jueves, mayo 14, 2009

Montoneros, los grupos originarios

Exposición presentada en el CEDINCI en Agosto 2003.(Centro de Documentación e Investigación de la Cultura de Izquierdas en la Argentina) Nº 5 y 6/7).

Por Ignacio Vélez Carreras

Ignacio Vélez Carreras: miembro del grupo fundacional de Montoneros.

Este grupo es el grupo de compañeros conocido como “los de La Calera”, estaba formado por LUIS LOSADA, PEPE FIERRO, CARLOS SORATI, LUIS RODEIRO e IGNACIO VÉLEZ, de nivel ideólogos.
El debate fue intenso y democrático (de presos) y la producción crítico – redacción de sus tramos esenciales – (El Documento de los Sabinos, Crítica a Montoneros desde Montoneros – El “Documento Verde”, julio de 1972); fue coordinado por LUIS RODEIRO (a) EL NEGRO, dicen que tenía una “sólida formación y mayor experiencia política. Aquí y ahora, periodista en varios medios progresistas como LW1 Radio Universidad, Canal 10 y La Voz-diario de Clarín.
Formaban parte del grupo también JORGE COTTONE, TONY RIESTRA y CARLOS FIGUEROA. En el “exterior”, la articuladora con la columna Sabino Navarro “real” fue la inolvidable “compañera” MARÍA GRACIELA DOLDÁN (“MARÍA” o “la petisa”, quien está detenida desaparecida, fue vista en La Perla, según la vertiente montonera.

Por la vertiente clerical, está el RP GUSTAVI MORELLO SJ, jesuita liberacionista No ignaciano (ex tercermundista) de la línea ARRUPE-KOLVENBACH-NICOLÁS, estrechamente vinculado al jesuita rector de la UCC, RP JORGE VELASCO.
Ver “Apuntes sobre la vida de JUAN GARCÍA ELORRIO”, la revista Cristianismo y Revolución que convocó a la militancia judeocristiana con un discurso que reivindicaba el compromiso con los pobres a través de la vía revolucionaria. Aquí, Lucha Armada nº 7 el autor reconstruye la historia de su principal inspirador.
Este jesuita GUSTAVO MORELLO, apoyado por el jesuita rector, RP Lic. RAFAEL VELAZCO y su entorno judeocristiano laico y clérigo, es docente teólogo y autor de Cristianismo y Revolución. Los orígenes intelectuales de la guerrilla argentina, EDUCC, 2003. En los agradecimientos de este libro, figuran HORACIO CRESPO, JOSÉ ALESSIO, MIGUEL PETTY SJ, LILA PERREN DE VELASCO y su hijo el jesuita rector UCC, RAFAEL VELAZCO, ERIO VAUDAGNA, ARMANDO ANDRUET (actual presidente del Superior Tribunal de la Justicia), JULIO CÉSAR MORENO, y nuestros conocidos IGNACIO VÉLEZ CARRERAS, de la “sagrada familia” del Poder Judicial de Córdoba y su mentor y camarada montonero, el periodista LUIS “NEGRO”RODEIRO.
Siguiendo con la vertiente clerical en relación a IGNACIO VÉLEZ CARRERAS, en otro número de Lucha Armada nº 9, “Arquetipo del compromiso militante en la revista “Cristianismo y Revolución” por el historiador de la UBA, ESTEBAN CAMPOS. Se refiere que “La revista era una herramienta de agitación y propaganda entre 1966 y 1972, publicado por ex seminarista JUAN GARCÍA ELORRIO y su compañera CASIANA AHUMADA, que denunciaba la dictadura de ONGANÍA-LEVIGSTON y LANUSSE, y al mismo tiempo se solidarizaba con los procesos revolucionarios del Tercer Mundo, vinculándose con otros grupos similares en Chile y Uruguay. Se repartía en facultades o en las reuniones de sacerdotes que simpatizaban con las luchas sociales. Tal como lo presenta el jesuita teólogo RP GUSTAVO MORELLO en la pág. 147-148 de su Cristianismo y Revolución .Los orígenes intelectuales de la guerrilla argentina. Universidad Católica de Córdoba, 2003, pág. 147-148. Dice ESTEBÁN CAMPOS que habría analizar las figuras de SANTIAGO PAMPILLÓN, CAMILO TORRES RESTREPO y CHE GUEVARA. Se destacan como uno de los grupos (como el IGNACIO VÉLEZ CARRERAS) fundadores de la organización Montoneros.

