viernes, mayo 08, 2009

Traiciones en Malvinas


Esto me llegó.
Y no se olviden que -como decía el ilustre poeta isabelino- Lo peor aún está por venir.
Suerte.
Ricardo Bernotas

En la foto: Nicolás Kasanzew

El almirante Anaya me relató (tengo entendido que obviamente no sólo a mi; también por ejemplo al poeta y escritor Juan Luis Gallardo) que, en cuanto comenzaron las hostilidades, el Servicio de Inteligencia Naval infiltró micrófonos en la oficina del residente de la CIA en Buenos Aires, quien se había convertido asimismo en el residente de los servicios británicos en nuestro país.

Por esa oficina durante el curso de la guerra pasó toda una amplia gama de políticos, sindicalistas y militares que estaban a favor de una derrota argentina y aspiraban a que esa derrota fuera lo mas rápida posible. Y así lo expresaban con frases del tipo: "¿Por qué están demorando tanto? !¿Que esperan para sacarlos de Malvinas de una buena vez?!", y otras del mismo tenor.

Las desgrabaciones de esas expresiones fueron incluidas por Anaya en su libro de memorias, que fue puesto bajo siete llaves en algún lugar seguro. El almirante me dijo que la publicación de ese material hubiera sido demasiado explosiva y deletérea para el país y por eso la postergaba para tiempos más apropiados.

Tengo entendido que sus deudos consideran que esos tiempos aún no han llegado.

Nicolás Kasanzew
Veterano de Guerra de Malvinas y Periodista


En la oportunidad que hubo un acampe en la plaza de la republica de veteranos de guerra, pusimos una carpa donde daban charlas veteranos de guerra, entre ellos hubo un piloto de Dagger y contó lo que voy a decir:

El nos dijo que mientras estaban desembarcando los britt en San Carlos, había observadores, y además se sabia de hacia unas cuantas horas que el desembarco seria en ese lugar, la cosa es que todos los aviones de las fuerzas armadas argentina estaban desde hacia horas a la espera con sus pilotos en las cabinas, esperaban la orden que vendría de Buenos Aires, para atacar, contaba que los aviones estaban armados hasta las ruedas de bombas, fósforo, napalm, convencionales, bueno de todo lo que se les ocurra, este señor ante la pregunta que le hicimos de cuanto daño le habrían hecho a la flota inglesa y a los que estaban empezando la invasión a las islas, nos contesto que había mas de 70 aviones, cargados, y que se calculaba que si se tiraba todo lo que se llevaba y si el 50% hacían los blancos predeterminados, EN ESE MOMENTO SE TERMINABA LA GUERRA, HACÍAN MIERDA TODO, los pilotos esperaron con la ilusión que den la orden, pues sabían que de esa acción dependía el ganar la guerra, llego la orden, si, pero la orden decía... QUE SUSPENDAN EL ATAQUE
Este piloto cuenta que bajo del avión llorando de bronca, y en la reunión con sus compañeros les dijo, que la guerra se acababa de perder, ya no había vuelta atrás, y cuando contaba esto se le llenaban los ojos de lagrimas, y los puños se le ponían blancos de tanto apretar las manos.
Durante mucho tiempo me quedo esta historia en la mente, muy pocas veces la conté, pero hablando de traidores...
Años después tuve el honor de hacerme amigo de un mecánico de aviones que estuvo en la base de donde salían los aviones que atacaban y le pregunte sobre esto, y el me dijo que es verdad, que paso tal como lo contó el aviador, así que debe ser verdad, ¿no?

COMO DUELE MI PATRIA, COMO ME DUELE ARGENTINA CARAJO
WALTER RUBIES
G.A.AEROT 4


Editó Gabriel Pautasso
gabrielsppautasso@yahoo.com.ar
DIARIO PAMPERO Cordubensis

IR a la portada de Diario Pampero Blog