miércoles, mayo 02, 2012

*EL “CHE” GUEVARA y la RELIGIÓN* por ENRIQUE DÍAZ ARAUJO


Del libro “ERNESTO GUEVARA de la SERNA – Aristócrata, Aventurero y Comunista”. Mendoza, Año 2008

Editó:Lic. Gabriel Pautasso  

Por sus padres, por su cuna, CELIA DE LA SERNA debió haber sido católica, y piadosa, además. Sus progenitores la enviaron al colegio de las monjas del Sagrado Corazón – Sacre Coeur, en realidad, pues se trataba de un colegio francés – en Buenos Aires, donde cursó el secundario, dando muestras de ascetismo.
Pero, una serie de circunstancias la fueron apartando de su fe, volviéndola una anticlerical neta y hasta dura irreligiosa. “Si bien de su madre CELIA recibió una clásica educación católica en la escuela del Sagrado Corazón, pronto el ambiente librepensador, radical o francamente de izquierda del hogar de su hermana la transformaría en un personaje aparte: feminista, socialista, anticlerical, en Castañeda, Jorge G. op. Cit., 24. La familia Llosa era muy católica.  
El primero de esos accidentes, sin duda, estuvo en su casamiento y en el modo en que éste se apuró, con ERNESTO GUEVARA LYNCH, individuo cuando menos agnóstico, sino “un ateo convencido, criado de esa manera”.
Luego, vino en influjo de quien suplantó a su madre, su hermana CARMEN, la cual al casarse con el escritor comunista CAYETANO CÓRDOBA ITURBURU, “policho”, se afilió también al PCA y catequizó en el marxismo a toda su parentela.
En tal círculo familiar, con tendencia al matriarcado, el que las madres se tornaron impías, no sería para nada irrelevante.
Peleas con un sacristán en Alta Gracia, apartaron definitivamente a CELIA de las prácticas del culto. Uno, en 1956, CELIA ha escrito a su hijo ERNESTO. El 15 de julio de ese año EG le contesta. Entre otras apreciaciones le dice: “Otra cosa rara que te noto es la repetida cita de Tata Dios, espero que no vuelvas a tu redil juvenil”. Singular. La siguiente es que al llegar a Buenos Aires HILDITA GUEVARA GADEA, acompañada de su madre, en 1956, se produjo este hecho: “Antes del regreso de su nuera a Lima, decidieron bautizar a HILDITA, sus padrinos fueron Don ERNESTO y la joven CELIA”.
Otra influencia coadyuvante en ese mismo sentido fue la de la abuela ANA LYNCH ORTIZ, atea a la manera radical irlandesa (típica de los pueblos cristianos; por reacción desmedida al modo de ser nacional, tal como los españoles de baja condición cultural se cuentan entre la gente más blasfema de la tierra. ¿En qué otra parte de la tierra se pueden oír las palabrotas contra la Virgen o la Hostia que se oyen en el bajo pueblo español…? Escucharlos causa un escalofrío horripilante y una indignación sin límites. 
“PEPE” GONZÁLEZ AGUILAR, fue ella quien se ocupó específicamente de alejar a su familia de la religión. Esto se tradujo en el indiferentismo que él apreció en el contexto familiar de los GUEVARA en Alta Gracia:


“YO era religioso en aquella época; iba a misa llevado por mi madre, y no recuerdo haber visto a los GUEVARAS. Las dos chicas sí: hicieron la primera comunión, pero los hombres no. Los padres tampoco. Eran de familia católica, tenían los chicos bautizados, tenían los ritos, hábitos católicos, pero no los practicaban”. 

Dato que confirma el mismo ROBERTO GUEVARA DE LA SERNA:
“La formación que tuvimos de un anticlericalismo total. La mamá más. Era muy anticlerical… Nosotros jamás fuimos a misa.
ANA MARÍA (o ISABEL, según varios autores) LYNCH, dice JORGE G. CASTAÑEDA, era “liberal e iconoclasta”, y “sería la única abuela que conociera EL CHE y la relación con ella lo marcaría profundamente”.
A la luz de lo que llevamos trascrito, creemos que el cuadro que traza JON LEE ANDERSON, refleja cabalmente la cuestión:

“A diferencia de la mayoría de sus vecinos, los padres de ERNESTO sustentaban posiciones anticlericales. La madre de GUEVARA LYNCH era ATEA y le había dado una educación laica. CELIA, menos segura en sus posiciones debido a su educación  religiosa, conservó durante toda su vida una inclinación hacia el aspecto espiritual de la vida. Cuando llegaron a Alta Gracia, CELIA asistió a la misa dominical con los niños, pero su esposo asegura que lo hizo por “el espectáculo” más que por algún resto de fe religiosa”. 

