miércoles, enero 07, 2009

De crímenes rituales, genocidios y otros…

“Se observa el esqueleto de un niño “EN LOS CIMIENTOS DE UNA CASA COMO SACRIFICIO DE FUNDACIÓN”. La fotografía fue tomada por RICCIOTTI de la obra de MACALISTER, “Excavation of Gezer”.
“Historia de Israel”, de GIUSEPPE RICCIOTTI, edición de Luis Miracle, Barcelona 1949, tomo I, página 99

Se cuenta que algunas operaciones mágicas de la Kábala exigen el sacrificio de seres cristianos, cristianos, musulmanes, etc., preferentemente niños o mujeres vírgenes. Los cristianos de la Europa medieval eran muy dados a creer que los judíos, en determinadas fiestas como el Purim y la Pascua, solían cometer crímenes rituales. El mismo Martín Lutero defendía esta historia, calificada posteriormente de leyenda, y aducía como ejemplo la muerte del niño SIMÓN DE TRENTO, canonizado por la Iglesia Católico. El historiador moderno judío norteamericano SEYMOUR LIEBMAN niego autenticidad a los crímenes rituales, aunque reconoce que la práctica de azotar imágenes de Jesucristo y de la Virgen María era usual entre los criptojudíos (judíos ocultos) españoles de los siglos XVI y XVII. El historiador español JULIO CARO BAROJA quiere negar también esto
Último, en contra de la opinión, al parecer contraria, de su propio tío PÍO BAROJA.
Queda así aclarada la causa del horrible final sufrido por el nazi JULIUS STREICHER, que fue condenado en el juicio de Nuremberg (Alemania, 1946) aunque no había tenido nada que ver con los campos de concentración y de “exterminio”, pues no pertenecía a la Gestapo ni a la SS. Era un maestro de escuela, dedicado a estudiar la biblia, el Talmud y la Kábala, que publicaba sus conclusiones en un periódico antisemita de su propiedad. STREICHER fue torturado, le arrancaron los dientes y lo ahorcaron. No casualmente, sus verdugos eran de raza judía.
Estamos empezando el siglo XXI y debemos analizar las implicaciones del Judeosionismo con un espíritu científico. Los versículos de los textos judíos que trataremos de reproducir en el apartado posterior, demuestran teóricamente el desprecio sentido por los a quienes debe tratarse como si fueran animales. Pero esos versículos no pueden probar por sí mismos que, de un modo práctico, se hayan cometido asesinatos a sangre fría, individual o colectivamente. Por ello, exponemos a la crítica de los lectores, sin ningún tipo de comentarios, una larga relación o enumeración de hechos históricos verdaderamente probados, que empiezan, aproximada en el año 1350 antes de Cristo, cuando los israelitas invadieron Palestina desde el desierto, bao el reinado del faraón AKHENATÓN , y llega hasta nuestros días.
Ahora bien, el JOSEF CARO, autor del código sintético “Schulkhan Arukh” del Talmud, dice cosas como éstas:
“El no judío es una basura, un excremento”.
“Si el Kohen (sacerdote judío) tiene una hija que se ha pasado a los akun (cristianos, infieles) o se ha prostituido, entonces los fieles no están obligados a honrarlo, porque ella ha profano a su padre”.
“El que vez casas de los akuns, que diga con los Proverbios: El Señor derribará la morada de los orgullosos”.
“Si alguien está de viaje y el sabbat (sábado) ya ha comenzado, y tiene dinero consigo, y va con un burro y con un no judío, entonces no debe cargar con el dinero al burro, sino entregarlo al no judío, pues el descanso sabático del burro también le está ordenado, pero el descanso del no judío no le fue ordenado”.
“Por una que quiere parir esta permitido profanar el sabbat. A una mujer no judía no está permitido ayudarla en su parto durante el sabbat”.
“El día 8 del mes Tebet también se debe ayunar, porque en esa fecha el rey TALMAY (PTOLOMEO II) obligó a los judíos a traducir la Sagrada Escritura al idioma griego”.
“Cuando se compran a un no judío utensilios de cocina nuevos, entonces hay que sumergirlos en el agua antes de usarlos”.
“Cuando un rey, príncipe, o otra autoridad imparte a un israelita la orden de jurar, entonces este último no está obligado a jurar la verdad si de ello se deriva daño a cualquiera de sus correligionarios”.
“Cuando un gentil tiene una demanda contra un judío, y está allí un israelita que puede prestar testimonio por él en contra del otro israelita, sin que haya más testigos, y el gentil lo invita a prestar testimonio, entonces está prohibido…”.
“A los akum y a los esclavos no hay que llorarlos ni acompañarlos en su entierro”.
“Un esclavo adulto no judío es como una bestia sin pastor”.
“Los bienes de un no judío son bienes mostrencos (res nullius), el (judío) que viene primera, éste toma posesión de ellos”.
“A un enfermo que ordena hacer una donación a un gentil no se debe escuchar, porque es como si hubiera ordenado cometer un pecado con su dinero”.
“El que encuentra un objeto perdido por un gentil, no sólo puede quedarse con él, sino que incluso está prohibido que lo devuelva”.
“Un kohen no debe casarse con una divorciada, ramera o debilitada. ¿Qué es una ramera? Cualquier mujer no judía, o también una judía que ha tenido relación con alguien a quien no le estaba permitido casarse con ella…”.
Un goy (no judío) que se ocupa de la Torah es culpable de muerte”.

