpo médico del ejército de ARBENZ. El trono de ARBENZ cayó estrepitosamente en 1954 y GUEVARA huyo a ciudad de México, donde conoció a los fidelistas” (BRENNAN, p. 78).
No obstante, al parecer e verdadero cerebro de la A. T. no era GUEVARA sino HÉCTOR CARDOZO ARAGÓN, hombre de unos 60 años que se mantenía discretamente en segundo plano, de nacionalidad desconocida y ex secretario privado del embajador soviético en México, CONSTANTINE OUMANSKY. Con ROBERTO PALMERO, incapacitado por un cáncer CARDOZO y ARAGÓN era uno de los tres agentes soviéticos más peligrosos y experimentados de América Latina, como afirma DOMINGO. Era el “CHE” GUEVARA su lugarteniente en el espionaje soviético.

*3) RAÚL y el comunismo

Cuando RAÚL CASTRO llegó a la universidad FIDEL lo pasó a ALFREDO GUEVARA y a LEONOL SOTO, los dos altos dirigentes rojos del estudiando, para su adoctrinamiento. RAFAEL DIAZ BALART testimonió que RAÚL se había convertido en un comunista templado “porque FIDEL CASTRO lo puso en contacto con la maquinaria intelectual del partido Comunista”; siendo RAÚL muy joven, lo adoctrinaron. El testimonio prosiguió así:
P.: ¿Recuerda habernos dicho que FIDEL CASTRO entregó a su hermano ejemplares de obras marxistas?
R.: Sí, señor. Eso formó parte del adoctrinamiento que acabo de hablarme.
P.: ¿Cómo lo sabe?
R.: ¿Porque yo estaba y porque los conocía a ambos?
Después de eso, RAÚL fue enviado a la región del bloque soviético para un adiestramiento mucho más intensivo. El prontuario de RAÚL en la policía nacional cubana se reduce a decir que “viajó a países detrás de la cortina de hierro para asistir a una conferencia internacional sobre los derechos de la juventud como delegado”.
El 14 de enero de 1959, dos semanas después el poder las fuerzas de CASTRO, CONSTANTINE BROWN escribió un artículo para el Washigton Evening Star en el que criticaba al Departamento de Estado por haber deliberada autorizado informes de inteligencia de CASTRO. Este artículo arroja algunas vez sobre las peregrinaciones de RAÚL y vale la pena transcribirlo: “similarmente nos apresurarnos el nuevo régimen cubano creado por FIDEL CASTRO. Las explicaciones extraoficiales en Washington dicen que hicimos porque los rebeldes cubanos reemplazaron a la destroza dictadura de BATISTA.
“FIDEL CASTRO tenía una bien establecida reputación de fuerte simpatizante comunista que organizó las manifestaciones de BOGOTA contra el general GEORGE C. MARSHALL. Su hermano RAÚL fue descripto como un declarado comunista que estudió en Moscú las técnicas de guerrilla de la MVD (antecesora de la KGB) contra las fuerzas de los dictadores capitalistas. Esta parece ser la información disponible en las altas esferas oficiales de Washington, antes de que CASTRO comenzara su rebelión y antes de que fuese evidente que triunfaría.
“Ahora, de pronto, ha sido declarado por el Departamento de Estado como de inmaculada blancura. Se dijo que en realidad no había nada evidente que demostrase que FIDEL había participase en los levantamientos antinorteamericanos de BOGOTÁ en 1948 (hoy hace SESENTA años) o de que RAÚL CASTRO haya hecho algo más que divertirse en la Unión Soviética”.
Puede que el Departamento de Estado no creyese que RAÚL simplemente sembraba juramentos a diestra y siniestra detrás de la cortina de hierro, pero algunas otras fuentes bien informadas fueron igualmente cándidas. En un artículo bien informado y completo. “¿Qué hay al final del camino de Yenan?”, J. L. GÓMEZ TELLO analizó la ofensiva política en América Latina en febrero de 1958 y dijo lo siguiente acerca de RAÚL CASTRO:
“Detrás de (FIDEL) CASTRO hay una pequeña pero poderosa camarilla de comunistas mal disfrazadazos. Su hermano RAÚL es un procomunista, si no miembro afiliado, que ha concurrido a congresos del partido en el hemisferio occidental y detrás de la cortina de hierro. Su principal jefe militar es GUEVARA DE LA SERNA, conocido como el “CHE”, miembro del partido desde muchos años en la Argentina, Guatemala y Méjico” (diario “Arriba, febrero de 1958).
Hacia 1950 el hermano menor de FIDEL, RAÚL, ingreso como estudiante en la Universidad de La Habana. Por su temperamento, su aspecto y su físico difería completamente de FIDEL. RAFAEL DIAZ BALART lo recuerda como una persona sensible, emotiva e inteligente. Esta era una opinión minoritaria. De aspecto infantil y afeminado, RAÚL no tardó en demostrar que era un hombre frío e implacable, ideal para el papel de agente del Kremlin que más tarde habría de ejercer. Según exilados cubanos que lo conocían antes de ser dirigente de los guerrilleros, RAÚL CASTRO solía frecuentar una camarilla de homosexuales. Cuando luchaba en Sierra Maestra y en Sierra Cristal, los guerrilleros de CASTRO se dejaron crecer bigote y abundante barba, pero RAÚL no pudo no quiso hacerlo y, en cambio, se dejó crecer una larga melena, que peinaba con femenino rodete. Inmediatamente después de la victoria de las fuerzas insurgentes, RAÚL contrajo enlace con una de las principales jefas de la lucha, adiestrada por los soviéticos, VILMA ESPÍN, cuyo nom de guerre había sido “DEBORAH. Este casamiento fue dado a publicidad a pesar de que por lo general los dirigentes castristas siguen la práctica stalinista de mantener en privado sus vidas sexuales y familiares, Por ejemplo, prácticamente no se ha dicho nada al público cubano sobre ILDA GADEA, la ex esposa peruana de ERNESTO “CHE” GUEVARA.