“Con todo, a pesar de sus posiciones libertarias, los GUEVARA manifestaban la contradicción entre las creencia y la práctica común a muchos católicos dubitativos. Jamás abandonaron del todo los ritos tradicionales que “aseguraron su aceptación por esa sociedad conservadora. Aunque no asistieran a la Iglesia, los GUEVARA hicieron bautizar sus hijos en el rito católico. ERNESTITO ESTABA BAUTIZADO: su PADRINO ERA EL ADINERADO PEDRO LEÓN ECHAGÜE y convenido a éste que buscara fortuna en Misiones.

Sin embargo, cuando ERNESTO ingresó en la escuela, CELIA había dejado de concurrir a misa y los GUEVARA pudieron que se eximiera a sus hijos de las clases de religión- ROBERO recuerda que en los partidos de futbol después de clase se enfrentaban equipos de creyentes y no creyentes, los “no” siempre perdían, pocos…eran tan pocos”.

Hubo, pues, una evolución negativa en las creencias y en las prácticas de la familia GUEVARA. El padre, ateo o agnóstico en teoría, de hecho permaneció indiferente. La madre –como el caso de “LA PASIONARIA” española DOLORES IBARRURI, que de la Acción Católica pasó al Partido Comunista-, EXCESIVA COMO ERA DE SUYO, DE JOVEN DEVOTA devino en antirreligiosa militante, fanática, como su suegra. Y, entre nuera y suegra se encargaron de convertir (subvertir) al bautizado ERNESTITO en un muchacho a-religioso. DOÑA CELIA DE LA SERNA cursó su secundario en un colegio para niñas de alta sociedad, el Sagrado Corazón, y era entonces una católica ferviente que “introducía trocitos de vidrios en su calzado para martirizarse y hasta pensó en convertirse en monja. Más tarde, con esa pasión, se proclamó agnóstica. Un caso parecido al de la IBARRURI lo constituye la CHILENA ,ARTA HARNECKER, quien también pasó de la Acción Católica a la categoría de agitadora de comunista-castrista, escribiendo manuales de divulgación marxista y sirviendo en el DEPARTAMENTO AMÉRICA, del PCC, presidido por su marido MANUEL “BARBARROJA” PIÑERO LOSADA. La misma MARTA HARNECKER que, según “BENIGNO” (DANIEL ALARCÓN RAMÍREZ), ha puesto a su nombre ingentes cantidades de dinero, sacadas de CUBA y colocadas en los bancos de SUIZA, en complicidad con “BARBARROJA”. Acá lo pasional no quita lo conveniente, ni lo comunista lo financiera.
Además de todo esto, algunas lecturas – pensamos en concreto, en las obras de FEDERICO NIETZSCHE- deben haber completado el ciclo de la incredulidad. Lo cierto es que ERNESTO GUEVARA, por manera alguna podía ser considerado un cristiano, o tan siquiera un DEÍSTA:

“NO ES UN CRISTO, ÉL MISMO SE LO ESCRIBIÓ A SU MADRE, NO CONTABA CON DIOS ALGUNO QUE LE ASEGURARA LA GLORIA”.

Pero hay más. Pasó del antropocentrismo racionalista al antropoteísmo marxista – “EL HOMBRE ES UN DIOS PARA EL HOMBRE” (LUDWING FEUERBACH)  y, tras ello, al odio por lo SACRO, por cualquier religación con la Causa Primera y ni que decir, con el Crucificado.  

En el transcurso de esta obra iremos anotando semejanzas con FIDEL CASTRO (RUZ); pues acá, ya damos con una. FIDEL, educado con los JESUITAS del COLEGIO BELÉN, renegó de las enseñanzas religiosas recibidas y practicó: “un violento odio contra el clero”. (WEYL, NATHANIEL, “La estrella roja sobre Cuba. El asalto soviético al hemisferio occidental”, Editorial Freeland, Buenos Aires, 1ª edición 1960, 1961, 211 p. p. 41). 


