viernes, febrero 13, 2009

La muerte y la resurrección de Europa


La muerte de Europa

(Mucho y bueno se ha escrito sobre la farsa de Nüremberg. Creemos necesario sin embargo señalar en esta sección, en base a una serie de juicio aportados en los números anteriores, algunos aspectos poco difundidos o poco esclarecidos de la misma, con el objeto de poner de poner de manifiesto aquella secreta y siniestra conducción mundial a la que llamamos Sinarquía, y que es fundametalmente esotérica y cabalista. N.L.M.)

En primer lugar, la elección del teatro, que como se sabe fue la ciudad renana de Nüremberg y no la capital Berlín, como la más elemental lógica política parecía aconsejarlo. Las razones aducidas son de la más absoluta infantilidad: QUE EN ESA CIUDAD DE NÜREMBERG existía una excelente sala de sesiones de la corte de assises que no había sido afectada por los bombardeos aéreos; que esa sala ofrecía la ventaja de estar conectada directamente mediante un pasadizo de madera con un pabellón de una prisión aledaño muy segura y con capacidad para albergar a los procesados; que Nüremberg estaba menos convulsionada que la capital… Parece evidente sin embargo que el verdadero propósito fue castigar a los jerarcas alemanes en la misma ciudad donde fueron promulgadas las famosas leyes de septiembre de 1835 sobre la defensa contra la influencia judaica en la vida alemana. Se trataría sí de un especie de simbolismo ejemplarizador. Pero esto no hace cosa que retrotraer el problema, que tendría ahora la siguiente formulación: ¿Por qué los nazis eligieron Nüremberg y no Berlín para promulgar esas leyes? La cuestión es difícil y se necesitaría un estudio profundizado de elementos de que tal vez no disponemos para su solución: durante el siglo XVI Nüremberg se destacó por su vocación imperial, reflejada en su adhesión a Carlos V (Liga de Núremberg de junio de 1538) y en sus importantes contribuciones a la guerra contra los turcos, máximos representantes de las fuerzas anti-cristianas por entonces. También surgió allí una de las primeras reacciones contra la creciente intromisión de la finanza en la vida europea. Creemos conveniente la transcripción de un párrafo tomado de la Enciclopedia Universal Ilustrada Espasa-Calpe, t. 39, p. 170, que no requiere glosa: “En noviembre de 1521 se estableció el Reichsregiment en Nüremberg, y en febrero de 1522 se reunió en Dieta para tratar el reclutamiento de fuerzas que se opusieron a los turcos, que acababan de tomar Belgrado, capital de Serbia, y arbitrar recursos para el mantenimiento del Consejo Imperial y del Tribunal de Justicia. Con este fin se trató de volver a la suscripción nacional, gravar a los judíos, y aplicar las annatas de la iglesia alemana a los gastos del Gobierno nacional; pero todos estos proyectos se desecharon para implantar otro que ofrecía la triple ventaja de promover la unidad alemana, aligerar a los capitalistas de una parte de su riqueza superflua y dejar intactos los bolsillos de los que votaban el impuesto; la víctima escogida fue el interés mercantil, y los mercaderes fueron bárbaramente saqueados. Hasta los teólogos se unieron a los jurisconsultos de Nüremberg para denunciar a los FUGGER de las grandes compañías mercantiles, y el humanista ENRIQUE BEBEL llegó a decir que los comerciantes tenían una deuda de gratitud con sus despojadores, pues éstos, “al apoderarse de sus bienes mal adquiridos, los preparaban el camino del cielo”. Demás está decir que este régimen cayó, ante el alborozo anónimo articulista del Espasa, que no parece muy partidario de aquella reacción…

Considerando aspectos más profundos, Nüremberg parece haber sido uno de los centros de florecimiento de la vida cristiana medieval, fundada en el trabajo creativo y el canto coral, que tan bien se trasunta en “Los Maestros Cantores” de WAGNER; precisamente la tumba de HANS SACHS, principal personaje de la obra, se encuentra en el antiguo cementerio de San Juan en la ciudad. Las iglesias católicas (San Lorenzo, San Silvestre, Nuestra Señora) de estilo gótico, expresión viva de aquellos principios, son otro testimonio en tal sentido. Y aquí debe señalarse que la comprobación de que el bello edificio gótico del Palacio de Justicia de Nüremberg servió de escenario a las más grande aberración jurídica de los últimos siglos deja en el alma una horrible sensación de befa, burla.

