viernes, enero 23, 2009

Los judíos en los Estados Unidos

ENTRE los primeros colonos ingleses que pasaron a América del Norte iban muchos judíos, como lo prueba el hecho citado por HENRY FORD (“El judío internacional”) de que el primer blanco nacido en Georgia fue un judío un judío de nombre ISAAC MINIS.

Para la explotación de la colonia inglesa de Virginia, los banqueros judíos de Londres aportaron la mayor parte del capital de “The Virginia Company of London” (Compañía Londinense de Virginia), la cual encontramos funcionando ya por los años de 1619 y 1620. Los puritanos peregrinos del “Mayflower” (The Pilgrin Fathers) que desembarcaron en la bahía Plymouth el 11 de diciembre de 1620 y que colonizaron la Nueva Inglaterra, pudieron también realizar su viaje adquiriendo recursos con setenta banqueros londinenses.

De esta manera las flamantes sociedades anónimas, inventadas por los banqueros de Amsterdam (Holanda) y de Londres, eran las civilizadoras de las colonias ingleses de Norteamérica, mientras una pléyade de misioneros españoles educaba y evangelizaba a los náhoas y a los chibchas, a los maya-quichés y a los incas.

Los civilizadores ingleses no sólo exterminaban a las tribus indígenas que encontraron en el norte de América, sino que introdujeran también la esclavitud blanca, transportando para las nacientes colonias a niños y mujeres pobres de Inglaterra y hasta criminales extraídos de las cárceles. Nos detengamos, cómo describe el mejicano CARLOS PEREYRA, los cargamentos humanos que llevaba la “London Company” a la Nueva Inglaterra:

“Parece que uno de los primeros ensayos fue el envío de un cargamento de cien pobres, en 1619, y otro del mismo número en 1620. La London Company les daba comida y ropa, explotándolos hasta que fueron mayores de edad, y al quedar libres les confiaba el cultivo de cincuenta acres, para lo cual les proporcionaba una vaca,, semillas, herramientas y armas de fuego. Después de trabajar siete años como medieros se les ponía en posesión de veinticuatro acres”. Y adelante describe el citado historiador las remesas que de mozas y doncellas pobres efectuaba “The Virginia London Company” en el curso del siglo XVII, las que entregaba a los colonos para su matrimonio, a cambio de la entregaba de 150 libras de la mejor hoja de tabaco por cada una. (Breve Historia de América por CARLOS PEREYRA). 

No faltan tampoco judíos prominentes fundadores de colonias. Como la de Warwick cerca de Massachusetts que fundó SAMUEL GORTON, mientras el judío francés SAMUEL CHAMPLAIN colonizaba el Canadá por el año 1603, fundando Quebec y echando los cimientos de Port Royal, futuro Annapolis de la Nueva Escocia. 

Las comunidades israelitas norteamericanas van adquiriendo con el transcurso del tiempo mayor incremento, pues ya en la época del libertador el masón GEORGE WASHINGTON existen cuatro mil judíos en los Estados Unidos. Encontramos distinguidos hebreos figurando en la guerra de la INDEPENDENCIA, y así en los tumultos de la ciudad de Boston ocurridos el 16 de diciembre de 1773, con la extensión del impuesto del té a favor de las remesas pertenecientes a la Compañía de las Indias Occidentales, el pueblo de dicha ciudad se reunió bajo la presidencia del judío SAMUEL ADAMS, elocuente abogado y hábil agitador, haciendo que por la noche una banda o patota de individuos disfrazados de pieles rojas arrojaron el té de dicha Compañía al agua. Tal fue el suceso con que se inició la guerra de la Independencia de los Estados Unidos. 

Nueva York contó desde sus principios con una importante colonia judía que no logró expulsar de su seno, la cual no sólo monopolizó el comercio exterior, sino el principal comercio interior. Cuando la guerra de secesión Norte-Sur de 1861-1865 existían cincuenta mil judíos en los Estados Unidos., avecindados en su mayoría en Nueva York y en los Estados industrializados del Norte, si bien durante la lucha muchos tuvieron que huir de dicha ciudad trasladándose a Filadelfia, pero retornaron a la terminación de la contienda vencedor el Norte. Durante ésta, casi todos judíos norteamericanos fueron partidarios de la facción del Norte, debiendo mencionarse entre ellos el acaudalado SAYM SALOMÓN, quien ayudó a dichas colonias en su momento crítico de la lucha con toda su fortuna. (Véase de HENRY FORD “El judío internacional”).   

