domingo, mayo 13, 2012

*COMANDOS EN ACCIÓN* EL EJÉRCITO EN MALVINAS*


“No hablen de guerra, hablen de batalla. Perdimos una batalla y vamos a corregir errores para volver con el derecho que dan las Naciones Unidas y si no, por la fuerza”.  
Capitán Frg. IM CARLOS HUGO ROBACIO

Editó: Lic. Gabriel Pautasso

Prólogo5.7

*TRES AÑOS HAN TRANSCURRIDO desde que Ejército Argentino volviera a enfrentarse con un adversario extranjero, luego de más de un siglo sin tomar partida en conflictos internacionales. Y todavía hoy se mantienen muchas incógnitas sobre el desempeño de sus integrantes en esa contienda disputada nada menos que contra el Reino Unido sobre la helada superficie de turba y piedra de las Islas Malvinas. LOS RELATOS DE LA CAMPAÑA DE 1982 SE DIVIDEN, PRIMORDIALMENTE, EN LOS PROBLEMAS POLÍTICOS QUE LA RODEARON, EN CONSIDERACIONES ESTRATÉGICAS O TÁCTICAS, Y A VECES EN MOSTRAR EPISODIOS ANECDÓTICOS VIVIDOS POR VARIOS PARTICIPANTES EN LAS HOSTILIDADES.


LAS COMPAÑÍAS DE COMANDOS 601 Y 602 FUERON ELEMENTOS DE ÉLITE, DE UN EFICAZ RENDIMIENTO, ALCANZANDO A LO LARGO DE UNA CUIDADOSA ESPECIALIZACIÓN. Desde un primer momento sus integrantes protagonizaron diversos episodios, saliendo a buscar el encuentro con el enemigo, a diferencia del resto de las tropas convencionales que lo aguardaban en sus posiciones. El accionar de los Comandos argentinos resultó así y continuo, entablando contacto y librando acciones  mucho antes que las fuerzas británicas arribasen al perímetro defensivo de PUERTO ARGENTINO.
Los hechos de las Compañías de Comandos merecen ser salvados del olvido y darse a conocer, relatándolos dentro del marco de referencia que brinda el conjunto de las operaciones. Entrevisté, a lo largo de mi recopilación de antecedentes, a la casi totalidad de la oficialidad, aunque como contraste, destacó la renuncia de los suboficiales, muy pocos de los cuales concurrieron a relatarme sus experiencias.
El resultado de la compulsa de documentos oficiales y particulares, de narraciones argentinas e inglesas, permite seguir a aquel par de contingentes durante su preparación, exploración del archipiélago y choque con el enemigo. Preferí en cambio componer una historia completa, comenzando desde antes que los Comandos desembarcaron en Malvinas, para luego seguirlos a lo largo de su empeño por localizar a los invasores; es decir, sin ceñir el argumento a los solos combates librados.
Como la actuación de los Compañías de Comandos no puede desvincularse del contexto bélico que las enmarca – y aunque la obra no estudie la campaña de Malvinas en su integridad -, he referido algunas veces del conflicto con Gran Bretaña que si bien no específicamente a aquélla, permiten su compresión global: el comienzo de las hostilidades, el desembarco británico, la batalla de Prado del Ganso, el asalto final a los cerros próximos a la capital. 
La irresponsabilidad en iniciar un conflicto sin preparación adecuada, y la incompetencia para afrontar sus consecuencias, no cabe a los soldados profesionales de rango subalterno. El seguir los episodios de la Compañías de Comandos 601 7 602 en Malvinas, integradas por elementos provenientes de diversas unidades, demuestra la conducta general de los cuadros del Ejército Argentino a través de uno de sus componentes, que por nutrirse de hombres de distancia procedencia, origen y clase, es reveladora de un desempeño  que merece nuestro respeto y admiración, sin que puedan invalidarlo algunos hechos comunes a cualquier país y a cualquier contienda. Ya les rindió su tributo de homenaje el propio jefe adversario, general MOORE, al expresar: “CUANDO COMBATÍAMOS CONTRA CONSCRIPTOS EL ASUNTO ERA RELATIVAMENTE FÁCIL, PERO CUANDO COMBATÍAMOS CONTRA SOLDADOS PROFESIONALES EL ASUNTO ERA DIFICIL, Y NOS CAUSARON SERIOS PROBLEMAS


El resultado es mostrar cómo, pese a la derrota, puede conservarse la dignidad. Ya SAN MARTÍN durante su campaña libertadora en Perú, premió en 1821 a una pequeña partida de su Ejército con un escudo que rezaba: ¡GLORIA A LOS VENCIDOS EN CHANCAY!
Los COMANDOS argentinos fueron los únicos que en Malvinas tomaron prisioneros al enemigo y le arrebataron una bandera en pelea. En proporción, tuvieron más bajas y condecoraciones que otras unidades.