Por cierto, que en GUEVARA hubo un proceso que superó de lejos, el mero anticlericalismo.
Su amiga de la infancia, DOLORES MOYANO MARTÍN ha producido al respecto el siguiente relato escalofriante:

“En él había un lado sublime y otro siniestro. Nunca olvidaré cuando, siendo adolescentes, conversábamos sobre NIETZSCHE y la significación de CRISTO como “salvador de los pobres”. Obviamente ERNESTO compartía la opinión de NIETZSCHE de que JESÚS, COMO REVOLUCIONARIO, HABÍA SIDO UN FRACASO. Cuando la conversación derivó hacia la cristiandad heterodoxa de pensadores como RENÁN, UNAMUNO O KIERKEGARD, ERNESTO perdió la paciencia y dijo, alterado: “¡Estupideces! Nadería sentimental. Igual a nada”. Cuando se trata de acciones concretas, esos señores se pinchan como globos. Les aseguró que si CRISTO se cruzara en mi camino haría lo mismo que NIETZSCHE: no dudaría en pisotearlo como a un gusano baboso”. Y con la suela de su zapato aplastó un imaginario CRISTO-GUSANO sobre de la tierra. Nunca olvidaré esa escena porque prefiguraba lo que ERNESTO sería más adelante”. 

Ante ello, DOLORES MOYANO no vacila en emparentar a ERNESTO GUEVARA con PIORT VERKHOVENSKI, el revolucionario nihilista, personaje novelesco pintado por FIODOR DOSTIESVSKI en “LOS DEMONIOS”. Es decir, un endemoniado; figura literaria de SERGI NECHAYEV, conductor de la “Narodnaya Volya” (Voluntad del Pueblo), del ANARQUISMO RUSO DEL SIGLO XIX.

Asunto muy serio; de los más serios que existen. Ella seguramente, tiene sus motivos para pensar así. Datos de los que nosotros carecemos. Por lo tanto, de nuestro lado nos conformamos con vincular a ERNESTO GUEVARA con otro personaje literario. Se trata del caso del joven ladrón presentado por GRAHAM GREENE en “Brigthon Rock, parque de diversiones” (“PINKIE”, creemos que se llamaba). Pequeño delincuente dispuesto a cometer los mayores crímenes con tal de sacarse de encima el bautismo, de poder borrar el agua que le echaron en la cabeza en la pila del templo. Rebelión nacida del conocimiento de aquel sacramento, al imprimir carácter, es indeleble. Si se aceptará la comparación, el mentado “fuite en avant”, de huir hacia adelante, de cuño borgeano, BORGES, para explicar el peregrinaje perpetuo de ERNESTO GUEVARA, adquiriría otra dimensión, más escatología. Esta consistiría básicamente en la del “HOMBRE NUEVO”, roussoniano, o “superhombre” nietzscheano, de moral puritano-revolucionaria, que, al venir “LIBRE DEL PECADO ORIGINAL”, no necesitaría del sacramento del bautismo redentor. (GUEVARA, ERNESTO Che, “El socialismo y el hombre en Cuba”. México DF, Grijalbo, 1971 y/o Ernesto Che Guevara, El Socialismo y el Hombre en Cuba, Ediciones Políticas, Instituto del Libro/ La Habana, Cuba, 1967 con varias imágenes; cfr. ALMEYRA, GUILLERMO y SANTARELLI, ENZO, “Che Guevara, el pensamiento rebelde”, Bs. As., Peña Lillo, Ed. Continente, 2004, pp. 79, 80; cfr. Carta a Carlos Quijano, Semanario MARCHA, Montevideo, nº 1246, 12 de marzo de 1965; finalmente, Guevara, Ernesto “Che”, OBRAS COMPLETAS, Bs. As., Andrómeda, 2002, p. 192.

Como es sabido, tal “hombre nuevo”, no necesitará del sacramento del bautismo redentor. Como es sabido, tal “hombre nuevo”, que “se puede construir sin ninguna de las TARAS ANTERIORES”, a pura fuerza voluntad, seríamos “nosotros mismos”; o sea, más precisamente, ERNESTO GUEVARA DE LA SERNA, aquel que “injertando al olmo daría peras”; es decir, “FUISER”, o la idéntica encarnación de la UTOPÍA. Porque, desde el marqués de CONDORCET, pasando por GRACUS BABEUF,  hasta ERNESTO GUEVARA, siempre en el fondo de las actitudes modernistas, radica el progresismo igualitarista que aspira a “un Mundo Mejor”, sin dolores, muertes, pobrezas, ignorancias y demás castigos originales. El EDÉN SE TRASLADA DE SITIO, DESDE EL COMIENZO AL FINAL DE LA HISTORIA. Es lo que canta la “Internacional Comunista”:

“El día que el triunfo alcancemos
Ni esclavos ni dueños habrá.
Los odios que el mundo envenenan
Del mundo barridos serán.
El hombre del hombre es hermano,
Derechos iguales tendrá.
La tierra será el paraíso,
La patria de la Humanidad”

Ahí están sintetizadas todas las infelices ilusiones del socialismo: la tierra será el paraíso…del GULAG siberiano, del tiro en la nuca en los sótanos de la Lubianka, de las prisiones en clínicas psiquiátricas, de la delación de los hijos a los padres y la opresión sin cuento, de las “purgas” ignominiosas, de la democracia totalitaria, en fin. Allí todos serán iguales (en pobreza y esclavitud), aunque seguirán habiendo algunos más iguales que otros (los de la NOMENKLATURA y de la KGB).