Esto último explica la siguiente frase de DIBRE DAVID:
“Si los goyin supieran lo que estamos enseñando en contra de ellos, nos matarían”.


“Sacrificios de Fundación”

Copiamos de “Historias de Israel”, de GIUSEPPE RICCIOTI, tomo I, p. 98, 99, 100. No es una elucubración de HITLER o sus acólitos.

“SE ENCUENTRAN TAMBIÉN CADÁVERES DE ADULTOS O DE NIÑOS SEPULTADOS AISLADAMENTE EN LAS CASAS. ES DIFÍCIL INTERPRETAR SIEMPRE COMO “SACRIFICIOS DE FUNDACIÓN”. LA BIBLIA MENCIONA ESTE USO DE ENTERRAR EN LAS CASAS… “no se excluye el uso de los sacrificios de fundación”.
Por “sacrificio de fundación” se entiende que al construir un edificio, para “bendecirlo” se enterraba y un ser vivo, como hoy se entierra la piedra fundamental.
Sin duda, con el objeto de atemperar el impacto de horror que produce en el lector este tremendo crimen se lo quiere hacer aparecer como una práctica en uso otros pueblos, como los cananeos y los egipcios. Pero ¿en qué quedamos, no son acaso los israelitas el pueblo “elegido de Dios” quien por su bondad de otros pueblos paganos y brutales? RICCIOTTI pretende disculpar a los israelitas haciéndoles compartir el “sacrificio de fundación” en uso en otros pueblos, pero debe admitir la realidad: y se prohíbe, DICE, su imitación a los israelitas, o bien se presenta la imitación israelita de la práctica como una infiltración cananea en el puro yahveísmo. Además fuera de las inmolaciones humanas hechas ante Yahvé POR MOTIVOS DE JUSTICIA RELIGIOSA, la Biblia atestigua el sacrificio de fundación, precisamente a propósito de HIEL, el reconstructor de las murallas de Jericó. Las excavaciones han esclarecido y confirmado los datos bíblicos. Los cadáveres infantiles encontrados en el lugar de la altura sagrada de Gezer han sido reconocidos como víctimas…sin duda que fueron introducidas en las jarras TODAVÍA VIVOS y general con la cabeza hacia abajo, y así fueron sepultados en lugar sagrado y con fines sagrados. Tal vez era primogénitos ofrecidos como tales a la divinidad. Otros ejemplos han venido a confirmar este clásico de Gezer”.
Tan repulsión nos causa esta atroz y horrorosa práctica de los israelitas y pensando en que quizá esas pobres criaturas que en toda América y en nuestra Argentina desaparecen misteriosamente por millares, acción en que israelitas aparecen denunciados en los pocos casos descubiertos, también podrían haber sido víctimas de una revivifación de estas prácticas en Israel, y que por mandato del sangriento YAVHÉ en estos momentos podrían estar siendo introducidos vivos estos pequeñuelos para “santificar y obtener la protección de Yavhé” para las casas habitación, sinagogas, fortalezas, etc., de Israel para que sobre sus moradores, rabinos y soldados la protección del “divino Yahvé”.

Quizá alguien pueda dudar de que esta práctica ancestral israelita no puede haber sido reanudada, pero tenemos el hecho real de que la extrema derecha israelí se compone de fanáticos nacionalistas, de fanatismo muy superior a todo lo que anteriormente conociera el mundo. Estos fanáticos quieren revivir todo lo pasado, quieren volver a David y Salomón. Su brutalidad no reconoce límites. ¿Acaso en estos momentos los ejércitos israelíes, armados con las armas más sofisticadas, no apalean a los jóvenes árabes palestinos en Gaza (ciudad mártir, con sus niños muertos…) , los torturan en horripilantes orgías de sangre y terminan rompiéndoles las manos y los pies a culatazos? ¿No han dado vuelta al mundo numerosas pruebas gráficas y televisadas de este genocidio ante lo cual empalidece todo lo conocido hasta la fecha? ¿Por qué nuestro gobierno nacional, tan solícito en la defensa de los derechos humanos y que ha roto relaciones con otros países, como, por ejemplo, con Cuba y Sudáfríca, con Inglaterra por mucho menos, no adopta la misma medida con ISRAEL? ¿O es que hay hijos y entenados? ¿Por qué no solicita la intervención de la ONU para investigar el destino final de millares niños secuestrados?

Editó Gabriel Pautasso
Diario Pampero Cordubensis nº 159

VOLVER a la portada de Diario Pampero