jueves, abril 30, 2009

Los "estilos" de conducción

Desde Greenspan a Bernanke: la Reserva Federal y el reinado financiero del lobby judío
El poder financiero del lobby judío se expresa principalmente por medio de la Reserva Federal, un organismo clave para la concentración y reproducción del capital especulativo a nivel planetario. La sustitución de Gresspan por Bernanke marcan diferentes "estilos" de conducción, reveladores a su vez de una guerra interna por el manejo de las decisiones del organismo imperial.


Por Manuel Freytas *

El corazón del lobby judío estadounidense es el poderoso sector financiero de Wall Street que tiene directa implicancia y participación en el nombramiento de funcionarios claves del gobierno de EEUU y de los órganos de control de política monetaria e instituciones crediticias (nacional e internacional) con sede en Washington y Nueva York.
Por medio de la utilización política de su poder financiero, de su estratégica posición en los centros de decisión, los grupos financieros del lobby judío ejercen influencia decisiva en la política interna y externa de EEUU, además de su papel dominante en la financiación de los partidos políticos, de los candidatos presidenciales y de los congresistas.
Las principales instituciones financieras del lobby (Goldman Sachs, Morgan Stanley , Lehman Brothers, etc) y los principales bancos (Citigroup, JP Morgan y Merrill Lynch, etc), influyen decisivamente para el nombramiento de los titulares de la Reserva Federal, el Tesoro, y la secretaría de Comercio, además de los directores del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional.
Un ejemplo de esta ligazón es el nombramiento, en el 2005, de Paul Wolfowitz, ex subsecretario de Defensa, considerado el "cerebro" del lobby judío de Washington, como titular del Banco Mundial. Otro ejemplo destacado, fue el reciente nombramiento de Henry Paulson, presidente ejecutivo de Goldan Sachs como titular del Tesoro estadounidense.
El ex presidente de la Reserva Federal, Alan Greenspan, como su actual presidente, Ben Bernanke, fueron impuestos por el lobby neoyorquino de los grandes bancos, financieras y corporaciones trasnacionales que se aglutinan en el llamado Consenso de Washington, un foro de existencia casi invisible desde el cual se acuerdan normas económicas-financieras y políticas de regulación de mercados que trascienden las fronteras de EEUU.
Normalmente, el presidente de la Reserva formula las "recomendaciones" sobre medidas financieras y tasas de interés y los 18 miembros del organismo dicen si están de acuerdo, y normalmente lo están, ya que el titular siempre expresa las decisiones y los intereses de los bancos e instituciones financieras que controlan a la Fed.
Como primer fuente de ingresos los bancos y financieras del lobby consiguen su tasa de rendimiento operando la concentración y la centralización del capital por medio de las "fusiones y adquisiciones" empresariales de las corporaciones y bancos trasnacionales, proceso del cual ellos mismos forman parte.
Como segunda fuente de ingresos está la especulación financiera, entre otras, con la "negociación de la deuda" y las diferentes apuestas en los mercados mundiales de valores, dentro de los que últimamente sobresalen los de la energía y el petróleo, donde Goldman Sachs y el Morgan estuvieron haciendo multimillonarias ganancias.
Entre las petroleras, en el año 2005, la Exxon registró ingresos netos de 36.130 millones de dólares (5.71 dólares por acción), un incremento de 10.800 millones en relación con el 2004, que supera a los PBI juntos de países como Bolivia, Paraguay, y Uruguay.
El consorcio petrolero Royal Dutch Shell, uno de los mayores del mundo, cerró el 2005 con beneficios netos de 22.940 millones de dólares, nuevo récord para ese indicador, según fuentes del sector. La compañía anglo-holandesa se benefició el pasado año de los elevados precios del crudo, pues los mayores ingresos corresponden a las actividades de prospección y explotación de yacimientos.
Como resultante de este proceso de concentración de capital con el sector energético, tres bancos (Citigroup, JP Morgan y Merrill Lynch) y tres instituciones financieras del lobby (Goldman Sachs, Morgan Stanley y Lehman Brothers) recibirán en el 2006 una tasa de beneficios superior a los 70.000 millones de dólares, equivalente a más de 60 presupuestos anuales de un país como Bolivia.
El organismo clave para la concreción de este proceso de acumulación financiera a gran escala es la Reserva Federal de EEUU (controlada por los grandes bancos y financieras que manejan las inversiones y los procesos especulativos a nivel planetario), fundamentalmente por medio de las subas o bajas de las tasas de interés estadounidenses.
"Guste o no, la institución tiene la capacidad de mover a los mercados", dice Michael Belongia, un ex asesor de la Reserva Federal citado por el diario The Wall Street Journal.
En este sentido, y como sostiene James Petras: "El capital financiero (del lobby) ejerce una enorme influencia sobre la política económica gubernamental mediante una representación directa en los órganos de control de la política monetaria estadounidense: el presidente y consejo ejecutivo de la Reserva Federal. Sus criterios clave para el nombramiento del presidente de la Reserva Federal son la "confianza" y los estrechos vínculos y sólidas relaciones que el candidato tenga con Wall Street".
Según The Wall Street Journal, "Durante el reinado de Alan Greenspan, las reuniones de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos solían transcurrir así: Greenspan daba sus recomendaciones sobre las tasas de interés y, a continuación, los 18 miembros del banco central decían si estaban de acuerdo. Normalmente lo estaban".
El más influyente diario financiero del Imperio da "pistas" del control del mercado especulativo con las tasas de interés diciendo que el ex presidente de la Reserva, Alan Greespan, considerado el máximo gurú financiero del lobby, se manejaba con "señales" en clave para indicar las oscilaciones de las tasas de interés, vitales para las utilidades de la especulación financiera en Wall Street y el resto de las bolsas.
"Durante años, los mercados estaban atentos a cada palabra de Greenspan. Era una muestra del dominio que él tenía sobre la Fed y de su costumbre de incluir pistas veladas sobre la dirección de las tasas de interés en discursos cuidadosamente redactados", señala The Wall Street Journal en su edición del viernes 8 de septiembre de 2006.
Durante los años de Greenspan al frente de la Reserva, solamente un conjunto de grandes bancos y financieras del lobby recibían las "pistas" de cuando tenían que invertir y cuando "levantar ganancias" con sus capitales especulativos, haciendo diferencias enormes con la subas y bajas de las tasas de interés y los movimientos del dólar.
"De hecho, antes de 1994 la Fed ni siquiera anunciaba cuando cambiaba las tasas de interés: los inversionistas tenían que deducirlo de la compra y venta de valores financieros que realizaba el banco central", apunta The Wall Street Journal.
No obstante, el Journal desliza algunos cambios de "estilo" con la llegada del sucesor de Greenspan en la Reserva, un ex subordinado suyo, Ben Bernanke, que daría "más juego" a los bancos y financieras que habían quedado algo "relegados" respecto del sector que hegemonizaba durante la gestión del veterano gurú de Wall Street al frente de la Fed.
Según el Journal, "Con la llegada de Ben Bernanke a la presidencia de la Fed en febrero se realizaron algunos cambios sutiles pero importantes. Cuando los representantes de la Fed debaten la decisión sobre tasas de interés, él es el último en hablar. Los miembros de la Fed dicen que se sienten más libres para decir lo que están pensando, en vez de responder a las opiniones del presidente".
Cuando los economistas de la Fed enviaban su reporte semestral sobre crecimiento e inflación al Congreso de EE.UU., Greenspan no enviaba sus propias proyecciones. Bernanke sí lo hace", puntualiza el Journal.
Para el influyente diario financiero la "apertura democrática" liderada por Bernanke (que en realidad refleja la lucha interna de los bancos y financieras del lobby por el control del poder) conlleva sus beneficios y riesgos.
Bernanke -según el Journal- opina que la Fed durante mucho tiempo dependió excesivamente de las "preferencias personales" de sus presidentes, dando la "pista" del grupo cerrado de bancos y financieras que rodeaban a su predecesor Greenspan.
Siempre dando "señales" de como la llegada de Bernanke promovió una "mayor apertura" en desmedro de los sectores que hegemonizaban el control de la Reserva Federal en tiempos de Greenspan, el Journal señala que su nuevo titular "quiere asociar la política monetaria menos con su presidente y más con la institución".
A diferencia de Greenspan, Bernanke se ha empeñado en desarrollar al equipo de economistas menores en la Fed. Mientras su antecesor prefería comunicarse mediante memos, Bernanke muchas veces se reúne con los funcionarios de menor rango, apunta el diario financiero.
Precisando diferencias con Greenspan que solo se reunía con los grandes directivos y charman, el Journal subrraya que Bernanke ha sido visto "comiendo en la cafetería con funcionarios de la Fed e incluso jugando baloncesto con ellos".

"En eso, Greenspan era muy distinto -señala-, el ex presidente de la Fed prefería jugar tenis en las canchas de la Fed. Y, normalmente, jugaba con pesos pesados del mundo político y económico de Washington.
En resumen, el artículo de The Wall Street Journal -decodificado en sus "señales"- revela la lucha intercapitalista de los grupos financieros del lobby que controlaron la Reserva Federal durante la gestión de Greenspan, y los que buscan controlar por medio del "nuevo estilo de gestión" de su actual presidente, Ben Bernanke.
Fuera de esta guerra por el control de las políticas claves de la especulación financiera, la Reserva Federal continuará expresando las decisiones y los intereses de los bancos e instituciones financieras que controlan el planeta por medio del dinero trasnacionalizado y "sin fronteras".
Capitales del lobby judío, que seguirán con su dinámica de concentración y reproducción mediante la conquista de mercados y apoderamiento de recursos estratégicos, sea por vía de la invasión militar o del control de gobiernos con los "procesos democráticos".

(*) Manuel Freytas es periodista, investigador y analista, especialista en inteligencia y comunicación estratégica, y entre sus últimos trabajos publicados se cuentan, entre otros:

Fuente IAR-Noticias
Un aporte del Dr. Roberto Castellano

Editó Gabriel Pautasso
gabrielsppautasso@yahoo.com.ar
DIARIO PAMPERO Cordubensis Nº 248

IR a la portada de Diario Pampero Blog

Rumores de cierre de la base naval de Mar del Plata

Otra muestra de calidad institucional del kirchnerismo. El negociado de Garré, Pulti, Scioli y de Vido.

Ya se perfila como mucho más que un rumor. La histórica base naval de la Armada en Mar del Plata -la columna vertebral de la fuerza de submarinos de la Argentina- podría ser cerrada por políticos aliados al oficialismo y que perfilan grandes negociados para la zona. Nilda Garré, Daniel Scioli, Gustavo Pulti y Julio de Vido, los mentores de la iniciativa, junto con empresarios marplatenses.
Como ya es de público conocimiento, hace varios días que circulan rumores acerca del cierre de la Base Naval Mar del Plata.

Los principales interesados en apropiarse de dichas tierras son empresarios marplatenses y provinciales en conjunto con nuestro Gobierno.

Desde luego, su única intención es la de seguir llenando sus bolsillos sin importar el destino de miles de familias ni el valor de las instituciones.

En correos electrónicos remitidos a nuestro medio, se nombra como mentores de la iniciativa a empresarios de la Ciudad Feliz -entre otros, el señor Eduardo Pezzati (Presidente del Consorcio Portuario-, el polémico y discutido Gobernador Daniel Scioli -que ha logrado crecer el déficit de la provincia a la friolera de doce mil millones de pesos-, el intendente Gustavo Pulti y a don Julio De Vido, quien se encuentra en Mar del Plata en estos días.