En segundo lugar, las penas impuestas por la sentencia: doce fueron de muerte, una de ellas “in abstentia”; tres de reclusión perpetua; dos de veinte años de reclusión; una de quince años de la misma pena; una de diez años también de la misma; y tres absoluciones. Sobre éstas nos extenderemos, pues indudablemente en un proceso de carácter vindicativo la excepción es más interesante que la regla. Al respecto viene a cuento una cita del siempre agudo HENRY COSTON (“Con dinero rueda el mundo”, Ed. Samarán, Madrid 1957, p. 129): “Hay que recordar que ni el Dr. SCHATCHT, sinarca y masón alemán, ni VON PAPEN, ligado al grande industria renana, han sido alcanzados en Nüremberg, mientras que ha sido condenado a muerte el anticapitalista JULIUS STREICHER. Si el primero fue el gran argentero de HITLER hasta el final, y el segundo desplegó toda su diplomacia a favor de la Alemania nazi durante la guerra, el turbulento antisemita del Stürmer había sido separado, desde 1939, de todos los cargos oficiales que ocupaba a causa de su oposición a la guerra”. Si bien la afirmación no es rigurosamente exacta en cuanto a SCHACHT, pues como ha probado SALVADOR BORREGO, mejicano de “Derrota e Infiltración Mundial”pág. 100 y 589, éste fue un saboteador desde el comienzo y apoyó el fallido golpe de los generales WITZLEVEN, HOEPPNER y LINDEMANN, lo que le acarreó la remoción del cargo y una virtual internación en 1944; sirve para demostrar el criterio valorativo que usó el Tribunal, pues en el caso de STREICHER la única y exclusiva circunstancia PROBADA de haber editado un semanario antisemita bastó para mandarlo a la horca. Además, da pie a pensar que el común esquema antitético nazis-aliados no funciona y que instancias siniestras deben haber operado en las altas esferas del III Reich, pues es incomprensible que un traidor de tanta importancia como SCHACHT fuera recién desenmascarado, y a medias, pocos meses antes de terminar la guerra y tratado con tanta suavidad en yn régimen que no caracterizada por ella…En cuanto a VON PAPEN, era integrante de grupos financieros católicos extendidos en toda Europa y niño minado del Vaticano. Su absolución por un tribunal integrado por representantes de las cuatro potencias más materialistas existentes, hace pensar con tristeza que la convivencia con la Bestia viene de lejos. Sobre FRITZCHE, el tercer absuelto, no nos extendemos por entender que fue un engranaje menor y que a sus jueces su desesperado mea culpa les sirvió de suficiente disculpa.

