jueves, julio 31, 2008

RUBÉN DARIO y LA UNIDAD AMERICANA

Os hablo desde una PATRIA que se llama ARGENTINA. Una Patria verde y rubia en el trigal de sus estrellas. Una PATRIA a la que DIOS – cuando ÉL andaba dibujando mapamundis y separando tierras y mapas – hizo punta extrema del más extremado Imperio, y le dio por límite, en el Sur, el Polo. La PATRIA bien nacida que hoy a ESPAÑA, más que la MADRE PATRIA, la PATRIA MADRE.

IGNACIO B. ANZOÁTEGUI

* RUBÉN DARIO, poeta del destino nacional hispánico, dedicó 87 poemas a la ardiente tierra americana, en cuyo númen dejó sembrada la semilla de una honda preocupación vernácula que no conoció complacencias ni se prestó a falsificaciones históricas. Como afirmaba RAÚL JASSÉN: cuando tenía 14 años (sic), había escrito, con motivo de la muerte del Gral. MÁXIMO JEREZ, adalid de la unidad centroamericana, estos versos:

“Despierta y canta, humilde musa mía,
Al héroe sin igual que halló la muerte
Lejos del suelo de su patria un día,
A quien su gloria resplandores vierte;
Brinda a mi corazón grata poesía;
Dame, ruego, un laúd, no estés inerte…
¡Quiero, en un eco de mi voz inquieta,
De la Unión ensalzar al gran profeta ¡”

Cuando deja su Nicaragua natal, tierra siempre azotada y sufriente, se establece en El Salvador, y allí, en 1883 escribe su ODA A SIMÓN BOLIVAR, siendo él mismo, quien la recite el día del homenaje al soñador la UNIDAD, extensa obra que concluye:
“Separatista, ufanos
La risa podéis soltar:
Más sabed: aquel cantar
Será el verbo del mañana”.

¡Qué bello sería el Istmo de Panamá fuese para nosotros, lo que Corinto para los griegos¡ Ojalá que algún día tengamos la fortuna de instalar allí un augusto congreso de los representantes de las repúblicas hispanoamericanas para tratar y discutir sobre los altos intereses de la paz y de la guerra, con las otras tres partes del mundo. Bello, inútil y quebrado sueño de SIMÓN BOLIVAR. En el Istmo mismo en el que apenas pudo reunir un congreso de repúblicas hispánicas – fracasado antes de iniciarse, por múltiples actividades de los agentes británicos y norteamericanos -, se selló definidamente la balcanización o departamentalización de los países hermanos y el enfrentamiento de los pueblos a quienes hermana la geografía, la tradición, la religión católica apostólica y romana y la lengua, como quería el maestro SAN ISIDORO DE SEVILLA, “Las lenguas no nacen con los pueblos, sino los pueblos de las lenguas”.

La lengua, he aquí la única arma que se esgrimió para gritar el ultraje de América, que a ella hacía THEODORE ROOSEVELT, aquel 26 º mandatario de USA, que se preciaba de ser “cazador de fieras y pueblos”. Y no fueron los estadistas, los políticos ni los jefes militares, ni los científicos, ni los académicos, ni los trabajadores, ni los banqueros, ni los empresarios, ni los productores…

Fue un hombre sólo, un POETA, aquel que apuntó al corazón del vasallaje colonial, económico y político, religioso y cultural, de todos los signos e ideologías, totalitario-colectivista o bien su contraparte por la sinarquía, totalitario individualista, usando el antiguo y acerado poder de la lengua de Castilla, en el mismo momento en que THEODORE ROOSEVELT exclamaba, ebrio de poder:

¡ I TOOK PANAMÁ ¡

“Es con voz de la Biblia o verso de WALT WHITMAN,
QUE HABRÍA QUE LLEGAR HASTA TI, CAZADOR ¡
Primitivo y moderno, sencillo y complicado,
Con un algo de WASHINGTON y cuatro de NEMROD.
Eres los Estados Unidos,
ERES L FURUTO INVASOR
DE LA AMÉRICA INGENUA QUE TIENE SANGRE INDÍGENA,
QUE AÚN REZA A JESUCRISTO Y
AÚN HABLA EN ESPAÑOL.

Precursor de la UNIDAD AMERICANA, en piezas como:

“Únanse, brillen, secúndense tanto vigores dispersos.
¡Formen todos un solo haz de energía ecuménica¡
¡Sangre de Hispania fecunda, sólidas, ínclitas razas,
Muestren los dones pretéritos, que fueron antaño su triunfo ¡ (“Salutación del optimista”, en “Cantos de vida y esperanza”).

