viernes, enero 02, 2009

La subversión armada en la provincia de Córdoba: Marco ambiental de la revolución cultural comunista


29 de Mayo: 1969-2009 * En el año del cincuentenario del nefasto hecho.

“SINE IRAE et STUDIO”. LUCIO CORNELIO TÁCITO.
ÉL SERÁ EL HISTORIADOR SIN ODIO Y SIN AMOR “SINE IRAE et STUDIO”

La Provincia de Córdoba, y en especial su ciudad capital, durante los primeros años de la década del “70”, uno de los escenarios más cruentos montados por la guerrilla en nuestro país, dejando un triste saldo en víctimas y daños materiales.
Un rápido vistazo a todo lo acontecido desde 1969 a 1979, confirman lo expresado en forma irrefutable, como así también el vandalismo terrorista aplicado por las bandas terroristas que años después, a partir de 1983, desmintieron o minimizaron, pero el testimonio es elocuente.

ANTECEDENTES HISTÓRICOS

El fenómeno guerrillero tuvo facilidades de desarrollo en la ciudad de Córdoba, entre otras, por las siguientes causas:
Sus características de ciudad moderna, entre 800.000 a 900.000 habitantes en ese entonces, se adecuó a la instrumentación de la guerrilla urbana.
Poseía grandes establecimientos fabriles en plena producción con trabajadores, lo que facilitaba las tareas de agitación y propaganda publicitaria marxista-leninista de las activistas obreros y estudiantiles (fábrica y universidad), y también, por que no, intelectuales y profesionales, sobre todo, abogados, médicos, contadores, ingenieros, magisterio.
Poseía una sólida estructura educativa en los tres niveles de la enseñanza de tendencia progresista, liberal-positivista, pese a su tradición católico conservadora y jesuita, con una concentración universitaria y escolar aproximada en 60.000 alumnos.
Se ensayo y efectivizó, Córdoba y su zona de influencia, a nivel de activistas revolucionarios, la tan deseada y buscada alianza obrero-estudiantil, que ya figuraba en los principios liminares de la autodenominada “reforma universitaria” de 1918, casi con la revolución bolchevique de Rusia en 1917, que es una etapa importante en el accionar revolucionario de cualquier movimiento insurgente de masas.
“La onda socialista” de moda en aquellos años, prende en la ciudad “monástica y católica” con el idealismo romántico de la juventud y su propio deseo de transformación y renovación al modo gramsciano y también, de oposición al orden establecido liberal.
Incide en muchos jóvenes la larga proscripción del peronismo (1955-1969), circunstancia que genera odios y resentimientos de tendencia de revanchismos político, bien instrumentado por la izquierda cultural de todos los signos.
También la Iglesia católica, después del Concilio Vaticano (1962-1965), en los sectores católicos aportó su parte por la vía de los llamados ”curas” del movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo (MSsTM), quienes distribuidos y mediante la realización y enlace de encuentros “pastorales”, supieron adoctrinar y convencer. Córdoba, para este movimiento de “curas”, fue un verdadero eje.
Finalmente, se da en Córdoba generacionalmente, una dirigencia política, universitaria-profesional, estudiantil y sindical de gran capacidad revolucionaria y cohesión corporativa como nunca se dio en la historia de Córdoba.
En este medio y con este componente humano, la acción publicitaria y la acción psicológica impuesta por la izquierda revolucionaria comunista, trotskista, logró tener el terreno apropiado y el abono necesario para que montase un expansivo y activo frente subversivo político y militar, una guerrilla armada, como nuna de dio en la historia de Córdoba.

2.“EL CORDOBAZO” o LA PRIMERA EXPEREINCIA DE LA GUERRILLA URBANA y LA INSURRECCCIÓN DE MASAS EN LA ARGENTINA DE LOS SESENTA.

En momentos en que esta estrategia revolucionaria comunista cumplía una primera fase de captación y afirmación, se precipita un hecho que es histórico para esta ciudad mediterránea y la Nación, probablemente adelantado por circunstancias del caso y no por corresponder a un tiempo a un tiempo revolucionario.
Ciertos desaciertos del gobierno provincial, delegado del gobierno nacional, de “facto”, en materia laboral, social, estudiantil, fueron aprovechados por la izquierda revolucionaria para provocar el “cordobazo” (repetición del “bogotazo” colombiano de 1948), especie de insurrección popular hábilmente preparada e inducida por agitadores y que para algunos elementos sirvió de experiencia-piloto para conocer los reflejos de la sociedad cordobesa. Sirvió, además, para templar a futuros cuadros y militantes de la guerrilla que vendría, luego, midiendo también las fuerzas de la represión, comprobando la insuficiencia que presentaba la policía provincial para actuar contra los elementos bien organizadas y desplegados, pues se necesitó el 29 y 30 de Mayo de 1969 (falta un año para cincuentenario), al Ejército Argentino para restablecer el orden público y la tranquilidad pública.
Tras este hecho tan importante, se manifestaron indicios de organización de la izquierda vernácula y revolucionaria en Córdoba, con mucho mayor vigor que anteriores intentos, percibiéndose en las aulas y en los talleres de los fábricas, un intenso accionar.
Se cita, como ejemplo, de una mayor organización, el suicidio de HÉCTOR DIAZ, elemento revolucionario que había participado en la Organización Latinoamericana de Solidaridad (OLAS), en 1966 y 1967 en Cuba. En el momento de hacerse presente la policía de la Provincia el 19 de julio de 1970, procuró quemar la importante documentación que llevaba consigo, lo que logró a medias antes de quitarse la vida para no ser aprendido. El material contenía, según la cita periodística, todos los aspectos para montar grupos armados terroristas y subversivos en zonas urbanas.

