sábado, abril 11, 2009

Creación de la Comandancia Política y Militar de nuestras Islas Malvinas el 10 de junio de 1829


“Hoy más que nunca, el que ha nacido en el hermoso país situado entre la cordillera de los Andes y el Río de la Plata tiene derecho a exclamar con orgullo: Soy argentino”. Rafael Obligado.

I) …En las barrancas que hacia el puerto ondulan
Y avanzan al canal,
Do vela el sueño de gloriosos muertos
La solitaria cruz de ñandubay…

“… en los dominios de mis antecesores, en las riberas del Paraná, se libró un combate famoso con dos escuadras extranjeras. Allí murieron centeneras de argentinos. Sobre esas tumbas, mi familia elevó en aquella época una cruz, “la solitaria cruz de ñandubay” que menciono en El Hogar Paterno. Ante aquella cruz, mi madre nos llevaba a orar, nos contaba la historia de los mártires allí enterrados, nos hacia tejer coronas de flores del aire, abundantes en los talares inmediatos, para entrelazarlas en ofrenda a los brazos de esa cruz, - y así, en esa lección sublimemente práctica, aprendimos sus hijos a amar a Dios, a la Patria y a sus héroes, ¡Toda la ciencia actual, todos sus análisis, todas sus afirmaciones, no arrancarán de mí esa lección imperecedera: ese clamor que de tantos compatriotas muertos, bajaba por los labios de mi madre a mi corazón de niños!”.
Confesiones acerca de mis poesías.

(Páginas íntimas para el Dr. Carlos F. Melo, escritas a su pedido), de RAFAEL OBLIGADO, en Obra citada, pág. XXXVI.
El poeta RAFAEL OBLIGADO, nuestro numen que preside nuestros trabajos, nació en Buenos Aires en vísperas del pronunciamiento de URQUIZA, el 27 de enero de 1851. Era descendiente por parte de su madre, DA. MARÍA ORTIZ y URIÉN, del Virrey OLAGUER FELIÚ. Ver Confesiones cit., en Obra cit., pág. XXXVI.

“Hoy más que nunca, el que ha nacido en el hermoso país situado entre la cordillera de los Andes y el Río de la Plata tiene derecho a exclamar con orgullo: Soy argentino”. Rafael Obligado.

“…en el lindo país que me hospeda y tantos goces brinda al que es de fuera, sin hacer agravio a su bandera beso con amor los colores argentinos y me siento vano al verles más ufanos y dignos que nunca”. J. B. ALBERDI.

“¡Enigmático y grande! Su figura
Se erguirá en la granítica futura,
Grande apoteosis que en los tiempos flota.
Cuando el rebato de los odios viejos
Toque a silencio, y se destaque lejos
Su apostura de gaucho y de patriota”.

Julio Oyanarte - Bronces Futuros.

“Como resultado de la heroica resistencia federal a la segunda coalición antiargentina, SE ROBUSTECIÓ Y CONSOLIDÓ el desleído espíritu nacional. En 1835 éramos un reñidero de “cacicazgos hostiles” en vías de balcanización definitiva, respondiendo, muchas veces inconcientemente, a sutiles planes de misteriosas fuerzas ocultas; en 1850, la Argentina en cambio era una Patria, libre y soberana, fruto de una voluntad política, y respetada por las más grandes Potencias del mundo. La escuadra de la futura emperatriz de las Indias orientales la había desagraviado con veintiún tiros de cañón, e igualmente la marina del presidente-emperador Luis Bonaparte (NAPOLEÓN III). Y a pesar de todas las calamidades que había padecidota Confederación Argentina, a pesar de la sangrienta guerra civil y del inicuo bloqueo y conflicto internacional, el país progresaba, y progresaba a pasos de gigante”. (ADOLFO SALDÍAS: Historia cit., T. III, cap. LXII, pág. 336).

II) Con motivo de cumplimiento un nuevo aniversario de la designación de DON LUIS VERNET como comandante político y militar de las Islas Malvinas, resulta propicia la ocasión para referirnos a uno de los grandes temas nacionales, cual es el de nuestra indiscutible soberanía en esas lejas pero queridas islas. Consideramos de fundamental importancia el esclarecimiento de estos temas entre nuestro pueblo en general, y entre nuestra juventud en particular, ya que ellos, los jóvenes de hoy, tendrán en sus manos la conducción de gestiones decisivas en el tema que nos ocupa. Si los jóvenes de hoy no desean experimentar desviaciones o incomprensiones de los grandes problemas nacionales futuros cuando sean hombres deben estudiar celosamente estos problemas estos problemas desde su origen en forma clara y objetiva y acompañar esa evolución, y de sus efectos. Deberán analizar cómo se relacionan nuestros problemas con el escenario mundial en primer término, luego en el panorama regional y finalmente en el marco nacional. Todo ello con objetividad, sin preconceptos ni “slogans” limitativos y con profundo sentido histórico y patriótico.
¿Qué sucedió UN 10 DE JUNIO? Cronológicamente hubo dos días que señalan hechos importantes en las Islas Malvinas:

a) EL 10 DE JUNIO DE 1770 LOS ESPAÑOLES DESALOJARON A LOS INGLESES DE PUERTO EGMONT.
b) EL 10 DE JUNIO DE 1829 FUE DESIGNADO DON LUIS VERNET COMANDANTE POLÍTICO Y MILITAR DE MALVINAS.