Sin embargo, y de acuerdo a informes recolectados se desprende que el proyecto turístico que contempla a gran parte del voluminoso predio que ocupa la Base Naval y que contempla la construcción de locales comerciales, la instalación de restaurantes e incluso de una terminal de cruceros no es otra cosa que una utopía, ya que el puerto de Mar del Plata no reúne las condiciones naturales necesarias (ni las reunirá nunca aunque se realicen miles de dragados) para recibir embarcaciones de tal magnitud y categoría turística.

Lo concreto es que la iniciativa constituye otro artilugio de mentiras para apropiarse y explotar en conjunto con barcos extranjeros nuestros recursos pesqueros (chinos en su mayoría). Se sabe que una terminal o puerto de cruceros es imposible de instalar en esta zona. Aunque el hecho no sería ignorado por los personajes bajo mención.

Según propias palabras del renombrado y conocido empresario turístico, el Licenciado Nolberto Pezzati (hermano de Eduardo), no hay ninguna compañía naviera de renombre y trayectoria que pueda siquiera considerar a Mar del Plata como destino para turistas internacionales.

A este respecto, bien vale la pena recordar que el portaaviones norteamericano Kitty Hawk se acercó hace varios años a nuestras costas y solo le fue posible navegar a 10 millas de distancia, dado que no se lo permitía el calado costero marplatense.

Viene bien recordar algunos datos relevantes sobre la Base Naval de Mar del Plata.

Se trata de un asentamiento de la Armada Argentina situado en el puerto de la ciudad, cuya existencia se remonta a 1926, mas la Armada Argentina se encuentra presente desde los primeros días de la Junta de Mayo.

Esta destacada institución se desarrolla a pleno el áreas tanto militares como civiles. Su acción civil se concentra en el salvamento de buques, el apoyo de entidades deportivas, náuticas y de pesca, el peritaje e inspección técnica a buques mercantes, trabajos de buceo en el puerto, la búsqueda y rescate de embarcaciones y aviones, su personal y pasajeros.

La estratégica posición de la Base Naval Mar del Plata es sumamente importante para la custodia y defensa del sector bonaerense y el sector patagónico fueguino, al tiempo que es tradición naval de la historia grande de la libertad e independencia de la República Argentina.

En ella funcionan y trabajan en la actualidad para la protección del patrimonio de los argentinos en el mar y para el desarrollo social y cultural de nuestra nación y nuestra ciudad:

* El Comando del Area Naval Atlántica (ANAT)
* La División de Patrullado Marítimo (DVPM)
* El Comando de la Fuerza de Submarinos (COFS) desde hace más de 80 años
* La Agrupación de Buzos Tácticos (APBT) desde 1952.
* La Base Naval Mar del Plata (BNMP)
* La Escuela de Submarinos y Buceo (ESSB)
* La Intendencia Naval Mar del Plata (IBMP)
* Entre submarinos, corbetas y aviso, aproximadamente 12 unidades submarinas y de superficie.
* La Escuela Nacional de Pesca (ESNP)
* dos mil personas entre personal civil y militar -el equivalente a dos mil familias marplatenses que se quedarían sin sustento-.

La inciativa de la dirigencia política argentina envuelta en esta nueva polémica se contradice, irónicamente, con el reciente reclamo argentino de extensión de su límite marítimo y su zona económica exclusiva, dado que, a partir de que el espacio geográfico nacional se amplíe, el cierre de la Base Naval implicaría la confirmación de un estado de indefensión casi absoluta de nuestro espacio marino.

La depredación ilegal de especies autóctonas a manos de embarcaciones extranjeras, en su momento garantizada por la corrupción del ahora candidato a legislador por el PROperonismo, Felipe Solá -en tiempos en que ocupaba la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca por nombramiento de Carlos Menem-, se regalará un verdadero festín una vez que la Argentina se quede sin recursos técnicos y embarcaciones para que su Armada patrulle el espacio marino nacional.

Al mismo tiempo, la presente información también sirve a los efectos de explicar los permanentes recortes de presupuesto que la dirigencia política -en especial el kirchnerismo- le ha impuesto a la Armada Argentina. Particularmente, la Base Naval marplatense se encuentra desde hace tiempo en un estado general calamitoso a partir de su escasez absoluta de presupuesto. Los submarinos destacados allí son de una antigüedad inconfesable y los equipos de que disponen los uniformados, entre ellos los buzos tácticos, ponen en peligro la vida de quienes los usan. Precisamente, no muchos meses atrás este medio se ocupó del fallecimiento del buzo táctico de la Marina Federico Cacciabue. Las denuncias al respecto de que su deceso se había debido a lo obsoleto de su equipamiento se multiplicaron, aunque fueron convenientemente silenciadas por la Ministra de Defensa Nilda Garré, que en círculos militares critican por su adicción incurable al whisky importado y -ya en modos más duros- por los problemas insolubles que le ocasiona la adicción a las drogas de su propia hija.

Garré también está groseramente involucrada en un caso de exportación de fusiles FAL desarmados en una cantidad cercana a las siete toneladas, por la módica suma de US$ 2,600. La operación fue realizada por Fabricaciones Militares, que depende directamente del Ministerio bajo conducción de Garré -muy a pesar de que ella sostenga lo contrario-. La Ministra está siendo investigada por la Justicia, aunque el juez que entiende en la causa debió soportar interminables presiones para que se aparte de la investigación.

De acuerdo a lo investigado por El Ojo Digital, apenas concluyan los comicios del 28 de junio, la Justicia reavivará la investigación contra la Ministro de Defensa por la cuestión de los fusiles desarmados, así como también por el paupérrimo estado de las aeronaves de la Fuerza Aérea Argentina, la causa que terminó con la precipitación a tierra de varias máquinas y la pérdida de vidas de aviadores militares. Aparentemente, si el oficialismo ve reducido su poder luego de las legislativas, muchos magistrados se atreverán a ir un poco más allá para acosar tanto a Garré como a muchos de sus colegas en el Gobierno y que hoy se ven favorecidos por las presiones y amenazas que bajan desde Balcarce 50 hacia los fueros judiciales.

Por Ricardo White, para El Ojo Digital Política.
Un aporte del Sr. Ricardo Bernotas


Editó Gabriel Pautasso
gabrielsppautasso@yahoo.com.ar
DIARIO PAMPERO Cordubensis

IR a la portada de Diario Pampero Blog

El engaño “Obama”


“The Obama Deception” Es un documental realizado por Alex Jones, conocido por sus arriesgadas teorias sobre el “Nuevo Orden Mundial”.

Por Alex Jones

El documental, narrado de manera excelente por su director. Nos muestra un futuro dirigido y planeado por una elite mundial. Al igual que algunas películas de ciencia ficción, parece que el “gran hermano” lo controla todo. ¿Es posible que Obama fuera educado desde niño, para conseguir estos propósitos?
El director no nos dice que creamos en lo que el narra, nos invita a contrastar todo tipo de noticias, incluso sobre el origen de este video. En definitiva, nos da la libertad, pero también otra información paralela a la creada por los medios propagandísticos mundiales.
El fenómeno Obama es una estafa cuidadosamente diseñada por la élite financiera de Wall Street y la Reserva Federal (que no es federal). Él ha sido enaltecido como el salvador, en un intento de engañar a los estadounidenses para aceptar los nuevos planes de la élite financiera.
Hemos llegado a una coyuntura crítica en los planes del Nuevo Orden Mundial. No se trata de izquierda o derecha: Se trata de un Único Gobierno Mundial. Los bancos internacionales planean saquear a los habitantes de Estados Unidos y convertirlos en esclavos en una Plantación Global.


Editó Gabriel Pautasso
gabrielsppautasso@yahoo.com.ar
DIARIO PAMPERO Cordubensis

IR a la portada de Diario Pampero Blog

El sionismo como patología: Las profundas raíces del terror que practica el Estado judío


Israel no debe ser "reformado" o "condenado" sino reemplazado por una única estructura igualitaria en toda la Palestina histórica, y no por la injusticia de dos Estados.