Develador profundo del espíritu hispanoamericano en:

“Ruega por nosotros, hambrientos de vida,
Con el alma a tientas, con la fe perdida,
Llenos de congojas y faltos de sol,
Por advenedizas alma de manga ancha,
Que ridiculizan el ser de la Mancha,
El ser generoso y el ser español ¡
Ruega generoso, piadoso, orgulloso,
Ruega casto, puro, celeste, animoso;
Por nos intercede, suplica por nos,
Pues ya casi estamos sin sabia, sin QUIJOTE,
Sin pies y sin alas, sin SANCHO y sin DIOS…
(“Letanía de Nuestro Señor de Don Quijote”).

Cansado, harto de ruindades, RUBÉN DARÍO, EL POETA DE HISPANAMERICA y LAS AMÉRICAS - hoy 14 de abril- , muere en medio de terribles angustias y dolores, en el pálido amanecer del 5 de febrero de 1916, hace
92 años, mientras la UNIDAD AMERICANA de los pueblos y naciones hispanoamericanos, sigue siendo una brillante utopía, disfrazada por falsas integraciones, oscuros desarrollismos, mercosures globalizados, sin PATRIA, sin Soberanía, sin Tradición.

No se advierte de modo alguno “El ESPLENDOR DE LA RAZA”, mientras nosotros, los hispanoamericanos, ya sin quiera la causa de LAS MALVINAS, tan manoseadas y tergiversada, seguiremos implorando con las palabras de RUBÉN DARÍO, a NUESTRO SEÑOR DON QUIJOTE, pata alcanzar la concreción de los antiguos ideales de UNIDAD, LIBERTAD, SOLIDARIDAD y GRANDEZA para nuestra tierra de los REYES CATÓLICOS, SAN MARTÍN y BOLIVAR.

Licenciado Gabriel Pautasso

A ROOSEVELT

Es con voz de la biblia o verso de Walt Whitman,
Que habría que llegar hasta ti, Cazador.
Primitivo y moderno, sencillo y complicado,
Con un algo de Washington y cuatro de Nemrod.
Eres los Estados Unidos,
Eres el futuro invasor
De la América ingenua que tiene sangre indígena,
Que aún reza a Jesucristo y aún habla español,.
Eres soberbio y fuerte ejemplar de tu raza;
Eres culto, eres hábil; te opones a TOLSTOI.
Y domando caballos o asesinando tigres,
Eres un ALEJANDRO-NABUCODONOSOR.
(Eres un profesor de energía,
Como dicen los locos de hoy).
Crees que la vida es incendio,
Que el progreso es erupción,
Que en donde pones la bala,
El porvenir pones.
No.
Los Estados Unidos son potentes y grandes.
Cuando ellos se estremecen, hay un hondo temblor
Que pasa por las vértebras enormes de los Andes.
Si clamáis, se oye como el rugir de un león.
Ya HUGO A GRANT lo dijo: Las estrellas son vuestras.
(Apenas brilla, alzándose, el argentino sol y la estrella chilena se levanta…)
Sois ricos. Juntáis al culto de Hércules, el culto de Mammón;
Y alumbrando el camino de la fácil conquista,
La Libertad levanta su antorcha en Nueva York.

Mas la América nuestra, que tenía poetas
Desde los viejos tiempos de Netzahualcoyotl,
Que ha guardado las hullas de los pies del Gran Baco,
Que el alfabeto púnico en un tiempo aprendió;
Que consultó los astros, que conoció la Atlántida,
Cuyo nombre nos llega resonando en Platón,
Que desde los remotos momentos de su vida
Vive de luz, de fuego, de perfume, de amor,
La América del grande Moctezuma, del Inca,
La América fragante de Cristóbal Colón,
La América católica, la América española,
La América en que dijo el noble GUATEMOC:
“Yo no estoy en un lecho de rosas”; esa América
Que tiembla de huracanes y que vive de amor,
Hombres de ojos sajones y alma bárbara, vive.

Y sueña. Y ama, y vibra y es hija del Sol.
Tened cuidado. ¡ Vive la América Española ¡
Hay mil cachorros sueltos del León Español.
Se necesitaría, ROOSEVELT, ser, por DIOS mismo,
El riflero terrible y el fuerte cazador,
Para poder tenernos en vuestras férreas garras.
Y, pues contáis con todo, falta una cosa: ¡ DIOS¡

RUBÉN DARÍO (Nicaragüense e hispanoamericano – 1867-1916).

Editó Gabriel Pautasso
Diario Pampero nº 29, Abril de Pascua de 2008

Volver a diario Pampero Cordubensis