Finalmente, el aspecto más importante: la ejecución de las sentencias de muerte y la sustracción que a ella hizo el mariscal GOERING envenenándose en su celda poco antes de que tuviera lugar. La versión oficial fue que el ex Comandante de Luftwaffe ingirió sin ser visto una poderosa dosis de cianuro de potasio encerrada en una cápsula que guardaba escondida en algún lugar, posiblemente su pipa de caza. Esto ocurrió a las 22.15 horas del 15 de octubre de 1946, y a la 01.00 del día siguiente comenzaron los ahorcamientos de los diez sobrevivientes (BORMANN, el duodécimo condenado, lo había sido “in abstentia”). Largo sería relatar los pormenores de los mismos; baste solamente citar lo que anotó KINGSBURY SMITH, uno de los corresponsales que asistieron al acto, con referencia a la ejecución del ya citado editor JULIUS STREICHER: “Con un odio salvaje retratado en sus ojos STREICHER contempló a los testigos y gritó: “¡FIESTA DEL PURIM 1946!” . Comentando todo esto con un gran amigo, especialista esotéricas, nos insinuó la posibilidad de que el grito de STREICHER no fuera un dictado del odio, como dice KINGSBURY SMITH, sino una rigurosa verdad: recuérdese que el PURIM es la fiesta judía donde se conmemora el feliz resultado de las intrigas de ESTER ante su marido, el rey persa ASUERO, para que éste derogara un decreto inspirado por su ministro AMÁN que ordenaba el exterminio de los judíos de todo el imperio en un día determinado. Como consecuencia de ellas, AMÁN fue ahorcado y varios meses después, el día señalado para cumplir el decreto original, fueron exterminados los “ANTISEMITAS” del imperio persa, entre los cuales se contaban los DIEZ HIJOS DE AMÁN; las matanzas duraron dos días, y los judíos afianzaron su victoria colocando en el sitio de AMÁN a MARDOQUEO, padre adoptivo de ESTER. Pues bien, nuestro amigo nos sugería que GOERING no se suicidó sino que hizo en esta réplica del Purim, en tanto que los restantes diez ejecutados, todos inferiores a él dentro de la jerarquía del III Reich, fueron “sus hijos”. Aplicando al caso el procedimiento cabalístico de la gematría, ya descrito en número anterior (ver Hostería Volante nº 16), se arriba a conclusiones sorprendentes: la muerte de AMÁN se produjo el 22 de Siván, que es el tercer mes en el calendario judío (El libro de ESTER no da fecha exacta, pero ella de deduce de las referencia hechas en el relato bíblico); suma transversal: 7. GOERING “se suicidó” un 15 de octubre (mes 10); suma transversal: 7. El nº 7, polivalente entre los antiguos, es una cifra cabalística por sus vinculaciones “simbólicas” con el nº 10, el número cabalístico por excelencia. La fiesta del Purim, coincidente con las fecha de las matanzas o exterminio, se celebra el 14 de ADAR, que es aquel calendario el mes duodécimo; la suma transversal: 8. Los ejecuciones de NÜREMBERG se verificaron el 16 de octubre; suma transversal: 8. Los hijos de AMÁN muertos y COLGADOS DE LA HORCA eran diez; diez fueron los ahorcados.1946, el año en que se consumó la tragedia, sumado transversalmente se descompone en dos adiciones de 10. Finalmente, según Espasa-Calpe, cuya aparente es ZSCHOKLES, los judíos procuran que el Purim no caiga el segundo, el cuarto ni el séptimo día de la semana. Las ejecuciones se realizaron un miércoles, que, según el calendario hebreo – en que la semana comienza el sábado por ser el día sagrado – es el quinto. Que el Purim tiene para los judíos un significado algo más que meramente conmemorativo lo prueba aquel mismo autor al decir: “En sus imprecaciones los judíos mezclaban a veces A AQUELLOS QUE MIRABAN COMO ENEMIGOS”. Por otra parte, lo del suicidio de GOERING no parece muy verosímil ni se ateniende al sistema de seguridad de la prisión, que incluía vigilancia permanente con centinela de vista y revisión diaria de celda y persona, además de un severo reglamento sobre actitudes sospechosas dentro de la celda; y a la circunstancia de que los condenados no conocían la fecha exacta fijada para su ejecución.
Con esta reseña, que esperamos aporte los elementos para investigaciones más profundas, concluimos este artículo ya largo. Si se nos permite recordar como broche de oro la conmovedora carta póstuma de un gran militar alemán y europeo muerto infamemente aquel 16 de octubre de 1946, que prueba que supo morir y que supo por que murió, verdadero privilegio en estas “décadas grandiosas, esto es, terribles e infaustas”, al decir de OSWALD SPENGLER.