Por Silvia Cattori (*)
Counterpunch

La creación del Estado de Israel, en 1948, llegó acompañada de la limpieza étnica de 750 000 palestinos –más de la mitad de la población autóctona– que fueron expulsados de sus ciudades y aldeas, por la fuerza o mediante el terror sembrado a través de las matanzas planificadas contra los civiles, como la masacre de la aldea de Deir Yassin.
Desde aquel entonces y durante sus 60 años de existencia, desde las masacres de Sabra y Chatila, en 1982 hasta la carnicería que actualmente se desarrolla en Gaza –pasando por la destrucción del campamento de refugiados de Yenin y la destrucción de las infraestructuras palestinas de Cisjordania, en 2002; las masacres en el campamento de refugiados de Yabaliya, en 2005 y 2006; y los bombardeos masivos contra el Líbano en 2006–, Israel, con el pretexto de "defenderse", nunca ha dejado de sembrar la muerte y la devastación entre sus vecinos, valiéndose para ello de todo el poder de fuego de su aviación, de su marina de guerra y de sus tanques.
Y cada vez nos hemos quedado aterrados y escandalizados, al mismo tiempo, por el salvajismo de los ataques israelíes, por la cantidad de víctimas y la envergadura de la destrucción que estos ataques han provocado, además de quedarnos estupefactos ante la pasividad de la "comunidad internacional".
Y cada vez hemos visto en las pantallas de nuestros televisores como los voceros y embajadores israelíes, con la complicidad de redacciones parcializadas, justifican los crímenes cometidos con descaradas mentiras, mostrando su desprecio por el pueblo cuya tierra ocupan militarmente y a cuyas hombres, mujeres y niños están ejecutando sumariamente, con una arrogancia que recuerda la que caracterizó en su época a los dignatarios nazis.
La furia destructora de ese Estado no es nueva para los pueblos ocupados que la sufren día a día. Pero la masacre del ghetto de Gaza, el baño de sangre que tiene lugar ante nosotros, la ha hecho más evidente a los ojos del mundo.
Y la cuestión de saber cómo y por qué es posible tanto salvajismo se plantea ahora con mucha más insistencia.
Dos conocedores de Israel, el historiador Ilan Pappe y el profesor de filosofía jurídica y política Oren Ben-Dor [1], han tratado recientemente de encontrar una respuesta a esa crucial pregunta.
El sionismo [2] en tela de juicio
En su artículo titulado "Israel y la virtud ultrajada" [3], Ilan Pappe señala que la postura de autojustificación que constantemente adopta Israel es "un tema que merece que nos detengamos en él, si queremos entender el por qué de la inmunidad internacional de la que goza Israel para [cometer] las masacres que continúan en Gaza".
Ilan Pappe comienza insistiendo en la oleada de propaganda de los medios israelíes, en la hipocresía de las justificaciones presentadas y la amenaza que representan estas para los palestinos:
"Esta postura [de autojustificación] está basada, ante todo, en puras mentiras (…) que recuerdan las horas sombrías de los años 1930 en Europa. (…) No hay límites para la hipocresía, esencia misma de la virtud ultrajada. El discurso de los generales y de los responsables políticos oscila, según el caso, entre la autocongratulación ante la humanidad que muestra el ejército con sus golpes "quirúrgicos", de una parte, y de la otra, la necesidad de destruir Gaza de una vez y por todas, pero de forma humana, claro está.
Esta virtud ultrajada es una constante en el proceso de ocupación, primero por parte de los sionistas, y más tarde por parte de Israel. Todas las acciones, ya sean la depuración étnica, la ocupación, las masacres o la destrucción, han sido presentadas siempre como actos justos en el plano moral y ligados a la autodefensa, perpetrados por Israel contra su propia su propia voluntad en el marco de su guerra contra seres humanos de la peor especie. (…)
Esta virtud ultrajada es lo que protege a la sociedad y a los responsables políticos de todo reproche o crítica proveniente del exterior. Y lo que es peor, siempre se traduce en la aplicación de medidas de destrucción dirigidas contra los palestinos. Sin oposición interna y sin presiones exteriores, el resultado es que todo palestino puede convertirse en blanco de ese furor. Dado el volumen de fuego del Estado hebreo, eso solamente puede terminar en nuevas masacres, nuevos asesinatos masivos, nuevas depuraciones étnicas."
Ilam Pappe menciona por su nombre a lo que él caracteriza como una "ideología malsana destinada a enmascarar atrocidades": "el sionismo". Y concluye que es urgente denunciarlo y combatirlo:
"Tenemos que tratar de explicar, y no sólo al mundo entero sino a los propios israelíes, que el sionismo es una ideología que aprueba la depuración étnica, la ocupación y, hoy en día, las masacres (…) y [tenemos] también que dejar de legitimar esa ideología, que ha engendrado esta política y que la justifica moral y políticamente. (…) Quizás resulte más fácil hacerlo ahora, en circunstancias tan dramáticas, en momentos en que la atención del mundo se dirige, una vez más, hacia Palestina. (…)
A pesar de las previsibles acusaciones de antisemitismo y todo lo demás, es hora ya de explicar a los pueblos la relación existente entre la ideología sionista y las grandes fechas, ya familiares, de la historia de ese territorio: la depuración étnica de 1948, la opresión de los palestinos en Israel durante el periodo de gobierno militar, la brutal ocupación de Cisjordania y, hoy en día, la masacre de Gaza. (…) Al demostrar la relación entre la doctrina sionista, la política a la que ha dado lugar y las actuales atrocidades, seremos capaces de ofrecer una explicación clara y lógica en el marco de la campaña [dirigida contra Israel, NDT] de boicot, de sanciones y de retirada de las inversiones."
Una patología suicida
En su artículo titulado "Israel: suicidio por autodefensa" [4], Oren Ben-Dor comienza insistiendo en la incesante repetición de las masacres perpetradas por Israel, en la hipocresía de las razones que alega para justificar su guerra en Gaza y en el previsible fracaso de este último intento de acabar con la resistencia palestina:
"Como el Líbano en 2006, el pueblo de Gaza está siendo masacrado por los pilotos asesinos de un Estado asesino. (…) Esta repetición de la violencia a gran escala por parte de Israel (…) se produce luego de un largo proceso que comenzó en el momento en que Israel retiró unilateralmente sus colonias y su infantería de Haza, retirada cuyo único objetivo fue organizar lo que se ha descrito como un zoológico de seres humanos vigilado a distancia. (…)
Fuera de aportar una respuesta a corto plazo a los ataques con cohetes, la ola de violencia israelí se basa en un razonamiento viciado (petición de principio) y en una provocación meditada. (…) Los asesinatos selectivos cometidos contra miembros del Hamas, el derrocamiento mismo de la organización, la destrucción de su infraestructura y de sus edificios no lograrán aplastar la legítima oposición a la entidad sionista, arrogante y triunfalista. Ningún ejército, por muy bien equipado y entrenado que esté, puede ganar en la lucha contra una cantidad cada vez más creciente de gente que no tiene ya razones para temer la muerte."
Oren Ben-Dor plantea entonces la interrogante de fondo:
"Considerando el seguro fracaso de los intentos de imponer la estabilidad mediante la violencia, la intimidación, el hambre y la humillación, ¿qué es entonces lo que mueve al Estado israelí en esta tierra? ¿Qué creen poder obtener los israelíes con esta masacre? Tiene que haber otra cosa que no se menciona. Tiene que haber, para los israelíes, algo o alguna idea que preservar, o que defender incluso, en esa patología que consiste en querer provocar un estado permanente de violencia contra sí mismos. ¿Qué tipo de autosatisfacción condiciona entonces esa voluntad autodestructiva de verse odiado?"
Y encuentra finalmente la respuesta a esta pregunta en "la incapacidad de los israelíes para cuestionarse sobre el basamento discriminatorio de su propio Estado":
"Muchos de los palestinos que viven en Gaza son los hijos de los 750 000 refugiados expulsados en 1948 de lo que hoy es el Estado judío. (…) Sólo mediante una purificación étnica masiva pudo implantarse un Estado de mayoría y de carácter judíos. Toda aplicación justa del derecho internacionalmente reconocido a los refugiados de poder regresar a sus tierras significaría efectivamente el fin del proyecto sionista. (…) A su regreso, [los refugiados] exigirían seguramente para sí mismos, y lo exigirían con fuerza, una ciudadanía de igualdad [entre judíos y árabes]. Al hacerlo, menoscabarían la idea discriminatoria que sirve de base al Estado judío (…). Por consiguiente, Israel impide el regreso de los refugiados por la misma razón por la que discrimina a sus propios ciudadanos no judíos."
Oren Ben-Dor concluye que sólo el cuestionamiento del apartheid israelí, del "derecho de Israel a existir con seguridad como Estado judío" puede poner fin al ciclo de violencia. Sin ese cuestionamiento, la "retórica de la autodefensa" se limitará de nuevo a la "espantosa crónica de un suicidio anunciado":
"Admitir el derecho de Israel a existir con seguridad como Estado judío se ha convertido hoy en el punto de referencia de una moderación política. Obama entona ya esa canción. (…) el origen de la violencia en Gaza está íntimamente vinculado a la manera como nació el Estado israelí y a como sigue tolerando la idea del apartheid en su propia esencia. Israel no debe ser "reformado" o "condenado" sino reemplazado por una única estructura igualitaria en toda la Palestina histórica.
Israel tiene necesidad de un ciclo permanente de violencia. (…) La violencia (…) es un medio necesario para anclar la supuesta legitimidad de lo que supuestamente sería la única alternativa a esa violencia. Esa alternativa no es otra cosa que el fracaso "sorprendente" de un proceso de paz "sensato", "razonable" y "moderado" para ir hacia dos Estados, un proceso que pretende legitimar de una vez y por todas el Estado del apartheid. El discurso fue manipulado de forma tal que los urgentes llamados al cese inmediato de la violencia reavivan ese proyecto para dos Estados, esencialmente injusto y condenado al fracaso, pero que garantiza la continuidad de la violencia. (…)
Esa patología israelí llevará, furtiva y fatalmente, a lo que más temen los israelíes. No hay, en efecto, para el proyecto nacionalista de las eternas víctimas, "otra posibilidad" que no sea el suicidio junto a aquellos a los que oprime. (…) La autodefensa mediante el suicidio subraya el carácter único del apartheid israelí. La retórica tanto de la no elección como la de la autodefensa encierra una espantosa crónica de un suicidio anunciado. A pesar de su poderío militar, Israel es un Estado débil y moribundo que quiere autodestruirse. Las naciones más poderosas del mundo asisten a ese proceso suicida, y el hecho exige una urgente reflexión."
Como puede verse, para estos dos autores, el carácter mismo del Estado israelí, el apartheid que está aplicando y que le sirve de basamento, son la base del terror que periódicamente desencadena contra sus vecinos, y el ciclo de la violencia y las masacres no tendrá fin mientras la "comunidad internacional" siga tolerando esta excepción inaceptable de la aplicación del derecho internacional.

(*) Periodista suiza.

Notas
[1] Ilan Pappe (1954-), ciudadano israelí, es uno de los "nuevos historiadores" que han reexaminado con una mirada crítica la historia de Israel y del sionismo. El año pasado, como resultado de su apoyo al boicot internacional contra las universidades israelíes, Ilan Pappe recibió amenazas de muerto y tuvo que renunciar a su cátedra de profesor de ciencias políticas en la Universidad de Haifa y emigrar a Gran Bretana. El Dr Oren Ben-Dor nació en Haifa y creció en Israel. Actualmente imparte clases de filosofía jurídica y política en la facultad de Derecho de la Universidad Southampton, en Gran Bretaña.
[2] Sionismo: ideología política que predica la formación de un Estado judío en Palestina y el retorno del pueblo judío "a su patria histórica, Eretz Israel, por Aliyah proveniente de todos los países". El movimiento sionista fue fundado en el Congreso de Basilea, en 1897, por Theodor Herzl, periodista y escritor judío austríaco, autor de Der Judenstaat ("El Estado de los judíos").
[3] Ver: - "Israël et la ”vertu outragée”", por Ilan Pappe, blog.emceebeulogue.fr, 6 de enero de 2009. - Texto original en inglés: "Israel’ss righteous fury and its victims in Gaza", The Electronic Intifada, 2 de enero de 2009.
[4] Ver: - "Israël: le suicide par l’autodéfense", por Oren Ben-Dor, info-palestine.net, 4 de enero de 2009. -
Texto original en inglés: "The Self-Defense of Suicide", Counterpunch, 1ero de enero de 2009. Traducido por Red Voltaire

Un aporte del Dr. Roberto Castellano

Editó Gabriel Pautasso
gabrielsppautasso@yahoo.com.ar
DIARIO PAMPERO Cordubensis

IR a la portada de Diario Pampero Blog

sábado, abril 25, 2009

¿Hacia un monopolio territorial “ecologista” en la Patagonia chilena?


Fundamentalismo verde y amenaza geopolítica-los monopolios territoriales en manos del ecoimperialismo

La tendencia de la globalización a establecer patrones legislativos supranacionales, a las que están sujetas entidades diversas, está generando estados nuevos de derecho en donde las leyes locales se subyugan a las leyes internacionales bajo las cuales se rigen corporaciones y activistas de grandes y poderosas potencias, que luchan por el monopolio territorial de vastos sectores, algunos adquiridos de cordillera a mar y en zonas de valor estratégico en las fronteras interiores e internacionales, por manos de grupos extremistas y fanáticos de corrientes ambientalistas con fuerte influencia política y económica.

¿Hacia un monopolio territorial “ecologista” en la Patagonia chilena?

El monopolio de un sector territorial específico es uno de los mayores peligros para la soberanía de la nación donde alojen, más aún si ello fomenta la autonomía y la independencia administrativa de los mismos. Peor acontece en el caso de territorios privados que colindan directamente con la frontera, situación que era controlada por una ley que impedía a los extranjeros adquirir tierras a menos de 10 kilómetros de la línea limítrofe, y que fue abolida por el Gobierno de Patricio Aylwin, precisamente cuando hacían su debut los magnates ecologistas como Douglas Tompkins.
Se recordará, por ejemplo, el caso de la ESO, organismo empresarial que recibió de Chile el generoso regalo de un monte entero en Atacama: Paranal, de 2.644 metros de altura y 72.000 hectáreas, al Sur de Antofagasta. Todo para cumplir con el capricho de que nuestro país tuviese “el telescopio más grande del mundo” que se proyectaba instalar allí. Sin embargo, desencuentros con sus aparentes dueños reales (una familia descendiente de un veterano de la Guerra del Pacífico, para aumentar más aún el sacrilegio) culminaron en procesos judiciales y contiendas. La organización transnacional ESO se gobierna con leyes de autonomía que no se relacionan con las legislaciones locales, lo que impidió, incluso, el ingreso de Carabineros y representantes del poder judicial a su propio territorio, como si este monte fuese la embajada de un país extranjero. La negativa de Tompkins a cumplir con los acuerdos de 1997 suscritos entonces con el Presidente Frei Ruiz-Tagle y sus representantes, especialmente en el punto de traspasar la administración del parque a una entidad nacional, es acaso uno de los hechos más sospechosos de este asunto, y fue el detonante de la dura reacción contra el proyecto de parte de la Democracia Cristiana en el Congreso en junio y julio del 2001, entre los que figuraba el propio Frei Ruiz-Tagle, ahora Senador Vitalicio.
Tanto Tompkins como sus seguidores han declarado su preferencia de que el parque sea declarado “Reserva Internacional de la Biósfera”; esto significaría, como primer efecto, que todo el territorio quedaría bajo la administración de organismos internacionales y como objetos de derecho foráneo, exactamente lo mismo que ocurre en cerro Paranal y con la ESO.
Así se explica la negativa del magnate, entre otras cosas, a aceptar la continuación de la Carretera Austral por el interior de su “fundo”, luego de conseguir del Gobierno de Ricardo Lagos el nefasto acuerdo Tompkins-Huenchumilla de fines del año 2003