Sostiene el jesuita RP GUSTAVO MORELLO SJ en su libro citado que “A estos primeros miembros se le sumarían los integralistas de la Universidad Católica de Córdoba: EMILIO MAZA, JOSÉ SABINO NAVARRO y JORGE GUSTAVO ROSSI, de la JOC (Juventud Obrera Católica); y CARLOS CAPUANO MARTÍNEZ, de la JEC (Juventud Estudiantil Católica). El Comando Camilo Torres tenía, hacia mediados de 1967, 30 militantes. Se dividían en tres células, y se suponía que el militante sólo conocía a sus compañeros de células. NORMA ARROSTITO era una de ellos. Todos coincidían con la Iglesia tercermundista -expresa el jesuita MORELLO - aún sin ser católicos, pero iban más allá: la violencia revolucionaria sería necesaria para tomar el poder.
En julio se organizó un encuentro con otros militantes del interior del país: participaron EMILIO MASA y IGNACIO VÉLEZ, de Córdoba; MARCELO NIVOLI de Santa Fe y ARMANDO JAIME de Salta. La discusión era si se optaba – agrega MORELLO – por la vía insurreccional o por un foco guerrillero a lo ChE GUEVARA.
EN NOTA 74 de las págs. 148 Y 149, se ha historiado aquellos años, diciendo “IGNACIO VÉLEZ y EMILIO MAZA conocen a JUAN GARCÍA ELORRIO en octubre de 1966, en la reunión de Unquillo (Cf. CyR 2-3). Además de corresponsales, distribuidores, etc., fueron los representantes orgánicos del grupo en Córdoba. Según testimonio de IGNACIO VÉLEZ para este trabajo, para ellos fue muy importante la experiencia en torno a la Parroquia Universitaria de Cristo Obrero. En este se gestaron, durante 1966-1967, los grupos de cristianos revolucionarios cordobeses que participarán activadamente en la construcción de Montoneros. La parroquia, a cargo de los sacerdotes DELLAFERRERA y GAIDO, se comunicaba por un patio interno con el Hogar Sacerdotal, en donde vivían ANGELELLI, ECHEVERRÍA y ALBERTO “BETO” ROJAS, junto al padre FUGANTE, habían sido capellanes del Liceo Militar General Paz. Desde el Liceo se formó una comunión de ideas entre los capellanes, VÉLEZ y MAZA, que continuó en los años posteriores. El Hogar Sacerdotal era un lugar de reunión diario donde se debatía el “compromiso de los cristianos”; también participaban de estos grupos MONSEÑOR ANGELELLI (¿ o Satanelli?) y el padre MILÁN VISCOVICH . Según VÉLEZ, el debate era intenso, apasionante. Se discutían encíclicas, Medellín, Teilhard de Chardin, los materiales que llegaban de la Revolución Cubana. Recuerdo como si fuere hoy, dice IGNACIO VÉLEZ, cuando nos llegó el mensaje de la OLAS y la brutal violencia que significaba para nosotros como cristianos esta imperativa urgencia por asumir la violencia en defensa del pueblo explotado. En torno a la parroquia y el hogar sacerdotal, se formó el MUCO, Movimiento Universitario de Cristo Obrero. La huelga de hambre de los estudiantes, hegemonizada por el sección estudiantil universitario Integralismo, del cual MAZA era dirigente; y una asamblea de cientos de estudiantes enfrentados a ONGANIA marcan el fin de esta experiencia de activismo estudiantil, hacia fines de 1966. Los límites de la lucha estudiantil, en tanto que sectorial, llevaron a la mayoría de los estudiantes universitarios se lanzara a un trabajo de BASE en Córdoba capital, sede de la Universidad, nacional y católica, con un compromiso explícito por los más pobres, asumiendo la identidad peronista. Estos fueron los comienzos del Peronismo de Base en Córdoba. Un grupo minoritario, integrado por VÉLEZ CARRERAS, MAZA, HÉCTOR ARAUJO, el Padre ROJAS y otros, compartiendo los objetivos políticos pero no la estrategia, formaron el grupo de Cy R en abril de 1967. Esto incluía la Revista Cristianismo y Revolución (GARCÍA ELORRIO), el Comando CAMILO TORRES, y un poco más tarde, al Peronismo Revolucionario. Serán el grupo fundacional de de MONTONEROS. Habían asumido la necesidad de dar una respuesta política al sistema que “explotaba” a los “pobres”, según el tercermundismo clerical.