LA RESURRECCIÓN DE EUROPA

“Mis queridos amigos y camaradas:

En los meses del juicio de Nüremberg he dado testimonio por Alemania, por sus soldados y por la historia. Ninguna palabra falsa ha salido de mis labios. Los muertos y los vivos se han reunido en torno a mí: su ayuda y su compañía me otorgaron fortaleza y valor. El fallo de este tribunal se ha decidido en mi contra y eso no me sorprende. En cambio, las palabras que recibí de vosotros, las que oí de los hombres más dignos de mi pueblo, ésas son las que comportan el verdadero fallo sobre mí. Nunca en mi vida fui orgulloso: hoy puedo, debo y quiero serlo. Os lo agradezco, y nuevamente habrá de agradeceros Alemania un día el que vosotros no hayáis abandonado como cobardes a uno de sus más fieles hijos, en medio del dolor.

Yo no puedo escribirle a cada uno en particular. El plazo es corto y el tiempo que aún resta para el cumplimiento de la orden pertenece a mi valerosa mujer, hija de Alemania, que a través de meses, de meses y meses ha sostenido mi escudo. A ELLA LE HE PEDIDO QUE OS TRASMITA ESTE AGRADECIMIENTO.

Ni la indecisión ni el odio deben determinar vuestra vida venidera: sólo con veneración y orgullo, como lo manda la ley, debéis recordarme exactamente igual que a todos los soldados que han caído en los campos de batalla de esta guerra cruel. Por una Alemania poderosa se han sacrificado. Vosotros pues, debéis creer que han caído por algo mejor. Por eso debéis mantenernos firmes y para esto debéis trabajar. Entonces, también florecerán rosas sobre mi tumba, que echen raíces en mi holocausto.

Os saludo a vosotros, y te saludo a ti, oh tú, ¡Alemania mía!

+ALFRED JODL, Coronel General (R.S.)

Según los registros finales, murieron dos millones de soldados alemanes y desaparecieron 1.400.000 más. Se infiere que parte de éstos fueron muertos al ser capturados por los soviéticos y que otros fueron muriendo después en los campos forzado o se hallaban aún en la U.R.S.S hasta 1993.

El periodista SMITH dice que WILHELM KEITEL mostró “el mismo estoicismo al acercarse a la muerte que ante el Tribunal y en la prisión. El mariscal prusiano entró en la cámara de ejecución con la cabeza muy alta. Miró alrededor en tanto que sus manos eran atadas con pedazos de cuero. Caminó con prestancia militar entre dos guardias hasta la escalera del patíbulo, la que subió lenta, pero firmemente… Al parecer pensó en sus dos hijos que habían muerto en el frente ruso y dijo: “¡RUEGO A DIOS TODOPODEROSO QUE SE APIADE DEL PUEBLO ALEMÁN! MÁS DE DOS MILLONES DE ALEMANES MURIERON POR SU PATRIA ANTES QUE YO. SIGO AHORA LOS PASOS DE MIS HIJOS. ¡TODO POR ALEMANIA”!

Hace más de dos mil años los persas llamaron a los generales griegos de CIRO EL JOVEN para parlamentar y luego los asesinaron. Desde entones nada semejante había vuelto a ocurrir en el mundo hasta Nüremberg. KEITEL y JODL, generales alemanes, parlamentaron con los aliados en Reims, Francia el 8 de mayo de 1945 y firmaron la rendición incondicional, 17 meses más tarde se los ha ahorcada…

Después de KEITEL tocó su turno al general ALFRED JODL, de 54 años, jefe del Estado Mayor de HITLER y fiel servidor de éste. Varios testigos refirieron que JODL salió de su celda normal y casi alegre, “no deplorando su suerte, sino la de los que dejaba tras de él”. Al subir al cadalso, gritó:

“¡OS SALUDO, MI ALEMANIA!”

Editó Gabriel Pautasso
Diario Pampero Cordubensis
nº 191
Córdoba de la Nueva Andalucía, 12 de febrero del Año del Señor de 2009. Fiesta de Los Siete Fundadores de la Orden de los Servitas, Confesores.

VOLVER a la portada de Diario Pampero Blog