viernes, febrero 20, 2009

La Europa de los los Rothschild - “Bandera Roja”


En el amanecer de una nueva era nueva

Durante los últimos ciento cincuenta años, la historia de la Casa de ROTH-SCHILD ha venido constituyendo el telón de fondo de la historia de Europa.
Pues el trastorno, la tormenta revolucionaria que se prepara, tiene escala europea. En la mente de los que concibieron significa el principio de una nueva ERA en la historia mundial. Se trata de introducir a los judíos, que ya la controlan con su dinero, dentro de la maquinaría estatal. Y DE CEMENTAR LAS BASES DE LA GRAN OBRA “FARAÓNICA”, que bajo el pretexto de instaurar un comunismo ilusorio les permitirá dominar la economía y esclavizar a los pueblos bajo su supremacía.

Escribe JOSÉ SALVADOR en sus dos libros “París, Roma, Jerusalén”, publicados en 1860: “Abro mi última parte, Jerusalén o la obra de reedificación general, en este año e 1840”. Siendo bastante quebrantada la armadura social, ISRAEL se siente lo bastante fuerte como para reedificar el mundo según su propia esquema. “Mientras la política, sigue nuestro autor, constituye una Ciudad particular, un conjunto viviente, una entidad llamada Nación, una Jerusalén estatal, por su parte la religión positiva, cimenta primero las bases y luego construye y reconstruye hasta completar el edificio, una UNIDAD, un conjunto todavía más general, una Jerusalén o Asamblea de las NACIONES, una SIÓN universal”.

Luego HENRI HEINE nos precisa (en un texto publicado por la revista “Französische Zeitung” de Hamburgo el 12 de julio de 1842, y reproducido en su libro “Lutetia”) la forma del régimen del futuro:
“El comunismo, que no ha visto todavía la luz del día, pero que aparecerá potente, intrépido y desinteresado como el pensamiento…se identificará con la dictadura del Proletariado” (Proletarien Herrschaft). Como preludio a la acción , nacen fuertes organizaciones, exclusivamente judías, siendo la principal “The Independent Order of B´NAÏ B´RITH”, obediencia masónica judeoálemana de los “Bundes Brüder”, “Hijos del Pacto”, constituida en Nueva York en 1843.

LA INTERNACIONAL DE LONDRES

Ahora bien, por el momento, el Estado Mayor de la Revolución está en Londres a las órdenes de PALMERSTON. Los jefes de los “carbonari”: JOSÉ MAZZINI, hijo de un profesor de medicina de Génova, excarcelado en 1830 y refugiado en Marsella, que fundó la “Joven Italia”en 1832 y creó en 1834 en Suiza una Federación secreta de la “Joven Europa”, disponiendo de fondos recogidos por el inglés WRIGHT en Nueva York en 1829, con la colaboración de CLINTON ROOSEVELT, antepasado de F. D. ROOSEVELT, de HORACE GEELY y de CHAS. DANA.

Ese mismo año, después del fracaso de un movimiento en Saboya, buscó refugio en Inglaterra (de su amiga judía tendrá un hijo, el futuro alcalde de Roma, ERNESTO NATHAN ROTHSCHILD. En Londres también se encuentran los primeros cabecillas de la Internacional: refugiados alemanes, reagrupados primero en París en 1834 por THEODORF SCHUSTER en su “Sociedad de los Justos”(Die Geächteten). Disponen de un periódico, el “Vorwärts”, dirido al principio por BÖRNSTEIN. Allí se encuentran el “cabetista” HERMAN EWERBECK, el sastre WILHELM WEITLING (que difundió en 1838 un manifiesto comunista titulado “L´Humanité”), el relojero JOSÉ MOLL, el zapatero HEINRICH BAUER y el tipógrafo KARL SCHAPPER (envuelto en el motín de Francfort en 1833 y en 1834 en la intentona fracasada en Saboya).

