martes, febrero 10, 2009

Antártida Argentina

Por el Lic. Carlos Pacha
Fundación Historia y Patria



“Tal vez quede algún grupo de hombres sin patria y sin bandera que no pueda querer que seamos una Nación políticamente soberana desde La Quiaca hasta la Antártida y desde los Andes hasta las Malvinas...” - Perón, Discurso ante la Asamblea Legislativa del 1º de mayo de 1950.

Hoy debemos ahondar en el alcance de estas palabras, en cuanto nos indican los Límites Geográficos de la Nación Argentina.
No sólo estar convencidos de ellos y de nuestra soberanía, si no que también debemos hacer los reclamos que correspondieran en tiempo y forma, ante los organismos internacionales con ingerencia en la cuestión. La fecha de vencimiento es en mayo del 2009.
Son muchas las razones para argumentar, en 1904 se inicia la ocupación permanente de la Antártida Argentina, con el izamiento del pabellón en Orcadas el 22 de febrero de ese año.

Cabe destacar que durante 40 años la Argentina fue el único ocupante permanente del Antártico, hecho que constituye el mejor de nuestros títulos de soberanía en el área. Entre las disposiciones legales de mayor importancia debemos citar el decreto del Presidente Julio Argentino Roca de 1904 por el que se establece el Observatorio Meteorológico Antártico Argentino, el 11 de octubre de 1946 el entonces Presidente J.D. Perón firma el Decreto 14708 que proclamó la soberanía sobre el zócalo y mar epicontinental, el decreto de 1951 que crea el Instituto Antártico Argentino, el Decreto-Ley 2191, que fija los límites del Sector Antártico, la ley 18.513 de 1969 que crea la Dirección Nacional del Antártico. Instalación y mantenimiento de faros y ayudas a la navegación. Tareas de rescate, auxilio o apoyo, tales como el salvamento del eminente sabio explorador sueco Otto Nordenskjöld y sus compañeros, el rescate de un enfermo y un accidentado, ambos ingleses de la apartada estación de Fossil Bluff.
Pero hay otros países que reclaman derechos sobre la Antártida.
Además de Argentina, lo hacen Brasil, Chile, Francia, Australia, Nueva Zelandia, Noruega y Gran Bretaña.
Se superponen parcialmente nuestros reclamos con los de nuestros hermanos Chilenos y Brasileños, y, con Inglaterra.

Cada país reclamante, y otros, desarrollan diversas actividades en la Antártida, como las científicas, referidas a climatología, mineralogía, bioprospección, etc. y que les servirá a otros estudiosos para sus aplicaciones económicas.
Turismo, por ejemplo, la hostería chilena situada en la base Marsh y el museo que posee el Reino Unido en Port Lockroy (costa oeste de la isla Wiencke). Debemos agregar que se discute si debe haber infraestructura terrestre para el Turismo Antártico, o debe hacerse con base en los buques que transportan contingentes, debiendo los países que realizan dicho turismo, restringir las actividades que puedan producir daños a largo plazo.
En la Temporada 2006/2007 unos 700 turistas estuvieron alojados en la hostería de la base chilena Marsh y que aproximadamente 25.000 turistas visitaron Port Lockroy, donde los británicos se dedican al “comercio” con fines políticos de la filatelia antártica. Todos los turistas envían una o varias postales, con estampillas británicas y son mataselladas allí, en el museo, desde el denominado Territorio Antártico Británico.
Veamos:

Veamos unas estampillas chilenas:

Y otras Argentinas de 1951


Quería mostrar al menos una parte, (menos del 1%), del material filatélico producido en relación a temas relacionados con la Antártida.


En su artículo 76 la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, CONVEMAR, fija un limite mínimo de doscientas millas marinas medidas desde la costa y permite su extensión hasta 350 millas y aun más allá en casos excepcionales para los Estados cuyo lecho y subsuelo marinos presenten ciertas características geológicas batimétricas y orográficas definidas en el mismo artículo.
Para consolidar derechos soberanos más allá de las doscientas millas es necesaria la presentación y aprobación de la Comisión de Limites de la Plataforma Continental (CLPC) de Naciones Unidas dentro de un plazo. Más allá del límite externo de la plataforma continental los fondos marinos son patrimonio común de la humanidad.

Hay que reclamar por nuestros derechos sobre Antártida, Malvinas e Islas del Atlántico Sur, Mar Argentino, Plataformas Continentales, porque son Nuestros.

Agradezcamos en nombre de la Patria a los que directa o indirectamente, han hecho, o harán acciones, por la defensa de la Soberanía Territorial, incluyendo a esa Virgencita de San Nicolás, que está siempre presente para cuidarnos.

Viva la Patria
Córdoba, Febrero 2009

Roberto Vallejo
Fundación Historia y Patria



Editó Gabriel Pautasso
DIARIO PAMPERO Cordubensis

VOLVER a la portada de Diario Pampero blog

1 comentario:

Josefina dijo...

Excelente post. Hasta hace algunos años la Antártida era sólo para entendidos, biólogos y explordores de la naturaleza más extrema. Sin embargo lo bueno es que ahora se ha abierto a todo el público y es un destino bastante interesante para el turismo mundial sobre todo por la rica fauna de la zona, los elefantes, leones y leopardos marinos, focas de Weddel, ballenas y un montón de aves marinas. Yo lo tengo como el próximo destino a visitar en vacaciones, ojalá se me de conocerlo!

Josefina A. - Hoteles calafate