El triunfo el Norte hizo que SAYM SALOMÓN hiciera un buen negocio en la contienda, tal como lo efectuado siempre los judíos en estos casos, bastando citar rn prueba de ello el nombre Sir BASIL ZAHAROFF, judío griego nacionalizado súbdito inglés, quien se enriqueció extraordinariamente durante la guerra de los Balcanes, y sobre todo con ocasión de la Primera Guerra Mundial, con la venta de armamentos.   

En los 50 años que siguieron a la terminación de la guerra norte-sur, la población judía de los Estados Unidos se multiplicó, pues paso de cincuenta mil individuos a tres millones y medio que habitan el país e la Guerra Mundial, de los cuales las tres partes son judíos de origen de ruso, según expresa el escritor hebreo EBERLIN en su obra “Los judíos de Hoy”. Mientras tanto, el industrial FORD espera un importante aumento de la población israelita en vista de las facilidades se les otorgan para la inmigración, calculando que para 1920 (hace casi 100 años) LA NACIÓN estadounidense contará con cuatro millones y medio de judíos, los que en 1935 han ascendieron a cinco millones según datos recogidos de fuentes confiables.  

Los judíos en los Estados Unidos de América, COMO EN LA MAYOR PARTE DE LOS PAÍSES, están concentrados en las ciudades más populosas; pero ninguna de las poblaciones americanas, ni aún del mundo entero, cuenta con la aglomeración exagerada de israelitas como NUEVA YORK o NUEVA JERUSALÉN o NUEVA SIÓN, cuyo amplio barrio “JEWTOWN” por los “treinta”, es una de las más formidables agrupaciones humanas. A principios del siglo XX, Nueva York tenía sólo 100.000 judíos, en tanto que la estadística hecha por el KAHAL neoyorquino en 1917-1918, arroja 1.528.000. Después de Nueva York, LA CIUDAD CUENTA CON MAYOR NÚMERO DE JUDÍOS ES VARSOVIA, en donde suman 300.000 a 330.000. Como la población hebrea se ha calculado en 16.800.00 según fuentes confiables, resulta reconcentrada en Nueva York cerca de una décima parte de los judíos. 

El sociólogo filo semita WERNER SOMBART (véase “Los judíos y la vida económica”, Ediciones Cuatro Espadas, Buenos Aires, 1981, págs. 260), estudiando hace más de un siglo, 1900-2009, el problema judío en Estados Unidos, formuló el siguiente pronóstico: “Si las cosas en América siguen desarrollándose en la misma forma que en esta última época…vemos en nuestra fantasía a los Estados Unidos, de aquí a cincuenta o cien años, como un país habitado tan sólo por NEGROS, ESLAVOS y JUDÍOS, entre los cuales los judíos se habrán convertido en los dueños absoluto de toda la vida económica”.   

La anterior predicción se ha venido cumpliendo en lo que atañe al dominio judío, pues Israel al presente en los Estados Unidos no sólo los principales negocios comerciales, sino también la prensa y los medios de comunicación, e l cinematógrafo, el teatro, los ferrocarriles y los medios de transporte colectivos, la música y hasta la moda. Repasemos la triste confesión que de este dominio judío sobre la economía NORTEAMERICANA hace HENRY FORD:
“Hoy día Nueva York es el centro principal del judaísmo mundial. Allí se encuentran la gran taquilla en que toda la importación y exportación americana al Tesoro nacional, siendo el lugar donde todo el trabajo de los Estados Unidos rinde su tributo a los magnates financieros del país. Casi todo el solar de Nueva York es propiedad judía. Una relación de los propietarios de fincas urbanas ostenta pocos nombres no judíos! ¡QUÉ de admirar tiene que en vista de este ascenso fabuloso de la riqueza y del poderío hebreos, los escritores judíos proclamen a América como la tierra de promisión prevista por los profetas, y NUEVA YORK COMO UNA NA NUEVA JERUSALÉN”.    

“Aquí en los Estados unidos la causa por la que se torna aguda la cuestión judía, estriba en el hecho de que esta minoría de ciudadanos judíos (una inmigración ínfima de sólo un 3 % dentro de un país de 110 millones de almas) consiguió en 50 años una preponderación tal que a ningún otro grupo componente de la población, aunque estuviese en decuplicada superioridad numérica, le hubiese sido posible conseguir. Un 3% de otra nacionalidad cualquiera no encontrarse en parte alguna vital un solo representante de tal minoría, y mucho menos en las conversaciones secretas del Consejo de los Cuatro en Versalles, (Primera Guerra Mundial 14-18,

en el Tribunal Supremo de Justicia, en la Casa Blanca o en el mundo de las finanza, en una palabra: en ninguna parte donde verdaderamente radican los poderes. Al judío, en cambio, lo encontramos no casualmente en una u en otra parte de los citados centros, sino inevitablemente en todos ellos”.  