Cuando se adueño del poder, FIDEL CASTRO nombró a RAÚL comandante en jefe de las fuerzas armadas cubanas. Hasta más de un año después de esta designación RAÚL siguió usando una larga melena. Los rumores en Cuba se acompañaron por una campaña de vilipendios por sus hábitos femeninos en la prensa de los refugiados cubanos, particularmente “PATRIA” de Miami, hasta que por último e rodete desapareció y en la primavera de 1960 los fotógrafos de prensa se peinaba como todos los demás hombres.
U. S. News &¨World Report, del 20 de abril de 1959, citó un memorándum confidencial de inteligencia sobre FIDEL CASTRO y la gente que lo rodea…, preparado por “una agencia que no es de los Estados Unidos”. Este informe define a RAÚL como declarado comunista y el más peligro de todos… Recientemente se casó con VILMA ESPÍN… Ella es comunista y conocida como rencorosa de primer orden. Falleció en 2007 con todos los honores de comandante de la Revolución. El Miami News del 26 de abril de 1959 informó lo siguiente: “RAÚL CASTRO. En la categoría comunista… Perteneció a un grupo del frente comunista en la Universidad de La Habana, recibió adoctrinamiento rojo en Praga y posteriormente ingresó en el movimiento de la juventud comunista en La Habana… Su esposa, VILMA, figura como miembro del partido comunista”.
Por razones obvias es imposible seguir con exactitud los movimientos de RAÚL en la zona soviética. Según informes de un refugiado cubano al que no pudo identificar, pero que tiene excelentes fuentes de inteligencia a su disposición, RAÚL CASTRO recibió instrucción sobre terrorismo y sabotaje en la escuela soviética ANTICOL (Anticolonialismo) para cuadros internacionales en MEINIK, población situada a unos 40 kms. Al sur de Praga. La misma fuente afirma que RAÚL viajó a Moscú, donde tuvo una entrevista con BORIS PONOMAREV, destacado miembro de la división extranjera del Comité Central del Partido Comunista soviética (PCUS) e inveterado manipulador de los Festivales de la Juventud. Esta fuente no identificable a que me refiero posee información, que considera no certificada, en el sentido de que RAÚL CASTRO fue enviado a la URSS a CHINA ROJA, donde luchó brevemente en las filas del ejército chino contra las fuerzas de los Estados Unidos para que tuviese entrenamiento práctico en operaciones militares.
En esa época Praga era el principal centro de adiestramiento para militantes comunistas de ASIA, ÁFRICA y AMÉRICA LATINA, en sabotaje, subversión y propaganda. Según documentos del Consejo contra la Agresión Comunista (con asiento en Filadelfia y Washington D. C.), hay por lo menos tres grandes centros de adiestramiento independientes en Checoslovaquia. El llamado Instituto de Relaciones Internacionales del distrito de Zizkov, EN Praga, enseña a 3.000 checos y a 2.000 extranjeros. Esta es la organización que se ocupa principalmente de los latinoamericanos. El consejo informa:
“Si bien la enseñanza en esos centros gira principalmente en torno del sabotaje en todas sus formas, el principal objetivo de estas académicas es PRODUCIR HOMBRES CAPACES DE EJERCER INFLUENCIA SOBRE LOS CÍRCULOS INTELECTUALES Y SINDICALES EN SUS PROPIOS PAÍSES”.
RAÚL CASTRO regreso de los países de la cortina de hierro pasando por Guatemala, que en esa época sufría el régimen de JACOBO ARBENZ, controlado por los comunistas. Fue en Guatemala donde RAÚL conoció a ERNESTO “CHE” GUEVARA, quien resultaría ser un destacado dirigente de operaciones de guerrilla de FIDEL CASTRO. RAÚL llegó a La Habana el 7 de junio de 1953 acompañado por los guatemaltecos BERNARDO LEMUS MENDOZA y RICARDO RAMIREZ león. La policía hallo en poder de RAÚL gran cantidad de propaganda. RAÚL MODESTO CASTRO RUZ, aparte de la propaganda comunista que se le retiró, tenía en un bolsillo interior de su chaqueta un artículo de cuatro páginas escritas a máquina titulado “Educación en Cuba”.
Si bien el ser detenido como comunista en el régimen de BATISTA era sumamente grave, RAÚL MODESTO CASTRO RUZ tenía influencias. El cuñado de FIDEL, RAFAEL LINCOLN DÍAZ BALART, había sido dirigente del movimiento juvenil de BATISTA y en esa época era subsecretario de interior.
Deponiendo siete años después más tarde ante la Subcomisión de Seguridad Interna del Senado de Estados Unidos, DÍAZ BALART declaró que RAÚL CASTRO fue sorprendido por la policía con propaganda comunista en su poder al regresar de Praga y que RAÚL “conversó con mi hermano WALDO, diciéndole que lo habían detenido, pero que no sólo estaba dispuesto a seguir preso, sino también a morir por la causa comunista”.
*Extractado de: NATHANIEL WEYL, “LA ESTRELLA ROJA SOBRE CUBA” El asalto soviético al hemisferio occidental. Editorial Freeland, Buenos Aires, 1ª edición, diciembre de 1960, trad. DON APPLETON, 221 pp.

Editó Gabriel Pautasso
gabrielsppautasso@yahoo.com.ar/ Diario Pampero. Cordubensis
Febrero del Año del SAEÑOR 2008

Volver a diario Pampero Cordubensis