Testimonia IGNACIO VÉLEZ CARRERAS: “En esa época vinimos a Buenos Aires y CARLOS MUJICA nos propuso y nos llevó a la Villa de Retiro; sugiriéndonos que compartir los sufrimientos y las privaciones de los más humildes era el camino necesario para surgir de allí como “hombres nuevos” en el camino de la liberación, en la imitación de Cristo. Nos negamos. Ya habíamos dado el paso hacia la militancia política con una crítica muy profunda al asistencialismo y a la tarea social que llevaba humillantes paliativos al drama social de nuestros hermanos. El “sistema” reproducía en forma permanente la explotación. Las palabras sobraban. Como decíamos en CyR , “EL DEBER DE TODO CRISTIANO ES SER REVOLUCIONARIO, Y EL DEBER DE TODO REVOLUCIONARIO ES HACER LA REVOLUCIÓN”.

En la Introducción de Lucha Armada nº 2, decíamos, “Pertenezco a un grupo de compañeros en el que estamos algunos de los fundadores de MONTONEROS que, a partir de nuestra detención en julio de 1973, comenzó a planear posiciones críticas en relación con el accionar de la organización, lo que provocó nuestra separación en 1973.
Este proceso de discusión crítica se produjo en la cárcel, mientras en “el exterior” se profundizaba en un accionar de la organización que consideramos desviaciones, producto de concepciones erróneas. Con paciencia de presos, elaboramos un documento importante, my crítico, que no fue respondido por la organización pese a nuestros intentos de generar un debate interno. Nos separamos de MONTONEROS el 25 de mayo de 1973 cuando salimos amnistiados.
Nos sumamos entonces a la columna SABINO NAVARRO DE CÓRDOBA que había asumido nuestro documento como propio. “Los Sabinos” teníamos una posición duramente crítica al accionar de MONTONEROS, a su relación con PERÓN y el movimiento popular; a su práctica militar (que caracterizamos como foquista y militarista). Esta crítica alcanzaba también a las organizaciones armadas en general.

De Consulta: LUCHA ARMADA nº 2; Documentos de los Sabinos, Crítica a Montoneros desde Montoneros. El “Documento Verde”, julio de 1972. LUCHA ARMADA nº 5; LUCHA ARMADA nº 7; LUCHA ARMADA nº 9; Políticas de la Memoria nº 5 y Políticas de la Memoria nº 6/7; GUSTAVO MORELLO SJ Cristianismo y Revolución. Los orígenes intelectuales de la guerrilla argentina; UNA HISTORIA CON SENTIDO, publicación de la Universidad Católica de Córdoba 1956-2006, dirigida por MARCELA B. GONZÁLEZ.


Editó Gabriel Pautasso
gabrielsppautasso@yahoo.com.ar
Con el aporte de Jorge Di Napoli.
Para: DIARIO PAMPERO Cordubensis Nº 251

IR a la portada de Diario Pampero Blog

1 comentario:

horacio ricardo palma dijo...

HOMENAJE

Marchamos solemnes
invictos, gloriosos
lamento de muchos
insultos, de pocos
corazón latente
ordenan la lucha
sangre derramada
hermanos en lucha
injusta justicia
jamás nos oirás
ordenes de arriba!
silencio mortal!
digamosle, basta!
emerjamos fieros
plantemos semillas
unidad y acción
toque de silencio
altivo el honor

Poema dedicado a todos los que lucharon por la patria