“El judío es realmente el propietario del suelo americano, lo cual podrán testificar todos los aparceros e inquilinos de casas de América, con excepción del oeste… Durante la guerra se clamó mucho por la presencia alemana en el comercio de pieles. Verdad es que todo ese ramo comercial se denominó siempre desde Alemania: pero no por alemanes, sino por judíos. Se hicieron grandes esfuerzos para reconquistar todo el ramo comercial “alemán”, a fin de expropiarlo y transferirlo a propiedad “americana”. Los americanos, empero, que adquirieron estas propiedades fueron también judíos. La propiedad en sí no cambio pues en nada, sino que las ganancias, antes como después, afluyeron hacia los bolsillos de los “internacionales”… El oro hebreo se invierte ahora en adquirir enormes extensiones de terrenos americanos. Anteriormente se conformaban con el control del algodón, como lo ejercen también sobre el pan nuestro de cada día, pero recientemente se manifiesta  la intención de adquirir terrenos algodonales. Estas operaciones se ocultan muy cuidadosamente, utilizándose casi siempre testaferros no judíos; pero al seguir todas las huellas borrosas, se tropieza al fin y al cabo con el judío internacional, que tiene erigido su trono actualmente en Londres… La mayoría del público tiene cree que Alaska pertenece a Estados unidos. Nada de eso, pues Alaska con sus yacimientos de oro, pertenece al judío, que muy pronto el dueño absoluto de los Estados Unidos de América”. Y en otro lugar agrega FORD: “Quizá no haya un segundo Gobierno que no se halle tan incondicionalmente al servicio de judío internacional, como el nuestro hoy.  Tal hegemonía la alcanzó el judío en los últimos cinco o seis años”, esto es, fue una de las múltiples ganancias que obtuvo en la Guerra Mundial”. (Se refiere a la Primera Guerra Mundial 14-18). (“El judaísmo Internacional” por HENRY FORD, edit.cit., págs 47, 48, 172, 174, 175, 81 y 131). 

Estamos pues autorizados para concluir que la decantada democracia norteamericana, es tan sólo una oligarquía económica ejercida por la élite de banqueros e industriales judío-americanos, quienes marcan los principales lineamientos de la política yanqui. Los nombres de “J.P.MORGAN &CO”,”KUHN, LOEB Y CIA”, “SEPYER Y CIA”, “SELGMAN Y CIA”, “LAZARD HNOS”, LANDENBURG”, “THALMAN Y CÍA”, “HALLGARTEN Y CÍA”, “KNAUDT”, “NACHOD Y KÜHNE”, “GOLMAN”, “SACHS Y CÍA”, y otros, sn esa plutocracia dirigente (gobierno de los ricos).   

La pujanza de la Banca MORGAN ha sido tal, que desde finales del siglo XIX o 1900, INTERVINO en las finanzas europeas haciendo un empréstito al Gobierno de la Defensa Nacional de Francia después de la Guerra franco-prusiana de 1871, volviendo a intervenir después de la Guerra; pero a cambio de una influencia en la política francesa. El escritor R. MENNEVEE expresa al respecto: “Mientras que en 1871 MR. MORGAN BUSCABA ESPECIALMENTE SENCILLOS BENEFICIOS FINANCIEROS MEDIANTE EL INTERÉS RAL,  casi usurario para la época, ¡7,y medio!, en 1924 para aceptar la concesión de “créditos conocida bajo el nombre de “Empréstito MORGAN”, el Banco Morgan exigió, según confesión de uno de sus asociados, MR. THOMAS W. LAMONT, además de un interés razonable, UN DERECHO DE INFLUENCIA EN LA POLÍTICA FRAN

CESA…Por eso, MR. BURTON RASCOR, estudiando en la “New Republic” la biografía más reciente de la Casa Morgan, podía, parodiando la célebre frase de LUIS XIV, titular su artículo con este nombre sugestivo: “El Estado (norteamericano) es MORGAN”. ¿QUÉ TIENE ESTO DE GRANDIOSO, POR OTRA PARTE, CUANDO SE CONSTATA CON EL MISMO AUTOR, QUE EL ACTIVO TOTAL DE LOS NEGOCIOS AMERICANOS (BANCOS, FERROCARRILES, TRUTS, SERVICIOS PÚBLICOS, RECURSOS NACIONALES, ETC.,) que se encuentran bajo el control de MR. MORGAN,  poder inmenso concentrado en 167  personas que forman el grupo MORGAN, y que ocupan más de 4.250 puestos de administración por la vía de conexión de negocios, se eleva a cerca de 75 mil millones de dólares”. (“Los dueños del Mundo”).  