LAS ORGANIZACIONES GUERRILLERAS TERRORISTAS QUE ACTUARON EN CÓRDOBA EN LA DÉCADA DEL 70.

El país se conmocionaba el 29 de mayo de 1970, aniversario de “EL CORDOBAZO” con el secuestro del General D. PEDRO EUGENIO ARAMBURU, por un grupo armado llamado “Montoneros” que hacía su aparición oficial en el escenario nacional y al mes siguiente era propiamente Córdoba la sorprendida.
El grupo armado que actuaba como guerrilla urbana, también de esa “organización”, el 1º de julio de 1970, copaba la ciudad (entonces villa serrana) de La Calera, pero por deficiencias en el repliegue de los ilegales y por la luego rápida reacción de las fuerzas de seguridad y las del Ejército Argentino, se detuvo a varios subversivos.

Un poeta cordobés pintaba los sucesos de aquella época en “un gato con variaciones”: Trabajo práctico en La Calera y la Teología de la Revolución.
Primer acto: El jesuita (FERNANDO) STORNI, de la abominable institución sinárquica S. J., junto con otros clérigos que conocemos, alienta el “cordobaza”, en mayo de 1969 (teología de la revolución).
Segundo Acto: El jesuita (MARIANO) CASTEX, asesor de ONGANÍA, interviene en el conflicto armado, y pliega a ONGANÍA a abedecer a la Junta de Comandantes (teología de la obediencia).
Tercer acto: El jesuita ISMAEL QUILES, esa increíble mentalidad antinacional, asiste a los juramentos de ministros, de LEVINGSTON, mandatario de las Fuerzas Armadas (teología de obediencia).
Quinto Acto: En proceso de desarrollo… ¿No se les ocurre que hay ya mucha teología de la obediencia?... y según este último acto: ¿Qué tiene que ver La Calera con ARAMBURU? ¿Habrá jesuitas en el quinto acto? ¡Oh, oh¡
Para las Fuerzas Armadas, que todavía gran parte del pueblo argentino considera nobles, pese a todos sus fracasos políticos;
Para el presidente LEVINGSTON, mandatario de esas Fuerzas Armadas, para mandar la soberanía, la justicia y la libertad:
NO SE OLVIDEN QUE LA SUPREMA CABEZA DE LA REBELIÓN ESTA EN LA TEOLOGÍA DE LA REVUELTA, DE PAULO VI, MEDELLIN Y DEMÁS.
¡ ATENCIÓN¡ SE ACERCA EL QUINTO ACTO. ¡HAY QUE ABOLIR ANTES LA COMPAÑÍA DE JESÚS¡
Recapitulemos: esto permitió establecer no sólo el copamiento de la localidad serrana de La Calera, sino establecer la relación y conexión con los guerrilleros en el secuestro del general ARAMBURU. En lo atañe a Córdoba, la provincia había aportado en ambos hechos elementos de primer nivel revolucionario como lo eran FIERRO, MAZA y LOZADA. Comenzaba otra historia, el terrorismo organizaba se había hecho presente en la provincia.
Por otra parte, las bandas de delincuentes terroristas y partisanos, según la caracterización oficial del Estado nacional, que se hicieron presentes en Córdoba, a partir de 1970, fueron:
- Fuerzas Argentinas de Liberación (FAL).
- Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR).
- Fuerzas Armadas Peronistas (FAP).
- Organización Político Militar “Montoneros”.
- Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT) – Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP).
- Organización Comunista Poder Obrero – Brigadas Rojas.
- Movimiento Revolucionario Argentino (MRA).
- Movimiento Revolucionario 17 de Octubre (MR17).
- Partido Comunista Marxista Leninista Argentino (PCML-A).