Estos tres últimos, expulsados de Francia (por su participación en el golpe de mano de la “Sociedad de las Temporadas” el 12 de mayo de 1839), formaron en Londres en 1840, con el sastre ECCARIUS, un grupo comunista de enseñanza obrera.
FREDERIC ENGELS, hijo de hiladeros de Barmen (Renacia) y de Mancherter, fogoso anticlerical, afiliado a los “libertos” de DAVIV STRAUSS, convertido desde los veinte años al comunismo por MOÏSES HESS (1812-1875) expuso sus ideas comunistas e sus primeras obras “Historia santa de la Humanidad” (1837) y “Triarquía europea (1841). Discípulo del rabino CEVIA HIRSCH KALISCHER, , describió en “Roma y Jerusalén” (1870) sus proyectos judeosionistas. Ha sido uno de los primeros propagandistas del neomesianismo.

HESS entró en contacto con otro discípulo del mismo maestro, KARL MARX, en 1842 en Colonia, y luego al final de este año con el primer núcleo de militantes obreros. Volvió a encontrarse con MARX en París en septiembre de 1844. Nieto de un rabino (se llama en realidad KISSEL MORDEKKAY), hijo de un abogado de Treveris, convertido al protestantismo, este último (1818-1883), estudiante en Berlín (Prusia), se había nutrido de la etérea y nebulosa filosofía de GEORG HEGEL (Siendo la idea o el Espíritu encarnado en la evolución del Mundo, razón y realidad se deben identificar). Periodista extremista, no ha tenido suerte, siendo prohibida su “Gaceta Renana” (Rheinische Zeitung) en 1842, se publicó un (1) solo número de sus “Anales franco-alemanes” (Deutsche-Franzözische Yahrbücher) y no encontró editor (no todos los días se encuentra un JUAN CARLOS SÁNCHEZ editor) para su libro “Economía política y Filosofía”. Que salió en 1932 (sic).
Expulsado a petición de Prusia y por culpa de sus ataques a Rusia, MARX se reunió en Bruselas con MOÏSES HESS y FEDERICO ENGELS, que, con más suerte que él, consiguió en 1845 su estudio sobre “La vida de la clase obrera en Inglaterra” (Die Lage der Arbeitenden Klase in England).
De su cooperación nacen unos Comités de Correspondencias comunistas en 1846, y de un Congreso en Londres durante el verano de 1847 (en el cual WILHELM WOLF representa MARX), una “Liga de los Comunistas”, formada por “comunas” de tres a veinte miembros, distritos (kreiss) y secciones principales, encabezados por unos Consejos nacionales y por un Consejo internacional. En noviembre se aprueban los estatutos y KARL SCHAPPER lanza el grito de: “¡Proletarios de todos los países, uníos! Otro movimiento, los “Democratic Friends of all Nations”, se formó en octubre de 1844, de manera que ENGELS y los comunistas participan en el mitin organizado el 29 de noviembre de 1847 en Londres, a favor de Polonia, por los “Fraternal Democrats” de ERNEST JONES. Como METTERNICH, por otra parte, MARX piensa entonces que los “Cartistas” ingleses de HARTLEY conseguirán imponer su programa de seis puntos y abrirán un camino a la Revolución. En cuanto al “Manifiesto Comunista”, redactado por MARX y ENGELS, publicado con retraso en 1848, llegará después de la batalla y tendrá casi ninguna influencia sobre los acontecimientos.
Todos estos agitadores alemanes obedecen más o menos directamente la influencia de los dos jefes intelectuales de la “joven Alemania”, HEINRICH HEINE y LUDWIG BÖRNE. El primero (1797-1856), sobrino de ricos banqueros, corresponsales de los ROTHSCHILD en Hamburgo, fue criado en Düsseldorf en un clima liberal. Poeta, de inclinación helenística, desprecia a los judíos reformistas, que “no tienen el valor de llevar la barba, de ayunar…ni de ODIAR”, pero decepcionado porque su conversión al protestantismo en 1825, no le abrió ninguna puerta, periodista con buena pluma, después de refugiarse en París en 1830, aceptó el papel de cliente pobre de los ROTHSCHILD, cuyo abogado era entonces ADOLFO CRÉMIEUX. Ferozmente anticlerical (“debilitando la fe, escribió, haremos de Alemania una potencia política”) , es el líder de la mayor parte de los cabecillas de la Internacional ya mencionados, DAVID STRAUSS, MOÏSES HESS, el filósofo FEUERBACH (que pensaba que por un fenómeno de alienación religiosa, “¡el hombre inventó a Dios”, pero que después de dejar atrás a HEGEL con su ateísmo humanista, será él mismo traspasado en su naturalismo por el materialismo vulgar de MARX que considera “la religión como opio del pueblo”, y ve en “la creación espontánea la única y práctica refutación de la teoría de la creación”). Entre estos discípulos, por otra parte, parece que no existe un real acuerdo sobre el porvenir del Judaísmo. BRUNO BAUER, reformista, autor de varios artículos sobre la “cuestión judía” en 1842, reconoce que para penetrar dentro de la sociedad deberían emanciparse de su religión. A esto contesta MARX, proponiendo la separación entre la Iglesia y el Estado. Pero no piensa que se debe buscar “el secreto del judío en su religión. ¿Cuál es su base profana (escribe en los “Anales Franco-Alemanes” de 1843? ¿Sus necesidades prácticas, su interés? ¿Cuál es el culto profano del judío? ¿El mercantilismo? ¿Cuál es su Dios profano? El dinero…Ya se emancipó, pues, a través del dinero, posee el poder. Con él y sin él, el dinero rueda el mundo…La letra de crédito (cheque), tal es el verdadero Dios de los judíos…Su emancipación social se realizará cuando la sociedad se emancipe del Judaísmo”. Pero mientras tanto, sus riquezas son el nervio de la Revolución. En cuanto al segundo apóstol, con HEINE, de la revolución en Alemania, LUDWIG BÖRNE (1786-1837), la conquista de la libertad política, la instauración de democracia arrastrarán, por añadidura, la emancipación de sus correligionarios. Ligado a los ROTHSCHILD, su padre JACOB BARUCH, condujo una delegación judía al Congreso de Viena de 1815, luego de la derrota de NAPOLEÓN I. Llamado LOEB BARUCH y criado en el ghetto de Francfort (capital de Alemania, Berlín es la capital de Prusia), apenas con los grandes en los salones berlineses de HENRIETTE HERZ, , fue funcionario de la policía bajo la ocupación francesa, antes de convertirse al luteranismo en 1818 para soplar mejor la revuelta “contra los 36 tiranos de Alemania”. A esta fuerza dedicó enteramente en París los últimos años de su vida.