Autonomía contra soberanía: concepto rupturista del ecofundamentalismo

Suponiendo como ejemplo un caso extremo, digamos el de un conflicto internacional, las leyes internas facultan la ocupación y disposición de territorios privados o parques nacionales. Sin embargo, en el concierto internacional, es absolutamente incierta la seguridad de que Chile pueda acceder militarmente por áreas de su propio territorio en situaciones de emergencia para la defensa nacional. Imaginar los organismo mundialistas arrojándose contra Chile por invadir una sagrada “reserva de la biósfera” o “santuario de la naturaleza” (aunque ésta se encuentre dentro de sus propios límites), no es tan difícil ni descabellado.
No se debe ser tan trágico ni concentrarse exclusivamente en el ejemplo de un asunto bélico para comprender que existen eventuales situaciones en las que la necesidad de acceder en urgencia a territorios privados y grandes áreas protegidas por manos particulares, podría verse dificultada, como por ejemplo, en el área productiva y de desarrollo. En este sentido, los juicios y las opiniones carentes de visiones estratégicas integrales resultan anodinos o incompletos.
La propia declaración de Tompkins en un cuestionario a la comisión investigadora, dice que el traspaso administrativo de Pumalín a una entidad chilena será efectuado con la incorporación de condicionantes y requerimientos “más detallados y específicos que la actual legislación sobre Santuario de la Naturaleza”, en un claro intento por insistir en el acercamiento de los territorios a la categoría de reserva Internacional de la biósfera. El diario “El Mercurio” del día domingo 6 de mayo del 2001, en las páginas B5 y B6, publica los siguientes comentarios sobre Pumalín que parecen confirmar muchos de estos temores sobre el compromiso de la seguridad nacional ante el sentido rupturista y fracturador que prima en la conciencia de los ecologistas fanáticos y millonarios, lamentablemente aceptada por el Gobierno de Ricardo Lagos Escobar:
“Coordinados por el ministerio Secretaría General de la Presidencia (Segpres), encabezado por Álvaro García, desde principios de este año se reanudaron los contactos con Tompkins para agilizar el proceso y, a su vez, acelerar los trámites para entregar la personalidad jurídica a la Fundación Pumalín, que administrará los terrenos.”
“Manejados con reserva, los acercamientos entre el millonario y la Segpres, sólo se conocieron cuando se hizo público que el Consejo de Monumentos Nacionales -entidad dependiente del Ministerio de Educación- le había dado el visto bueno a la solicitud de santuario, a principios de abril.”
“Un triunfo nada menor si se considera que conseguir ese estatus posibilita, entre otras cosas, limitar la intervención productiva en el parque, con el fin de preservar el ecosistema.”
Otro grave problema surge de determinar la extensión real del territorio que le pertenece a magnates como Tompkins, ya que -como él mismo lo admite- ha sido su hábito el recurrir a terceros para comprar terrenos en los que se interesa, incluso a su mujer, Kristen McDevitt, también dirigente de una fundación propia. Esta clase de triquiñuelas quedaron claras cuando el magnate intentó comprar, en 1994, un predio perteneciente al Ejército, a través del ciudadano británico James Goldsmith, su amigo y correligionario de la Deep Ecology.
El año 2000, un equipo de documentalistas del canal norteamericano de viajes y turismo “Travel & Adventures” visitó Parque Pumalín y entrevistó in situ al líder de la Ecología Profunda. En una relajada sesión, Tompkins declaró que las incursiones humanas dentro de su parque habían sido esporádicas, muy escasas y todas habían fracasado desde hacía años. De uno sólo golpe, medio siglo de colonización del territorio era simplemente hecho desaparecer en el sombrero del mago empresarial. Los documentalistas se retiraron, partiendo de vuelta a Puerto Montt y dejando la impresión a los auditores del documental, que “nada” había en Chile desde ese territorio hacia el Sur. Nada, salvo por supuesto, la infinita generosidad y desprendimiento del eco-filántropo de la Patagonia chilena.

Trabas a la regionalización y el desarrollo: la “limpieza étnica” en la zona

La limitación del desarrollo zonal y la pobre influencia de la nación en aquellos fragmentos de territorio, son una verdadera catástrofe para todo programa de regionalización y descentralización, además del desperdicio de inversiones efectuadas con ese espíritu, como la construcción de caminos, vías de comunicación, escuelas y otras formas de infraestructura. Tanto Parque Pumalín como todos los territorios que han comprado los magnates fanáticos de la ecología, pretenderían estar regidos únicamente por factores biológicos y leyes naturales, lo que implícitamente involucra el alejamiento forzado de la presencia humana.
Casi todos los colonos actuales de Palena constituyen la tercera o cuarta generación que habita los fundos correspondientes. Como en el caso de todos los pioneros de un territorio, ninguno de sus ancestros se vio en la necesidad de declarar títulos de dominio sobre un área rural que estaba prácticamente virgen y despoblada. Muchos de ellos continuaban en esta situación hasta que la llegada de compradores extranjeros como Douglas Tompkins o Jeremiah Henderson, obligó a estos colonos a sacar aceleradamente sus títulos y, los que no, fueron perseguidos y expulsados de la zona. Estas políticas de desplazamientos de seres humanos contra su voluntad tienen todas las características de políticas de “limpieza étnica”, desde el momento en que se pretende mover por métodos inaceptables un grupo de habitantes de una comarca.
Tal fue el caso del colono Atilio Ruiz Soto, quien con su mujer e hijos se trasladó, en febrero de 1989, hasta Caleta Gonzalo. En 1994 comenzó la gestión para legalizar su situación y fue cuando llegaron hasta él los representantes de Tompkins, con el objeto de convencerle de abandonar el territorio, como lo expresa un artículo de “El Mercurio” del 2 de julio 2001. En 1998 fue detenido por carabineros bajo la acusación de invadir “propiedad privada”, tras lo cual abandonó su casa y partió hasta Chaitén.
Hay casos bastante evidentes de esta “limpieza étnica”, como el de isla Talcan, entre Castro y Chaitén y perteneciente al grupo de islas situadas frente a Chiloé Continental y al norte del Golfo Corcovado. En 1997, Tompkins quiso comprarla y enviar desde el continente a varios colonos asentados en la zona de su “fundo”. Se recordará que, cuando Adolf Hitler propuso hacer lo mismo con los judíos concentrados dentro de los límites del Tercer Reich para reinstalarlos en la isla de Madagascar, la proposición fue considerada una monstruosidad y un abuso por la comunidad internacional, motivando un avance y bloqueo aliado sobre la isla. En el caso de Tompkins, en cambio, los “ecofilántropos” aplaudieron el proyecto y se lo intentó presentar como un gesto noble y humanitario hacia los colonos.
El congelamiento de las posibilidades de desarrollo de la zona también encuentra su fundamento en prejuicios e intenciones oscuras más que en objetivos concretos de conservacionismo. El hecho de perseguir a la industria salmonera, por ejemplo, ha encontrado justificación en el supuesto (y nunca verificado de modo definitivo) de que la cría de salmones afecta negativamente el ecosistema, contaminándolo y alterándolo, algo que los propios salmoneros se han encargado de desmentir al hacer notar que es, precisamente, un ambiente limpio y saludable el que ellos necesitan para el éxito de la cría de peces.
Otro caso es la negativa rotunda y obcecada contra la actividad forestal, en la que estos ecologistas extremos han planteado como única alternativa contra la depredación del bosque, sus posturas fundamentalistas en donde se parte con el axioma de que toda conservación pasa necesariamente por la exclusión de la presencia humana, algo derivado frecuentemente de la falta de conocimiento de muchos de estos activistas de la ecología, por su tendencia a mezclar argumentos científicos con emotividades, sensiblerías y reacciones viscerales no siempre bien respaldadas.
Más evidente resulta el interés del magnate por comprar el fundo Valle Chacabuco, a partir de mayo de 2004, área carente de todo valor forestal como los demás terrenos de Pumalín, pero que, sin embargo, tiene una gran valor importancia económica para Cochrane, dada la actividad ganadera que allí se realiza. Esta compra, por lo tanto, sólo es explicable por el interés del magnate por no permitir la existencia de focos de desarrollo económico en la zona de Chiloé Continental.

“Informe de Iron Mountain”: ecofundamentalismo como herramienta conspirativa

En años recientes, se ha popularizado una propuesta internacional denominada “Proyecto Gondwana”, que tendría por objetivo la creación de un parque mundial austral, al Sur del paralelo 40 del hemisferio meridional. Mientras en Chile los ambientalistas aseguraron en una de sus reuniones en Pucón, en 1999, que la idea del proyecto es de la escritora y ecologista Malú Sierra, en la Argentina se atribuye la misma, desde el encuentro de El Bolsón de abril de 2001, al dirigente ambientalista chubutense Lucas Chiappe. Lo cierto es que el verdadero origen del ahora llamado “Proyecto Gondwana” está en el calco de un plan norteamericano surgido en los sesentas, como un intento de frenar la caza indiscriminada de ballenas a través de la creación de un área marítima protegida al sur del paralelo 40, precisamente por ser esa zona de alta población de ballenas y lejana a los países depredadores de cetáceos, como Japón, Rusia y Noruega.