4. ESTRUCTURA ORGÁNICA DE LA GUERRILLA EN CÓRDOBA

Realizada la enumeración de las bandas guerrilleras actuantes en Córdoba, se analizarán, en primer lugar, a aquellas que no lograron un crecimiento sostenido en el tiempo y que tuvieron menor gravitación cultural y social, es decir, menor presencia operativa:
1) Fuerzas Armadas de Liberación: protagonistas en los años 1971/73, sus pocos elementos se dividen y disuelven luego, incorporándose algunos a OCPO. Su accionar fue casi exclusivamente “bombista”, colocando gran cantidad de explosivos en atentados diversos.
2) Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR): surgida esta guerrilla de la escisión del Partido Comunista Argentino, que se denominó Partido Comunista Revolucionario, se alejan de la misma y se denominan FAR. Su distintivo fue la “estrella federal” que usaba en ese momento el nacionalismo revisionista rosista. En Córdoba, las FAR fueron un grupo minoritario, pero de un alto activismo.
Sus conocidos dirigentes ROBERTO QUIETO y MARCOS OSATINSKI, luego militantes de “Montoneros” por la fusión del 25 de mayo de 1973, pasaron por esta ciudad.
3) Fuerzas Armadas Peronistas (FAP): conformada por elementos provenientes no precisamente del peronismo revolucionario, sino del marxismo leninismo y si infiltrados en el justicialismo que poseía el dominio político de las “masas peronistas”, las FAP en Córdoba fueron escasas. Sus militantes sumaron nunca más de 15 militantes. Su accionar fue terroristas, colocando una buena cantidad de explosivos (“caños”) y asaltando una sucursal bancaria.
4) Movimiento Revolucionario Peronista (MRP): sus elementos actuaron en varios hechos menores y robando algún armamento. Actuó en 1971, principios de 1972, diluyéndose luego.
5) Movimiento Revolucionario 17 de Octubre (MR 17): aparecen en Córdoba sobre la base del Movimiento Revolucionario Peronista (MPR), en 1973 y procuraron al cambiar de nombre, hacer más activa la organización. El MRP estaba dirigido por el escribano FAUSTO RODRIGUEZ, pro-marxista. El MR 17 funcionó con todas las características de guerrilla urbana (clandestinidad, encubrimiento de militantes, etc.,) sin llegar a ser operativos como en Buenos Aires.
6) Partido Comunista Marxista-Leninista – Argentino (PCML – A).
Esta banda operó en Buenos Aires y La Plata fundamente, donde concretaron hechos militares y secuestros. En Córdoba aparecen en 1974 con alguna prensa y propaganda, actuando siempre clandestinamente. En ese mismo año, los elementos de Buenos Aires se radican en Córdoba en receso. En 1975 la organización no concretó ningún hecho continuando con el receso, hasta que en 1976, fue neutralizada.
Su desarrollo alcanzó en Córdoba a unos pocos militantes.
Estas fueron las bandas guerrilleras marxista-leninistas menores, por dar una caracterización a las mismas, que fueron desbordadas por el accionar más dinámico y con mayor peso político y militar de otras, sobre todo, ERP y “Montoneros”.

BANDAS GUERRILLERAS DE MAYOR DESARROLLO EN CÓRDOBA.

Las bandas guerrilleras “Montoneros” y “PRT-ERP” fueron las de mayor expansión y presencia en nuestra ciudad y provincia, debiendo incluirse a la OCPO que en menor grado de activismo.
He aquí la organización:
“MONTONEROS”
Se forma en Córdoba, sobre la base de:
MOVIMIENTO DE SACERDOTES PARA EL TERCER MUNDO (MSpTM):
Aportó adoctrinamiento ideológico y jóvenes activistas y cuadros medios.

AGRUPACIÓN DE ESTUDIOS SOCIALES (AES):

Principalmente alumnos de la Universidad Católica de Córdoba regentada por la Compañía de Jesús (jesuitas). Importantes cuadros dirigentes.

AGRUPACIÓN UNIVERSITARIA PARA LA LIBERACIÓN (AUL).

Cristiana revolucionaria. Agrupación de la UNC.

INTEGRALISMO

Pro peronista y católica. Agrupación estudiantil mayoritaria de la UNC.

