jueves, octubre 09, 2008

Perón y su proyección al año 2000



Como se defiende la Patria

La capacidad docente del General PERÓN se pone de manifiesto en sus libros y discursos fundamentales. Pero también en sencillas cartas en las que expone sus directivas para la organización del Movimiento, o despliega con sobriedad el sentido trascendente del Amor a la Patria. Tal el caso de la que transcribimos a continuación, dirigida a uno de los integrantes del equipo nacional de remo, campeón panamericano en los Juegos Deportivos de 1951. Notable lección para los jóvenes sometidos hoy a la droga, la pornografía, la videocracia destructoras y funestas.

Señor
OSCAR MORENO
Presente

Amigo deportista:

Como usted he sido joven y he sido deportista, por eso puedo escribirle como compañero y como argentino.
Defender los sagrados colores de nuestra Bandera en una justa deportiva presupone el mismo honor y el mismo sacrificio que hacerlo en cualquier otra ocasión. A la Patria se la defiende de una sola manera: con toda el alma, con toda la vida.
Recuerde compañero que esa defensa usted es la síntesis de todo un pueblo. Es la expresión del poderío físico y espiritual de ese pueblo y de su raza. En usted estarán puestos los ojos y el corazón de todos los argentinos y de usted depende su alegría, su satisfacción o su tristeza.
En los deportes, como en todas las cosas de la vida, se vence con la cabeza, se llega con el corazón y se llega aún más allá con la voluntad tenaz e inflexible de vencer. El cuerpo y su entrenamiento hacen el resto.
Recuerde también que con el prestigio argentino defendemos el honor común que es nuestro sagrado patrimonio. El nos obliga a vencer, pero a vencer bien. Un deportista que es capaz de vencer debe saber también perder. En ambos casos con honra.
Ponga su fe en el éxito; persevere en prepararse, llame hasta la última reserva de su voluntad para ponerla en la prueba y espere confiado en la suerte que le auguro y no ha de faltarle si se ha preparado bien física y espiritualmente para luchar.


Fdo JUAN PERÓN

El pensamiento del General J. D. Perón

La aparición y la evolución de la concepción justicialista es parte del desarrollo histórico natural de nuestras ideas, y es patrimonio de todo el pueblo argentino; en esa medida el ideólogo es sólo un intérprete.
No obstante en nuestro país todavía persisten muchos esclavos de la injusticia y y de la inseguridad. Ni la justicia social ni la libertad – recíprocamente apoyadas – son comprensibles en una comunidad integrada por hombres que no se ha realizado plenamente en su condición humana.
Es por eso el Justicialismo quiere para el hombre argentino:
* Que se realice en sociedad, armonizando los valores espirituales con los materiales y los derechos del individuo con los derechos de la sociedad.
* Que se haga una ética de su responsabilidad social.
* Que se desenvuelve en plena libertad en un ámbito de justicia social;
* Que esa justicia social está fundada en la ley del corazón y de la solidaridad del pueblo, antes que en una ley fría y exterior;
* Que tal solidaridad sea asumida por todos los argentinos, sobre la base de compartir los beneficios y los sacrificios equitativamente distribuidos;
* Que comprenda a la Nación como unidad abierta generosamente con espíritu universalista, pero consciente de su propia identidad…
Cuando en la Segunda Guerra Mundial las dos potencias ideológicamente opuestas se unieron para terminar con tercer grupo de países en discordia con el orden imperante, Argentina no se sometió.
Nuestra rebelión fue entonces, y sigue siendo ahora, una cuestión de personalidad y de dignidad nacional.
Para no someterse había que crear una respuesta diferente, propia, argentina. Esa respuesta fue el Justicialismo.

Juan D. Perón, El Modelo Argentino

Soberanía Política, Independencia Económica, Justicia Social.

Editó Gabriel Pautasso
Diario Pampero
nº 105 Cordubensis

VOLVER a la portada de Diario Pampero