El asunto del “Proyecto Gondwana” y sus vínculos con idearios activistas de origen norteamericano no es casual. Un curioso y controvertido documento conocido como “Informe de Iron Mountain (Sobre la Posibilidad y Conveniencia de la Paz)”, fue filtrado en 1966 desde el Instituto Hudson, de los Estados Unidos. Según se creía, había sido creado por un grupo de académicos y expertos en el más completo secreto, a pedido del entonces Secretario de Defensa del Presidente Lyndon A. Johnson, Mr. Robert S. McNamara.
Por las características del documento y por haber aparecido publicado un año después de su supuesta producción “ultra confidencial”, muchos creen con buenos argumentos que se trata de una falsificación y de un texto apócrifo, creado probablemente por alumnos universitarios relacionados con algún movimiento político. Sin embargo, sus pasajes sorprenden al lector con una completa exposición en las que se dejan establecido lo que parece ser la verdadera razón de origen estratégico y político de los proyectos ecológicos y pacifistas internacionales, todos originados precisamente durante los años más intervencionistas de toda la historia de EE.UU. Sirvan de ejemplo los siguientes extractos:
* “La capacidad del hombre para incrementar su productividad en rubros esenciales para la supervivencia física, sugieren que la necesidad de protección ante hambrunas cíclicas puede hoy ser casi obsoleta. Correspondientemente, existe la tendencia a reducir la importancia aparente de la función básica ecológica de la guerra, que usualmente es ignorada por los teóricos de la paz…”
* “Otra tendencia ecológica secundaria sobre el crecimiento demográfico proyectado es el efecto regresivo de ciertos avances médicos. La peste, por ejemplo, ya no resulta más un factor importante en el control poblacional. El problema del aumento en la expectativa de vida se ha visto agravado. Estos adelantos también presentan un problema potencialmente más siniestro en el sentido de que las características genéticas que previamente se autoliquidaban, ahora pueden ser mantenidas clínicamente… Por el momento, el Departamento de Defensa parece haber reconocido tales factores que quedaron demostrados por el proceso de planeamiento actualmente llevado a cabo por la RAND Corporation para hacerle frente a la pérdida del equilibrio ecológico que se anticipa que ocurriría tras una guerra termonuclear…”
* “Considerando las desventajas de la guerra como mecanismo de control selectivo de la población, podría parecer que el diseño de sustitutos para esta función debería resultar comparativamente simple. Esto es así en teoría pero el problema de administrar la transición en el tiempo hacia un nuevo mecanismo de equilibrio ecológico hace que la factibilidad de la sustitución sea menos clara.”
* “La verdadera cuestión aquí, entonces, no se refiere a la viabilidad de un sustituto de la guerra sino a la problemática política de llevarla a cabo… el exceso poblacional es material de guerra. Mientras cualquier sociedad deba contemplar aun la posibilidad remota de una guerra, debe mantener el nivel poblacional en el punto máximo soportable, aun cuando hacerlo agrave de manera crítica las responsabilidades económicas. Esto resulta paradójico en vista del rol de la guerra en reducir el exceso poblacional pero puede ser fácilmente comprendido. La guerra controla el nivel general de la población, pero el interés ecológico de cualquier sociedad específica yace en mantener su hegemonía en relación a otras sociedades. La analogía obvia la encontramos en cualquier economía de libre-empresa. Las prácticas que resultan dañinas para la sociedad en su conjunto -tanto las competitivas como las monopólicas- son minimizadas a través de las motivaciones económicas conflictivas emergentes del interés individual capitalista….”
* “La guerra ha sido el principal mecanismo evolutivo para mantener un equilibrio ecológico satisfactorio entre la población humana bruta y los recursos disponibles para su supervivencia. Es un caso único de la especie humana.”
* “Un sustituto de la guerra en su función como el único sistema humano de control de la población debe asegurar la supervivencia, aunque no necesariamente el mejoramiento, de la especie en términos de su relación con los recursos del medio ambiente.”
* “El único problema aparente en la aplicación de un adecuado sustituto eugénico a la guerra es el de los tiempos. No podrá realizarse hasta tanto la transición hacia la paz no se haya completado, lo que involucra el serio riesgo temporal de un desastre ecológico.”
El grueso contenido del “Informe de Iron Mountain” nos lleva a preguntar si habrá realmente un fundamento conspirativo tras el declarado fanatismo del ecofundamentalismo de las tantas ONG que han aparecido en los últimos años, provistas siempre del arma del dinero, poniendo también en duda la veracidad de los sentimientos ambientalistas que animarían a los grandes dirigentes y millonarios de estos movimientos ecologistas (Nota: En 1997 Tompkins fue acusado por la CONAF de derribar bosque nativo para construir pistas de aterrizaje en sus territorios, especialmente en Tic-Toc, y en junio de 2001, el periodista Alipio Vera, con un equipo reportero de Canal 13, comprobó gráficamente la existencia de una barraca de alerce en el sector de Vodudahue y la presencia de rejas hechas con madera de bosque nativo protegido dentro de Pumalín).

La peligrosa y nefasta doctrina del “Ecoimperialismo

La respuesta a las dudas y suspicacias suscitadas por el “Informe de Iron Mountain” quizás nos la de libro “Eco Imperialismo. Poder Verde, Peste Negra” (2003), del autor Paul K. Driessen, conocido académico de la Atlas Economic Research Foundation de los Estados Unidos y miembro retirado de organizaciones ecofanáticas como el Sierra Club y Zero Population Growth, que hoy le consideran un traidor a la causa. En la obra, el escritor denuncia la verdadera tiranía e inconciencia del fundamentalismo ambientalista, especialmente hacia la vida humana y los países tercermundistas.

Dice el autor que la necesidad de transparentar y responsabilizar “corporativamente” a las grandes compañías internacionales que son objeto de continuos ataques por parte de las organizaciones ambientalistas y activistas del mundo, también debiese ser exigida con el mismo rigor para estas mismas agrupaciones, como The Nature Conservancy, NRDC, Greenpeace, Friends of the Earth, Amnesty International, entre otras. Sin embargo, Driessen alega que, por el contrario, ellas se han incorporado a una “doctrina de la responsabilidad social corporativa”, muy difundida, por ejemplo, en los documentales del famoso cineasta norteamericano Michael Moore, que define como “participación de grupos de interés, desarrollo sostenido, principio preventivo y una visión particularmente sombría del mundo”.
En síntesis, la “responsabilidad social corporativa” se trata de buscar alcances por asuntos primordiales entre los asuntos derivativos, intentando identificar en una organización o una estructura dichas responsabilidades: el mecánico de un taller de vehículos es tan culpable como el gerente de la General Motors por la polución ambiental; el armero que ensambla revólveres en una maestranza es tan responsable como el delincuente que usa esa arma para asesinar a una víctima; etc.

Un caso ilustrativo es el que se presenta sobre la visión de los recursos en relación a este enfoque oscurantista de las responsabilidades, y que aloja generalmente en la conciencia de los fanáticos ambientalistas. Driessen lo describe así:
“Los eco-activistas creen equivocadamente, por ejemplo, que los recursos energéticos y minerales existen en cantidades finitas y que se están agotando rápidamente; que las actividades que llevan a cabo las corporaciones, especialmente las grandes compañías multinacionales, resultan inevitablemente en el agotamiento de recursos, en la degradación del medioambiente, y en el deterioro de la salud humana y de la sociedad toda, en el daño social y en un inminente desastre para el planeta; y que lo que dirige la toma de decisión de las corporaciones son las ganancias y no las necesidades y deseos de la sociedad y que bajo ningún punto de vista existe el deseo de servir a la humanidad”.
Esta singular visión supone necesario un control centralizado de la tierra y del uso de la energía dentro de un territorio, así también de la regulación de la producción económica, del consumo, de la capacidad de los mercados, de la fuerza laboral y, en general, una planificación socialista bastante dogmática y categórica, por lo que no es de extrañar su oposición al libre mercado y a la generación de riqueza por manos de grandes compañías (recordar atentados a cadenas internacionales de hamburguesas, bancos y otros). Como es de esperar, sin embargo, los sectores pobres o socialmente marginados son los que pagan más caro la aplicación de estas políticas de responsabilidad social corporativa. El mismo caso en que se encuentran los colonos de Pumalín, como se sabe.
Al respecto, resulta curioso que el campo de acción política preferido de los ecofundamentalistas sea, precisamente, el Tercer Mundo, los países pobres y en vías de desarrollo, los más dependientes de los recursos naturales que proporciona su territorio. En cambio, con las grandes potencias del hemisferio norte prácticamente no se meten, prefiriendo el enfrentamiento con compañías o cadenas corporativas que tengan sede en ellas por vías del activismo. La consecuencia es que la aplicación de estos criterios va marginando dentro de cada país sus propias posibilidades de desarrollo, como también sucede en Palena, con Parque Pumalín, al privar al resto de territorio de la capacidad hidroeléctrica particularmente valiosa de la zona, para un país escaso en fuentes energéticas como es Chile.
Un caso sorprendente lo apunta el propio Driessen, al recordar la hambruna que afectó a 2.5 millones de habitantes en Zambia. Estados Unidos intentó enviar ayuda humanitaria consistente en 26.000 toneladas de maíz, que hubiesen sido la salvación de varias familias. Sin embargo, una violenta presión internacional comenzó a ser ejercida sobre el Presidente Levy Mwanawasa para que rechazara la ayuda “yanki”, bajo el pretexto de que, al corresponder parte de la carga a granos transgénicos, eran peligrosos para la población. La Unión Europea, Greenpeace y los “extremistas verdes” de Europa colaboraron en esta campaña. Finalmente, Mwanawasa dejó los embarques acumulados en las bodegas (que la población desesperada incluso trató de asaltar) y declaró con ignorancia: “Preferimos morir de hambre antes que aceptar algo tóxico”. Nuevamente, ganaban los ecofanatismos… Y con ello también el hambre y la muerte.

Casos parecidos han ocurrido en Uganda, Sudán y Egipto, donde el único escudo contra el mosquito transmisor de la malaria podría ser el DDT, por su bajo costo y su efectividad. Conocidos los daños que provoca el pesticida, existen desde hace años normas que podrían permitir el uso de éste de manera controlada y supervisada para casos de emergencia como en esos territorios, pero la presión de los grupos ecologistas internacionales contra el DDT ha resultado mayor e insuperable. En consecuencia, datos de la Organización Mundial de la Salud demostrarían que el año 2000 la malaria infectó a más de 300 millones de personas, matando a unas 2.000.000 de ellas, la mayoría habitantes de las regiones ubicadas al Sur del Sahara. Más de la mitad de ellos eran niños, a un escalofriante ritmo de muerte de dos por minuto (3.000 por día).
Se recordará, por ejemplo, la campaña ecologista contra la Exxon Mobil, en los Estados Unidos, para exigir de la compañía actitudes precautorias contra el calentamiento global. La operación incluía teatro callejero, cartas públicas, presiones mediáticas y actos al estilo de las “funas” que se han popularizado en Chile. La monserga de los derechos humanos y las acusaciones apasionadas tampoco estuvieron ausentes. El punto es que, más allá de la legitimidad del reclamo de los activistas, quien en realidad coordinaba todos estos eventos era la Fundación de Texas para la Educación de Energía y Medio Ambiente (FTEEM), organismo que, a cambio, recibe buenas sumas de dólares desde la Energy Foundation, conglomerado conformado por la Fundación Rockefeller, Pew Charitable Trusts, Fundación John D. y Catherine T. MacArthur, Fundación Packard, Fundación Hewlett, la fundación McKnight y Fundación Joyce Mertz-Gilmore. Nada de extrañar a quienes saben que, en el caso chileno, Douglas Tompkis y los ecologistas profundos también están asociados a la Fundación Rockefeller y sus empresas reciben en los Estados Unidos ciertas facilidades tributarias como premio a sus “actividades ecológicas”.
Otro hecho inquietante es que estos grupos de fundamentalistas ecológicos, a pesar de su tendencia declarada como “antiglobalista” pero también antinacionalista y enemiga de las fronteras patrias, tienen una desafortunada tendencia a interferir o inmiscuirse directamente en asuntos de naturaleza política y territorial de otras naciones. Esto puede ir desde propuestas como la de declarar la Antártida territorio mundial sin ninguna clase de soberanía, hasta intervenciones de hecho en los procesos sociales de un país. Ya lo vimos en las protestas de comunidades indígenas en el Sur de Chile, en donde han sido detectados incluso algunos ecologistas extranjeros metidos en las revueltas y oscuramente introducidos en el país.

En este sentido, la campaña “indigenista” que logró frenar en Chile el proyecto energético de Alto Biobío -que originalmente contemplaba la creación de cuatro diques hidroeléctricos a parte de Ralco- es la misma que grupos ecologistas símiles han realizado en todo el resto del mundo, reacios a la instalación de energía obtenida de recursos hídricos o de plantas nucleares. Tal es el caso del proyecto de Planta Hidroeléctrica de Gujarat, en la India, que iba a dar electricidad a cerca de 5.000 villas y que también terminó detenido cuando ecoactivistas internacionales presionaron a las agencias crediticias para que retiraran el apoyo financiero del plan. La excusa no fue sólo el sentimentalismo análogo a los “indigenismos” vistos en Chile, en este caso señalándose que se “desarraigaría” a los habitantes ribereños del Guajarat, sino que se alegó también que el curso del río sería alterado y mataría la fauna que vive en los costados del caudal. Driessen agrega que el proyecto incluía un tratamiento de aguas para irrigación y consumo, que la habría puesto disponible para 35 millones de persona.
El diario “La Segunda” del viernes 20 de abril de 1999 publicó en su página 24, un interesante reportaje demostrando que existiría una gran relación entre el alzamiento de los mapuches que buscan directamente la fundación de un nuevo Estado en la Araucanía, con financiamientos provenientes desde Vancouver, Canadá. Otros tantos provendrían también desde España. Aunque el reportaje no lo menciona, muchos de estos contactos son de corte ecologista y secesionista, interesado en despertar en toda América fenómenos de emancipación indígena como los observados en Chiapas.
Sobre la negativa generalizada de los ecologistas a la presencia de plantas de energía nuclear (que en Chile resultarían quizás una salvación al problema del desabastecimiento energético), vale recordar que magnates ecologistas establecidos en el país, como el propio Douglas Tompkins, mantienen estrechos vínculos con activistas tan singulares como el norteamericano David Foreman, que en los años 80’s fue acusado de intentar colocar un aparato explosivo en una planta nuclear. Las actividades de Foreman, según fuentes norteamericanas, fueron financiadas desde 1996 por Tompkins, a través de su esposa. Foreman era el fundador de organizaciones fundamentalistas (y varias veces violentistas) como Sierra Club y ¡Tierra Primero!