*EL ALTE US H. TRAIN ha escrito que los británicos: “…habían agotado sus armas antisubmarinas, habían agotado sus armamentos para la guerra antiaérea, habían agotado la mayoría de las municiones de sus cañones, y comenzaban a sufrir fallas mecánicas…
El ALTE SANDY WOODWARD le dijo al Comandante de la Fuerza Terrestre, GRAL. JEREMY MOORE que debía llegar a Puerto Argentino para el 14, y si no, lo iban a sacar de la Isla. Entonces cualquier cosa que hubiese frenado este avance, hubiese ganado la guerra”.
Los dos jefes ingleses aludidos por TRAIN, lo han corroborado. El ALTE “SANDY” WOODWARD escribió en su diario, el 13 de junio: 
“Estamos ya al límite de nuestras posibilidades, con sólo tres naves sin mayores defectos operativos…De la fuerza de destructores y fragatas, el cuarenta y cinco por ciento está reducido a capacidad cero de operar…Ninguno de los tipo 21 está en condiciones… Todos están cayéndose a pedazos…
Francamente, si los argentinos pudieran sólo respirar sobre nosotros, ¡nos caeríamos! Tal vez ellos están de igual. Sólo cabe esperar que así sea, de otra manera, estamos listos para la carnicería”.

*CON EL LIBERTADOR SIMÓN BOLÍVAR CREEMOS QUE: “EL ARTE DE VENCER SE APRENDE EN LA DERROTA”. Si acá hemos computado errores ha sido para sacar alguna lección; para “romper el manto de neblinas” de la desmalvinización actual.
Por todo ello, para lo que puede ser, y como punto final colocamos las palabras de un combatiente que no se rindió. Dijo entonces el Capitán Frg. IM CARLOS HUGO ROBACIO:
“NO HABLEN DE GUERRA, HABLEN DE BATALLA. PERDIMOS UNA BATALLA Y VAMOS A CORREGIR ERRORES PARA VOLVER CON EL DERECHO QUE DAN LAS NACIONES UNIDAS Y SI NO, POR LA FUERZA”.


*I.J. RUIZ MORENO COMANDOS EN ACCIÓN. EL EJÉRCITO EN MALVINAS. 9ª Edición, Bs As. Booket 2007 P. 579*

*1982-1º de mayo-2012: Bautismo de fuego de la Aviación argentina en la guerra del Atlántico Sur. Cayó medio centenar (55) de pilotos de combate, al grito de: “¡¡ARRIBA ESCUELA!!” Se destaca un bombardeo inglés sobre el aeropuerto… “Si morimos, morimos juntos”. Ambos se salvaron

*1982-2 de Mayo-2010: A las 16 hs dos torpedos del submarino nuclear Conqueror-Conquistador, hacen impacto en el Crucero Gral. Belgrano que navegaba fuera de la zona de exclusión decretada por los ingleses en la guerra del Atlántico Sur.

*1982-4 DE MAYO-2012: a las 11 hs un misil Exocet de la Aviación Naval Argentina hace impacto en el destructor inglés SHEFFIELD, alcanzándolo en el centro.

*14 de junio de 1982-2012: Con un duelo de artillero, sostenido hasta agotar la munición, se pone fin a la ocupación de las Islas Malvinas, en cercanías de Puerto Argentino. Fue el bautismo de fuego del Grupo aerotransportado de Artillería 4, de la IV Brigada Aerotransportado, al asiento en la ciudad de Córdoba, al mando del tcnl CARLOS QUEVEDO, cuyo lema es: “De elegir entre todas las muertes, de morir a los pies del cañón”

*La Guerra secreta por las Malvinas: …Aporta, además, sorprendentes revelaciones sobre lo cerca que estuvieron los ingleses del desastre: ¡FRANCAMENTE, A LOS ARGENTINOS LES HABRÍA BASTADO UN SOLO SOPLIDO PARA HACERNOS CAER! Frase que WEST-ALLASON asigna nada menos que al Comandante de la Fuerza de Tareas británica (WOODWARD) p. 16. *



*EDITÓ: gabrielsppautasso@yahoo.com.ar DESDE EL BUNKER y los SOLDADOS COMANDOS del EJÉRCITO ARGENTINO
*DIARIO PAMPERO  Cordubensis**Nº 445
Córdoba de la Nueva Andalucía, 3 de mayo de 2012. Sopla el Pampero
Gspp*