Otra poderosísima sociedad es la STANDARD OIL COMPANY, que pertenecía en su mayor parte y que regente hasta su muerte el judío Norteamérica JOHN DAVIS ROCKEFELLER, inmenso trust petrolero norteamericano, cuyo empuje es tal que M. Lespagnol de la Tramerye pudo afirmar hace  más 15 años en su libro “La Luttle mondiale pour le Pétrole”, que la “Standard Oil” sometía dócilmente al Gobierno de los Estados Unidos a su voluntad y que “quien ataque a la Standard Oil ataca al Gobierno Federal mismo” (“Los Dueños del Mundo”). 

Por eso, MR. JAMES W. GÉRARD,  embajador norteamericano en Berlín, citado por el escritor R. MENNEVÉE pudo afirmar en un artículo intitulado “¿quién maneja a los Estados Unidos? : Los factores económicos dominan en este momento toda la vida nacional y los hombres que reinan también sobre el país”. (“Los Dueños del Mundo”). 

*ADDENDA: únicamente para aficionados… 

*“Bilderberg: sinarquismo internacional 2008 por Alexander Backman 16.6.08:

…El senador BARACK HUSSEIN OBAMA (masón 32º, ordeando por los Caballeros Templarios de Malta) y la Senadora HITLARY R. CLINTON, matrona de los Illuminati y comunista con relaciones con el Narcotráfico S. A…* 

*Imagen: UNA VISTA DE NUEVA YORK DESDE EL AIRE SOBRE LOS RASCACIELOS, EL SÍMBOLO DE LA NUEVA JERUSALÉN. Las verdaderas catedrales del siglo XXI 

Editó Gabriel Pautasso
Diario Pampero Cordubensis Nº 163

Cátedra de la Argentinidad: FRANCISCO VOCOS LASCANO 

VOLVER a la portada del Diario Pampero Blog


2 comentarios:

guillermo dijo...

FAMILIA KNAUDT:
La familia KNAUDT es originaria del estado aleman de MECKLEMBURG-VORPOMMERN, y mas epecificamente del pueblo de BOIZENBURG AM ELBE, del que PETER KNAUDT fue alcalde entre 1803 y 1818, desde donde la alcaldia informa que toda la FAMILIA KNAUDT tiene inscritos sus registros de bautismo, matrimonio y defunciones en la IGLESIA EVANGELICA LUTERANA del pueblo de BOIZENBURG aledaña a esta alcaldia, donde ademas la KNAUDTHAUS (casa KNAUDT), ubicada en la Königstrasse Nº 7, es un monumento historico regional.
Ademas en la epoca anterior a 1850 no existian en la region sinagogas, las que son de data posterior, quizas debido a que los DUQUES asentados en Schwerin controlaban ferreamente toda la region, motivo que ocasiono una fuerte emigracion desde esta zona.
En consecuencia mencionar a la kamilia Knaudt como de origen judio es un notable error.

Atentamente Willy Knaudt

willy dijo...

FAMILIA KNAUDT:
La familia KNAUDT es originaria del estado aleman de MECKLEMBURG-VORPOMMERN, y mas epecificamente del pueblo de BOIZENBURG AM ELBE, del que PETER KNAUDT fue alcalde entre 1803 y 1818, desde donde la alcaldia informa que toda la FAMILIA KNAUDT tiene inscritos sus registros de bautismo, matrimonio y defunciones en la IGLESIA EVANGELICA LUTERANA del pueblo de BOIZENBURG aledaña a esta alcaldia, donde ademas la KNAUDTHAUS (casa KNAUDT), ubicada en la Königstrasse Nº 7, es un monumento historico regional.
Ademas en la epoca anterior a 1850 no existian en la region sinagogas, las que son de data posterior, quizas debido a que los DUQUES asentados en Schwerin controlaban ferreamente toda la region, motivo que ocasiono una fuerte emigracion desde esta zona.
En consecuencia mencionar a la kamilia Knaudt como de origen judio es un notable error.

Atentamente Willy Knaudt