Esta última fecha fue elegida seguramente en forma deliberada por nuestro gobierno para que coincidiera con la primera; y estos hechos significativos son propicios para evocarlos y para referirnos a la gran problemática de Malvinas. Los motivos por los cuales sostenemos que las Malvinas son argentinas pueden agruparse en tres áreas: histórica, jurídica y geográfica.

1) RAZONES HISTÓRICAS

Nuestra Soberanía surge por sucesión natural de España, NACIÓN que ejercía su dominio en virtud de la Bula de ALEJANDRO VI de 1493, ratificada al año siguiente por el tratado de Tordesillas. Por tales documentos se distribuyeron las tierras americanas, incluso las no descubiertas, en Espala y Portugal. Con la Revolución de Mayo las islas pasaron a depender de la Argentina y así fue reconocido por España y por todos los países con los cuales la Argentina mantenía relaciones amistosas.
Sin embargo, este derecho fue vulnerado por la ocupación o usurpación inglesa de 1833 materializada por la amenaza de la corbeta de guerra Clío, que intima a la guarnición argentina apuntando al puerto con sus cañones, desembarcando tropas e izando el pabellón británico.
Sin bien la ocupación fue el “hecho terminal” del proceso, es ejemplarizador referirnos brevemente a etapas que precedieron a este evento y que contribuirán a esclarecer el proceso global desde el punto de vista histórico. Estas etapas intermedias, entre el descubrimiento y la ocupación, son muchas, pero las resumiremos en grandes rasgos en las siguientes:
El descubrimiento de las islas, según las más recientes investigaciones, corresponde a Américo VESPUCIO en 1501. Luego estas islas son incluidas en la cartografía española con el nombre de San Antón. La primera ocupación corresponde a Francia en 1764 y el nombre de Malvinas (MALOUINES) deriva del puerto de origen de la mayoría de sus ocupantes: Saint Malo. Pero España reclama por esta ocupación de las islas que consideraba suyas y FRANCIA SE RETIRA EN 1767, PREVIA PERCEPCIÓN DE UNA INDEMNIZACIÓN.
En 1776 los ingleses habían desembarcado y ocupado Puerto Egmont, motivando la reacción de los españoles quienes, por orden del gobernador BUCARELLI, cañonean al fuerte y a las naves británicas logrando su rendición precisamente el 10 de junio de 1770. Inglaterra protesta ante España, quien recurre a Francia, país que aconseja que negocien directamente con los ingleses. Así, Espala desautoriza a BUCARELLI y transa en restituir temporariamente Puerto Egmont a los ingleses a fin de evitar un conflicto bélico. Esto ocurre en 1771. Pero en una cláusula secreta se conviene que los ingleses desalojaran el puerto en 3 años, lo que demuestra el reconocimiento de la soberanía permanente de España. Inglaterra evacua las islas en 1774, quedando en poder de España. En total España administró las islas durante cuarenta y tres años. La soberanía argentina comenzó a ser ejercida automáticamente el 25 de mayo de 1810 (permisos de caza de lobos, envío de presidiarios, etc.). En 1820 se reprime la caza indiscriminada de lobos enviando la goleta Heroína, cuyo comandante de las islas e iza nuestra bandera nacional el 9 de noviembre de ese año. NINGÚN GOBIERNO PROTESTÓ POR ESTA TOMA DE POSESIÓN. Hasta 1828 se suceden distintos gobernadores argentinos en las islas con carácter oficioso, al estilo de “concesionarios” del gobierno de Buenos Aires, pero el 10 DE JUNIO DE 1829, DON LUIS VERNET ES NOMBRADO COMANDANTE POLÍTICO Y MILITAR DE LAS ISLAS MALVINAS. El Encargado de negocios de Gran Bretaña protestó por la designación de VERNET, fundando su reclamo en inexactitudes (se atribuían el descubrimiento y la ocupación de las islas habiendo sido atacados por los españoles). Pero he aquí un episodio en el marco internacional, de decisiva importancia en el futuro de las islas.
En agosto de 1831 VERNET captura tres barcos cazadores de focas norteamericanos que cazaban sin autorización. Como represalia, los Estados Unidos de América en envía, en diciembre de 1831, la fragata Lexintong, cuyo comandante atacó brutalmente a Puerto Soledad (inutilizó la artillería, quemó la pólvora, y tomó prisioneros). Estados Unidos de América NO PRETENDÍA SOBERANÍA sino “libre pesca”. Esto manifestó a las autoridades británicos el encargado de negocios norteamericanos en 1832 antes de abandonar Buenos Aires. Pero este encargado de negocios agregó: Si Gran Bretaña encontraba justificado que una “horda de piratas” argentinos ocupara las islas molestando el comercio norteamericano. Por lo expuesto no caben dudas de la convivencia secreta EE.UU. – INGLATERRA para la ulterior ocupación británica. El 1º de enero de 1833 entró en las islas la corbeta de guerra británica Clío y amenazó al comandante PINEDO con bombardear el puerto, en nombre del jefe de las “Fuerzas Navales de Su Majestad Británica en el Atlántico Sur”. PINEDO, con reducidas fuerzas, capituló. Su conducta fue severamente juzgada en Buenos Aires, siendo destituido (salvo la pena de muerte por escaso margen). Hemos llegado a la usurpación británica de 1833, pero, como se ha visto el relato histórico expuesto abona a favor de nuestra soberanía.

