miércoles, abril 01, 2009

Hans Rudel: El “As” de los “Stukas”


"AQUÍ LA MÁS PRINCIPAL
HAZAÑA ES OBEDECER
Y EL MODO COMO HA DE SER
ES NI PEDIR NI REHUSAR
AQUÍ EN FIN LA CORTESÍA
EL BUEN TRATO LA VERDAD
LA FIRMEZA LA LEALTAD
EL VALOR LA BIZARRIA
EL CRÉDITO LA OPINIÓN
LA CONSTANCIA LA PACIENCIA
LA HUMANIDAD Y LA OBEDIENCIA
FAMA HONOR Y VIDA SON
CAUDAL DE POBRES SOLDADOS
QUE EN BUENA O MALA FORTUNA
LA MILICIA NO ES MAS QUE UNA
RELIGIÓN DE HOMBRES HONRADOS”.

CALDERÓN

*HANS ULRICH RUDEL*, el más grande héroe del aire, el “Piloto de Stukas”. A LO LARGO DE ESTAS PÁGINAS VEMOS DESARROLLARSE TODA UNA VIDA LLENA DE AVENTURAS Y EMOCIONES, MARCADA SIEMPRE POR SU VALENTÍA Y ARROJO. EL BALANCE DE SUS ES IMPRESIONANTE, LO QUE LE VALIÓ GANAR LA MAYOR CONDECORACIÓN GANADA POR SOLDADO ALGUNO EN LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL, Y DISEÑADA POR EL PROPIO FÜHRER ADOLFO HITLER. LA VIDA DE HANS RUDEL HA SIDO VERDADERAMENTE UNA VIDA DE HÉROE.


Sus 2.530 vuelos de guerra son ya de por sí una hazaña casi admirable, dado que un buen piloto ALIADO no realizaba nunca más de 100 o 150 vuelos. Hundió dos cruceros (los libros hablaban hasta ahora de sólo uno) y un destructor. Derribó 9 aparatos enemigos, incluso de caza, con su pequeño bombardero JU 87. Y, sobre todo, destruyó 559 carros de combate soviéticos, lo que le convierte en un “as” de la Luftwaffe muy especial, dado que sus derribos eran blindados y no aviones. Su fe en la lucha que llevaba a cabo y su pasión le llevaron a seguir volando incluso cuando sus superiores se lo prohibieron. Así, cuentan 519 blindados destruidos en las cifras oficiales pero a éstas hay que sumar 40 tanques de guerra más que fueron añadidos al “score” de su escuadrilla o de otros camaradas, dado que él no podía hacerlo debido a esta prohibición de seguir volando.


LA PROEZA de la destrucción del acorazado SOVIÉTICO “Marat”, al introducir con certeza y peligrosa puntería su bomba por la chimenea del buque soviético, sellan una carrera militar más que brillante.
Por si fuera poco, RUDEL se convirtió después de la guerra, y con una pierna ortopédica, en un andinista de primera, realizando proezas igualables a las de los mejores a las de los mejores escaladores.

Pero lo que da más valor a su vida, ha sido, sin duda, su Fidelidad. Su fidelidad a sus principios, su fidelidad a la Idea por la que luchó y arriesgó su vida cuando sólo contaba 28 años. Vida marcada para siempre.

Sus libros, entre ellos “Piloto de Stukas”, su ejemplo ha servido de alimento espiritual a muchos jóvenes que encontraron en él Ideal de vida a seguir. ¡Dos millones de ejemplares! Vendidos de su principal obra sólo en Estados Unidos, dan buena muestra de la popularidad alcanzada por este Héroe, incluso en las naciones que le combatieron y destrozaron su Patria.
Murió el 18 de diciembre de 1982 en su patria a los 66 años de edad.

Editó Gabriel Pautasso
gabrielsppautasso@yahoo.com.ar
DIARIO PAMPERO Cordubensis

IR a la portada de Diario Pampero Blog