Comienzan a aglutinarse a fines de 1969 y sus formadores son elementos de familias tradicionales (oligarquía) de Córdoba, de tendencia cristiana revolucionaria; otros son del peronismo y algunos de filiación nacionalista. Sus creadores son: BUSTOS, YOFRE, FIERRO, LOZADA, VÉLEZ, ex cura ALBERIONE y LETICIA JORDAN, etc.
En enero de 1970, MARIO EDUARDO FIRMENICH (luego famoso “Comandante “PEPE”) lidera la Regional III Córdoba, dejando luego la conducción a EMILIO MAZZA. Se concreta previo al secuestro del general ARAMBURU y a La Calera, algunos operativos menores como el atentado del Golf Club de Villa Allende y el copamiento del Destacamento Policial de Quebrada de las Rosas.
El 29 de mayo de 1970 se produce el secuestro del general ARAMBURU, con elementos de Córdoba que intervienen únicamente (y en la parte más delicada) en el secuestro y luego lo entregan a otro equipo revolucionario que lo trasladará a Timote, provincia de Buenos Aires. EL 1º DE JULIO DE 1970, producen el copamiento de La Calera al mando de EMILIO MAZZA, quien resulta muerto y la mayoría del grupo actuante resulta detenido o desarticulado.
En el año 1971, la Regional Córdoba a cargo de MARIO EDUARDO FIRMINICH y del orden nacional. La banda estaba conformada como se indica:

CONDUCCIÓN NACIONAL
EQUIPOS MILITARES
EQUIPOS LOGÍSTICO
Cada uno con 5 o 6 elementos.
En el año 1972 se hallan dedicados al trabajo político, pues se iniciaba el proceso preelectoral, donde el peronismo seguramente ganaría y la organización tendría, según sus mentores, un rol importante en el gobierno provincial. En consecuencia, lo organizado en Córdoba se hizo sobre de lo mencionado, conservando un pequeño aparato militar.
CONDUCCIÓN REGIONAL
APARATO POLÍTICO
- JUVENTUD PERONISTA
- JUVENTUD TRABAJADORA PERONISTA
- AGRUPACIÓN EVITA
- MOVIMIENTO VILLERO PERONISTA
- COMPRENDÍA UNOS 5.000 A 6.000 MILITANTES.
APARATO MILITAR
COLUMNA NORTE
UNIDAD 1
UNIDAD 2
COLUMNA SUR
UNIDAD 1
UNIDAD 2
El Río Suquía separaba el territorio de ambas columnas. Cada unidad tenía entre 7 a 8 dirigentes.
En el año 1973 se mantiene este aparato, agregándose al trabajo político la JUVENTUD UNIVERSITARIA PERONISTA (JUP) y se reflota la vieja idea “UNIÓN DE ESTUDIANTES SECUNDARIOS (UES). Además, “Montoneros”, recibe el aporte de los militantes de las FAR (llamada por los subversivos la “R”) y las FAP, por un acuerdo político, las que introducen en más plenamente el marxismo, aceptando que la banda que el mismo “se adoptaba como método de análisis”. En virtud de ello, llegarán QUIETO Y FIRMENICH.
Hacia 1974, se mantiene y profundiza el trabajo político-ideológico.
Cuando llega 1975, “Montoneros” se autoproscribe (pasa a la clandestinidad y reestructura su funcionamiento, recibiendo el título el nuevo aparato de “REGIONAL III” para esta región Córdoba que comprendía también La Rioja.
CONDUCCIÓN REGIONAL
APARATO POLÍTICO
JP- JTP – AE – MVP – UES.

APARATO MILITAR
COLUMNA NORTE 24
UBC 30 UBC 32
UBC (UNIDAD BÁSICA DE CONDUCCIÓN): 30.000 MILICIANOS
UBCL (UNIDAD BÁSICA DE CONDUCCIÓN LOGÍSTICA): – 30 MILICIANOS.

CONCLUSIÓN:

“Ha llegado otra vez para bien del mundo la hora del espada”. LEOPOLDO LUGONES.

“Ando en pos de un soldado que quiera ser mi amigo”. NICOLAS GUILLEN. Cartas para soldados.

“La juventud universitaria juzga que propenderse a la creación de un militarismo capaz de ponerse abnegadamente al servicio de la nueva causa”. Citado por GABRIEL DEL MAZO. La Reforma Universitaria, t. II, p. 261.

“...PERÓN les demostró que las papas quemaban y cada uno se fue a casita a llorarlo a Juan Manuel de Rosas”. Citado por Pato Loco, “La hora de …LA ESPADA ROJA, Hostería Volante, La Plata, 1961, nº 8, p. 19.

Editó Gabriel Pautasso
Diario Pampero Cordubensis


VOLVER a la portada de Diario Pampero

2 comentarios:

Neroli dijo...

Estimado Gabriel:
Muy completo el informe, sobre todo ha tomado elementos que han estado muy cerca suyo.
Pero le faltó un detalle:
Firmenich es de origen gitano. Tengo las pruebas.
¡La sociedad argentina en los años 70 ha estado en manos de gitanos!
Saludos
Neroli

Mariano dijo...

Cuantos detalles, que buena información. Seguro que usted estuvo bien infiltrado en las organizaciones o fue capaz de complementar sus datos en tácticas sesiones de tortura. Lástima que desde una perspectiva científica su trabajo se vuelve un panfleto.