Ecología profunda: una idea noble con métodos abominables

Las dificultades de Tompkins y otros ecofilántropos con los colonos, como vemos, no son casuales. El fundamentalismo ecologista viene proponiendo desde hace muchos años la baja poblacional y el freno a la intervención humana en la naturaleza, algo contemplado en las propias bases de la Ecología Profunda, movimiento liderado por Tompkins. El principio N° 5 de las ocho leyes de conciencia del Movimiento, dice:
“El florecer de la vida y de la cultura humana es compatible con un descenso radical en el número de la población humana. El florecer de la vida no humana también necesita de este descenso”.
La Ecología Profunda nació hacia los años setenta en Noruega como parte del fenómeno hippie, cuando el eco-filósofo y montañista Arne Naess concluye en que la única manera de terminar con la intervención negativa del hombre con la naturaleza es, sencillamente, evitando todo tipo de intervención. Naess se inscribe entre los escritores influyentes del movimiento de la época, junto a Timothy Leary, Henry Thoreau, Aldus Huxley y otros, inspirados en el orientalismo y el pacifismo new age. A pesar de considerar al hombre como “parte de ella”, su ideología intenta trasladar las bondades del pensamiento democrático a las de algo tan distinto como la naturaleza, poniendo al ser humano en una categoría en donde no estará jamás en contra ni por sobre ella. La promoción del aborto es una de las acusaciones que más frecuentemente cae sobre sus militantes.
Hablamos de un “fascismo ecológico”, por decirlo de algún modo, en donde la Naturaleza es el Estado. Curioso es, sin embardo, que los defensores de esta tendencia rara vez se declaran tales: en Chile, ni los más acérrimos defensores del magnate de la Ecología Profunda, como la renunciada ex-directora de la CONAMA y gran receptora de aportes en dinero de Tompkis, doña Adriana Hoffmann, declaran sentirse afiliados a dicha corriente.
El problema de los fundamentalismos ecológicos es, sin embargo, que no han llegado a conseguir grandes logros para sus causas y sus propuestas suelen terminar comprendidos como utopías imposibles, reducidos únicamente a la protesta, la conspiración y la intriga. La pérdida de protagonismo del simpatizante Al Gore en la arena política norteamericana, ha constituido para ellos uno de esos graves retrocesos de los últimos años. Es por esta razón que han recurrido a recursos extremos, como atentados terroristas y hasta asesinatos con cartas bombas en casos terminales.
El despoblamiento y los problemas con los colonos, aunque carecen de la violencia manifiesta de un acto terrorista, son producto de las mismas concepciones fundamentalistas que han abordado a un grupo de fanáticos en franca retirada, pero cada vez más decididos a la imposición de su ecología “a toda costa” y, por lo tanto, más peligrosos e insistentes.
Debemos tener el claro que se trata con personajes involucrados con un sueño imposible, con un propósito utópico pero cuyo fracaso no es admisible, y con un movimiento cuyo objetivo de conciencia es arrastrar a las naciones hacia estados inferiores de desarrollo, en donde el ser humano en sí es un problema, una amenaza, y lo es, por lo tanto, toda forma de intervención u organización humana, por lo que necesariamente se pasa por sobre el reconocimiento de las naciones, de los derechos soberanos y de los límites territoriales. Dicho de otro modo: una muy buena idea, como es la preservación del bosque nativo, pero llevada de una mala aborrecible y condenable, a través de la intolerancia, el desprecio por la presencia humana, la falta de respeto a los acuerdos y las necesidades nacionales, además de las fundadas sospechas que no dejan de generar suspicacias sobre la verdadera naturaleza de proyectos de protección ecológica en los territorios comprados por magnates como Schidlowsky, Klein y Tompkins.

Anexo: Los principios fundamentales de la Ecología Profunda

Las siguientes, son las “leyes de conciencia” enumeradas por el fundador de la Deep Ecology, Arne Naess:
1.- “El bienestar y el florecimiento de la vida humana y no humana en la Tierra tienen valor en sí mismos. Estos valores son independientes de la utilidad del mundo no humano para los objetivos humanos”. (Esta es la base del pensamiento de la Deep Ecology, al considerar que las leyes biológicas se anteponen a las humanas).
2.- “La riqueza y la diversidad de las formas de vida son valores en sí mismos y contribuyen al florecimiento de la vida humana y no humana en la tierra”.
3.- “Los humanos no tienen derecho a reducir esta riqueza y esta diversidad, salvo para satisfacer necesidades vitales”. (Sobre este punto, es necesario advertir que Naess considera que los seres humanos ya estamos pasados del nivel cuantitativo óptimo y que toda intervención actual no reviste de una “necesidad vital” que la justifique. Para Naess, el número apropiado de seres humanos en el mundo nunca debió superar los 100 millones).
4.- “La interferencia humana actual en el mundo es excesiva y la situación empeora en cada momento”.
5.- “El florecimiento de la vida y la cultura humanas es compatible con un descenso sustancial de la población humana. El florecimiento de la vida no humana no requiere ese descenso”. (Naess era un decidido defensor de lo que denominaba “el derecho a un aborto seguro” que tuviera por consecuencia el descenso poblacional, algo que los actuales ecologistas profundos esconden tercamente).
6.- “Deben cambiarse las políticas que afecten a las estructuras económicas, tecnológicas e ideológicas básicas”. (Esto explica la tendencia intervensionista).
7.- “El cambio ideológico consiste fundamentalmente en apreciar la calidad de vida viviendo en situaciones de valor inherente, más que adherirse a un nivel de vida cada vez más alto”.
8.- “Aquellos que acepten los puntos anteriores, tienen la obligación de participar en la habilitación de los cambios necesarios y hacerlo de manera pacífica y democrática”. (Hemos visto, sin embargo, que esto no siempre ha sido así).

CORPORACION DE DEFENSA DE LA SOBERANIA
Creada en 1960 como Comité Patria y Soberanía y fundada formalmente en noviembre de 1965. Constituida como Corporación en Escritura Pública del 7 de Junio de 1995. Personalidad Jurídica reconocida en Santiago el 2 de Abril de 1996, publicada en el Diario Oficial del 17 de Mayo de 1996. El material publicado en esta página no está siendo empleado con fines de lucro, por lo que autoriza su reproducción con objetivos informativos o educacionales. http://www.soberaniachile.cl/ - Santiago de Chile

One Response to “FUNDAMENTALISMO VERDE Y AMENAZA GEOPOLÍTICA-LOS MONOPOLIOS TERRITORIALES EN MANOS DEL ECOIMPERIALISMO”
EDIT.: gabrielsppautasso@yahoo.com.ar DIARIO PAMPERO Cordubensis. INSTITUTO EMERITA URBANUS. Córdoba de la Nueva Andalucía, 25 de abril del Año del Señor de 2009. Fiesta de SAN MARCOS, Ap. y Evang. Sopla el Pampero. ¡VIVA LA PATRIA! ¡LAUS DEO TRINITARIO! gspp.

Un aporte del Dr. Roberto Castellano

Editó Gabriel Pautasso
gabrielsppautasso@yahoo.com.ar
DIARIO PAMPERO Cordubensis

IR a la portada de Diario Pampero Blog

La conexión CIA-Mossad-"guerra contraterrorista" en Latinoamérica


Los "ejércitos privados" y la estrategia de Washington.
Un proceso de investigación realizado por legisladores y medios de comunicación permitió detectar que un gobernador argentino contrató un servicio de espionaje privado vinculado al Mossad (servicio secreto israelí) con la finalidad de realizar tareas de seguridad e inteligencia para su gobierno, sustituyendo áreas de competencia institucionales reservadas a las fuerzas de seguridad de esa provincia.

Por Manuel Freytas


Se trata de Jorge Alperovich, gobernador de la provincia de Tucumán, una provincia situada en el norte argentino, quien contrató los servicios privados de la empresa Security and Intelligence Advising (SIA), una organización internacional especializada en la planificación y organización de programas de seguridad, inteligencia y protección, para las compañías privadas más importantes, como así también para instituciones y gobiernos en todo el mundo.

Security and Intelligence Advising está especializada en la consultoría en seguridad, inteligencia y protección, fundada en Israel y formada por un grupo selecto de profesionales con probadas aptitudes, vasta experiencia y reconocida trayectoria.
Según su propia descripción SIA está compuesta por un equipo de expertos oficiales senior retirados de diversos servicios de seguridad e inteligencia (GSS) y de varias unidades de elite del Ejército de Defensa de Israel, y reúne un grupo altamente calificado de profesionales con años de experiencia sin igual en la evaluación, planificación y aplicación de programas de seguridad, inteligencia y protección.
Asimismo, SIA cuenta entre su grupo de profesionales a varios oficiales retirados de los servicios de inteligencia europeos, que suman a la empresa su probado conocimiento y experiencia en tareas de contrainteligencia y operaciones especiales.
En otras palabras: SIA forma parte de la red multinacional de empresas que hacen sus ganancias en el mercado de "seguridad e inteligencia" que se desarrollan bajo el paraguas de la "guerra internacional contra el terrorismo" impulsada planetariamente por el presidente George W. Bush, y para la cual Washington y el Congreso estadounidense han autorizado unos US$ 30.000 millones de presupuesto desde el 11 de septiembre en adelante.
Entre la variada gama de servicios que ofrece a sus clientes SIA (que vocalmente suena como CIA) hay uno que particularmente define su competencia en un área altamente sensible a la estrategia del Imperio norteamericano en la región: Investigación en Antiterrorismo.

La "guerra contraterrorista" - Espionaje en Tucumán
Es en ese punto donde la SIA se toca y se entrelaza con la red latinoamericana de espionaje montada por la Central de Inteligencia (CIA) estadounidense y el servicio de inteligencia israelí (Mossad), cuyo objetivo central -sostenido institucionalmente tanto por el gobierno de Bush como por el de Sharon- es la "guerra contraterrorista" desarrollada en el campo de la inteligencia y de las operaciones especiales.
Como escribe Heinz Dieterich Steffan, estas células operativas de la CIA-Mossad (como es el caso de la SIA) se valen del intento de ciertos gobiernos y clases políticas de privatizar determinadas funciones de soberanía del Estado, y convertir a los cientos de miles de empleados armados de esas compañías en una reserva paramilitar para funciones represivas del Estado, tal como se observa, por ejemplo, en Argentina.
Mas preocupante aun -sostiene Dieterich - es la zona gris de operadores de las guerras sucias, en la cual los servicios de inteligencia y fuerzas militares estatales, los productores, comerciantes y lobbyistas de la industria armamentista y los escuadrones de la muerte, interactúan, tal como sucedió recientemente en la venta de armamento israelí a los escuadrones de la muerte de Colombia: los paramilitares.
En el área de Centroamérica y el Caribe, ex agentes y militares israelíes jugaron un papel fundamental en el entrenamiento profesional de los primeros escuadrones de la muerte de los narcotraficantes colombianos del Cartel de Medellín, en 1990.
El jefe de este grupo, el teniente coronel Yair Klein, de la unidad de elite Harub, formó en 1989 su empresa "Punta de Lanza", especializada en la venta de armamento y tecnologías bélicas, que después de entrenar a los paramilitares latinoamericanos regresó a Israel con los bolsillos llenos de narcodólares.
No obstante -y según las investigaciones de Dieterich- la intervención de los servicios secretos israelíes en esa región se remonta una década más atrás, cuando a inicios de los ochenta el know how de "contrainsurgencia" de esos servicios fue puesto al servicio de los primeros terrorismos de Estado en Honduras y Guatemala, para convertirse pronto en engranaje integral de la agresión de los mercenarios del gobierno de Ronald Reagan y del padre de W. Bush (los "contras") contra el gobierno sandinista de Nicaragua.