EL NEO-MESIANISMO PREPARA LA REVOLUCIÓN EUROPEA

Ahora bien, todos estos líderes de la REVOLUCIÓN cualesquiera sean sus tendencias personales, son adeptos del NEO-MESIANISMO, cuya doctrina reseñaba el rabino BARUCH-LÉVI en una célebre carta a KARL MARX (publicada por SALLUSTE: “Les Origines secrètes du Bolchévisme”, JULES TALLANDIER, París, 1930, págs. 33 y 34): “El pueblo judío, colectivamente tomado, será su propio Mesías. Dominará al mundo entero, logrando la unificación de las razas humanas, la supresión de las fronteras y de las monarquías, baluartes del particularismo o individualismo. Establecerá una República universal que dará en definitiva carta de ciudadanía a todos los judíos. En esta nueva organización de la Humanidad los hijos de Israel, esparcidos por el mundo, hijos de una misma raza y de una misma educación tradicional (sic), se convertirán sin oposición en el elemento por todas partes dirigente, sobre todo si logran imponer a las masas obreras la dirección de algunos judíos. De esa manera, con el amparo de la victoria del proletariado, los gobiernos de las naciones integrantes de la REPÚBLICA universal, pasarán fácilmente a manos israelitas. La propiedad individual podrá ser entonces suprimida por los gobiernos de raza judía, que administrarán en todas partes la riqueza pública. Y ASÍ SE CUMPLIRÁN LAS PROMESAS DEL TALMUD DE QUE AL LLEGAR LOS TIEMPOS DEL MESÍAS, LOS JUDÍOS TENDRÁN EN SUS MANOS LAS RIQUEZAS DE TODOS PUEBLOS DEL MUNDO. (Pertenece BARUCH-LÉVI a la Sociedad secreta “UNIÓN DE LOS JUDÍOS PARA LA CIVILAZACIÓN Y LA CIENCIA”, fundada en 1819 por LEOPOLDO ZUNZ (de la Escuela normal judía de Berlín) y sus amigos GANZ y MOÏSES MOSER.