2) RAZONES JURÍDICAS

A PARTIR de esta usurpación se inician nuestras reclamaciones diplomáticas. TRATADISTAS de derecho internacional han probado la legalidad de la posesión argentina basada en:

a) La Bula pontificia y el Tratado de Tordesillas.
b) La sucesión natural como posesión española, al emanciparse Argentina.
c) El acatamiento de la soberanía argentina por gobiernos extranjeros.
d) Por la ocupación argentina y por el ejercicio de actos administrativos en forma continuada hasta la agresión británica de 1833.

3) RAZONES GEOGRÁFICAS

Nuestro país posee sobre el océano Atlántico poco más de 4.700 kilómetros de costas, pero, además de ese contorno litoral, nuestra plataforma submarina, es decir, el fondo del mar adyacente a la costa que se prolonga hasta unos 200 metros de profundidad, es extraordinariamente extenso en superficie. En otras palabras, si suponemos hipotéticamente que las aguas del Mar Argentino bajaran 200 metros, la porción de la plataforma continental que emergería tendría una superficie más o menos equivalente a la nuestra Patagonia. Es muy pocos países los litorales marítimos poseen escalones continentales tan amplios como el nuestro. La profundidad de 200 metros que define el escalón continental está dada por la distancia hasta el cual penetran los rayos del sol, siendo posible en su seno en su seno la vida vegetal y animal, que es fuente de riqueza. Por estar ubicadas las Islas Malvinas dentro de nuestra plataforma continental, que nos pertenece, es evidente que desde el punto de vista geográfico, también esas islas nos pertenece.

Hechos recientes confirmatorios de nuestra soberanía nacional

Finalmente, los hechos más recientes confirmatorios de nuestra soberanía en las islas.
- Incidente del “Regina Prima”: El domingo 2 de marzo de 1975 se produjo un hecho que merecería días después ser calificado por un vespertino porteño de “reivindicación de la Soberanía Argentina en las Malvinas”. El suceso fue éste: al llegar la motonave “Regina Prima”, con un contingente de turistas argentinos y extranjeros a su bordo, a Puerto Stanley (ex puerto Soledad), el vicegobernador inglés de las islas comunicó al capitán de la nave que, para dejar descender al pasaje en el lugar en el lugar, debía izar la bandera británica en el buque. El capitán, que tenía instrucciones precisas del suscripto, en ese momento presidente de ELMA, a respecto, rechazó la condición impuesta por los ingleses y emprendió el regreso hacia la Argentina continental, sin ARRIAR la enseña celeste y blanca.

- Ataque del destructor “Almirante Storni” al buque inglés “Shackleton” (1977) : El día 4 de febrero de 1976 el destructor “Almirante Storni” que avistó a unas 80 millas al sur de las Islas Malvinas al buque británico “Shackleton” que estaba realizando investigaciones científicas en nuestra plataforma continental sin haber solicitado permiso. Al ser avistado por el destructor, el “”Shackleton” prosiguió en su tarea ante; antes de esa situación, el comandante de la nave argentina efectuó disparos reglamentarios a proa en su tarea; actitud que tampoco fue tenida en cuenta por el capitán de la nave británica, quien comunicó que llevaba explosivos. Ateniéndose a estas circunstancias, el “Almirante Storni” no adoptó otras medidas de fuerza para evitar que la situación tomara mayor gravedad, y siguió al “Shackleton”, que a una velocidad de 10 nudos puso rumbo a las Islas Malvinas.
- Informe Shackleton (1977): De informe Shackleton elevado por Lord Shackleton al secretario de Estado para Asuntos Exteriores en julio 1976. Del texto de este informe pueden extraerse conclusiones de la gravitación efectiva de Argentina en las Malvinas, a las cuales ha arribado el propio Lord Shackleton. Esta es la reseña del Capitán de navío MARIO R. CHINGOTTO.


Editó Gabriel Pautasso
gabrielsppautasso@yahoo.com.ar
DIARIO PAMPERO Cordubensis Nº 213


IR a la portada de Diario Pampero Blog