El verdadero rol imperial de estas empresas de inteligencia -además de su millonario negocio en el área empresarial- consiste en la privatización de la inteligencia y de las áreas de seguridad estatal en las naciones latinoamericanas, con la finalidad de controlar sectores claves de información sobre personas, instituciones y organizaciones políticas y sociales de esos países.
El punto de confluencia con la estrategia militar y geopolítica de EE.UU. se traza a partir de la "guerra contra el terrorismo" que reemplaza en la lógica doctrinaria imperial a la "guerra antisubversiva" de la década del setenta y de la era reaganiana en Latinoamérica.
El alto ejecutivo (Security Senior Expert) de la SIA, Amar Salmar, quien intervino como invitado especial de un evento de empresarios latinoamericanos y estadounidenses de organizaciones privadas de "seguridad e inteligencia" realizado en Miami por la Latin American Security Association (ALAS), pronunció una conferencia sobre "El rol de la inteligencia en la lucha contra el Terrorismo Global en el Siglo XXI".

Ejércitos privados
Con la desaparición de la guerra por áreas de influencia con la URSS , las viejas consignas "antimarxistas" de las dictaduras militares formadas en la Escuela de las Américas fueron sustituidas gradualmente por las banderas de la lucha contra el terrorismo, las drogas y el crimen organizado con las que EE.UU. justifica su injerencia intervencionista en la región latinoamericana.
Con la desaparición del "peligro marxista", y acorde con las nuevas metodologías expansivas del capitalismo transnacional, surgió el nuevo objetivo imperial: la "privatización" de la obsoleta maquinaria de los ejércitos y servicios de inteligencia que ya habían cumplido su rol represivo militar con la doctrina de seguridad nacional exportada desde el Pentágono hacia el Comando Sur de los EE.UU..
Los ejércitos de "seguridad e inteligencia" privados fueron sustituyendo más eficientemente en el control social y político a las vetustas y desmovilizadas tropas de los ejércitos represores latinoamericanos que habían perdido vigencia con el ingreso de las democracias made in USA en los ochenta y los noventa.
De esta manera -en el área de la inteligencia y la seguridad- estas células privadas de la CIA y el Mossad israelí, cierran el proceso de desmantelamiento de los estados nacionales latinoamericanos iniciado con el modelo de libre mercado y privatizaciones lanzado por Washington en la década de los noventa, y cuyo paradigma más significativo fue la dupla Menem-Cavallo en la Argentina.
Dentro de este nuevo esquema los servicios de información latinoamericanos -salvo Cuba y Venezuela- se convirtieron en sucursales operativas de las políticas de inteligencia diseñadas para el control operativo y estratégico de Washington en la región.
Sistemáticamente, y durante los nuevos "gobiernos democráticos" controlados por EE.UU., la inteligencia norteamericana-israelí fue imponiendo a las administraciones de turno -a través de campañas mediáticas o de presiones políticas- ajustes presupuestarios y reducción de agentes en las estructuras oficiales de inteligencia.
A través de gigantescas campañas mediáticas contra las drogas, el terrorismo y el crimen organizado, los ejércitos privados -convertidos en verdaderas máquinas de facturación comercial- fueron ocupando el rol que antes ocupaba el Estado en la implementación de políticas de seguridad e inteligencia.

¿Una provincia Argentina controlada por el Mossad israelí?
En un trabajo titulado "Espionaje en Tucumán" el periódico electrónico Seprin difunde una denuncia (confeccionada con pedidos de informes legislativos y por investigaciones periodísticas) sobre la contratación, por parte del gobernador de Tucumán, Jorge Alperevich, de un servicio de "espionaje privado" provisto por la empresa SIA.
Según Seprín, el gobernador, que cuenta con respaldo de la DAIA (organización representativa de la comunidad judía en la Argentina), realizó la contratación en un momento que desde "el Gobierno Nacional se busca la destrucción de las FFAA y FFSS a partir de desmantelar sus servicios de inteligencia, bajar presupuesto y destrucción moral de las Fuerzas Armadas".
Según la publicación "muchos consideran que se estableció una base del Mossad en Tucumán, mas que nada porque creen que hay células terroristas dormidas en esa provincia (comunidad árabe)".

Luego la publicación presenta las pruebas documentales de la investigación:
1 - DECRETO Nº 191/1(MSC) mediante el que se establece que la seguridad de todas las dependencias públicas está a cargo de la Policía de la Provincia
2 - Decreto Nº 344/1 contratación directa de la empresa Security and Intelligence Advising (S.I.A.)
3 - Pedido de informes del Leg. A. Sangenis al Ministerio de Seguridad Ciudadana; 17/03/2004
4 - Pedido de informes ampliado por un grupo de legisladores
5 - Antecedentes de la empresa S.I.A.
6 - Repercusión periodística
7 - Ley Nº 24.059 de SEGURIDAD INTERIOR

latinoamérica http://www.agp.org/

Con el aporte de la Sra Marta Dominguez Matheu

Editó Gabriel Pautasso
gabrielsppautasso@yahoo.com.ar
DIARIO PAMPERO Cordubensis

IR a la portada de Diario Pampero Blog

Raúl Alfonsín el nuevo mito


La sociedad recordando una oratoria compradora, pero no cristalizable en la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos, ni en el cumplimiento de ninguno de los principios del Preámbulo recitados en la campaña electoral, hoy está creado el mito RA estadista, iluminado, nuevo héroe nacional, todo por aquello que Borges señaló respecto a que la muerte mejora a los hombres, olvidando esa misma sociedad las siguientes perlas negras del gobierno del doctor Alfonsín.

Por Eloy Soneyra (*)