En realidad, estos dos problemas que se plantean a una conciencia cristiana, en una encrucijada vital de mantener o renegar de su fe. Nosotros no podemos menos que lamentar que una personalidad excepcional, como sin duda lo fue ERNESTO GUEVARA, no hubiera perseverado en el camino de la VERDAD. Nos hubiera gustado que así fuera. Que hubiera puesto lo mejor de sí, para que el don del misterio de la Fe, no se alejara de él. Aunque no dejamos de advertir que en su difícil circunstancia, sin paradigmas verdaderamente cristianos a la vista, y sobre todo, con influjos atosigantes de la MADRE y de ABUELA, era improbable – no decimos “imposible”, porque para DIOS nada es imposible – que aquello sucediera.

Pero, claro, lo que le agrada o desagrada al historiador, carece de importancia. Los que cuentan son los desnudos hechos pretéritos; lo que realmente aconteció al sujeto del relato.

No obstante, anotamos esta obviedad dada la beatería de determinados LAICOS y CLÉRIGOS SOCIALISTAS que lo quieren RE-CRISTINIZAR a todo trance. Debe anotarse que el cadáver de ERNESTO GUEVARA DE LA SERNA en la batea en que, tras de ser lavado y aseado (dicho sea de paso, por unas MONJAS), fue colocado a la expectación pública en la localidad de VALLEGRANDE en BOLIVIA, en octubre de 1967. Es una imagen sugestiva, en la que algunos encuentran un cierto parecido con iconos de JESÚS. Bien, pero el asunto termina ahí, y no da para más. No obstante, estos neo-marxistas católicos, lo toman como un punto de partida de sus indocumentadas lucubraciones, luego de los cuales salen a proclamar a ERNESTO GUEVERA un “santo”: San Ernesto de la Higuera. Un caso de éstos, entre tantos, lo constituyó el cura tercermundista y pro-tupamaro uruguayo JUAN ZAFFARONI, quien declaró a ERNESTO GUEVARA su “santo laico favorecido”. Provocando el siguiente comentario de DANIEL JAMES:

“GROTESCA DEMOSTRACIÓN DE IDOLATRÍA, EXTRAÑA POR COMPLETO A LA TRADICIÓN CRISTIANA”. (JAMES, DANIEL, op. Cit. p. 27).  

El propio GUEVARA, durante su vida, se sintió molesto por ese tipo de suposiciones beatas. Una vez (15 de julio de 1956), le aclaró a su madre:

“NO SOY CRISTO, NI FILÁNTROPO, VIEJA, SOY TODO LO CONTRARIO DE UN CRISTO”.

ERNESTO, sostiene “CALICA” FERRER, era “totalmente anticlerical, como yo”. En ocasión de la muerte de su tía EDELMIRA MOORE DE LA SERNA, ERNESTO GUEVARA ESCRIBIÓ ESTA NOTA DE PÉSAME: “Es muy difícil enviar palabras esperanzadas en estas circunstancias y lo es más para mí, que por razones que emanan de mi posesión frente a la vida ni siquiera puedo insinuar el consuelo religioso que tanto ayudó a EDELMIRA en sus últimos años”. Es obvio que ERNESTO confundía, a propósito, lo religioso con lo clerical, para poder embestir CON ESTO CONTRA AQUELLO.

Un dato: en el Hospital General de la ciudad de MÉXICO, donde trabajaba en 1954, atendió a una anciana paciente asmática, de nombre MARÍA, que murió asfixiada. Conmovido por la situación, ERNESTO GUEVARA le escribió una poesía, cuyos primeros eran:  

“Pobre vieja María…
No ruegues al dios inclemente que negó tus esperanzas toda tu vida”

Ya instalado en la Sierra Maestra cubana, en 1957, una de las combatientes, OMIRIA GUTIÉRREZ, memoró años después:

“No puedo olvidar la primera noche que ERNESTO GUEVARA conversó conmigo… Habló sobre mis ideas religiosas y eso me hizo preguntarle si él era religioso. NO, me contestó, NO PUEDO SER RELIGIOSO PORQUE SOY COMUNISTA”.