Así, pues, en esta mitad del siglo XIX, parecen bien preparados los espíritus para desencadenar la acción. Desde el principio del año 1846, por toda Europa los viajantes de la Revolución han emprendido el camino. He aquí un testimonio: las confidencias dirigidas el 5 de enero por un judío de Liorna, “PICCOLO TIGRE”, a uno de los jefes de la Alta Venta italiana, apodado “NUBIUS” (que, sospechado de moderantismo, no tardará en perecer envenenado): “este viaje que acabo de terminar en Europa, ha sido tan feliz y fructuoso que lo habíamos esperado… La caída de los tronos no presenta ninguna duda para mí, que acabo de estudiar en Francia, en Suiza, en Alemania y hasta en Prusia la obra de nuestras sociedades. El asalto que, dentro de unos años o quizá de unos meses, vamos lanzar contra los príncipes, les enterrará… Para matar más seguramente al viejo mundo, hemos pasado pensado que se debía sofocar su germen católico y cristiano y Ud. se ofreció a golpear en la cabeza al Goliat pontifical… Tendremos una multitud de voluntarios subalternos, y ni una cabeza, ni una espada capaz de mandar… Este bravo MAZZINI, que he encontrado varias veces, tiene siempre en el seso y en la boca su sueño humanitario… Nuestras imprentas de Suiza van por buen camino…voy a utilizar el resto de los subsidios recogidos en las Legaciones. Estaré en Bolonia el 20 de este mes… y me trasladaré a donde Ud. crea más necesaria mi presencia “dorada” “.

La Francmasonería moviliza sus efectivos. Anteriormente designados en Rochefort y Heildelberg, los delegados franceses y alemanes se reúnen en sus “conventos” (una convención) en Estrasburgo, para Francia: LAMARTINE, CRÉMIEUX. CAVAIGNAC, CAUSSIDIÉRE, LEDRU-ROLLIN, LOUIS BLANC, PROUDHON, MARRAST, MARIE, VAULAVELLE, VILAIN, PYAT, etc.. ; para Alemania : FICKEL, HECKER, HERWEGH, VON GAGER, BASSERMANN, BUGE, BLUM, FEUERBACH, SIMONS, JACOBI, FITZ, WELCKER, HUCKSCHER, etc., con unos representantes de las logias suizas. En la mente de PALMERSTON este movimiento nacionalista y democrático debe conducir a “nueva configuración de Europa”, que describe en el diario masónico “Le Globe” del 12 de mayo de 1849: “edificación de un potente reino alemán, que sea una muralla de separación entre Francia y Rusia, formación de un reino polaco-magyar para equilibrar más completamente al gigante del Norte, y por fin un reino en la Italia superior, bajo la casa de SABOYA”, alianza con Alemania (capital Francfort) o Prusia (capital Berlín), reforzada por la “entende cordiale” con Francia. Tal era el programa de la REVOLUCIÓN INMINENTE, cuya carta esencial era Polonia.

PALMERSTON SUELTA A SU JAURÍA JUDEO-MASÓNICA SOBRE EL CONTINENTE EN 1848.

MIENTRAS, DOS ROEDORES DE LA SOCIEDAD EUROPEA: NATHAN ROTHSCHILD CON EL SUPERCAPITALISMO Y CARLOS MARX CON EL COMUNISMO.

Imagenes: Familia ROTHSCHILD y Europa; Nathan Rothschild y Carlos Marx: Palmerston y jauría.

Editó Gabriel Pautasso
Diario Pampero Cordubensis
nº 198

VOLVER a la portada de Diario Pampero Blog