-Accedió a la presidencia denunciando un inexistente pacto sindical militar y posteriormente en ejercicio de la presidencia, denunció también una inexiste conmoción para justificar el decreto 1049 declarando el estado de sitio, sin intervención del Congreso, ante otra sedición interna donde la justicia terminó sobreseyendo a los imputados al no existir pruebas, al punto que el diputado Natale señaló que los argumentos esgrimidos por el ejecutivo tenían mucho de imaginación y poco de realidad.
-Durante su gobierno se votó bajo Estado de Sitio, y se dio impulso a la crotoxina como anticancerígeno, sobre una investigación descartada por 1940 en Brasil y pretendidamente actualizada por investigadores que pergeñaron una monografía con datos falsos y falaces, con fotos de un tumor redimido en una supuesta cura que eran fotocopia de un trabajo publicado en una revista médica de EE.UU.
-Buscó fundar la Tercera República como un modo de continuar con su idea afín con la socialdemocracia, incoherente e innecesario proceder de quien debió entregar la presidencia sin cumplir su mandato, ante el aquelarre económico, financiero y político al que había llevado a la Republica por atender lo que no debía y dejar de hacer lo que le correspondía. Callando que la República había sido jaqueada por múltiples revoluciones promovidas, consentidas o aplaudidas por radicales que habían golpeado las puertas de los cuarteles, desde 1890 a 1976.
-No fue padre de la democracia, pues está nació del hartazgo de la sociedad a los golpes cívico militares que antes quería, idea a la que había llegado, porque también la última Junta Militar así lo había entendido gracias a los cachetazos de Margaret Thatcher en Malvinas.
-Gastó sumas millonarias para llevar la capital de la nación a Viedma, para lo cual además puso en venta el privilegiado inmueble que ocupaba la embajada argentina en Japón.
-Elevó los niveles de pobreza a los que respondió con el Plan Alimentario Nacional, que como las cajas de pan dulce y sidra de Perón, las utilizó con fines electoralistas, en vez de impulsar inversiones que generarían empleo.
-Concretó la persecución a la prensa libre, como al periodista Daniel Lupa preso en 1985 acusado con la patraña de ser uno de los responsables de la conmoción interior, (justificada en una foto de la voladura del portón de madera de la casa de un militante radical), hecho nunca probado ante la Justicia , también los 30 periodistas a los se les dictó la orden de encarcelar, por exteriorizar que no compartían el actuar presidencial, estaban entre ellos Carlos Manuel Acuña y Rosendo Fraga, y también disponer el levantamiento de infinidad de programas y campañas maldicientes en los medios estatales que alcanzaron hasta a la conductora de los almuerzos televisivos.
-Haber dejado de lado el acuerdo de la Argentina en el Atlántico y Chile en el Pacífico, entregando al país andino el canal de Beagle y con él, entre otras las islas Picton, Nueva, Lenox y Cabo de Hornos. Hecho que además perjudicaba los derechos argentinos sobre un sector de la Antártida. Justificándose con un plebiscito donde había puesto a la ciudadanía ante la falsa disyuntiva Beagle o guerra, entusiasmado por correligionarios para promoverlo al Nóbel de la Paz.
-Subir al púlpito para concretar una mala defensa de la corrupción oficial, señalada por el obispo en el Tedeum de un fiesta patria, ejerciendo así una pésima praxis democrática y de intolerancia.
-Lograr por no contener el gasto oficial la mayor hiperinflación de la historia nacional al alcanzar el 4.923,3 % anual, por cubrir los gastos gubernamentales con emisión, hecho que implicaba la aplicación de un impuesto no legislado, producto de equilibrios macroeconómicos no logrados, presión de los servicios de la deuda y una puja creciente distributiva no canalizada, que condujeron a recesión, inestabilidad e inflación fruto de ese andar político sin norte y sin base sustentable.
-Detener el desarrollo nuclear del país, la construcción de submarinos y de un excelente tanque requerido por distintos países, cerrando un camino a sustanciales exportaciones que si Brasil concreta.
-Desarrolló con las Fuerzas Armadas una política presupuestaria significativamente inferior a la de países vecinos, conduciendo a la Nación al estado de indefensión. Proceder que había adelantado en escritos donde firmaba con el anagrama Alfonso Carrido Lura como seudónimo en una revista del 70.
-Impuso retenciones agropecuarias para cerrar presupuestos agigantados por el incremento del gasto público.
-Establecer rebajas de penas, el 2 por 1 a los delincuentes comunes y 3 por 2 a los terroristas, proceder que inició una creciente ola de crímenes y delincuencia, inicio de un pésimo garantismo.
-Firmó el inconstitucional el decreto 158/83 pues:
* Se arrogó el conocimiento de causas pendientes vedado por el artículo 109 de la Constitución.
* Violó el principio penal de inocencia del artículo 2 del Pacto de San José de Costa Rica.
* Dio por probado lo que debía ser objeto de investigación judicial.
* Supuso la sumisión del Congreso que sancionaría las leyes que “ex post facto”, cuyos proyectos enviaría.
* Hizo juzgar a los Comandantes por “violaciones a los DD.HH, olvidando que la situación descripta por las Convenciones Internacionales de esos derechos, se refieren a un estado de paz”, donde se concretan esos delitos y no en la guerra, situación en la que corresponde aplicar las “Leyes y Usos de la Guerra ” como las enuncian las Convenciones: de La Haya de 1899, la IV de 1907, la de La Habana de 1828 y la de Ginebra de 1980. Guerra que si la reconocían las organizaciones como el ERP y Montoneros en sus comunicados y revistas, como también la Cámara Federal que en su fallo dejó sentado la situación de “guerra” o “Guerra revolucionaria” y no la de paz. Guerra que los “jóvenes idealistas” emprendieron no para aniquilar a las FFAA, sino para acabar con las instituciones de la República.
-El mismo Alfonsín que había hablado bien del golpe de 1976 y adherido en publicitadas en los medios impresos, inició la persecución de quienes jugaron su vida por combatir la ofensiva Castro-Comunista que asoló la Argentina , aceptando una sentencia insanablemente nula por:
1º) Falta de proceso legal,
2º) Falta de una acusación válida,
3º) La Cámara actuante importaba una “comisión especial” prohibida por el artículo 18 de la Constitución ,
4º) Se sacó a los “procesados” de sus jueces naturales,
5º) Porque por lo menos cuatro de los seis miembros y el fiscal debieron excusarse de intervenir,
6º) Impuso un pena inexistente en el Código Penal,
7º) Por la manifiesta parcialidad del tribunal contra los “procesados”,
8º) Haber impuesto la idea nazi a los acusados de inversión de la prueba.
-Se ocultó que claramente la Cámara reconoció la respuesta de las FFAA a la guerra y así dijo en su sentencia que:
* “Reconocía la necesidad de reprimir y combatir las bandas terroristas”
* “Se ha recorrido el camino de la guerra. La guerra civil, la internacional, la guerra revolucionaria o subversiva”
* “En la República Argentina , cabe concluir que de los criterios clasificatorios que se vienen de expresar, éste se correspondió con el concepto de guerra revolucionaria”
-Vivió el asesinato de doce soldados y policías, en el asalto al Cuartel de la Tablada , que según señalara un conocido terrorista se planeara desde uno de sus ministerios.
-Mantener a los jubilados cobrando 126 australes y otorgar 270.000 australes, fruto de la jugosa pensión mensual que se le adeudaba, a la mandataria desplazada en 1976.
-Fue defensor en 1972 en el juicio de los asesinos erpianos de Oberdan Salustro, defensa que los abogados podían ejercer, si contaban con la aprobación de la Organización que requería afinidad ideológica. Probada en su alegato: "...los subversivos no son delincuentes, sino combatientes, integrantes de un ejército revolucionario del pueblo alzado en armas, en rebelión abierta, en operaciones". Al hablar de ejército, RA reconoció inconscientemente la situación de guerra interna.
-Sus favores a los asesinos montoneros de su correligionario Dr. Arturo Mor Roig.
-En su gobierno contamos con:
* El negociado de los pollos de su ministro Mazorín adquiridos en Hungría por más de u$s 50 millones.
* Los ilícitos en la Aduana por ingreso inicuo de 15.000 kilos de su administrador Juan Carlos Delconte , cuyo valor rondaba en los u$s 1.500. millones
* La falta de u$s 100 millones del Banco Central.
* El déficit de u$s 3.000 millones del Banco Hipotecario, por impagos prestamos políticos.
* La pérdida del patrón de peso, que era el "kilo de platino", que se sacó del país para tararlo con su par de París, y que el funcionario portante perdió.
* El incremento de la deuda pública, mal llamada externa, pues una importante parte estaba en el país.
-Aumentó la burocracia, incrementando en el Estado las 8 secretarías a 42; las 20 subsecretarías a 96 y en 280.000 agentes la planta de empleados públicos, por lo que pidió en 1989 al Congreso la declaración de estado de emergencia, para incrementar la carga impositiva de la ciudadanía sin recortar los gastos estatales.
- No cercenó la venta de armas al estado terrorista de Irán.
-Firmó el Pacto de Olivos para modificar la Constitución cuando un año atrás desde Santa Rosa no propiciaba ese cambio.
-Mantuvo en el área estatal los servicios de luz, gas y aguas a pesar que por su ineficiencia obligaban a reiterados cortes, y a los teléfonos se podía acceder pagando larga cuotas en su plan Megatel; compárese cuanto tiempo hoy tarda cualquier ciudadano en tener una línea por celular.
-Su viaje a China, no trajo ninguna inversión, como tampoco lo lograron sus otros periplos muy bien exaltados por los medios afines.
Fue si, una figura coherente con las ideas de la socialdemocracia europea. Lo malo de la aparición en la política de este nuevo mito argentino, sin considerar las falencias y falacias de su gobierno, es que nuevas figuras partidarias sigan con la creencia que la prosperidad de las naciones y la calidad de vida de los ciudadanos se logra con el Estado Protector o con autoritarismo y no por el esfuerzo de los habitantes de la Nación , que cotidianamente buscan satisfacer sus derechos inalienables a la vida, a la propiedad, la libertad y a la búsqueda de la felicidad; visión que si es también gubernamental, atrae las necesarias inversiones externas que crean trabajo sea en la producción o la prestación de servicios. Como lo muestra la historia del milagro argentino de 1880 a 1930, donde no había desocupación y los trabajadores compraban terrenos para edificar sus casas, amparados por solo seis artículos del Código Civil de 1871, concentrando la Argentina el 50% de la inversión extranjera en América Latina, valor que cayó al 3% en el año 2003. Por ello es necesario que los actuales dirigentes nacionales vean que muchos de los ciudadanos que fueron a despedir sus restos, no eran radicales, pero se sumaron a los homenajes al doctor Alfonsín como rechazo al actual modo de conducción progresista, como lo hicieron ateos, católicos y no católicos, creyentes y laicos ante los ataques a la Iglesia, en la recordada “procesión de Corpus de 1955”, bautizada luego como manifestación de Corpus


(*) Para los que no lo conocen, Eloy Soneyra es un ex marino de la promoción 80 de la E.N.M. que además es sociólogo y se desempeño muchos años como consultor del área de recursos humanos en Chile (en la época de oro de Chile) y actualmente lo hace en la Argentina.
Un aporte de Rodolfo Jorge Brieba

Editó Gabriel Pautasso
gabrielsppautasso@yahoo.com.ar
DIARIO PAMPERO Cordubensis

IR a la portada de Diario Pampero Blog

Degradación

No se equivoque el lector. El término no corresponde a la mujer de la izquierda, Sabrina Frederic, subsecretaria de Formación del Ministerio de Defensa, sino al personaje del medio, Jorge Godoy. (Me cuesta anteponerle el grado de Almirante, porque sería equipararlo a Brown, Quijada, Mayorga y Robacio, entre muchos otros que honraron el uniforme de la Patria).
El look de la subordinada de Horacio Verbitsky, el Ministro de Defensa real (la Garré es una mascarón de proa, y encima, una perseverante chupandina) no es de ningún modo casual, sino estudiado. Lo que se trata es de humillar aún más a los arrastrados, que tienen mucho más miedo que vergüenza.

Godoy es el símbolo de todos ellos.

Nota catapúltica: Sabrina Frederic, antropóloga de la UBA y doctorada en por la Universidad de Utrecht (Holanda) es un cuadro del Establishment cultural marxista. A su vuelta de Europa, fue docente del Instituto de Altos Estudios Sociales (IDAES) de la Universidad Nacional de San Martín, creado por José Nun, actual Secretario de Cultura.
Luego consiguió una cátedra en la Universidad de Quilmes, una auténtica “cueva” de rojos y rojas. (Ver algunos de los Doctorados Honoris Causa que otorgó).

Anexo I
Información del Ministerio de Defensa

El Ministerio de Defensa informa que ha sido designada como subsecretaria de Formación la doctora Sabina Frederic. El nombramiento fue oficializado con la publicación en el Boletín Oficial de hoy del Decreto 77/2009, firmado por la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, la ministra de Defensa, Nilda Garré, y el jefe de Gabinete de Ministros, Sergio Massa.
La Subsecretaría de Formación, dependiente de la Secretaría de Estrategia y Asuntos Militares, orienta y supervisa los institutos de formación de oficiales, suboficiales y oficiales superiores de las Fuerzas Armadas.
Frederic es doctora en Antropología Social de la Universidad de Utrecht, Especialista en Planificación y Gestión de Políticas Sociales de la Universidad de Buenos Aires, Profesora Asociada de la Universidad Nacional de Quilmes e Investigadora de Carrera del CONICET.
Hasta su designación como subsecretaria de Formación, Frederic se desempeñaba como Coordinadora del Consejo de Políticas de Género y del Observatorio Sociocultural de la Defensa, unidad destinada a estudiar la profesión militar en la Argentina, mediante un convenio entre el Ministerio de Defensa y la Universidad Nacional de Quilmes.

www.mindef.gov.ar/

Anexo II


Doctorados Honores Causa de la Universidad Nacional de Quilmes
La Universidad Nacional de Quilmes otorga títulos de Doctor Honoris Causa a personalidades destacadas de la ciencia, la cultura, la política y la historia.

- Doctor Juan Gelman
Nombrado Doctor Honoris Causa por conjugar en su obra el compromiso social y poético, templando la poesía con las grandes cuestiones de nuestro tiempo; y por su participación activa y protagónica en la lucha por la vigencia de los derechos humanos, tanto en Argentina como en América latina. Fue nombrado Doctor Honoris Causa el 9 de marzo de 2007.

- Doctor Baltasar Garzón Real.
Magistrado Juez de la Audiencia Nacional Española.
Nombrado Doctor Honoris Causa por su amplia labor en defensa de los derechos humanos mediante la aprobación de varios tratados específicos desde la finalización de la Segunda Guerra Mundial; según Resolución del Consejo Superior 171 de 2002.

- Doctor Emilio Fermín Mignone.
Abogado, miembro del Consejo Internacional de ARTICLE 19, del Centro Internacional Contra la Censura, de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, del Instituto Interamericano de Derechos Humanos, de la Academia Nacional de Educación, entre otros; ex Rector de la Universidad Nacional de Luján, docente en la UBA, UCA, FLACSO, entre otras; Profesor Emérito de la Universidad Nacional de Quilmes y Honorario de la UBA.
Nombrado Doctor Honoris Causa por su larga y multifacética actividad pública, ejemplo constante de vigor intelectual, lucidez y apertura, esforzada productividad, valentía, honradez y libertad personal puesta al servicio de sus semejantes; según Resolución del Consejo Superior Nº 102 de 1999.

- Doctor Héctor José Cámpora.
Ex Presidente de la Nación (asumió el 11 de marzo de 1973 y el 13 de julio del mismo año renunció para llamar a las elecciones que ganó Juan D. Perón).
Nombrado Doctor Honoris Causa por su dilatada trayectoria ciudadana, como ejemplo de virtud y de consecuencia con los ideales que profesó; según Resolución del Consejo Superior Nº 083 de 1999.

- Doctor Raúl Ricardo Alfonsín.
Ex Presidente de la Nación (1983 / 1989).
Nombrado Doctor Honoris Causa por su empeño en restablecer la democracia como modo de vida de todos los argentinos y su vocación por instalar un sistema democrático de derecho; según Resolución del Consejo Superior 082 de 1999

Catapulta.com.ar
Artillero : Profesor Dr. Augusto Padilla
Centurión : Jorge Ortiz

Editó Gabriel Pautasso
gabrielsppautasso@yahoo.com.ar
Con el aporte de Jorge Di Napoli.
Para: DIARIO PAMPERO Cordubensis

IR a la portada de Diario Pampero Blog