Acá se apreciaba que ERNESTO GUEVARA, a diferencia de tantos de sus lejanos discípulos “católicos progresistas”, tenía bien en claro la contradicción de las doctrinas. Obviamente, para el marxismo la religión es “EL OPIO DEL PUEBLO” y para el CATOLICISMO el Comunismo es “INTRÍNSECAMENTE PERVERSO”. La principal razón reside en la dialéctica hegeliana que, al NEGAR al ser de las cosas creadas, niega al Ser mismo y a la Creación. NO HAY, pues, MODO DE CONCILIARLOS. Al respecto es de consulta ineludible la obra de WACKENHEIM, CHARLES. “LA QUIEBRA DE LA RELIGIÓN SEGÚN KARL MARX”, Barcelona, Península, 1973; obra glosada en: “El marxismo y la religión, en: ETHOS. Revista de Filosofía Práctica, Bs. As., , vol. 4/5, 1976-1977, pp. 267-285.
Y GUEVARA responde que el tango que él prefiere es el que dice: YO QUIERO MORIR CONMIGO, / SIN CONFESIÓN Y SIN DIOS,/ CRUCIFICADO EN MIS PENAS, / COMO  ABRAZAO A UN RENCOR…

BIEN HA DICHO FEDOR DOSTOIEVSKI que el comunismo no es problema económico sino un problema RELIGIOSO. Si ello es así, ya tenemos averiguada la principal causa del comunismo de ERNESTO GUEVARA DE LA SERNA.  

Habría que convenir en que, cuanto menos, ERNESTO GUEVARA era completamente a-religioso. Teniendo presente esa conclusión, se entiende lo que en una ocasión le explicó a RICARDO ROJO:

“He leído no sé dónde”, me dijo a propósito de esta herida, “que la bala fue detenida por un medalla religiosa que llevaba yo colgando del cuello. JAMÁS HE USADO MEDALLA DE NINGUNA CLASE”.

Segunda conclusión: que nadie, pues, bajo ningún pretexto, le ponga ahora, post-mortem, medalla religiosa alguna.  

*FUENTE: ENRIQUE DÍAZ ARAUJO, “ERNESTO GUEVARA DE LA SERNA, aristócrata, aventurero y comunista (1928-1956)”,  Ediciones del VERBO ENCARNADO, SAN RAFAEL, MENDOZA, Año 2008, 420 pp.

*Bibliografía:
 
* ERNESTO CHE GUEVARA, El Socialismo y el hombre en Cuba. Ediciones Políticas. Instituto del Libro. La Habana, Cuba, 1967.
* ERNESTO CHE GUEVARA, “Escritos Económicos”, Cuadernos de Pasado y Presente 5, Córdoba. 4ª edición, 1973.  
* NATHANIEL WEYL, “La estrella roja sobre Cuba”, Editorial Freeland, Buenos Aires, abril de 1961.
* WACKENHEIM, CHARLES, “La quiebra de la Religión según KARL MARX”, Barcelona, Península, 1973.
* POST, WERNER, “La Crítica de la Religión en KARL MARX”, Barcelona, Editorial Herder, 1972. 

*“con excesiva ligereza, redujo a puro misticismo”, a simple acomodación y consuelo del más allá, haciéndolo objeto de una fe ciega, no se resuelve en una “orto-doxia, sino que pasa a ser objeto de una orto-praxis”.  J. B. METZ, Teología política, p. 300*.   


DIARIO PAMPERO  Cordubensis Nº 441
*EDITÓ: gabrielsppautasso@yahoo.com.ar DESDE EL BUNKER  y el aristócrata, aventurero y comunista por el egregio historiador D. ENRIQUE DÍAZ ARAUJO. Córdoba de la Nueva Andalucía, 24 de abril de 2012. Gspp*.

2 comentarios:

ricardo algorta dijo...

Sr. Diaz Araujo: Lo felicito por el texto que demuestra claramente la incompatibilidad entre el che guevara, todo movimiento comunista y la Fe católica. No extraña que algunos quieran unir ambas posturas ya que al venir del diablo estos movimientos, siendo este el padre de la mentira, facilmente confunde a quienes no acuden a la ayuda de la gracia. Por ello, como nadie está libre a sus acciones sugiero a todo aquel que quiera conservar su fe bautismal que rece a diario y acuda con frecuencia a la confesión y comunión, ya que como dijo el Señor "sin mi no podeis hacer nada".

pili 9042 dijo...

Este artículo está lleno de datos interesantes y reveladores difíciles de encontrar aún en internet.
Un saludo
Pili9042